La población de lince ibérico bate un nuevo récord con más de 1.365 ejemplares

La población de lince ibérico en 2021 ha crecido en casi un 23% con respecto al censo del año anterior (2020).

La población del Lynx pardinus ha batido un nuevo récord. Actualmente, entre adultos, subadultos y cachorros nacidos en 2021 suman un total de 1.365 ejemplares censados. Estas son las cifras que muestra el informe anual del grupo de trabajo del lince, que coordina el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

La cifra actual de lince supone el mejor dato registrado de poblaciones ibéricas de la especie y representa un incremento de casi un 23% respecto al censo del año 2020, cuando se contabilizaron 1.111 individuos. A pesar de haber superado la situación más crítica, la especie sigue considerada oficialmente ‘en peligro de extinción’, según el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

«A pesar de los datos positivos, el Lince Ibérico sigue considerado oficialmente en peligro de extinción»

El estudio publicado por el MITECO muestra que la población de linces ibéricos sigue la tendencia ascendente de los últimos años. El éxito del programa de conservación de este animal es uno de los más exitosos del mundo en felinos y se constata considerando que, hace dos décadas, el número de ejemplares contabilizados era inferior a 100.

De los 13 núcleos poblacionales registrados en la Península Ibérica en 2021, 12 se encuentran ubicados en España, con 1.156 ejemplares. De entre esos 12 núcleos españoles, 5 se ubican en Andalucía (con 519 individuos), 3 en Castilla-La Mancha (473 individuos) y 4 en Extremadura (164 ejemplares).

De esta manera, Andalucía vuelve a ser la comunidad autónoma española que lidera los datos poblacionales, con casi la mitad de los ejemplares repartidos por todo el país. No obstante, el mayor incremento poblacional se registra en Castilla-La Mancha, comunidad en la que el aumento poblacional ronda el 45% en un solo año.

«Andalucía lidera los datos poblacionales del lince, con casi la mitad de los ejemplares»

En 2021 se contabilizaron 500 nacimientos de 277 hembras reproductoras. La productividad global, entendida como el número de cachorros nacidos por hembra reproductora o territorial, fue de 1,8 para España, y de 2,3 para Portugal. Para las comunidades autónomas españolas las ratios de cachorros nacidos por hembra fueron de 1,4 en Andalucía, 2,4 en Castilla-La Mancha, y 1,4 en Extremadura.

Esta evolución general muestra la trayectoria favorable de la especie, lo que aleja al gran felino ibérico del riesgo crítico de desaparición. Sin embargo, los datos censales evidencian también la necesidad de mantener la cautela sobre el futuro de la especie, dar continuidad a los programas de conservación, y favorecer la implementación de medidas que contribuyan a la mejora de las diferentes poblaciones del lince ibérico en ambos países.

Un papel esencial de la cría en cautividad

Junto a las actuaciones de gestión del hábitat y de protección de los linces ante las presiones existentes en el medio natural, el programa de conservación ex situ del lince ibérico ha tenido un papel esencial para alcanzar estas cifras positivas. El programa comprende los trabajos de cría en cautividad y la reintroducción de ejemplares.

Este trabajo se viene desarrollando en el marco del Memorando de Entendimiento para la aplicación de la Estrategia de Conservación del Lince ibérico en España, suscrito entre el MITECO y las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura. Portugal también participa activamente en este programa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.