Las diez mejores películas sobre perros de todos los tiempos

La filmografía sobre perros es extensa pero hay algunos títulos que son imprescindibles. A continuación, te ofrecemos una selección de diez películas que si no has visto no te puedes perder.  

 

La dama y el vagabundo

El decimoquinto título de Walt Disney está basado en la novela homónima de Ward Greene y fue la primera película de animación estrenada en Cinemascope en 1955. Bajo la dirección de Clyde Geronimi, Hamilton Luske y Walter Jackson, es la historia de un amor imposible entre Reina, una cocker spaniel de clase alta, y Golfo, un perro callejero que vive como quiere y que es muy hábil a la hora de escapar del furgón de la perrera municipal. Más allá del idilio, que tiene su punto álgido en una romántica cena italiana con los dos protagonistas comiendo espaguetis, la cinta aborda los celos que pueden tener los animales cuando sus propietarios tienen un niño y los dejan de lado. Golfo le recuerda en un pasaje a Reina que  «cuando el bebé llega, el perro se va».

 

101 dálmatas

También es obra de Geronimi y Luske, pero en este caso con Wolfgang Reitherman, el decimoséptimo largometraje animado de Walt Disney, que se estrenó seis años más tarde. Cuenta la historia de Pongo y Perdita, que tienen quince cachorros que se convierten en el objetivo de la malvada Cruella de Vil, que quiere para hacerse un abrigo de piel con ellos y con otros ochenta y cuatro dálmatas más. Esta película fue la primera en utilizar la técnica de la xerografía en el ámbito de la animación porque el número de perros necesarios era demasiado grande. Ideal para los más pequeños de la casa, el film explica porque de adultos seguimos aún enamorados de esta raza.

Socios y sabuesos

Divertida comedia dirigida en 1989 por Roger Spottiswoode y protagonizada por un joven Tom Hanks, que narra la historia de un detective que ve como su ordenado mundo se desmorona al tenerse que asociar con un baboso perro llamado Hooch, un Dogo de Burdeos. Un animal que no sería el ejemplo más idóneo para describir el mejor amigo del hombre, pero que a medida que la relación avanza se gana el corazón del protagonista. Una extraña pareja con una atípica amistad que nos hará reír y nos ayudará a entender que cada uno de nosotros tiene sus peculiaridades que hay que respetar.

Colmillo blanco

Adaptación de la novela de Jack London que encumbró a la fama a Ethan Hawke en 1991. El actor se pone en la piel de Jack Conroy, que llega a Alaska a finales del siglo XIX, en plena fiebre del oro, dispuesto a reclamar la herencia de su difunto padre. Allí entablará una estrecha relación con Colmillo Blanco, un cruce de lobo y perro, no exenta de dificultades por el carácter indomable de un animal que ha hecho de la supervivencia su señal de identidad. Trepidante película de aventuras que nos mantendrá sentados en el sofá con el alma en vilo.

Beethoven

La primera de las siete películas de este San Bernardo fue todo un éxito de taquilla en 1992. Beethoven explica la llegada de un perro de esta raza a la casa de una familia donde es muy bien recibido excepto por el padre, que quiere devolverlo aunque al final da marcha atrás. Aunque Beethoven ocasiona muchas molestias al padre y ensucia la casa, su presencia se convierte en la fuente de felicidad que buscaban. El simpático San Bernardo se erige en un talismán para todos los miembros de la familia, en una pieza indispensable de sus vidas. La película es también un alegato contra la crueldad animal representada por un malvado veterinario llamado Varnick, que quiere sacrificar a Beethoven.

Como perros y gatos

El señor Tinkles es un gato persa ansioso de poder que encabeza un importante movimiento felino contra el mejor amigo del hombre. Este es el argumento de una parodia de una película de espías sorprendentemente ingeniosa y sofisticada que hace reír a adultos y pequeños. Las payasadas de los animales no esconden una bonita historia de amor que fue dirigida por Lawrence Guterman en 2001 y que cuenta con actores de la talla de Jeff Goldblum y Elizabeth Perkins. Divertida comedia que nos hará pasar un rato entretenidos y que demuestra que perros y gatos no son especies antagónicas.  

Bombón el perro

El director argentino Carlos Sorín nos regaló otra historia mínima en 2003 con esta entrañable película que fue premiada en el Festival de San Sebastián. Juan, el protagonista, se queda sin trabajo y sobrevive intentando vender cuchillos artesanales que él mismo fabrica. Su suerte cambia cuando una clienta le paga una faena no con dinero sino con un dogo de pura raza, que acabará convirtiéndose en su amigo y en la única esperanza de una vida mejor. La solidaridad entre los dos protagonistas, que se asemejan en su carácter reservado, se refleja en un viaje existencial con agudeza, emoción y enorme calidad estética. 

Marley y yo

Veintidós labradores diferentes se necesitaron para mostrar los catorce años de vida de de Marley en esta enternecedora película basada en la autobiografía del periodista John Grogan, que aparece en una escena junto a su mujer.  Protagonizada por Owen Wilson y Jennifer Aniston y dirigida por David Frankel en 2008, el film retrata la vida de esta pareja que antes de ser padres opta por tener un perro para entrenarse. Lo que creían que sería pan comido se transforma en una carrera de obstáculos por las travesuras de Marley, “el peor perro del mundo” como lo definen ellos mismos, aunque luego se dan cuenta que de una forma u otra saca lo mejor de ellos.

 

Siempre a tu lado

Conmovedora película que retrata la fidelidad de los perros con sus amos. Este remake de la película japonesa de 1987, Hachikō Monogatari, que llevó a las pantallas de todo el mundo Lasse Hallström en 2009  fue protagonizada por Richard Gere, Joan Allen y Sarah Roemer. Basada en hechos reales, recrea la increíble historia de Hachiko, un perro de la raza Akita, que tras la muerte de su propietario dos años después de nacer, se pasó día tras día hasta su fallecimiento diez años más tarde en la entrada de la estación de tren donde lo esperaba cuando regresaba del trabajo y de donde un día ya no volvió. Película para toda la familia que nos hará llorar con escenas como la de Hachi con Allen esperando a Gere en un homenaje de ella a su lealtad, premiada con una estatua en la plaza de la estación de Odate (Japón).

Belle y Sebastián

Maravillosa historia de amistad inspirada en la serie de televisión de culto homónima que fascinó a Francia durante los años sesenta y que se exportó a la gran pantalla en 2013. Sebastián es un niño solitario que vive en un pequeño pueblo de los Alpes y que encuentra un perro salvaje, un mastín, al que domestica y llama Belle, con el que parte en busca de su madre. Ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, la película critica los prejuicios de los adultos que culpan a Belle, a quien llaman “La Bestia”, de la muerte de sus ovejas. Belle pasa de villano a héroe en las cimas de unos Alpes que se muestran en todo su esplendor gracias a la fotografía de Eric Guichard y la música de Armand Amar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *