Las victorias animalistas de 2020 y las asignaturas pendientes para el 2021

La gestión ética para el control de especies invasoras, la instalación de cámaras de vigilancia en los mataderos y la creación de la primera Dirección de Protección Animal del Estado Español son algunas de las victorias animalistas logradas a lo largo del 2020.

Finalizamos un año 2020 oscuro, marcado por una indeseada pandemia que ha causado un daño irreparable en las personas y los animales. Sin embargo, el coronavirus no ha privado a la sociedad de seguir dando pasos firmes hacia un mundo más animalista, aunque también es cierto que queda mucho camino por recorrer. Desde Animalados hemos hablado con tres expertas en materia animal para resumir las victorias animalistas de 2020 y detectar las principales asignaturas pendientes para el 2021.

Carla Cornella, directora de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), destaca como victoria animalista que: “El Tribunal de Justicia de la UE confirma el derecho de los Estados miembros a poder prohibir el sacrificio de los animales sin aturdimiento previo, hecho que obliga sin excepción el sacrificio con aturdimiento en los ritos religiosos musulmanes y judíos. España deberá imponer medidas al respecto”.

FAADA también valora como un gran objetivo cumplido que: “En España algunas comunidades autónomas, con Cataluña a la cabeza, han aprobado un plan de gestión ética para el control de especies invasoras como los cerdos vietnamitas, evitando así su sacrificio. En el sector de la venta de animales en España, señalamos que el Gobierno da los primeros pasos para regular el comercio y la tenencia de animales exóticos que permitirá la comercialización solamente de algunas especies y prohibirá la gran mayoría”.

Finalmente, Carla Cornella cita como triunfo importante que: “La nueva Ley de Educación española incorpora la empatía hacia los animales en el currículum de enseñanza obligatoria. Por primera vez, entre los fines del sistema educativo se incluye la formación en valores que favorezcan el respeto hacia los seres vivos y los derechos de los animales como estrategia de prevención de conductas violentas en el aula”.

Cristina Bécares, abogada especializada en Derecho Animal y asesora de entidades y asociaciones en defensa de los Derechos de los Animales, considera que: “Lo más positivo del año 2020 son todos los cambios legislativos que se han iniciado durante este último año, como el proyecto que obligará a instalar cámaras de vigilancia en los mataderos, el que regulará los núcleos zoológicos o la futura ley de protección de los animales a nivel estatal, entre otros. Poco a poco vemos que se van produciendo pequeños cambios que contribuirán a mejorar el bienestar y la protección de los animales”.

En una misma línea se encuentra Marta Legido, veterinaria clínica y vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona, quien remarca que: “La mejor noticia animalista del 2020 es la creación de la primera Dirección de Protección Animal del Estado Español”. Este nuevo alto cargo se dedicará a proteger a los animales y a supervisar cualquier medida política desde el punto de vista de los derechos de los animales.

Una lista de tareas pendientes para el 2021

Carla Cornella considera que: “El mayor reto que necesitamos abordar con extrema urgencia es cambiar radicalmente la manera que tenemos de relacionarnos con los animales, tanto para garantizar sus derechos y su bienestar como para prevenir el flujo constante de futuras enfermedades virales que pasan de los animales a los seres humanos causando gran devastación como el COVID-19”.

Desde FAADA también apuntan que: “La destrucción de ecosistemas y la pérdida de biodiversidad, promovida en gran medida por la ganadería intensiva, el uso y consumo de animales de granja de forma intensiva y la explotación de la vida silvestre unidos a los efectos del cambio climático, generan la aparición de pandemias zoonóticas, por ello es preciso cambiar de raíz las políticas actuales y acompañar a las empresas a reconvertir dichas actividades que dañan a los animales, el medio ambiente y en consecuencia la salud de las personas”.

Por último, la directora de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales destaca que: “Es imprescindible que en 2021 se promuevan políticas públicas efectivas que permitan reducir considerablemente la dieta basada en productos de origen animal con el fin de fomentar una alimentación más consciente y sostenible”.

Cristina Bécares reflexiona que: “Una de las tareas pendientes es la necesidad de revisar la Ley de los llamados perros potencialmente peligrosos, una ley que se redactó hace muchos años y en un contexto determinado. Además, mantengo mi reivindicación anual, pienso que es necesaria la formación y educación en materia de respeto a los animales desde todas las escuelas, considero que es muy importante formar a los niños de hoy en valores y respeto a todos los animales, humanos y no humanos”.

La vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona Marta Legido, por su parte, opina que: “La principal tarea pendiente para el 2021 es hacer todos los esfuerzos posibles para orientarnos hacia el abandono cero de los animales de compañía. Soy una persona muy realista y hace más de treinta años que sufro por la gran cantidad de animales abandonados que hay en los Centros de Acogida, una cantidad que no disminuye. De todas formas, me parece importante destacar que parece ser que la crisis sanitaria del COVID-19 ha provocado que la sociedad valore más a los animales de compañía y consecuentemente se han abandonado menos animales”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.