Los abogados instan a la UB a romper el contrato con Vivotecnia para garantizar el bienestar de los 32 perros Beagle

La Comisión de Derecho Animal exige la liberación de los 32 cachorros Beagle utilizados para un estudio que el Parque Científico de la Universidad de Barcelona (UB) ha adjudicado al laboratorio Vivotecnia, un centro de experimentación animal que está investigado judicialmente por maltrato animal.

El Consejo de la Abogacía Catalana, en un comunicado, ha instado a la Universidad de Barcelona a rescindir el contrato que la Fundación Parque Científico de Barcelona ha adjudicado a Vivotecnia, una empresa que está siendo investigada por supuestas prácticas de maltrato animal cometidas en sus laboratorios. A pesar de estos antecedentes, el pasado mes de noviembre la UB contrató los servicios de Vivotecnia para testar un medicamento en 32 perros de raza Beagle, que posteriormente prevén sacrificar para la realización de necropsias.

Desde este colectivo de abogados de Catalunya se exige la liberación de los cachorros Beagle, como medida cautelar, y además que paralelamente se investiguen los detalles del contrato, la idoneidad de la empresa contratada por la UB y la eventual rescisión del contrato.

El Consejo, a través de la Comisión de Derecho Animal, también ha solicitado que, una vez rescindido el contrato con Vivotecnia, los perros puedan ser dados en adopción y que la UB, y todos los organismos e instituciones involucradas, se comprometan a implantar métodos alternativos a la experimentación animal en todas sus actividades de investigación.

“La obligación de Unión Europea y de sus Estados Miembros es tener en cuenta el bienestar de los animales»

La Comisión de Derecho Animal ha recordado que el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea recoge en el artículo 13 de sus disposiciones generales “la obligación de la Unión Europea y de sus Estados Miembros de tener en cuenta el bienestar de los animales cuando apliquen algunas políticas como son las de investigación, de desarrollo tecnológico y mercado interior”.

Además, los abogados citan que la Comisión Europea, a través de la Recomendación 2007/526/CE, de 18 de junio de 2007, se determina que al finalizar un procedimiento de experimentación animal “es necesario tomar la decisión más adecuada para el futuro del animal, sobre la base de su bienestar y de los riesgos potenciales para el medio ambiente. Los criadores, subministradores y usuarios de los animales han de ofrecer un régimen de realojamiento que garantice la socialización de los animales”.

Por otro lado, el artículo 30 de RD 53/2013 establece “la posibilidad de adopción de los animales que han sido utilizados para experimentación siempre y cuando su salud lo permita, no suponga un peligro de salud pública, se hayan tomado las medidas adecuadas para salvaguardar el bienestar animal y se garantice su sociabilidad”.

«Catalunya ha sido pionera en la creación de regulación de protección animal a nivel estatal»

Para acabar, la Comisión de Derecho Animal ha querido remarcar que «Catalunya ha sido pionera en la creación de regulación de protección animal a nivel estatal, con la publicación del decreto legislativo 2/2008 que aprueba el texto refundido de la ley de protección de los animales”. La finalidad de esta ley es lograr el máximo nivel de protección y bienestar de los animales, “favoreciendo una mayor responsabilidad y una conducta más cívica de la ciudadanía en defensa y preservación de los animales”.

Por todos estos motivos, desde el colectivo de abogados de Catalunya se solicita a la Universidad de Barcelona la rescisión del contrato con Vivotecnia y la libertad y puesta en adopción de los 32 perros Beagle, así como la implantación de métodos alternativos, que son posibles, y enterrar así imágenes de animales maltratados, ultrajados y denigrados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.