Los Halcones, vigilantes de los aeropuertos dese hace más de cincuenta años

Los halcones son unas aves extraordinarias. Estos animales tienen unas alas cónicas y finas, que les permiten volar a una gran velocidad y cambiar de dirección rápidamente y con mucha facilidad. Además, disponen de una sensacional agudeza visual que se ha medido en 2,6 veces la de un ser humano. Estas características han hecho que los halcones tengan una función muy importante: proteger a las aves de los aeropuertos y garantizar la seguridad aeronáutica. Esta es una de las tantas labores que los animales hacen por los seres humanos y que la mayoría de las personas ignoramos.

Alfonso Arisó es responsable del servicio de control de fauna del aeropuerto de Barcelona. Alfonso suma más de veinte años dirigiendo el servicio de cetrería, una tradición milenaria que previene los accidentes entre aviones y aves. Hablamos con Alfonso para conocer con detalle el funcionamiento de los halcones como protectores de la fauna del cielo.

¿Cuál es la función que desarrollan los halcones en los aeropuertos? ¿Qué es la cetrería?

-El uso de los halcones permite conciliar la conservación de la fauna de los ecosistemas aeroportuarios con la seguridad aeronáutica. Gracias a la presencia de estos animales, el resto de aves evita sobrevolar el aeropuerto y no cruza su trayectoria con la de los aviones. Aplicamos la cetrería de una manera intensiva y continuada en un determinado espacio, tal es el caso del campo de vuelo del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat.

La cetrería es un antiquísimo e ingenioso sistema de caza, de los primeros que se inventaron, su antigüedad data de 1.400 A.C. Esta técnica, que ha variado muy poco a través de los siglos, ha evolucionado de ser un medio para la captura de animales para la alimentación del ser humano, inalcanzable de otro modo antes del descubrimiento de la pólvora, a lo que es en la actualidad, una noble arte de caza (Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) y, por otra parte, en su aplicación práctica, un eficaz método de dispersión y control de aves en aeropuertos, sostenible y respetuoso con las especies a dispersar.

¿Conocemos el origen de esta práctica en España?

-En España el empleo de halcones en aeropuertos se remonta a abril de 1968, cuando el Dr. Félix Rodríguez de la Fuente, eminente halconero y naturalista, propuso el empleo de halcones en la base aérea de Torrejón de Ardoz, con el fin de expulsar a los sisones, una especie esteparia de tamaño medio que solía colisionar con los aviones de combate en sus maniobras de aterrizaje y despegue.  El éxito fue tal que en 1970 la operación se trasladó al aeropuerto de Madrid-Barajas, para posteriormente irse implementando en la práctica total de los aeropuertos españoles de la red de Aena. En el aeropuerto de Barcelona el servicio de control de fauna se instauró en 1996, continuando su labor en la actualidad.

Halcones durante el proceso de dispersión de aves

¿Todas las especies de halcones son válidas para la cetrería?

-Las principales especies y razas de halcones (gerifalte, peregrino, sacre y lanario), convenientemente adiestradas son aptas para la cetrería, y por tanto para la función de dispersión de fauna. A estas especies hay que añadir los híbridos obtenidos mediante la cría en cautividad, principalmente los cruces entre halcón gerifalte y halcón peregrino, y de estos dos también con el halcón sacre. Los híbridos tienen la particularidad de combinar la potencia y la talla del halcón gerifalte, especie adaptada al medio ártico y a sus duras condiciones, con la rusticidad y adaptación a nuestras latitudes de halcón peregrino y halcón sacre.

Las características de cada ejemplar según su especie, hibridaje o sexo determinarán su idoneidad para la dispersión de una u otra de las especies de aves presentes en el aeropuerto. Así por ejemplo, los halcones ligeros como los machos de halcón peregrino resultan adecuados para la dispersión de aves pequeñas y gregarias como estorninos, vencejos o avefrías, y los híbridos de gerifalte y peregrino son idóneos para la dispersión de aves de mayor porte como patos, gaviotas o garzas.

¿Qué habilidades permiten a los halcones desarrollar la función de protectores de la fauna del cielo?

-Su posición en la cúspide de la pirámide ecológica en su función de especializados ornitófagos les otorga un dominio de los ecosistemas en los que se encuentra. Y por otro lado, la propia nobleza de los halcones que nos permite a los halconeros adiestrarlos mediante técnicas de cetrería. Una vez adiestrados trasladan estas capacidades y su efecto atemorizante sobre las especies de aves que pretendemos dispersar cuando cruzan o tratan de asentarse en el campo de vuelo del aeropuerto. En el caso de Barcelona, estos vuelos continuados sobre el cielo del aeropuerto logra “educar” a las aves para que eviten el espacio del aeropuerto, acantonándolas en las áreas de la Reserva del Delta de Llobregat, convenientemente alejadas del área de maniobras de los aviones.

Alfonso Arisó junto a tres halcones durante una jornada de trabajo en el aeropuerto

¿Cómo entrenan los halcones su labor en los aeropuertos?

-El adiestramiento de los halcones del equipo de cetrería se realiza íntegramente en el propio aeropuerto a cargo de nuestros propios halconeros. Es un proceso delicado y paciente que culmina cuando el halcón es operativo para dispersar las aves. Nuestros halcones pueden actuar en presencia de aves procediendo a su dispersión inmediata, o de manera preventiva, simplemente en vuelo de marcaje. Nuestro sistema consiste en hacer volar a los halcones con la mayor frecuencia posible y el mayor número de zonas del aeropuerto.

¿Cuántos halcones hay trabajando actualmente en el aeropuerto de Barcelona?

-El equipo de cetrería del aeropuerto de Barcelona consta de 45 halcones divididos en tres equipos asignados a tres zonas del aeropuerto. Cada halconero, o técnico del servicio de control de fauna, gestiona su grupo de halcones y cada halcón actúa en la misma franja horaria durante todo el año. Los halcones los obtenemos de nuestro propio centro de cría en cautividad de halcones desde 1991, donde reproducimos anualmente más de cien ejemplares, y que nos permite seleccionar aquellos especímenes con las mejores características para la dispersión y la protección de las aves que circulan por el aeropuerto de Barcelona.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *