Los llamados perros potencialmente peligrosos seguirán vetados para su uso en la caza

A pesar de las informaciones que apuntaban a una modificación de la ley de caza valenciana, las jaurías no podrán incorporar perros de presa o molosoides. La consejera de Agricultura, Elena Cebrián, contempló la posibilidad de modificar la norma que prohíbe su uso cinegético a fin de obtener apoyos de otras formaciones políticas para los presupuestos de 2019. Sin embargo, parece que ha pesado más la interpretación hecha desde fuentes jurídicas consultivas y la inquietud manifiesta de plataformas animalistas locales. Los últimos días han servido para que la Consejería de Medio Ambiente concluya la inviabilidad de la propuesta que hubiera permitido un perro potencialmente peligroso por cada diez perros usados para la caza. Como ya contamos en Animalados la medida entraba en conflicto con normas de mayor rango jurídico. La noticia ha calmado los ánimos de aquellos que veían en la medida un empeoramiento de las perspectivas para unos animales con pocas opciones de adopción, muchas de abandono y más aún de maltrato.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario