El área para perros de Hospital Clínic recibe críticas de vecinos y asociaciones

La asociación Udols se muestra crítica con varios puntos del área de la Calle Casanova 145

Sólo llegar, un chico casi tropieza. El área  para perros de Hospital Clínic, situada en el mismo cruce del Hospital, tiene bastantes defectos. La entrada cuenta con un pequeño rellano de cemento de pocos metros, donde los perros se acumulan para evitar las piedrecillas punzantes del resto del espacio. Los perros, al correr, llevan allí las piedras y por este motivo es fácil resbalar. Además, según varios usuarios con los que hemos hablado, a los animales no les gustan las piedrecitas que llegan incluso a ocasionarles daños en las patas. 

El área forma un cuadrilátero no uniforme, de pocos metros cuadrados. Los perros evitan correr por esta zona en la mayoría de los casos. «A mi perro no le gusta nada esta arena» nos dice el Miguel. Él, como tantos otros vecinos, no está especialmente satisfecho con zona. Sin embargo, también reconoce «que está bien tener un área tan céntrica».

Las dimensiones del área también generan recelos ya que los perros no tienen suficiente espacio para correr. Así lo cree  Roxana. «Yo no veo que sea tan pequeño. Ahora bien, es cierto que muchas veces los perros no pueden correr con tranquilidad. Vendría bien un poco más de espacio, sería ideal «.

Aunque uno de los principales problemas que presenta el área es su proximidad con la carretera. A pesar de que las rejas son aparentemente lo bastante altas para evitar que ningún perro salte hacia la carretera, los perros, al ver un vehículo cercano, a veces mueven la grava, que va hacia la carretera. Esto puede provoca incomodidad a los conductores y también a los propietarios, que deben estar especialmente pendientes de esta eventualidad.

La opinión de los vecinos y de la asociación Udols 

La opinión de Nacho, vecino de la zona, en cambio, es favorable: «yo, personalmente, estoy muy contento. Mi madre es quien normalmente pasea al perro, y nunca se ha quejado «. En cambio, Luis es muy crítico. «Es demasiado básico. Le falta protección y está al lado de la carretera. Además, genera demasiado polvo por los perros. No es adecuado «, lamenta.

Un problema añadido es que muchos propietarios han dejado de ir. Los vecinos aseguran que, tiempo atrás, era habitual ver mucha más gente, pero que ahora optan por otras áreas. Mientras tanto, el área de recreo de Hospital Clínic corre el riesgo de quedar olvidada.

Desde la asociación Udols trabajan por el bienestar animal en áreas urbanas. Una de las tareas que realizan habitualmente es el análisis de áreas para perros. En su opinión, esta área presenta muchos problemas. «Los perros respiran polvo generado por el pavimento de la grava que no es nada beneficiosa para la salud de los animales, pero tampoco para las personas». Desde Udols, lamentan «la grava abrasiva que afecta las patas de los perros» y que podría ser la causa por la que muchos prefieren la zona cementada. «La sensación de calor excesivo» es otro problema con el que los perros deben convivir en esta área, así como una ubicación demasiado cercana a la carretera. La asociación Udols lamenta que no haya ninguna adaptación para personas con movilidad reducida. «Hay una vecina en esta situación, que además tiene dificultades para acceder a la fuente», explican. Además, reclaman más sombras, ya que en verano el calor puede ser sofocante.

Consulta las nuevas áreas de recreo para perros en Barcelona

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *