“Nunca más volaré con mis animales en bodega”

 

¿Cómo os sentís después de estos 51 días?

Felices y agradecidas, aunque hemos vivido emociones muy fuertes. Sole ha sobrevivido a una situación alucinante, y mis nervios, mi paciencia y mi fe han sido puestos a prueba duramente. Estamos orgullosas de nosotras mismas.

Habías preparado el traslado durante meses, habías pagado un pasaje y diseñado un recorrido más caro pero más seguro y corto para hacerlo más llevadero a tus animales. Comentas que te habías cerciorado que los trasportines eran homologados y resistentes ¿Qué sucedió entonces?

Durante una escala obligatoria prevista en Madrid, recién llegada a las puertas de embarque para Marrakech, me llamaron por el altavoz para que fuese al mostrador de embarque. Aquí, a bocajarro, me dijeron que mis gatas se habían escapado por qué durante el cambio de aeronave se había abierto el trasportín. No me supieron explicar cómo sucedió esto y no me fue permitido acudir al lugar exacto de los hechos. Muchas horas más tarde, cuando me fue devuelto el transportín, faltaba la puerta del mismo, que nunca me han devuelto, por cierto.

Según tú ¿Los responsables de la compañía eran conscientes de que un gato, tanto para ti como para otras muchas personas, es un miembro más de la familia y por tanto no se abandona a su suerte?

No, absolutamente no, por qué la actitud fue de quitarle importancia.

¿Te has sentido ayudada por Iberia?

No por Iberia, pero si por algunas personas que trabajan en Iberia y que por iniciativa personal se han mostrado empáticas y comprometidas.

¿Qué ha sido lo peor?

El muro que se creó, sobre todo los ataques personales cuando el caso es que yo era la víctima. Cuando se me comunicó lo ocurrido no tuve ninguna forma de ayuda o asistencia. Se me pidió que me quedase callada y sentada a esperar y a rezar para que la encontraran. Tuve que luchar mucho y hacer valer mis derechos y los de Sole. No me dieron ni agua. Solo tuve el acompañamiento de un policia. También tengo que decir que ningún miembro de los cuerpos policiales hablaba mi idioma, pero tampoco se me atendió en inglés ni francés, idiomas que hablo.

Linda Iglesias

¿Gracias a la redes sociales pudiste obtener ayuda?  

Mucha. Debo agradecer a todos los que me han dado apoyo. Agradecer inmensamente la ayuda Linda Iglesias, que me contactó por teléfono la noche de lo sucedido y desde entonces ha estado a mi lado. Gracias a ella pude hacer la petición de Change.

¿Crees que sin la ayuda de Linda Iglesias, Arancha Sanz y los voluntarios de la Spap, Ayuda Madrid Felina y Vidas de Gato se hubiera encontrado a Sole?

No, absolutamente no. Inmensamente agradecida a todo el equipo.

¿Qué relación tienes ahora con Borja, el chico que encontró a Sole?

Con Borja hay una relación de gran respeto y estimación.

¿Qué has aprendido de toda la experiencia?

A no viajar más con los animales en la bodega de un avión y también a empatizar con todos los animales abandonados o que malviven en la calle.

 

Emma Infante

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario