Primeras imágenes de una familia de nutrias en el Besòs desde la segunda mitad del siglo XX

El Zoo de Barcelona y el Consorcio Besòs Tordera han captado las primeras imágenes de una familia de nutrias en la cuenca del Besòs desde la segunda mitad del siglo XX.

Estas imágenes suponen un paso muy importante dentro del proyecto de estudio de la nutria en la cuenca del Besòs por parte del Zoo de Barcelona, ​​conjuntamente con el Consorcio Besòs Tordera y su fundación, Fundación Rivus. Se trata de la primera evidencia visual de la reproducción de la especie en la cuenca después de su extinción durante la segunda mitad del siglo XX, un hecho inimaginable hace sólo unos años.

La existencia de estas imágenes permite un cierto grado de optimismo respecto a la evolución futura de la nutria, reflejando los grandes esfuerzos de depuración de las aguas y la disponibilidad de algunos tramos con una estructura del hábitat adecuada para la especie. Sin embargo, hay que seguir trabajando en la mejora de esta estructura, que hoy en día aún se encuentra visiblemente castigada en la mayoría de los tramos de la cuenca. Es necesario dejar más espacio al ecosistema fluvial y evitar recaer en actuaciones de limpieza de vegetación del cauce generalizadas.

Las imágenes captadas provienen de varias cámaras de fototrampeo colocadas en determinados tramos fluviales de la cuenca del Besòs que habían sido identificados previamente como puntos calientes para la especie, tanto en cuanto a la frecuencia de uso del espacio como en cuanto a la idoneidad del hábitat.

El estudio de la nutria en la cuenca del Besòs se inició en 2014, cuando se detectaron los primeros rastros al río Tenes, aunque antes ya había dejado verse en la cuenca del Tordera. La colaboración entre la Fundación Zoo de Barcelona, ​​el Consorcio Besòs Tordera y la Fundación Rivus ha permitido ampliar su seguimiento llevado a cabo por el investigador Arnau Tolrà, y la colaboración desinteresada del Dr. Jordi Ruiz Olmo. Trabajos amparados bajo el proyecto Observatorio Rivus, en el que también participa la UAB y patrocinan en parte las empresas Grifols y Freudemberg.

El objetivo del proyecto es analizar en detalle la situación actual de la especie en estas dos cuencas hidrográficas, dos zonas sometidas a una gran presión humana, incorporando varias líneas de investigación, como el seguimiento de sus poblaciones, la caracterización y evaluación del hábitat, la conectividad entre cuencas y el análisis de su ecología trófica. Los resultados del estudio son claves para asegurar y consolidar la conservación y recuperación de la nutria en ambientes fuertemente humanizados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.