Entradas

Unos 306.000 animales de compañía fueron recogidos por refugios y protectoras en 2019

Según los datos compartidos por la Fundación Affinity, alrededor de 306.000 perros y gatos fueron recogidos por refugios y protectoras en España en 2019. Unas cifras alarmantes sobre el abandono que a su vez no incluyen a todos aquellos animales de compañía desaparecidos o muertos en la carretera.

El abandono sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales de compañía en España. Según el estudio “Él Nunca Lo Haría” 2020 de la Fundación Affinity, más de 183.000 perros y 123.000 gatos fueron recogidos por refugios y protectoras durante el año 2019. Para la realización de este informe, la fundación ha revisado la metodología de su estudio con el objetivo de recoger mejor la realidad del abandono en el momento actual.

Según refleja el estudio, la principal causa de abandono en 2019 volvió a ser un año más el nacimiento de camadas no deseadas (21%), seguido de problemas de comportamiento del animal (13,2%), el fin de la temporada de caza (11,6%) y la pérdida del interés por el animal (10,8%). Los problemas económicos quedan relegados al sexto lugar (6,4%) y, pese a la creencia popular de que en verano es cuando se abandonan un mayor número de animales de compañía, la realidad es que las vacaciones son un motivo muy residual (0,8%).

Debido a la falta de un registro oficial, Fundación Affinity ha ampliado y mejorado su propio censo de protectoras, el único que existe hasta la fecha. Una información que le ha permitido definir el número de protectoras que trabajan hoy en España, cómo son y ajustar así el modo de estimación. Actualmente operan 1.554 protectoras españolas. Además, para esta edición del estudio “Él Nunca lo Haría” han participado cerca de 400 entidades de todo el territorio.

El uso del microchip: una asignatura pendiente en España

Otra de las cuestiones que aborda el estudio ‘Él Nunca lo Haría’ es el uso de microchip, y la realidad es que los datos no son nada positivos: solo el 28% de los perros y el 4% de los gatos que llegaron a las protectoras estaban correctamente identificados con microchip.

Hay que tener en cuenta que muchos animales llegan a las protectoras porque se han perdido, no porque hayan sido abandonados. En estos casos, el uso del microchip es clave para facilitar la identificación de sus familias y posterior devolución. En 2019, solamente volvieron con sus familias el 23,3% de los perros que fueron recogidos, mientras que en el caso de los gatos la cifra cae hasta el 3%.

“En España es obligatoria la identificación de los animales de compañía, salvo excepciones con el uso del microchip. En el caso de los perros, casi el 90% está identificado. Sin embargo, la mitad de los gatos no está identificado. La clave para reducir la llegada de animales sin identificar a las protectoras parece, pues, conseguir la aplicación efectiva de la ley, especialmente en el caso de gatos”, alerta Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity.

El abandono de animales es un problema que afecta a todo tipo de perros y gatos. No obstante, este estudio recoge que la mayoría de los perros que fueron atendidos en las protectoras españolas en 2019 eran mayoritariamente adultos (60,8%), mestizos (60,6%) y de tamaño mediano – grande (78%). Además, la mayoría de ellos estaban en buen estado de salud (66,5%).

En el caso de los gatos, los datos varían. En 2019 se recogieron gatos cachorros (48,1%) y gatos adultos (44,6%) en porcentajes muy similares. La gran mayoría eran mestizos (94,8%) y, en cuanto a su estado de salud, el 51,4% estaban sanos.

De la misma manera que no existe un único perfil de animal abandonado, tampoco hay un perfil único de persona que abandona a un perro o un gato. No obstante, sí que es importante destacar que en 2019 solamente el 10% llevaron personalmente a su animal de compañía a la protectora. La gran mayoría fueron encontrados (63,3%) o traídos por un tercero (26,9%).

Las protectoras gestionan más de 3.400 colonias felinas

Cabe destacar que no todos los gatos abandonados llegan a protectoras sino que forman colonias, que en muchas ocasiones están gestionadas a su vez por las protectoras. Según datos del estudio de Fundación Affinity, más de la mitad de las protectoras españolas (56,6%) se encargaron en 2019 de garantizar su bienestar.

El mismo informe indica que entre todas ellas cuidan de más de 3.433 colonias de gatos, formadas por un total de más de 28.681 gatos. En concreto, cada entidad gestiona una media de 22 colonias, formadas cada una por un promedio de 14 felinos.

El número de adopciones se encuentra en un estado de estancamiento

Según el estudio ‘Él Nunca Lo Haría’, el 44% de los perros y gatos que llegaron a una protectora en 2019 fueron adoptados por una nueva familia. Un porcentaje muy similar al de años anteriores, lo cual podría indicar que las adopciones se están estancando en nuestro país.

Por otro lado, los datos indican que, un año más, los animales adultos lo tienen más complicado para ser adoptados. En el caso de los perros, los cachorros pasan una media de 3,3 meses en la protectora, mientras que los adultos pasan una media de 10,8 meses esperando una segunda oportunidad. En el caso de los gatos, los más pequeños pasan una media de 2,6 meses en la protectora mientras que los adultos 10,9 meses.

En cuanto a los motivos para adoptar un animal de compañía y no comprarlo, la mayor parte de las personas que dan este paso lo hacen por estar sensibilizados con el abandono (42,7%), por ser colaboradores de la entidad (21,2%) o por recomendaciones de amigos y conocidos (14,6%).

Rescatados 20.000 pollitos abandonados en el aeropuerto de Madrid

La ONG ALBA ha reubicado a los pollitos en diferentes casas de acogida y santuarios. Algunas de las aves han fallecido a causa del frío.

El pasado 4 de octubre 20.000 pollitos fueron rescatados en el aeropuerto de Barajas, en Madrid. Los animales habían sido abandonados después de que el cliente que los iba a comprar no quisiera completar finalmente el envío de las aves hacia África. Ante esta situación de incertidumbre, finalmente la protectora madrileña ALBA se hizo cargo de los animales.

Tras acoger a los 20.000 pollitos, la ONG ALBA, con la ayuda de la Asociación Protectora Salvando Peludos y de otras asociaciones de defensa animal, consiguieron ubicar a los animales en diferentes casas de acogida y santuarios en grupos de 10-15. El objetivo principal era encontrar un hogar en el que los pollitos pudieran combatir el frío y comer pienso.

Para garantizar el bienestar de las aves hasta que estas aterrizaran en sus nuevos hogares, la protectora ALBA solicitó a través de sus redes sociales la ayuda incondicional de personas que aportaron su granito de arena para poder hacerse con lámparas de calor, bebederos de agua, comida y tablones y cartones para que los animales no se escaparan por los barrotes.

Según ha informado la protectora ALBA, muchos de los pollitos no pudieron superar la primera noche a causa del frío. Desde esta ONG, cuya finalidad es defender los derechos de los animales luchando a favor de su protección y bienestar, han explicado que: “Las fuentes de calor no eran suficientes para todos ni había suficiente potencia de luz para calentar a tantos pollitos”.

No obstante, desde ALBA han informado que: “Todos los supervivientes han ido a sus casas de acogida de particulares que se han acercado a ayudar, y a otros santuarios, donde tendrán la oportunidad de salir adelante, bien cuidados, en las condiciones que necesitan. Gracias a todos por el enorme apoyo recibido, es una maravilla la ola de solidaridad que ha despertado este desastre. Nosotros nos hemos traído unos cuantos que ya están instalados en nuestro albergue, con una incubadora casera que nos hemos fabricado”.

Por último, la protectora madrileña ha querido lanzar este mensaje: “Esperamos que este suceso tan grave sirva para hacernos reflexionar sobre la forma en la que el ser humano explota a los animales, y qué podemos hacer cada uno de nosotros para cambiar las cosas”.

Vídeo compartido por la ONG ALBA con los pollitos que se han quedado en su albergue

Encuentran 80 perros y gatos abandonados en las dos últimas semanas en Baza

El Ayuntamiento de Baza ha comunicado que durante las dos últimas semanas ha habido un abandono masivo de perros y gatos en la localidad granadina.

Comienzan a cumplirse los peores presagios. El pasado 30 de marzo, la Fiscalía advirtió de un posible proceso de abandono masivo de animales de compañía una vez finalizara el confinamiento, una situación que ya se está dando en algunos municipios españoles como Baza. Según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento de esta ciudad andaluza, en las dos últimas semanas los servicios municipales de recogida de animales particulares y los voluntarios de la perrera han recogido 80 perros y gatos abandonados.

El consistorio de Baza informa que casi todos los animales recogidos son perros, la mitad de los cuales son cachorros nacidos durante el estado de alarma, mientras que la otra mitad son animales de razas de tamaño grande que presentaban alguna enfermedad y consecuentemente sus dueños los han abandonado a su suerte. Todos estos animales fueron encontrados vagando por caminos, cunetas, acequias o incluso en contenedores de basura.

Tras la recogida, los animales han sido atendidos por un veterinario y han pasado a las instalaciones del mercado de ganado, a la espera de poder ser adoptados por una nueva familia. En el proceso de adopción de perros y gatos tienen un papel muy importante un grupo de voluntarias de Baza que, de formar altruista, están en contacto con particulares, colectivos y asociaciones de toda España.

Ante el abandono masivo de animales de compañía, el Ayuntamiento de Baza ha pedido a los ciudadanos que si son testigos del abandono o maltrato de un animal lo comuniquen a la Policía Local de Baza, ya que ambas conductas están tipificadas en la ordenanza municipal de tenencia de animales (ordenanza reguladora núm. 18) como sanciones graves y muy graves.

Muchos de los abandonos que se están produciendo en la actualidad son a causa del miedo que tienen las personas a que los animales de compañía puedan trasmitirles el coronavirus. Ante esta cuestión, el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud ya han publicado en diversas ocasiones que, según lo investigado hasta el momento, los animales no pueden transmitir el virus a los humanos.

La Fiscalía teme un abandono masivo de perros cuando finalice el confinamiento

La Fiscalía ha advertido de las numerosas adopciones de perros fraudulentas que se están produciendo para poder salir de casa durante el confinamiento.

La Fiscalía de Medio Ambiente ha alertado a través de un escrito de las numerosas adopciones de perros que se están produciendo durante el estado de alarma en España. Son muchas las personas que están buscando la compañía de un animal para poder salir a pasear y escapar así del confinamiento. Ante esta situación, la Fiscalía teme que una vez finalizada la crisis del Covid-19 se produzca un proceso masivo de abandono de animales.

Antonio Vercher, fiscal de Medio Ambiente, ha pedido en el escrito a los fiscales delegados de Medio Ambiente y Urbanismo de las Fiscalías Provinciales que estén atentos ante esta situación y lo denuncien tal y como se establece en el artículo 337 del Código Penal. Diversos centros de adopción ya han reconocido que han dado en acogida a la totalidad de sus animales durante los días de confinamiento. Muchas de estas adopciones se habrían producido por vía telemática.

El fiscal de Medio Ambiente ha declarado en dicho escrito que “el problema reside en que se desconoce si esas adopciones o acogimientos obedecen a intereses realmente honestos por parte de los adoptantes o si son simplemente planteamientos espurios y destinados a tener una excusa, por parte de los nuevos titulares para poder salir a la calle”.

Antonio Vercher ha advertido que, tras las numerosas adopciones, “es previsible que pasado el estado de alarma se empiecen a producir abandonos de animales adoptados en este contexto. El abandono de animales, en condiciones en que pueda peligrar su vida e integridad, constituye un delito del artículo 337 bis del Código Penal. Es por ello por lo que interesa que se comunique el presente oficio a las entidades públicas o privadas con competencias en la materia, de manera que estén en condiciones de informar a la Fiscalía de la realización de tal tipo de abandonos, facilitándose con ello la aplicación del Código Penal”.

Para finalizar, el fiscal ha explicado en la nota escrita que siguiendo esta estrategia se permitirá “no sólo estar en condiciones de valorar lo ocurrido, sino también preparar futuras estrategias de repetirse alguna pandemia igual o similar, amén de poder ser utilizada de plantearse algún análisis comparativo con el resto de los países de la Unión Europea o de cualquier otro ámbito en el que pueda ser de interés su uso”.

El coronavirus provoca el abandono de animales de compañía en todo el mundo

El confinamiento por coronavirus está provocando el abandono de perros y gatos en todo el mundo por el miedo a que sean portadores del virus.

Uno de los temas que más incertidumbre está causando entre la sociedad es la posibilidad de transmisión del Covid-19 entre animales y personas. El experto en modificación de conducta animal y director de la escuela de educación canina Single Track de Barcelona, Jorge Quiroga, ha hecho referencia a este tema lanzando un mensaje tranquilizador.

“Existe un tipo de coronavirus que afecta a la especie, que se conoce como coronavirus canino, pero los efectos no son como el Covid-19”, afirma Quiroga. El experto en conducta animal explica que “el coronavirus canino tiene efectos similares al parvovirus canino: fiebre, pérdida de apetito, vómitos, diarreas, etc. Se contagia por contacto oral o directo con heces de otros perros infectados”.

Por tanto, el especialista asegura que las personas pueden estar tranquilas porque “no hay evidencia científica que conceda a los animales de compañía un papel importante en la vehiculización del virus”. También advierte que, de la misma forma que las personas pueden tocar o pisar algún objeto contaminando, los perros también pueden hacerlo, “por lo que es importante seguir el consejo de las autoridades y limpiar con gel desinfectante la almohadilla y cola de nuestros perros”.

Jorge Quiroga recuerda que el perro que dio un leve positivo de Covid-19 en Hong Kong acabó siendo negativo. “Se le realizaron las pruebas del coronavirus, dado que detectaron que tenía una baja carga viral en los hisopos nasales y orales, pero los test sanguíneos dieron negativo. El positivo se dio porque el perro tenía partículas del coronavirus en la trufa y el pelo, ya que su propietaria sí que estaba infectada por la enfermedad”.

El perro de Hong Kong lamentablemente falleció, pero Quiroga alude a que las posibles causas fueron “la vejez acentuada por las enfermedades que padecía y el estrés provocado por la cuarentena, al encontrarse lejos de su entorno familiar”. La propia Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) manifestó que “el animal no había mostrado signos clínicos de Covid-19 y que, con 17 años, tenía problemas cardíacos y renales”.

Por último, el experto en modificación de conducta animal advierte del peligro de difundir noticias falsas sobre el contagio del coronavirus y los animales de compañía, ya que a raíz de estos: “fakes sobre que los perros pueden vehiculizar el virus y de la crisis económica que ya estamos sufriendo con los ERTES, el número de abandonos crecerá”. Quiroga explica que “ya se están abandonando perros y gatos en todo el mundo por el miedo a que sean portadores del virus”. Hay que poner el foco en la importancia de combatir esos mitos para evitar el abandono de los animales.