Entradas

Los clientes de Gadis donan cerca de 80.000 kilos de productos para más de 60 protectoras de animales

Los clientes del supermercado Gadis donan 79.797 kilos de productos para más de sesenta protectoras de animales. La iniciativa pertenece a la tercera campaña “Alimenta la amistad”.

La recogida de alimentos y artículos de higiene promovida por el supermercado Gadis para apoyar a más de sesenta asociaciones protectoras de animales de Galicia y Castilla y León ha sido un éxito. Sus clientes han donado 79.797 kilos de productos y 1.960€ en metálico, además Gadis ha querido sumar 16.000 euros con el fin de que estas entidades puedan obtener artículos que se adapten a sus necesidades específicas.

La tercera campaña “Alimenta la amistad”, que se ha llevado a cabo en 195 puntos de venta de ambas comunidades autónomas, ha gozado de un importante aumento de la cantidad de productos recogidos. Durante el año 2020 se recogieron 29.579, mientras que este año la cifra se ha aproximado a los 80.000 productos. Estas cifras muestran la generosidad y la solidaridad de una sociedad cada vez más sensibilizada con los animales abandonados.

Antonio Cortés Lobato, director de Responsabilidad Social Corporativa, ha valorado así los resultados de la campaña: “Los resultados ponen de manifiesto, una vez más, la generosidad de nuestros clientes. Queremos agradecerles públicamente su apoyo, así como a todos los voluntarios que, desde el 1 hasta el 10 de octubre, se han acercado a los supermercados en los que hemos desarrollado esta campaña”.

«Cerca de 200.000 Kilos en tan solo tres campañas»

Desde que en el año 2019 Gadis iniciara por primera vez la campaña “Alimenta la amistad” ante la petición de ayuda de las protectoras de animales, la cantidad de productos para cubrir las necesidades de animales de compañía abandonados se ha aproximado a los 200.000 kilos. Además, durante la campaña de este año se ha dado la oportunidad a los clientes de realizar una contribución económica, mientras que la propia compañía ha realizado una aportación de 16.000 euros.

La campaña “Alimenta la amistad” se encuentra enmarcada en el programa de Responsabilidad Social Corporativa de Gadis y se desarrolla al hilo de la conmemoración del Día Mundial de los Animales, impulsada por la Organización Mundial de Protección Animal para concienciar a ciudadanos de todo el mundo sobre la importancia de respetar a todos los seres vivos del planeta.

«Abandonar a un animal o no identificarlo podrá acarrear sanciones entre los 30.000 y 100.000 euros»

Sacrificio cero, gestión ética de colonias felinas, identificación y formación obligatoria en tenencia responsable son algunas de las líneas básicas del anteproyecto de ley de los animales. Son muchas más las medidas que responden a las exigencias europeas expandiendo y consolidando algunas estrategias de protección animal que ya funcionan en algunas comunidades autónomas.

El anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los Animales ha levantado un gran revuelo entre otros motivos por el desconocimiento exacto de sus términos. Los titulares se centran en prohibiciones y obligaciones que atañen a los perros y a sus dueños, pero el texto es mucho más. A lo largo de sesenta cinco páginas se desarrollan acciones que pretenden proteger a los animales, aumentar la conciencia y la responsabilidad de los que deciden convivir con perros, gatos o hurones y también proteger los intereses de las personas que no han elegido tener animal de compañía, pero que cohabitan con animales de una manera u otra.

Se prohíbe el sacrificio de animales sanos, se obliga a la identificación mediante microchip y a un seguimiento veterinario regular. Medidas que por ejemplo se llevan adoptando en Italia desde 2003. Según la normativa se exigirá la esterilización de machos o hembras en caso de convivir parejas de animales de distinto sexo, para evitar la cría por descuido o en manos de profesionales no registrados. El fin de la venta y exposición en tiendas obligará al trato directo con los criadores a quien prefiera comprar en lugar de adoptar. No podemos olvidar que España lidera el ranquin europeo de abandono de perros y gatos con un cálculo estimado de 300.000 individuos al año. El tráfico de perros españoles a otros países europeos es una fuente de problemas y obliga al gobierno español a encontrar soluciones tal como dicta una resolución de Estrasburgo de febrero de 2020.

Además de pautas formales, el texto promete un fondo para la protección animal que contribuiría al objetivo del abandono cero. A la cifra de dicho fondo se unirá además la financiación derivada de la recaudación de las multas, pues serán finalistas. Se calcula un gran ahorro por parte de los municipios que llevan décadas invirtiendo en asumir el costo derivado del abandono y la cría incontrolados. Para muchos es sorprendente que no podrá dejarse a un perro solo más de 24 horas o a un gato más de 72 horas y que se tendrá que superar un test gratuito de capacitación antes de asumir la titularidad de un animal.

«Se crerará un Observatorio Estatal Contra el Maltrato Animal»

Se prohíben también los collares dañinos algo de lo que en Animalados nos hemos ocupado en diversas ocasiones y se apuesta por un tipo de educación amable con los animales en contraposición al adiestramiento por castigo. Según dicta la normativa se creará un Registro Nacional de inhabilitaciones para la tenencia y las actividades relacionadas con los animales, así como un Observatorio Estatal Contra el Maltrato Animal. Este hará reportes anuales a través de un informe sobre la evolución de la violencia ejercida contra animales de compañía, domésticos, silvestres en cautividad y urbanos.

En una disposición derogatoria salen los perros de la ley 50/99 de animales potencialmente peligrosos y se apuntan futuras soluciones para que como insisten los expertos no sea la raza sino el grado de socialización lo que determine la obligación o no de cumplir con medidas específicas de retención y control de perros grandes. De cara a proteger la biodiversidad el anteproyecto prevé la obligatoriedad de “disponer elementos que minimicen los riesgos de colisión, enganche o cualquier otro tipo de accidente”, también la habilitación o construcción de corredores verdes entre vías interurbanas y vías de escape de infraestructuras que puedan ser dañinas.

Por primera vez en una ley se regulan los santuarios para animales que albergan de manera permanente a animales sin otro fin que protegerlos y cuidarlos si lo necesitan, hasta su muerte. En el título cuarto se regulan las líneas generales del bienestar de los animales incluidos en actividades festivas. En otro apartado prohíbe los circos con animales salvajes, limita el número de especies con las que se podrá comerciar y convivir y los riesgos de la pérdida y expansión de especies peligrosas o invasoras.

La “Estrategia de la Biodiversidad 2030”, insta a los Estados Miembros a desarrollar los Listados Positivos, listas blancas de especies permitidas para la importación, el mantenimiento, la cría y el comercio como animales de compañía sobre la base de una evaluación científica y por tanto también está contemplado por la ley. El anteproyecto perfila un sistema de registros que permitan tener mayor información sobre los animales, los profesionales, las entidades, los propietarios de animales y los núcleos zoológicos para ajustar los recursos y diseñar las estrategias que no saquen de la cola de los países avanzados en materia animal.

«No se regulan prácticas como la tauromaquia ni las que afectan a los animales llamados de producción»

El miércoles 6 de octubre la ministra Ione Belarra -con Irene Montero en primera línea- presidió el acto de presentación del anteproyecto subrayando que con esta ley se daría respuesta a la necesidad de dictar unos mínimos a lo ancho y largo del Estado en el trato y la convivencia con los animales desde una perspectiva social. Literalmente: «Establecer un marco común en todo el territorio nacional en materia de protección y derechos de los animales, sobre animales de compañía, domésticos, domesticados o silvestres en cautividad». No se regulan prácticas como la tauromaquia ni las que afectan a los animales llamados de producción.

El documento, redactado desde la Dirección General de Derechos de los Animales de la que Sergio García Torres es titular, ha llevado más de un año en su elaboración. García Torres y su equipo desde el inicio de su mandato se han reunido con casi un millar de representantes de actividades relacionadas con los animales desde cazadores a entidades de protección animal. También veterinarios, expertos en comportamiento animal y fuerzas de seguridad del Estado. Según expertos juristas consensuados es unos de los textos jurídicos más deseados y que han recabado mayor participación.

Emma Infante

«A Barcelona, #MillorAdopta!», la nueva campaña del Ayuntamiento de promoción de la adopción y del voluntariado de animales

El CAACB, con la colaboración de Fundación Affinity y una veintena de entidades de protección de los animales, promoverán a través de este espacio la adopción responsable y el voluntariado en la ciudad de Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona ha sacado una nueva campaña que bajo el título «A Barcelona, ​​#MillorAdopta!» sustituye la campaña y el stand presencial que se hacía con motivo de las fiestas de la Mercè y que se repetía en Navidad. En lugar de organizar dos citas anuales, presenciales en Plaza Cataluña, como se había hecho, esta nueva web quiere convertirse en el punto de encuentro permanente entre el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB) y las familias que quieren adoptar un animal. El nuevo espacio cuenta con la colaboración de Fundación Affinity y una veintena de entidades de protección de los animales, que trabajan en favor de la adopción responsable en la ciudad de Barcelona y hacen tareas de voluntariado.

En esta nueva tanda, el Ayuntamiento tiene ocho nuevos protagonistas: Laura, Noa, Estrella, Guti, Nen, Kayla y  Foix, todos ellos en la búsqueda de una nueva familia con quien pasar el resto de su vida. Sin olvidar que el CAACB tiene unos doscientos animales también esperan su oportunidad.

Como novedad, este espacio virtual para fomentar las adopciones también presentará una serie de talleres que se realizarán los meses de octubre y noviembre para promover la tenencia responsable y explicar y promover el voluntariado. ‘Aprendemos juntos’ es el nombre del ciclo de talleres pensado para aprender sobre la adopción, la tenencia responsable de animales domésticos y el voluntariado.

Durante los seis talleres y las dos visitas al CAACB que se programarán, voluntarios y profesionales del sector explicarán cómo hacerse cargo del bienestar de los gatos y perros, remarcando la necesidad de educar en una tenencia responsable para evitar abandonos y traumas. Además, se quiere dar a conocer la importancia de mantener activa la red actual de voluntarios y fomentarla.

En total, casi 200 animales, entre perros y gatos, esperan en el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB), una familia que les dé una segunda oportunidad. Los animales no son juguetes, son seres vivos que necesitan recibir cuidados y afecto durante su vida. Se calcula que un 14% de los animales que se abandonan viven de manera permanente en los centros de acogida.

La adopción es un acto de responsabilidad, de solidaridad y de humanidad muy gratificante, tanto para quien adopta como para el animal adoptado. Hay que ser consciente, sin embargo, que es un ser vivo que tiene que recibir los cuidados y el afecto que necesita. Por ello, antes de adoptar uno, es importante pensar de forma responsable cuál se escogerá, teniendo en cuenta el tipo de animal, de tamaño, el pelo, la edad y el sexo.

En paralelo se mantiene la campaña informativa y de concienciación para la adopción de animales de compañía de más difícil adopción ‘Adopta un Invisible’, con la publicación semanal de un vídeo y material para redes sociales presentando perros y gatos que están al CAACB.

“Durante la pandemia muchos animales vivieron un rato de paz y se olvidaron del maltrato que sufren en los espectáculos”

Conocemos de primera mano a APASDEM y analizamos el estado general en el que se encuentran los animales en México. El abandono de animales de compañía, los espectáculos con animales, el Mercado de San Bernabé, etc., son algunos de los temas que abordamos en esta interesante entrevista.

Animalados ha hablado con Susana Cruz, directora de Naturaleza Animal y portavoz de APASDEM, una agrupación de organizaciones animalistas mexicanas que luchan por lograr acuerdos con las autoridades y con la sociedad en general con el objetivo de poner fin a la crueldad hacia los animales no-humanos. 

¿Qué es APASDEM? ¿Qué motivó la creación de esta agrupación?

APASDEM es Agrupaciones por los Animales de México. Surge en 2006 a partir de la necesidad de unir fuerzas para seguir con los avances legislativos en favor de la defensa y del bienestar animal. Somos una coalición que actualmente cuenta con 66 organizaciones de todos los estados de la República. Cada organización que forma APASDEM tiene su propia dedicación: animales de compañía, animales explotados para el consumo, fauna silvestre, animales marinos, experimentación animal, tauromaquia, etc. Abarcamos todos los temas relacionados con la defensa y el bienestar animal.

¿Cuáles son los objetivos de APASDEM como agrupación?

El objetivo principal es lograr una comunicación asertiva con las autoridades e instancias que se dedican en México al bienestar animal para conseguir así erradicar la violencia hacia ellos. Nuestra intención es cambiar la legislación. Actualmente existe una legislación, pero es una legislación que aún regula la explotación y la violencia hacia los animales, entonces la idea es trabajar con ellos para lograr en algún momento erradicar por completo la legalización de ciertas prácticas como son la charrería, tauromaquia, peleas de gallos o la actividad cinegética, entre muchas otras.

También queremos que se hagan valer los logros que se obtienen, ya que en materia de perros y gatos sí que hay avances, pero también hay mucha falta de voluntad. Entonces, nuestra misión es esta, estar en contacto directo con autoridades y sociedad para ver cómo podemos ir engranando y haciendo cambios que realmente beneficien a los animales.

«Queremos que los centros de control canino se conviertan en centros de esterilización masiva»

¿En qué proyectos está trabajando APASDEM actualmente?

Trabajamos en muchos proyectos, además nos dedicamos a la atención de cualquier tipo de denuncia por maltrato o violencia animal, ya sean domésticos o salvajes. En México, las leyes se distinguen por maltrato, sanciones administrativas y crueldad animal, que es lo que ya está tipificado en los códigos penales y tiene una pena más fuerte.

Estamos en diferentes coaliciones y formamos parte de la Red Internacional Antitauromaquia y de la Coalición Nacional Muuk Wakax-Fuerza Toro, ambas con el objetivo de erradicar toda actividad relacionada con la tauromaquia.

Por otro lado, trabajamos también en proyectos educativos con el objetivo de mejorar el trato a la fauna silvestre y su no-comercio. En estos proyectos abarcamos el comercio ilegal de fauna silvestre, pero transmitimos la idea de que no hay que comercializar con ningún tipo de animal.

Tenemos también el proyecto de Conversión de los Antirrábicos (centros de control canino) que son los lugares donde el Gobierno hace la recolecta de perros y gatos en situación de calle. Estos animales están en un infierno y hemos trabajado mucho en mejorar su situación. Por ejemplo, nos hemos dedicado mucho a eliminar la electrosensibilización, ya que aquí se mataba a los perros electrocutándolos. Lo que proponemos es que, más que un lugar de matanza, estos lugares se conviertan en centro de esterilización masiva gratuita.

Por último, tenemos el Mercado de San Bernabé en el que hemos batallado mucho y seguimos trabajando para que se ponga fin a las malas prácticas que se tienen con los animales en este lugar. Tenemos varios logros y avances, sin embargo, queda mucho por hacer.

¿Qué es el Mercado de San Bernabé? ¿Qué acciones lleváis a cabo para acabar con la situación de maltrato que viven los animales en este mercado?

Es un mercado abierto ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México, que se instala periódicamente en la calle, aquí le llamamos “tianguis” y se hace sobre ruedas. En este mercado se vende de todo. Encuentras ropa, alimento… y tiene su parte de venta de animales, tanto fauna silvestre como animales de compañía. Podemos encontrar perros, équidos o “animales de desecho”, que son especialmente todos aquellos caballos que ya no quieren para las carreras. Además hay cerdos, vacas, chivos, etc.

La situación es que, como el kilo de carne vale más si el animal está vivo, en general, los caballos que son los que llegan al mercado en muy mal estado, explotados y maltratados, se les obliga a permanecer en pie, incluso sujetándolos con palos. Lo que nosotros hemos conseguido con nuestras protestas y nuestro trabajo de varias años es que, antes llegabas y decías quiero este caballo y allí mismo lo abrían en canal y hacían la matanza, ahora esto afortunadamente ya no es así.

Sin embargo, las prácticas siguen siendo terribles en este espacio. Puede llegar cualquier cliente con un coche y comprar cinco chivos y meterlos a todos dentro del vehículo. Las condiciones de los animales allí son horribles, tanto en el transporte como en la estancia.

Otro avance importante con el mercado es que se consiguió que hubiera médicos veterinarios de la UNAM vigilando el trato ético hacia los animales o que se les pusiera rampas para bajar de los camiones, ya que antes se les lanzaba directamente provocando lesiones en las patas. En este mercado existe maltrato en todos los sentidos y sin límite.

Animales amontonados y maltratados en el Mercado de San Bernabé-APASDEM

¿Por qué las autoridades competentes no frenan una brutalidad tan flagrante como la existente en el Mercado de San Bernabé?

La realidad es que el mercado no cumple con ninguna normativa, pero el gobierno lo permite. El caso de San Bernabé es solo un ejemplo de muchos mercados de este estilo que hay en México. Se escudan en que la gente que vende animales en estos mercados forma parte de una comunidad específica.

El problema es que como sociedad existe una normalización hacia estos espacios, donde ven a los animales como objetos y no importa sus condiciones. En estos lugares hay niños que tienen que ver unos niveles de violencia muy alto, una violencia que aquí esta normalizada. Las autoridades están dentro de ese conjunto que no da importancia al bienestar de los animales y que piensan que los animales son para comer y que estas acciones forman parte de su destino. Todavía aquí no le dan tanta importancia al valor de la vida de un animal. A pesar de los avances logrados, nosotros lo que queremos es que estos mercados se cancelen y dejen de existir.

Animales muertos y maltratoados tras rituales celebrados en el Mercado de San Bernabé-APASDEM

«La sociedad mexicana comienza a darse cuenta de la necesidad de acabar con la violencia y maltrato animal»

¿En qué estado general se encuentra la relación de respeto entre los animales humanos y los no humanos en México? ¿Se trata de una sociedad que avanza en el respeto y el buen trato hacia los animales?

Yo creo que a la sociedad mexicana le empieza a interesar el bienestar de los animales. Los activistas hemos hecho mucho trabajo, ahora por lo menos entramos con más facilidad a congresos e incluso nos buscan para cuestiones de legislación. Actualmente también tenemos más presencia en los medios de comunicación, incluso con programas especializados en algunos canales donde se habla de la importancia de respetar a los animales. También en las escuelas nos buscan para que llevemos a cabo charlas, a pesar de que no hay una materia como tal, que es en algo en lo que estamos trabajando.

Sentimos por tanto que se trata de una sociedad que comienza a darse cuenta de la necesidad de acabar con la violencia y maltrato animal, así se demuestra también en las redes sociales. No se trata de algo general, pero si una gran parte de la sociedad tiene actualmente más conocimiento y más empatía. En ciertas ciudades ya se conocen los términos vegetarianismo o veganismo, ya no es como antes que llegábamos a estos sitios y se extrañaban.

En cuestiones como los espectáculos con animales sí que pienso que se ha avanzado mucho. Se han hecho encuestas y un 75% de los encuestados no están de acuerdo con las corridas de toros, por tanto, esto es algo que ya rechaza la sociedad y que se puede ver en la reducción de asistencia de público a las plazas de toro.

Por otro lado, cuando a los ciudadanos se les enseña por ejemplo qué es lo que sucede con los animales en mercados como el de San Bernabé, sí que existe una reacción de rechazo. La mayoría de las personas no tienen idea de dónde viene ese pedazo de carne que consumen. Hay organizaciones también que se dedican a compartir vídeos para demostrar lo que sucede con los animales en muchos sitios. Yo creo que gracias a la diversidad de acciones por parte de las organizaciones animalistas hemos logrado ir despertando a la gente, pero aún nos queda mucho por entender y por cambiar la relación que tenemos con los demás animales.

¿En qué situación se encuentra el abandono de animales de compañía en México? ¿Sale gratis abandonar a un perro?

Estamos desbordados. Antes de la pandemia ya estábamos desbordados en cuanto a abandono animal, pero ahora la situación ha empeorado. Por poner un ejemplo, en Ciudad de México se estimaba que al mes tan solo en los centros de control canino o antirrábicos llegaban de 7.000 a 12.000 perros, tanto de la recolección que hacían como de los perros que entregan los propios tutores. A esto hay que añadir todos los canes que llegan a los refugios y a las casas que funcionan como hogar temporal, yo por ejemplo nunca he bajado de diez perros en casa.

La pandemia ha provocado un aumento del abandono, no solamente en las calles o en los centros antirrábicos, sino también en los casos de animales que se quedaron en las casas tras la muerte de los responsables por culpa del covid. Los familiares buscan qué hacer con estos animales, hablamos de hogares con tres, cuatros o quizás diez perros que se quedaron allí y no saben qué hacer con ellos.

La pandemia ha causado un boom en el abandono y además provocó que bajaran las adopciones. Esta situación ha afectado en lo económico, muchas personas perdieron su trabajo y tienen menos para sobrevivir, por este motivo se han abandonado más animales. Actualmente muy poca gente está buscando animales para adoptar. Si de por sí antes ya costaba dar adopciones, ahora la situación es crítica.

En México te sale gratis abandonar a un perro. Sí que hay una ley que dice que esta acción es una falta administrativa, igual que tenerlo abandonado en la azotea o no darle de comer, pero la realidad es que hay tantos casos que las autoridades solo sancionan aquellos más sonados o sobre aquellos que más presión hemos realizado. La ley es laxa, pero las autoridades encargadas de hacerla valer lo son todavía más. A pesar de ser laxa, si se aplicara en un 20% o 30% la ley actual, estaríamos en una situación mejor. Nuestra lucha por tanto está en que se aplique la actual ley a la vez que queremos mejorarla.

«No hay una carretera en México en la que no encuentres un perro abandonado»

¿Es cierto que muchos de los perros y gatos abandonados en México se convierten en animales salvajes? ¿Es la esterilización la solución al problema del abandono?

Algunos perros abandonados en terrenos naturales se agrupan formando jaurías y lo que hacen es buscar maneras de sobrevivir. Lo mismo sucede con los gatos que forman colonias. Las áreas naturales están llenas de perros y gatos porque son los lugares donde la gente abandona a los animales. No hay una carretera en la que no encuentres un perro abandonado.

Las organizaciones y agrupaciones animalistas no damos abasto para recoger a todos los animales. Por tanto, es un hecho que algunos espacios se están convirtiendo en un “problema” por la presencia de estos perros o gatos abandonados. Hay que tener en cuenta que el problema real no son estos animales, sino la acción del abandono. Ellos tan solo están tratando de sobrevivir.

La esterilización es muy importante, si bien no es la única solución es parte de ella. Luchamos mucho porque dentro del protocolo de adopción la gente entregue a los perros esterilizados. Estamos otra vez ante lo mismo, como este tema está desregulado pues la gente hace lo que quiere. Hay campañas de esterilización por parte de los estados y de los ayuntamientos, pero muy pocas para las que realmente se necesitan. La mayoría de las campañas son las que hacemos las organizaciones animalistas.

¿Se celebran espectáculos con animales en México? ¿La población mexicana acepta este tipo de maltrato animal?

Hace unos dos años que logramos que se terminasen los animales en los circos, pero tenemos otros muchos espectáculos en los que se maltratan animales como las charrerías, que tiene la etiqueta de “deporte nacional” y están muy aceptadas aquí, la tauromaquia, que cada vez tiene menos seguidores, peleas de gallos, que atiende a temas de apuestas, y otros espectáculos horribles como el “Toro Sacatripas” conocido también como “Toro de Lazo”.

Hemos tenido muchos avances en el tema de espectáculos con animales, pero todavía existen muchas personas que ven en estas actividades un entretenimiento. Algunos espectáculos son muy locales como por ejemplo en Veracruz donde cada 2 de febrero se celebra “el embalse del toro”. En esta festividad el animal tiene que cruzar un río tras ser emborrachado. Los propios ayuntamientos se encargan de promocionar este tipo de espectáculos como algo turístico, como un motivo para visitar México y conocer sus tradiciones y su cultura.

Hay un sector político-económico que todavía apoya la tauromaquia en México, pero la realidad es que a la población cada vez le gusta menos este tipo de espectáculos. Con la pandemia esta actividad se había frenado mucho, pero lamentablemente algunos estados ya comienzan a retomar la actividad. Durante la pandemia muchos animales vivieron un rato de paz y se olvidaron del maltrato que sufren en los espectáculos.

Imagen de charrería, espectáculo con animales típico de México-Aitor de Tras los Muros

«Vivimos bajo una educación antropocéntrica y especista»

¿Qué debe pasar o qué proponéis para que los animales tengan una mejor vida y estén en una situación de bienestar en vuestro país?

Necesitamos un cambio total en el paradigma de la educación. Vivimos bajo una educación antropocéntrica y especista. Desde pequeños en los libros de texto ya nos dicen que la vaca feliz es la que nos da leche y el cerdito feliz está en la chuleta. Necesitamos por tanto un cambio estructural en lo que es la educación a todos los niveles. La empatía, el respeto y la justicia por los animales tiene que ser parte de la enseñanza.

Nos educan bajo mentiras. La vaca no da feliz su leche, se la quitan. Es importante educar desde pequeños con verdades, desde el parvulario (pre-escolar) hasta la universidad y más allá para que haya un cambio total en esta situación. No obstante, pienso que con la actual entrada de charlas en las escuelas, los niños muestran respeto por los animales. De hecho, cuando eres niño muestras empatía natural hacia ellos. El problema es que con el paso del tiempo te van desensibilizando y nos cambian el chip. En mi opinión, la escuela es un pilar muy importante para lograr una sociedad de respeto y justicia hacia los animales.

En este enlace puedes firmar la petición en línea de APASDEM «25 PUNTOS PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA HACIA LOS OTROS ANIMALES EN MÉXICO», con el objetivo de prevenir y detener, por todos los medios que estén al alcance, toda forma de violencia animal, así como la depredación de las áreas naturales.

https://www.change.org/p/presidente-andr%C3%A9s-manuel-l%C3%B3pez-obrador-25-puntos-para-erradicar-la-violencia-hacia-los-otros-animales-en-m%C3%A9xico

Las protectoras españolas recogieron 162.000 perros en 2020, un 11,5% menos que el año anterior

La pandemia originada por la Covid-19 ha tenido una cierta incidencia en el abandono y la adopción de animales de compañía en España. Así lo indican los datos de la nueva edición del Estudio ‘Él Nunca lo Haría’ 2020 de Fundación Affinity. Según el documento, las protectoras españolas recogieron alrededor de 286.000 perros y gatos en 2020, un 6,7% menos que el año anterior.

Aunque se trata del primer descenso registrado en años, los expertos de la Fundación advierten de que se trata de un descenso coyuntural. Por un lado, la llegada de perros a las protectoras españolas solamente se redujo significativamente en los meses de más restricciones en la movilidad: marzo, abril, mayo, octubre y noviembre; y por otro, la cifra de animales que se perdieron y fueron devueltos a sus familias se ha reducido (pasando del 23% al 15%). Estos datos sugieren que la mayor parte del descenso de entradas de perros a las protectoras en 2020 fue debido a un descenso de los perros perdidos.

“Las restricciones a la movilidad han generado una disminución de la entrada de perros en los refugios. Por un lado, puede deberse al efecto disuasorio de las restricciones de cara al abandono del animal, pero principalmente concuerda con una disminución de los perros devueltos a sus familias que asumimos en su mayoría como animales perdidos”, explica Isabel Buil, directora de Fundación Affinity.

Una realidad muy distinta para los gatos

La entrada de gatos en 2020 se mantuvo estable respecto al año anterior: las protectoras españolas recogieron alrededor de 124.000 gatos el año pasado, una cifra muy similar a los atendidos en 2019 (123.000). Durante los meses de marzo, abril y mayo la entrada de gatos sí disminuyó considerablemente, debido a las restricciones. No obstante, a partir de junio la cifra ya se situó al mismo nivel que en 2019, compensando la bajada de meses anteriores.

“Los datos parecen indicar una ligera tendencia al alza en el número de gatos que llegan anualmente a las protectoras. Ello podría deberse al cada vez mayor control que las entidades de protección animal tienen sobre los gatos que viven en colonias. En este sentido, muchos centros de acogida incluyen en sus registros de entrada aquellos gatos que han pasado por sus instalaciones para ser esterilizados, controlados sanitariamente y posteriormente devueltos a sus colonias de origen. Las cifras de abandono de gatos son preocupantes y aunque quedan incógnitas por descubrir, sí tememos que la situación podría empeorar en los próximos años” explica Jaume Fatjó, director de la Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB).

Problemas económicos: el principal motivo de abandono en 2020

Además de la grave crisis sanitaria, la pandemia también ha afectado a la economía de miles de familias de nuestro país. Un hecho que también ha influido en el abandono de perros y gatos. Según señala el estudio de Fundación Affinity, el principal motivo de abandono en 2020 fueron los problemas económicos (que pasa del 8% al 25%), incluyendo la pérdida de empleo.

Desde 2017 este motivo no aparecía en el ranking de las 3 principales causas para desprenderse de un animal en España. Le siguen el nacimiento de camadas no deseadas (14%), problemas con el comportamiento del animal (12%) y el fin de la temporada de caza (10%).

La incidencia de la pandemia en la adopción de perros

De los 162.000 perros que recogieron las protectoras en 2020, prácticamente la mitad (49%) han sido ya adoptados por una nueva familia. No obstante, el número absoluto de adopciones se mantiene estable. Pero si tenemos en cuenta que las adopciones internacionales se han visto significativamente reducidas (pasan del 24% al 14%) debido a las restricciones, podemos afirmar que las adopciones en el territorio español sí han aumentado.

Del resto de perros, el 20% permanecen todavía en la protectora a la espera de ser adoptados. El 16% fueron devueltos a sus familias gracias al uso de microchip y otro 6% fueron alojados en casas de acogida.

Por otro lado, ya han sido adoptados el 43% de los 124.000 gatos que fueron recogidos por las protectoras en 2020. Un porcentaje muy similar al de los últimos años, que denota que las adopciones de estos animales se mantienen estancadas. Del resto de gatos, el 15% siguen en el refugio, el 14% fueron reubicados en colonias y el 10% fueron alojados en casas de acogida.

“La realidad de las protectoras es compleja y el abandono es un problema multifactorial. El estudio nos indica que aunque las cifras globales son las mencionadas, las distintas entidades han vivido el abandono y la adopción de formas muy diversas en 2020. El 47% de las protectoras encuestadas considera que la Covid-19 apenas ha tenido impacto en su actividad, mientras que el 39% considera que su situación ha empeorado y el 14% que ha mejorado, debido a la entrada de menos animales y a la adopción”, concluye Jaume Fatjó.