Entradas

Barcelona organiza un concierto solidario para fomentar la adopción de animales de compañía

El objetivo del evento es sensibilizar a la ciudadanía en la necesidad de actuar en beneficio de los animales.

El Ayuntamiento de Barcelona, ​​a través del Centro de Atención de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB), ha organizado un concierto solidario para la adopción de animales de compañía. La actuación musical tendrá lugar el domingo 3 de julio, a las 11:00 h, en el Centro Cívico Casinet de Hostafrancs, en Sants-Montjuic y la entrada será libre.

Según ha comunicado el consistorio, la actividad tiene el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía en la necesidad de actuar en beneficio de los animales de compañía a través de la adopción, la acogida o o el voluntariado.

La actuación solidaria correrá a cargo de los Coros Gospel Feeling de Molins de Rei y del Cor solidario de Barcelona, ​​con la interpretación en el piano de Dani Campos y la dirección de Paula Domínguez. Los artistas interpretarán canciones conocidas como Wanna Be Happy, Eso que tú me das, I Believe y Can Fly o Corazón partío.

En el transcurso del acto se realizará una breve presentación del trabajo del CAACB, así como del proceso para llevar a cabo una adopción y las actividades de voluntariado en este centro. También se proyectarán vídeos de los gatos y perros llamados «invisibles» para promover su adopción.

Sigue en marcha la campaña ADOPTAR UN “INVISIBLE”

Un perro o un gato “invisible” es aquél que, por su raza, edad o condición física pasa desapercibido a los ojos de los posibles adoptantes. Desde el Ayuntamiento de Barcelona y con la voluntad de hacerlos visibles lleva a cabo esta campaña para dar a conocer a quienes se encuentran ubicados en el CAACB. Son perros o gatos únicos y especiales, por los que casi nunca ningún adoptante se interesa, pero que han robado el corazón de los voluntarios y voluntarias y del personal que trabaja en el CAACB.

Recordemos que un año más, el abandono y pérdida constituyen el principal problema de bienestar de la vida de los animales de compañía de España. Según el último informe de la Fundación Affinity, durante 2021, las protectoras españolas recogieron un total de 285.000 perros y gatos, una cifra muy similar al año anterior (286.000 en 2020) y por debajo del número de animales que se recogían en años anteriores a la pandemia.

Cartel oficial del acto/Ajuntament de Barcelona

¿Y si este año compramos un perro por Navidad? Las asociaciones especializadas no lo recomiendan

Se acerca la Navidad y muchas personas deciden regalar un perro o un gato para estas fiestas. Lo que a priori parece una buena idea puede terminar no siéndolo, al menos, eso es lo que dicen los datos de abandono. Compartir tu vida con un perro o con cualquier animal de compañía es una decisión muy importante que hay que pensar muy bien.

El abandono sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales de compañía. Entre los principales motivos de desamparo se encuentran las camadas indeseadas, el fin de la temporada de la caza, el comportamiento del animal, la falta de tiempo y espacio o factores económicos. Por tanto son muchos los motivos que pueden provocar un fracaso, a corto o largo plazo, en la convivencia entre los humanos y los animales domésticos.

En primer lugar es muy importante consultar a todas las partes involucradas sobre la intención de regalar a un animal de compañía. De hecho, la decisión debe producirse tras una previa profunda reflexión. La presencia de un gato o un perro en el hogar cambiará el estilo de vida de los presentes con toda seguridad. Se requiere un consenso por parte de todos, ya que todos los miembros deben estar dispuestos a responsabilizarse del animal. «Los regalos, una vez agotado el factor “novedad”, pueden perder interés para sus propietarios y acabar relegados en sacos de juguetes, estanterías o cajones», según advierte la asociación FAADA. «Los animales, seres vivos que sienten y sufren, no pueden ser apartados sin más, sin que esto conlleve para ellos acabar entre rejas, atropellados o sacrificados», denuncian desde la entidad.

Por tanto, la persona objeto del regalo debe ser consciente de la responsabilidad que implica la introducción de un animal en su vida. Un perro o un gato es un animal que vivirá entre 10 y 20 años, no es juguete que cuando deje de interesar pueda devolverse como si de un objeto se tratara. Hay que tener en cuenta que comen, necesitan atención médica, requieren de cariño y por supuesto suponen un coste económico.

Los animales de compañía necesitan tiempo para ellos. Antes de tomar una decisión, la persona objeto debe pensar en su rutina y valorar el tiempo libre que tiene para garantizar el bienestar del perro o gato. Los canes, como ya sabemos, necesitan mayor dedicación, ya que tienen la necesidad de salir a pasear, hacer ejercicio, correr, disfrutar de la naturaleza, etc. Si no tienes tiempo para ti, no tienes tiempo para ellos.

La ley obligará también a la persona receptora a tener una serie de responsabilidades. Los animales de compañía tienen que tener un papel oficial de censo, una cartilla de vacunas actualizada y un registro mediante chip implantado de manera obligatoria por media de un veterinario. La no identificación y la no inscripción en el censo constituyen infracciones administrativas que conllevan una multa económica.

Por último, si la decisión de regalar a un animal de compañía ya ha sido valorada de manera responsable por todas las partes implicadas, proponemos la adopción como único método de procedencia del perro o del gato. Existen numerosas protectoras y asociaciones con animales que están buscando un hogar en el que recibir cariño y emprender una relación sentimental de un valor incalculable.

Otras noticias que te pueden interesar: 

Las seis preguntas que hay que hacerse antes de adoptar un perro

«A Barcelona, #MillorAdopta!», la nueva campaña del Ayuntamiento de promoción de la adopción y del voluntariado de animales

El CAACB, con la colaboración de Fundación Affinity y una veintena de entidades de protección de los animales, promoverán a través de este espacio la adopción responsable y el voluntariado en la ciudad de Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona ha sacado una nueva campaña que bajo el título «A Barcelona, ​​#MillorAdopta!» sustituye la campaña y el stand presencial que se hacía con motivo de las fiestas de la Mercè y que se repetía en Navidad. En lugar de organizar dos citas anuales, presenciales en Plaza Cataluña, como se había hecho, esta nueva web quiere convertirse en el punto de encuentro permanente entre el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB) y las familias que quieren adoptar un animal. El nuevo espacio cuenta con la colaboración de Fundación Affinity y una veintena de entidades de protección de los animales, que trabajan en favor de la adopción responsable en la ciudad de Barcelona y hacen tareas de voluntariado.

En esta nueva tanda, el Ayuntamiento tiene ocho nuevos protagonistas: Laura, Noa, Estrella, Guti, Nen, Kayla y  Foix, todos ellos en la búsqueda de una nueva familia con quien pasar el resto de su vida. Sin olvidar que el CAACB tiene unos doscientos animales también esperan su oportunidad.

Como novedad, este espacio virtual para fomentar las adopciones también presentará una serie de talleres que se realizarán los meses de octubre y noviembre para promover la tenencia responsable y explicar y promover el voluntariado. ‘Aprendemos juntos’ es el nombre del ciclo de talleres pensado para aprender sobre la adopción, la tenencia responsable de animales domésticos y el voluntariado.

Durante los seis talleres y las dos visitas al CAACB que se programarán, voluntarios y profesionales del sector explicarán cómo hacerse cargo del bienestar de los gatos y perros, remarcando la necesidad de educar en una tenencia responsable para evitar abandonos y traumas. Además, se quiere dar a conocer la importancia de mantener activa la red actual de voluntarios y fomentarla.

En total, casi 200 animales, entre perros y gatos, esperan en el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB), una familia que les dé una segunda oportunidad. Los animales no son juguetes, son seres vivos que necesitan recibir cuidados y afecto durante su vida. Se calcula que un 14% de los animales que se abandonan viven de manera permanente en los centros de acogida.

La adopción es un acto de responsabilidad, de solidaridad y de humanidad muy gratificante, tanto para quien adopta como para el animal adoptado. Hay que ser consciente, sin embargo, que es un ser vivo que tiene que recibir los cuidados y el afecto que necesita. Por ello, antes de adoptar uno, es importante pensar de forma responsable cuál se escogerá, teniendo en cuenta el tipo de animal, de tamaño, el pelo, la edad y el sexo.

En paralelo se mantiene la campaña informativa y de concienciación para la adopción de animales de compañía de más difícil adopción ‘Adopta un Invisible’, con la publicación semanal de un vídeo y material para redes sociales presentando perros y gatos que están al CAACB.

El Ayuntamiento de Sabadell impulsa la campaña «Sabadell Vela por los animales» para promover una tenencia responsable

La campaña ha contado con el asesoramiento del Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña. La iniciativa incluye unas recomendaciones que plantean preguntas para hacernos antes de adquirir un animal, consejos prácticos para el calor y los parásitos propios del verano, y para reducir el estrés generado por los cambios de hábitos propios de las vacaciones.

Se pone en marcha la nueva campaña «Sabadell Vela por los animales», con el objetivo de fomentar y promover la tenencia responsable de animales y hacer un repaso de los cuidados y atenciones que necesitan los animales en verano. La campaña quiere sensibilizar a la ciudadanía y ofrecer consejos prácticos.

Los animales de compañía hacen un gran bien a la sociedad, ya que aportan bienestar. Ahora bien, son seres vivos, con sus necesidades específicas de bienestar, e implican una responsabilidad. Con esta campaña se hace hincapié en los cuidados propios de los meses de verano. El consistorio de Sabadell ha trabajado conjuntamente con el Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña (CCVC) para elaborar el contenido siempre supervisado por un veterinario experto y ha contado con el apoyo del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona.

La campaña se ha presentado recientemente en un acto donde han intervenido la teniente de alcaldesa de Feminismo, Bienestar Animal y Participación, Marta Morell, y el presidente del CCVC, Ricard Parés. Morell ha recordado «para que Sabadell sea realmente ciudad Petfriendly debemos ser todos y todas responsables con las necesidades de los animales y velar por una buena convivencia para disfrutar juntos del espacio público. Queremos fomentar una tenencia responsable y más ahora que se acerca la época de vacaciones «.

Por su parte, Ricard Parés ha agradecido la iniciativa del Ayuntamiento de Sabadell y ha destacado: «este tipo de campañas dedicadas al bienestar animal son tan innovadoras como necesarias y animamos a todo Ayuntamiento a promover estas actividades. Desde el CCVC estamos muy implicados en la tenencia responsable y ha sido un placer participar». Parés también ha señalado que la campaña que se pone en marcha «es pionera y cercana a la ciudadanía».

La campaña invita a reflexionar antes de adquirir un animal de compañía. Hay cuestiones muy importantes a plantear y meditar antes de tomar la decisión de adquirirlo, como si se tiene el tiempo suficiente que requiere para salir a pasear, si se dispone del espacio adecuado para alojarlo o si se podrá cuidar del animal cubriendo todas sus necesidades. Es muy recomendable dejarse aconsejar por profesionales antes de elegir un animal de compañía.

La campaña ofrece consejos para viajar de manera correcta y segura con los animales teniendo en cuenta que necesitan en cada caso; da claves y pautas para mantenerlos hidratados durante los meses más calurosos y recuerda algunas normas para una buena convivencia ciudadana en el espacio público. Además, desde el Ayuntamiento se promueve la adopción y se recomienda la visita a centros de adopción y protectoras de animal.

Charla sobre los cuidados de los animales de compañía

Una actividad incluida en la campaña «Sabadell vela por los animales» es una charla del veterinario Ricard Adan que tendrá lugar mañana 14 de julio, a las 18.30 horas, en el restaurante La Capilla. Este encuentro está pensado para que los propietarios de animales de compañía puedan asistir con ellos. Sólo será necesario realizar la inscripción previa en benestaranimal@ajsabadell.cat.

La charla es «La cultura del cuidado del animal de compañía» y se expondrán diferentes temáticas, como los cuidados de los animales de compañía, las vacunaciones, las desparasitaciones, viajar con el animal o qué precauciones debemos tener en verano, entre otros temas. La charla está pensada como una ponencia participativa donde el público pueda intervenir haciendo preguntas al veterinario para cualquier duda.

“Existe una discriminación brutal hacia los PPP por el simple hecho de nacer con una determinada raza”

La creación de los mal llamados Perros Potencialmente Peligrosos (PPP) ha generado una estigmatización tan sólida como injusta en muchos perros por el simple hecho de pertenecer a una raza determinada. El racismo de la propia normativa, los intereses personales, el desconocimiento social, la falta de profesionalidad por parte de los medios de comunicación y la irresponsabilidad de los propietarios son algunos de los motivos que han creado una reputación negativa y falsa sobre determinadas razas de estos peludos.

Como consecuencia de una serie de incidentes provocados por perros a finales del siglo XX, las administraciones competentes decidieron cambiar la normativa y regular la tenencia de los perros presuntamente peligrosos. De esta manera, el Real Decreto 287/2002 del 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999 del 23 de diciembre, estableció como Perros Potencialmente Peligrosos (PPP) a una serie de razas de perro. Un listado que podía ser ampliado desde cada Comunidad Autónoma si se consideraba necesario.

El experimentado educador y cuidador de Perros Potencialmente Peligrosos, Miquel Montanera, explica para Animalados que “Muchos de los ataques de perros que impulsaron la ley de los PPP fueron provocados por perros de razas que no forman parte de esta lista. La realidad es que para poder aplacar el ruido mediático causado por estos incidentes de finales del siglo pasado se necesitaba una ley y decidieron crear una lista de razas de perro totalmente injusta”.

Montanera recuerda que “precisamente a la persona a la que se le encargó la elaboración de la lista de los PPP era un criador de Pastores Alemanes”, una raza que a finales del Siglo XX era la más popular y la que mayor número de ventas tenía en España. “Los perros de raza tipo Pitbull, Dóberman, Rottweiler… estaban entrando con fuerza en esa época en el estado español y generaban competencia a otras razas como el Pastor Alemán, así que pensó que la aparición de estas nuevas razas podría fastidiarle su negocio y decidió incluirlas en la lista de Perros Potencialmente Peligrosos”, añade.

Una legislación racista que ha calado con fuerza en la sociedad

Miquel Montanera se une a la opinión de muchos otros educadores caninos, expertos en conducta animal, veterinarios, abogados, etc., indicando que “La peligrosidad de un perro no depende de la raza, depende en gran medida de la educación que haya recibido el propio animal. Puedes tener un peludo de raza Chihuahua, por ejemplo, que si la persona responsable no le enseña correctamente, morderá o atacará a otros perros o a las personas. Obviamente no causará el mismo dolor que la mordida de un perro de tamaño grande, pero la realidad es que un perro mal educado te puede atacar independientemente de la raza a la que pertenece”.

La Ley de los PPP ha generado una estigmatización y una mala reputación sobre una serie de perros de una manera totalmente injustificada. Montanera considera que “se le ha dado tanta importancia a atribuir la peligrosidad a estas razas, que el mensaje ha calado en la sociedad. Es muy común escuchar en la calle ¡Cuidado con este animal que es un Pitbull!, o ¡Cuidado con este otro que es un Dóberman! Igual que existe el racismo entre las personas, se ha hecho lo mismo con estos animales. Existe una discriminación brutal hacia los perros llamados potencialmente peligrosos por el simple hecho de nacer con una determinada raza”.

Una ley que afecta gravemente al comportamiento del propio animal

Según exige la Ley, los PPP deben ir siempre en la vía pública con bozal y atados con una correa que no supere los dos metros de longitud, una normativa que afecta gravemente al comportamiento del animal. “Estas limitaciones provocan que los perros considerados de raza potencialmente peligrosa no puedan comunicarse en plenitud, ni socializar, ni relacionarse con otros perros o con otras personas. La propia normativa condiciona mucho la libertad del animal y provoca que en ocasiones el can pueda tener comportamientos más reactivos”, opina el educador canino.

Durante el pasado mes de abril, el Gobierno español informó que trabaja en la posibilidad de una nueva normativa que pondría fin a la lista de razas de perro potencialmente peligrosas para llevar a cabo en su lugar un mecanismo de validación de comportamiento de cada animal, evitando así prejuicios injustos y discriminaciones. Miquel Montanera cree que este cambio legislativo “es lo más lógico, pero lo más importante es conocer cuáles van a ser los criterios para establecer que un perro es potencialmente peligroso o no. También es muy importante saber quiénes van a ser los encargados de definir estos criterios. Tiene que ser gente correctamente formada y profesional, que conozca bien el tema y no los carcamales de siempre”.

Más del 50% de los perros de muchas protectoras españolas son PPP

La cría ilegal, el abandono y las dificultades para dar en adopción son otros problemas relevantes que sufren los PPP en España. La mala reputación instaurada injustamente en nuestra sociedad es un hándicap para la adopción de estos animales, pero Montanera comenta que “también cuesta mucho dar un PPP en adopción porque hay que tener una licencia concreta para poder tenerlos. Para conseguir esta licencia has que pasar un test psicotécnico que hay que pagar, has de tener un seguro que también hay que pagar, y además, hay que realizar unos trámites con el ayuntamiento en cuestión para conseguir la licencia, trámites que en algunos ayuntamientos también hay que pagar. Todo este proceso puede alcanzar los 200 euros y provoca que mucha gente ni se plantee adoptar un PPP”.

Por otro lado, existe una problemática histórica con la carencia de voluntarios con licencia para poder pasear y atender correctamente a los PPP de las protectoras, sin embargo, el experimentado cuidador afirma que “por suerte cada vez hay más voluntarios que obtienen la licencia y pueden sacar a estos animales a pasear. Los voluntarios están viendo de primera mano en el día a día de los refugios que toda la historia que hay alrededor de estos animales es mentira. Incluso los perros que más problemas generan muchas veces son aquellos que no son considerados perros de raza potencialmente peligrosa, pero la realidad es que más de 50% de los perros de muchas protectoras españolas son PPP”.

La desestigmatización de los PPP: una proceso de todas las partes implicadas

Los perros potencialmente peligrosos pueden llegar a existir, pero como ya hemos analizado nunca atendiendo a una cuestión de raza. Según la mayoría de los expertos en conducta animal, la peligrosidad de un peludo suele estar relacionada con una mala educación por parte de su responsable. “Si un perro da una serie de señales y el responsable no las atiende y continúa insistiendo con según qué acciones, es posible que el perro pueda tener una actitud reactiva. Una parte importante de las agresiones que hay por parte de perros suceden porque las personas no saben interpretar el comportamiento o las necesidades del animal. Es muy importante y hace falta más educación animal en los responsables”, explica Miquel Montanera.

Además de la educación animal, el experto en conducta de PPP considera que los medios de comunicación tienen también parte de culpa en la estigmatización que sufren estos animales. “Vende mucho publicar un titular destacando que un Pitbull o un Rottweiler han mordido o atacado a una persona. Muchas veces estas noticias se publican sin ni siquiera asegurarse de que el animal era realmente de esa raza. Estas cosas hacen mucho daño, pero la realidad es que vende más que el ataque haya sido de uno de estos animales que de un Pastor Alemán o de cualquier otra raza. Además, en la mayoría de las ocasiones no se explica por qué ha sucedido el incidente”.

Para acabar, Montanera opina que la desestigmatización de los PPP es un proceso que requiere la implicación de todas las partes. “Además de un cambio de ley y de más educación animal, los medios de comunicación tendrían que hacer campañas reales de los que son los perros considerados PPP, ni a favor ni en contra. Las escuelas también podrían poner su granito de arena con más formación en material animal. Es necesario que la ciudadanía esté más concienciada de lo qué realmente son estos perros para poder, entre todos, acabar con esta estigmatización. La gente ha de meterse en la cabeza que un perro puede ser un Pitbull o un American Standford, pero si el animal recibe la educación adecuada, es un perro como cualquier otro”.