Entradas

Los trabajadores de Aena no podrán alimentar animales en el aeropuerto de Barajas

La nueva normativa de seguridad que se aplicará en el aeropuerto de Barajas, entre otros aeropuertos, no deja lugar a duda. A partir del próximo martes, los operarios que trabajen para Aena no podrán alimentar aves ni ningún otro animal. La medida ha causado una fuerte polémica entre los trabajadores.

El sindicato CSIF ha sido el primero en contestar públicamente ante lo que consideran un caso de maltrato animal. “No se puede prohibir que se alimente a un animal que lo requiere, eso es maltratar al animal” afirma el comunicado publicado por CSIF.

La compañía, en cambio, argumenta que alimentar animales, en especial aves, ‘suponía un peligro para ellos, así como para pasajeros y trabajadores’. Además, matizan que la medida solo afectará zonas de movimiento de aeronaves. El boletín de Seguridad operacional, que regula esta medida, ‘estipula la prohibición de alimentar animales dentro del recinto aeroportuario’.

Una decisión que no comparten desde CSIF. Desde el sindicato aseguran que la empresa ha amenazado con expedientar, y en algunos casos despedir, aquellos trabajadores que alimenten animales. En este sentido, han calificado de ‘autoritario’ el modo de proceder de la compañía.

Desde el CSIF están de acuerdo con evitar que los animales estén en zonas próximas al despliegue. Pero también afirman que la medida podría ser contraproducente. ‘Sin comida, los animales se mueven por todo el recinto en busca de comida, lo cual, aumenta los riesgos’ según reza el comunicado.

Encuentran a Sole

Tras cincuenta días desparecida en el aeropuerto de Barajas, hoy Borja San Juan, de la asociación Vidas de Gato, ha encontrado a Sole, la gata de la italiana de Silvia Pitarresi

Desde el 11 de julio no se ha parado ni un momento la búsqueda de la gata. Gracias a la insistencia y perseverancia de Silvia Pitarresi, la asociación Vidas de Gato, Arancha Sanz de la SPAP y otros infatigables animalistas madrileños por fin Sole está a salvo. Recordamos que la desaparación se produjo después de que, por motivos que todavía se desconocen, el transportín donde viajaba Sole se abrió en el Aeropuerto de Barajas permitiendo que la gata se escapara. Sole y su familia hacían escala en Barajas para ir hacia Marraquech.

Desde Animalados celebramos el final feliz de la que ha sido una historia dramática desde su inicio y felicitamos a Pitarresi y a todos los voluntarios por su empeño y compromiso.

 

Noticia relacionada

«Gracias a todos los que estáis ayudando tanto en la búsqueda de Sole»