Entradas

«Siempre merece la pena seguir por ver a las animales felices en su hogar, lejos de cualquier opresión»

Almas Veganas Santuario Animal ha lanzado una campaña de GoFundMe para salvar las tierras de su santuario, lugar donde habitan más de 50 animales. El colectivo antiespecista, transfeminista y libertario necesita ayuda económica para seguir con la gestión de un santuario ubicado en Girona que rescata animales de la esclavitud.

Almas Veganas Santuario Animal se constituyó como una ONG sin fines de lucro a finales de 2016 con el objetivo de construir un santuario para el rescate y cuidado de los animales. Para lograr esta meta, las nueve representantes de la organización tuvieron que realizar diferentes acciones de recaudación de fondos hasta disponer finalmente en octubre de 2018 de unas instalaciones con 45 hectáreas verdes y con agua ilimitada por sus diversos ríos.

“Encontramos un lugar perfecto, boscoso, lleno de vida y naturaleza en los alrededores de Girona y con mucho esfuerzo arrancamos la construcción y adaptación del sitio para poder recibir a nuestros primeros habitantes, personas no humanas en busca de un hogar”, explican las representantes actuales de Almas Veganas Santuario Animal. En ese momento todo funcionaba de forma óptima: “Fue llegando gente y con esfuerzo se ahorró lo suficiente entre varias compañeras para poder pagar la entrada que pedían para las tierras del santuario”, detallan.

Así, Almas Veganas Santuario Animal logró comprometerse con su causa: “Hicimos un contrato de alquiler con opción de compra a dos años y medio. Dimos una entrada de 40.000 € y pagamos desde entonces 2.000 € mensuales que se van restando a la cuota final que será la compra. Siendo nueve personas en la organización supuestamente comprometidas lo vimos viable”, cuentan las dos miembros de la asamblea.

La realidad es que con el paso del tiempo, las cosas se fueron complicando y poco a poco Almas Veganas Santuario Animal fue perdiendo colaboradoras: “Actualmente somos dos, Fani y Rans. Por varios motivos, principalmente la falta de compromiso y realmente no priorizar el proyecto, las otras compañeras tomaron rumbos diferentes quedándose en nosotras solas la responsabilidad de tirar adelante el hogar de todas las habitantes que viven en el Santuario, con todos los gastos que conllevan”.

Tras la falta de compañeras en el santuario, Fani y Rans especifican por qué necesitan ayuda de manera desesperada: “Tenemos que conseguir 50.000 € para poder dar una entrada y poder pedir una hipoteca para comprar las tierras del Santuario y así seguir con nuestra labor. Trabajamos a diario con todas las tareas, desde cuidar a los animales, mantener y reparar instalaciones, crear nuevas… También trabajamos en el exterior para afrontar los gastos de alimentación y veterinaria de las habitantes, además del pago de las tierras, materiales de construcción, permisos…”.

A pesar de la situación actual, Rans y Fani quieren dar continuidad a este proyecto: “Hace dos años que luchamos al máximo por esta causa con la que nos estamos dejando toda nuestra energía, estamos agotadas pero siempre merece la pena seguir por ver a las animales felices en su hogar, lejos de cualquier opresión. Son nuestra familia y necesitamos afianzar su hogar. Tenemos un año de margen para conseguir el objetivo. A nosotras nos es inviable ahorrar esa cantidad con todos los gastos mensuales que tenemos que afrontar solas”.

Aquí puedes encontrar toda la información y colaborar con la campaña “¡Salva el Santuario Animal Almas Veganas!»