Entradas

“Los intereses son los que frenan a una Andalucía comprometida con los animales“

Entrevista a Lola García, presidenta de la Abogacía Andaluza por la Defensa Animal, una organización que tiene como objetivo la formación de compañeros en materia de derecho Animales, la intervención en todos los procedimientos judiciales relacionados con materia animal, la colaboración con Ayuntamientos, redacción de normativa, reglamentos, la realización de campañas de concienciación… en definitiva, conseguir el mayor bienestar posible para los animales.

ADDA es una entidad joven pero muy nutrida. ¿La Abogacía Andaluza va por delante de la sociedad o es reflejo de una sociedad defensora de los animales que no siempre queda reflejada en los medios?

Creo que AADA es un reflejo de la sociedad andaluza. A muchos no les gusta o les interesa que la Andalucía ecologista y animalista salga a la luz y  la  pretenden invisibilizar. Pero a la clase política andaluza le queda un largo camino en la protección y defensa de los animales, pero sin duda, la sociedad andaluza sí ha evolucionado en la empatía hacia los animales, y la protección del medio ambiente. Muestra de ello es la gran cantidad de asociaciones, protectoras, federaciones de protectoras que hacen una labor formidable y en muchas ocasiones, suplen funciones que le corresponden a la administración, sin ninguna retribución económica….

¿A quién le interesa repetir el tópico de la Andalucía insensible con los animales?

Sin duda hay muchos intereses económicos detrás, los lobbies de la caza y la tauromaquia tienen un gran poder  y detrás de estos sectores hay mucha subvención, mucho dinero público. Por todos es sabido que la tauromaquia solo subsiste ya por las subvenciones. No existe un relevo generacional, ni siquiera en Andalucía, por mucho que se empeñen en fomentar escuelas taurinas. Ojalá, algún día se dedique una parte de ese dinero al fomento del respeto hacia los animales y la flora y a la gestión responsable de nuestra naturaleza, seguro que nos iría mucho mejor a todos.

Caza, tauromaquia, tracción a sangre, abandono, omisión de cuidados… ¿En qué orden colocarías las amenazas que sufren los animales en Andalucía?

Lamentablemente todas estas  amenazas que enumeras,  las podría en el primer puesto. Tenemos mucho trabajo que hacer para revertir en la medida de nuestras posibilidades, todas estas amenazas.

Las entidades van perdidas a la hora de denunciar. ¿Estáis aquí para ayudarlas?

Nosotros nos ofrecemos ayudar a las asociaciones que contactan con nosotras, intentamos ofrecerle orientación jurídica en todo lo que nos planteen, pero  hay que entender que toda nuestra colaboración es desinteresada, completamente voluntaria y no disponemos de todo el tiempo que nos gustaría, desde aquí hago un llamamiento a todos aquellos compañeros y compañeras que se unieran a nuestra asociación, para poder abarcar más y mejor. No tenemos ninguna ayuda ni subvención y  nos gustaría poder hacer más de lo que hacemos.  Planteamos hace un año en todos los colegios de abogados de Andalucía y ante el Consejo Andaluz de Colegio de Abogados, una iniciativa que INTERcids presentó en Barcelona, para la creación de un turno de oficio penal específico para la defensa y protección de los animales, pero lamentablemente no hemos obtenido el apoyo suficiente para su implantación.

¿Cuándo nació AADA?

AADA nació en el mes de octubre de 2017, un año después de la creación de la Comisión de derecho animal del Colegio de a abogados de Sevilla.

¿Con qué objetivos?

Entre nuestros objetivos está la formación de compañeros en materia de derecho Animales, intervención en todos los procedimientos judiciales relacionados con materia animal, colaboración con  Ayuntamientos, redacción de normativa, reglamentos, la realización de campañas de concienciación… en definitiva, conseguir el mayor bienestar posible para los animales.

Estáis camino de los 200 socios. ¿Verdad? 

Estamos entorno a los 150 abogados y abogadas con representación en todas las provincias de Andalucía y formamos una red de compañeros  con muchísima profesionalidad y muy preparados, esperamos que se animen muchos más a participar en esta bonita causa.

Habéis reaccionado ágilmente liderando un manifiesto contra el adoctrinamiento de la infancia hacia la caza en las escuelas. ¿Por qué mecanismos ha prosperado algo así?

Debo decir que nos hemos sentido desbordados por el gran apoyo que ha tenido el Manifiesto contra la promoción de la caza en los colegios andaluces. Hasta ahora ya lo han apoyado más de 230 organizaciones de todo el país, incluidos algunos partidos políticos, asociaciones nacionales muy importantes y muchísima gente que nos ha hecho llegar su indignado con este tema. Es aberrante exponer a los menores a actos de  violencia y el maltrato hacia los animales como la caza.

La Junta de Andalucía debe proteger a los menores y evitar su exposición a la caza, porque ya existen muchos informes de psicólogos y psiquiatras que alertan  de las graves secuelas que les causa a los menores, no podemos presentar como normal, disfrutar del sufrimiento de los animales . Exigimos la retirada inmediata  de esta  medida y de cualquier otra que suponga  la promoción de  la violencia y el maltrato hacia los animales.

¿Qué se puede hacer para proteger a los menores de ese tipo de violencia que ya denunció la ONU respecto al maltrato de los toros?

Es evidente que las administraciones públicas tienen el deber de levar por los menores y la recomendación de la ONU es totalmente aplicable a la caza, ya que la recomendación recogía los perjuicios que se causa a los menores por su exposición a la violencia hacia los animales.  La normativa andaluza prohíbe la presencia de menores de catorce años, pero lamentablemente ya han sido varios los menores, de muy corta edad que han fallecido en monterías. Es totalmente intolerable.

¿Pueden los padres exigir la sustitución de las clases de caza alegando objeción de conciencia?

Nuestro objetivo es la retirada de la medida, pero de no ser así,  estamos  teniendo contacto ya con los principales representantes del sector educativo, para encontrar los mecanismos adecuados y las soluciones posibles, entre ellas, lógicamente la objeción de conciencia es un derecho individual que puede ejercerse en este tema, como en las excursiones a los zoológicos, granjas, etc.

¿Y los directores de escuela y la comunidad educativa?

Nos han llegado muchísimas adhesiones de profesores, de AMPAS, de representantes de sindicatos, etc. La comunidad educativa está en contra de esta medida.

La reforma de ley Andaluza de protección Animal es una reivindicación recurrente y sobre la que desde un grupo político se hizo una propuesta muy potente. ¿La nueva ley para cuándo?

Ojalá los partidos hubieran tenido altura de miras, y se hubiera podido tramitar aquella iniciativa, que resultó una experiencia para muchos de nosotros, muy emotiva, porque acercó la política a la gente,  a la realidad social…
Lamentablemente, desde AADA no tenemos demasiadas esperanzas en que se reforme la actual ley de bienestar animal, una  ley obsoleta de más de 16 años de antigüedad.

¿La obligación de acoger todos los animales que sean entregados en Zoosanitarios o protectoras es parte del problema del que se valen los ayuntamientos para persistir con el sacrificio?

No hay voluntad política de solucionar el tema del abandono porque todo el mundo conoce las fórmulas que se deben aplicar, y sin embargo, nada se hace. ¿Cuántos ayuntamientos hacen campañas efectivas y con presupuesto económico real para campañas de concienciación, campañas en favor de la adopción y en contra de la compra de animales, imponer impuestos a las tiendas? Muy pocos…

¿No tendría más sentido imponer la identificación y la esterilización obligatorias?

Existen muchas medidas que se pueden adoptar, y es lamentable que España siga estando en la cola de los países donde se tiene en cuenta el bienestar de los animales, a pesar de que el  art. 13 de la TFUE,  exige a los Estados miembros que respeten las exigencias en materia de bienestar de los animales como seres sintientes.

¿Por qué crees que según algunos Andalucía no puede seguir los pasos de otras regiones con sacrificio cero?

No creo que Andalucía no pueda con el sacrificio cero, todo es cuestión de voluntad política, y en este caso, como decimos, no la hay.

Abogacía Andaluza por la Defensa Animal acaba de coorganizar junto con Intercids uno de los Congresos sobre derecho Animal más completos que se recuerdan. ¿Podrías darnos tres titulares?

El II congreso estuvo compuesto por seis mesas que tocaban muchísimos temas, por profesionales muy punteros en derecho animal, pero  si tuviera que destacar tres titulares, destacaría:

-El gran desconocimiento que existe todavía entre el vínculo entre la violencia hacia los animales y la violencia intrapersonal.
– La necesidad de que la administración asegure el bienestar de los animales que participan en romerías
– La formación de los agentes, una asignatura pendiente, imprescindible tanto para el buen fin de las denuncias como para una mayor concienciación de la población.

¿Cómo avanzará AADA en los cinco próximos años?

Espero que dentro de cinco años la clase política andaluza haya evolucionado lo suficiente para dotar a la abogacía de herramientas jurídicas con las que trabajar con seriedad, porque la sociedad andaluza ya ha experimentado una gran evolución y concienciación en este campo. El delito de maltrato animal dejará de ser un delito de segunda, y existirá ya una tolerancia cero contra el maltrato y la violencia hacia los animales. La formación de la judicatura y la de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado en este campo, es también un objetivo a cumplir en los próximos cinco años.

¿Qué condición hay que cumplir para ser miembro?

Para ser miembro de AADA el único requisito es ser abogado o abogada en Andalucía y enviarnos un email, manifestando su voluntad de querer ser miembro. Dado que no tenemos ninguna ayuda ni subvención económica, recientemente hemos creado una cuenta Teaming para que todo aquel que así lo considere, pueda colaborar con 1€ al mes.

¿Y para estar informado de vuestras actividades?

Puede seguirnos en redes sociales, periódicamente vamos realizando actividades y eventos.

«Haremos todo lo posible para evitar la enseñanza de la caza en los colegios»

La Abogacía Andaluza por la Defensa Animal (ADDA) ha elaborado un manifiesto en contra de la introducción de la caza en las escuelas andaluzas. Lola García García, presidenta de la asociación de abogados, ha dejado claro que harán todo lo posible para evitar la introducción de la actividad cinegética dentro de las aulas.

El pasado 23 de octubre el PP, Vox y Ciudadanos firmaron un acuerdo sobre la introducción de la actividad cinegética dentro de los presupuestos de 2020. Desde la Consejería de Educación aseguran que la caza “está íntimamente relacionada con los contenidos en el área de Ciencias Naturales” y han defendido que los alumnos deben conocer dentro de las aulas su “valor e importancia para conservar el medio natural, generar empleo y conocer el desarrollo del mundo rural”.

La reacción por parte de los amantes de los animales ante este acuerdo ha sido inmediata. Desde la Abogacía Andaluza por la Defensa Animal se ha elaborado un manifiesto en el que se pide a la Junta de Andalucía que “se retire dicha medida de adoctrinamiento de forma inminente y en su lugar, se invierta en fomentar y educar a los niños y a las niñas andaluces en valores positivos como el respeto y cuidado a los animales y la flora, así como la gestión sostenible de nuestros espacios naturales, y en contra de cualquier acto de maltrato y violencia”.

Desde Animalados hemos hablado con Lola García García, presidenta de la Abogacía Andaluza por la Defensa Animal, quien ha dejado claro que lucharán para evitar esta situación: «Haremos todo lo posible para impedir la enseñanza de la caza en las aulas. Padres, madres, sindicatos, asociaciones animalistas… se están moviendo y posicionando en contra de una decisión que no representa la voluntad de la sociedad andaluza».

En ADDA recuerdan que “han sido muchos los menores que han muerto en la cacerías en los últimos años, algunos de muy corta edad, como es el desgraciado accidente que tuvo lugar en el mes de enero de 2019 en un finca en Guillena (Sevilla) con un menor, de tan sólo 4 años que participaba en una montería, a pesar de que la ley no permite la presencia en monterías a los menores de 14 años”.

La asociación ha afirmado que está trabajando en presentar alegaciones, así como una denuncia ante el Defensor del Menor por vulnerar la Ley 1/1998 de los Derechos y la Atención al Menor. Desde el gremio de abogados andaluces animalistas no están dispuestos a “aceptar esta vulneración cuando la sociedad andaluza está cada vez más concienciada en contra de cualquier acto de maltrato o violencia hacia los animales”, para ADDA esto significa un “grave retroceso y no representa el sentir del pueblo andaluz”.

Lola García nos comenta que «la introducción de la actividad cinegética en las aulas incumple normas orgánicas en educación y atenta contra los derechos de los menores, exponiendo a los alumnos a la violencia animal. Por otro lado, está completamente fuera de lugar introducir armas dentro de las aulas y enseñar a los niños a utilizarlas».

La Abogacía Andaluza por la Defensa Animal ha organizado una acción colectiva en Twitter el día 31-10-2019 de 17:00 a 17:30h para que los usuarios escriban un tweet con el hastag: #Fueralacazadelasescuelas, y etiqueten a la @AndalucialaJunta.

Conoce la nueva playa para perros de Santa Pura

La localidad onubense de Lepe inauguró el pasado 31 de julio la playa canina de Santa Pura. Un espacio dirigido al recreo de los animales que cuenta con una amplia superficie y con todo el equipamiento necesario para el bienestar de los perros y de las personas.

El Ayuntamiento de Lepe apuesta fuerte por el bienestar de las personas con perro, y como consecuencia de ello el pasado 31 de julio hizo oficial la apertura de la playa canina de Santa Pura. El lugar dispone de una superficie de 1.000 metros y se encuentra ubicado entre La Antilla y Punta Umbría. Además, a unos 500 metros de distancia se encuentra un conocido chiringuito de la zona en el que se puede disfrutar de un refrigerio para combatir las altas temperaturas.

El espacio especificado como playa canina cuenta con los permisos correspondientes de las delegaciones provinciales de Salud y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Huelva y Capitanía Marítima de Huelva. Tal y como ha especificado el consistorio, se trata de un espacio público y gratuito al que pueden asistir personas y animales de compañía para disfrutar.

Es muy destacable la presencia muy cercana a la playa del espacio de ocio Santa Pura Club. Un lugar que realiza todo tipo de actividades culturales, musicales y educativas. Por tanto, las personas que disfruten de las vacaciones en esta localidad de Huelva tienen todos los ingredientes adecuados para poder gozar de una gran experiencia junto a los peludos.

Normas de uso de la playa de Santa Pura

-Los responsables de los perros deben llevar consigo la documentación en regla del animal.

-Es obligatorio recoger los excrementos de los animales y depositarlos en las papeleras pertinentes.

-Es responsabilidad de las personas controlar en todo momento al animal, para evitar así que pueda molestar al resto de usuarios.

-Está totalmente prohibido el baño de todos los usuarios en la playa, incluido el de las personas.

-Los perros sólo pueden permanecer en la zona delimitada como playa canina.

-Los perros de raza potencialmente peligrosa deben ir siempre atados y con el bozal homologado.

-Los perros de más de 20 kg tienen que llevar siempre el bozal homologado.

 

Guía de playas para perros de Andalucía

Estamos en plena temporada playera y son muchas las personas que quieren ir a darse un chapuzón junto a su perro. Por este motivo desde Animalados te facilitamos las playas caninas de Andalucía para que puedas combatir las altas temperaturas de la mejor manera posible.

Lo primero que llama la atención cuando analizamos las playas para perros de Andalucía es la poca cantidad de espacios habilitados para peludos a lo largo de una costa tan rica como la del sur de España. Tan sólo catorce playas caninas distribuidas entre las cinco provincias de costa del territorio andaluz: Costa del Sol (Málaga), Costa de la Luz (Huelva), Costa de la Luz (Cádiz), Costa Tropical (Granada) y la Costa de Almería (Almería).

La provincia de Málaga es la que tiene más zonas habilitadas para los canes. Las playas caninas de Andalucía tienen una normativa peculiar: en las playas habilitadas para perros está prohibido el baño para las personas. La Junta de Andalucía prohibió el acceso de los perros a las playas en la temporada de verano, por lo que los ciudadanos con peludos encontraron su espacio en aquellas aguas que no eran aptas para personas.

Playas de Almería

Playa de la Rana (Adra)

Es un espacio con una extensión de 350 metros delimitados por una valla situado entre las playas de El Lance de la Virgen y de La Gaviota. El terreno está formado por arena de grano fino y pequeñas piedras. La playa de la Rana es la única playa apta para perros de toda la provincia almeriense y está habilitada para el uso canino a lo largo de todo el año.

Normativa

-Los perros tienen que ir acompañados por un adulto mayor de edad.

-Tienen que estar vacunados, desparasitados y dotados del microchip correspondiente.

-Recoger los excrementos para garantizar el buen estado de mantenimiento del lugar.

Playas de Cádiz

Playa de Camposoto (San Fernando)

La playa de San Fernando está abierta para el uso canino durante la temporada de verano, es decir, entre el julio y septiembre. La orilla de la playa se encuentra muy alejada de la zona de aparcamiento, por lo que hay que recorrer un largo sendero (2 km) para poder disfrutar del baño. Por otro lado, varios usuarios aseguran que han sido amenazados con ser multados por llevar al perro suelto por el espacio de la playa habilitado para los canes. La única característica positiva que presenta este lugar son los más de 1.000 metros que dispone el animal para correr y disfrutar de un día de playa, pero claro si tienen que ir atados a la correa…

Playas de Córdoba

Playa de Valdearenas (Iznájar)

A pesar de que la provincia de Córdoba no dispone de costa, el Ayuntamiento de la localidad de Iznájar ha habilitado dos espacios caninos en el embalse del pueblo. Se trata de un espacio natural situado en el Lago de Andalucía rodeado de montañas y de un paisaje idílico. El espacio tiene una superficie de algo más de 160.000 m2 con una longitud de playa de 1.5 km. Además del espacio canino Valdearenas cuenta con aseos, restaurantes, camping, escuela náutica, hoteles e instalaciones deportivas.

Playas de Huelva

Playa El Espigón (Huelva)

Es un espacio de unos 2.500 m2 habilitada para el uso canino desde el 1 de julio al 30 de septiembre. La superficie está formada por arena fina y no cuenta con ningún tipo de equipamiento más allá de papeleras.

Normativa

-Mantener controlada a tu mascota.

-Recoger los excrementos y depositarlos en las papeleras habilitadas.

-No molestar a lo demás usuarios de la playa.

-Llevar la cartilla de vacunas al día.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa debe ir atado y con bozal.

Playa de la Gola (María Cristina)

Esta playa canina no permite el baño a los animales. El espacio está formado por arena fina dorada que ocupa los 800 metros de longitud del lugar. La playa está ubicada junto al espigón de levante, al sur del puerto deportivo, junto al barrio del Cantil e inmediatamente después de la playa del Cantil.

Playas de Málaga

Playa de Arroyo Totalán (Málaga)

Esta playa está situada entre Málaga y el Rincón de la Victoria, junto a la desembocadura del Río Totalán. Dispone de unos 18.000 metros2 y está compuesta por arena, grava y piedras. El espacio únicamente está equipado con papeleras y duchas.

Normativa

-No molestar a los demás usuarios.

-Recoger los excrementos y depositarlos en las papeleras.

-Llevar contigo y al día la cartilla.

-Llevar al perro atado y con bozal si es de raza potencialmente peligrosa.

Playa de Benalcan (Benalmádena)

Está nueva playa está equipada con una ducha, un bebedero especial para los perros, papeleras y un cartel con las normas de las instalaciones. La superficie está formada por poca y arena. En la localidad de Benalmádena también se está construyendo un parque canino nuevo de 3.4000 metros cuadrados por lo que esta localidad está apostando por ser un lugar pet friendly.

Playa del Castillo (Fuengirola)

Esta playa de arena fina es una de las mejor valoradas por los usuarios. El espacio canino dispone de 2.000 metros 2 y se encuentra entre la zona del Castillo Sohail, justo antes de cruzar el río.

Normativa

-Controlar al perro y evitar molestar a los demás usuarios.

-Recoger los excrementos de los animales.

-Los perros de raza potencialmente peligrosa no pueden acceder a la playa.

-Los perros de más de 20 kg deben llevar bozal.

-Todos los perros deben de tener la documentación al día.

Playa canina de Torre del Mar (Torre del Mar)

Está playa está formada por 4.000 m2 situados muy cerca de la desembocadura del Río Vélez. La arena fina es ideal para el recreo de los perros que, además, cuentan con un pipicán de 150 m2 y una zona con juego y circuito de agility de 250 m2. Es una de las mejores playas caninas de Andalucía.

Normativa

-Los perros tienen que estar vigilados y evitar que causen molestias al resto de usuarios.

-El propietario del perro es responsable de los daños causados por el animal.

-Llevar la documentación pertinente del animal.

-Los perros de raza potencialmente peligrosa y aquellos que pesen más de 20 kg deberán llevar bozal.

-Los perros nerviosos tendrán que ir siempre con correa.

-Está prohibido hacer nudismo y pescar.

-Es obligatorio recoger los excrementos de los peludos y depositarlos en las papeleras habilitadas.

Playa de Torrox (Torrox)

Es un pequeño espacio situado junto a la desembocadura del río Torrox y junto al faro de la localidad. La playa se encuentra por tanto en un espacio precioso. Este lugar se encuentra habilitado para los perros durante todo el año y destaca por su gran servicio de limpieza.

Normativa

-La playa no está habilitada para el baño de las personas, aunque tampoco se específica que esté prohibido hacerlo.

-Es obligatorio recoger las deposiciones de los perros.

-Los responsables tienen que llevar consigo la documentación del animal.

-Los PPP y los animales de más de 20 kg deberán llevar bozal.

Playa de Piedra Paloma (Casares)

Esta playa ha acotado unos 400 metros para el recreo de los perros. El lugar está equipado por un chiringuito, hamacas, duchas y papeleras. No existen limitaciones de horarios a lo largo del año para la zona canina.

Normativa

-Mantener controlada a la mascota, procurando que no moleste a los demás usuarios.

-Recoger los excrementos.

-Llevar contigo las vacunaciones al día y la cartilla.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa deberá ir atado y con bozal.

El Pinillo (Marbella)

Es un espacio de 1.5 km de longitud formado por arena y piedrecitas. El lugar está equipado con papeleras, fuentes y duchas para los animales. La playa está situada a las afueras de la ciudad y el parking está algo alejado de la zona de baño por lo que deberás andar a través de un sendero de madera para llegar.

Normativa

-Respetar a los demás usuarios y tener controlado al peludo en todo momento.

-Recoger los excrementos.

-Está prohibido el baño a las personas.

Playa de Ventura del Mar (Marbella)

Es una playa semiurbana formada por arena ubicada en la zona occidental de la Playa de Nueva Andalucía. El espacio delimitado para el recreo canino cuenta con unos 250 lineales.

Normativa

-Llevar la cartilla de vacunas al día.

-Tener controlados a los animales y respetar al resto de usuarios de la playa.

-El baño de los usuarios está prohibido.

Playas de Granada

Playa El Cable (Motril)

Esta zona tradicionalmente destinada a la pesca se encuentra junto al puerto de la ciudad y está actualmente habilitada para el recreo canino. La playa está disponible todo el año y cuenta con una buena opinión por parte de los usuarios.

Normativa

-El propietario tiene que llevar consigo la documentación del animal.

-Los PPP tienen que llevar el bozal y estar atados.

-Es obligatorio recoger los excrementos y depositarlos en las papeleras.

-Los perros nerviosos tienen que ir con correa.

-Está prohibido salir de la zona delimitada al uso canino.

Rafaela Prada: «una colonia de gatos no es una plaga a erradicar cuando alguien considera que molesta»

Rafaela Prada es una ciudadana andaluza que como muchas otras ha traspasado el estatus de propietaria de animales de compañía al activismo animalista. Informada y concienciada sobre los derechos y deberes respecto a los gatos fetales nos responde a unas preguntas que nos informan sobre la realidad de Cádiz, una provincia dond los gatos callejeros van ganando en reconocimiento

¿Qué pasa en Cádiz con los gatos?

Habría que empezar contextualizando su situación actual, y me refiero a la capital, ya que está actuando como referente para otras iniciativas municipales. En el año 2005 se firmó un acuerdo entre el Colegio de Veterinarios y el Ayuntamiento de Cádiz, en el cual participaba a su vez una asociación protectora de animales y otra ecologista.  Dicha campaña se denominó “En tu ciudad, gato sano” y supuso un gran avance respecto a la situación anterior, caracterizada por la eliminación de las colonias molestas mediante la matanza sistemática. Pero se continuó matando animales, si bien de forma más selectiva, ahora ya bajo el paraguas  y excusa de la salud. Se capturaba a los gatos de aquellas colonias elegidas, se les realizaban los tests de inmunodeficiencia felina y de leucemia y, en el caso de resultar positivos, por muy asintomáticos que fueran, los gatos eran sacrificados.  Los números que se manejan son dispares,  incluso entre los propios gestores y, probablemente, las cifras reales no lleguen a conocerse nunca.  Dicho acuerdo se ha venido renovando hasta la actualidad  y está sirviendo como modelo para otros ayuntamientos  como el de Puerto Real  o el de Chiclana de la Frontera. Si bien ahora se afirma que el testaje y posterior sacrificio solo se llevan a cabo en caso de signos evidentes de enfermedad, las premisas siguen siendo las mismas, de igual modo que siguen siendo los mismos el oscurantismo y la falta de información pública y contrastable al respecto.  Y en cualquier caso, la dirección ejercida por el Colegio de Veterinarios no deja resquicios para intervenciones que no queden bajo su control. En palabras de su presidente:garantizar la salud de la ciudadanía gaditana es el fin último de esta campaña, puesto que la proliferación de cualquier animal de forma descontrolada supone un riesgo para los humanos, por su capacidad para transmitir enfermedades”.

En esta línea, la esperanza que surgió en la ciudad de San Fernando, con un CES aparentemente participativo y enfocado directamente al bienestar animal, se está convirtiendo en  más de lo mismo. El temor de que la actual desvinculación del Colegio de Veterinarios, de sus directrices e intereses, desaparezca, parece que no tardará mucho en hacerse realidad. 


Es cosa de la capital o ser gato en Caí es un peligro?

Tal como decía antes, la capital, con el prestigio oficial aportado por el Colegio de Veterinarios es el referente más imitado cuando los diferentes ayuntamientos deciden llevar a cabo una cierta gestión de las colonias. Resulta llamativo que, independientemente del color político de los responsables municipales,  en este asunto todo continúa prácticamente igual, esencialmente porque si bien el marco político e incluso los fines  a largo plazo son diferentes, la gestión diaria se deja en manos de los mismos de siempre, técnicos y asociaciones con hábitos y rutinas difíciles de cambiar.  La idea  que subyace es que los gatos son una molestia, una plaga. Los vecinos que se quejan por su presencia tienen razón y hay que atenderlos. Las personas que los cuidan, que suelen ser mujeres,  son unas locas que no tienen  idea de nada, a las que es necesario vigilar y “poner en su sitio”. Y el fin último, tal como se repite insistentemente por los gestores de las campañas, es la reducción inmediata del número de gatos de la calle. Obviamente, el método más eficaz para ello consiste en eliminarlos.  Jugando además con la imagen del gato como transmisor de enfermedades a los humanos. Una imagen que responde más bien al imaginario medieval del gato como animal satánico y que por razones no muy científicas, el oficialismo, en sus diferentes vertientes, paradójicamente también el veterinario,  no tiene interés en cambiar.

¿Por qué debe preocupar el concepto de gatos sanos?

La respuesta más inmediata surge de la evidencia vivida por las personas alimentadoras de colonias que han visto como animales totalmente  asintomáticos de cualquier enfermedad y con una posibilidad de vida en cuanto a duración y calidad no muy diferente  a la de cualquier gato de colonias,  han sido implacablemente sacrificados, en nombre, supuestamente, de su salud.

Habría muchas razones más técnicas y científicas. Por ejemplo,  la obsesión por la inmunodeficiencia y la leucemia, cuando existen enfermedades tan letales y de más fácil contagio.  La facilidad de realización de esos tests, o su precio, quizás tenga mucho que ver, más que el bienestar  animal. O el hecho de que la duración de la vida de un gato de la calle probablemente no permita que tales enfermedades lleguen a desarrollarse. Atropellos, venenos, etc…acabarán posiblemente antes con la vida de ese animal. Hay eminentes veterinarios que no ven en la positividad una condición suficiente para justificar el sacrificio.

Además hay importantes limitaciones técnicas que no permiten asegurar que un gato sea positivo. Nos referimos por ejemplo al retest. Y por encima de todo, porque es una cuestión ética. No se protege matando. Evitar el dolor en el momento en el que se está experimentando y cuando resulta intratable sí es una obligación. Matar para evitar un posible sufrimiento en un hipotético futuro….es un control poblacional, pero el calificativo de ético está de más.

No obstante, parece ser que matar a los gatos alegando las razones antes señaladas ha ido perdiendo defensores en los últimos tiempos. Por eso resulta muy significativo que, también cada vez con mayor frecuencia, se alude a la posible transmisión de enfermedades a los humanos. Una vez más, buscando excusas para matarlos. Así, desde instancias oficiales, sirviéndose de informes de supuestos expertos, se difunde un miedo entre la ciudadanía que justificará cualquier decisión posterior, tendente siempre a la eliminación de los gatos que se considera que exceden del número aceptable. Considero que difundir ese miedo no es solo una práctica irresponsable, como habitualmente se suele calificar. Es perversa.


Los carnets de alimentadores concedidos por el Ayuntamiento de Cádiz parece que son insuficientes ¿En qué sentido?

Inicialmente, el Ayuntamiento decidió que solo serían cuarenta, lo cual resultaba a todas luces insuficiente. No obstante, dadas las quejas que se produjeron, se abrió la posibilidad de conceder más carnets, incluso  en número ilimitado. Pero la realidad ha sido otra. Al no haberse realizado un censo real, aquellas personas cuidadoras de colonias no censadas no tienen derecho a disponer de carnet. Carnets que adjudican los gestores de siempre, aplicando la falta de transparencia de siempre, con el monopolio y despotismo de siempre.

En una carta que se publicó en el Diario de Cádiz usted cuestiona la transparencia del proceso de asignación de la adjudicación de carnets y del control de colonias

Mi queja respecto a la adjudicación de carnets se sustentaba en las medias verdades que desde el Ayuntamiento de Cádiz se habían difundido. No se había seguido un procedimiento de difusión pública, de participación ciudadana en la decisión tomada. No es solo que no hubieran contado con los alimentadores particulares, que ni están asociados ni desean estarlo, pero cuya labor resulta esencial. Cuando decían que habían consensuado con asociaciones  vinculadas a la protección animal en realidad se trataba de dos grupos, uno de ellos ecologista, vinculados políticamente al Ayuntamiento y representados  por las mismas personas. Grupos que han venido monopolizando el control de colonias desde el momento en que el Ayuntamiento anterior decidió llevarlo a cabo. Dicho monopolio  continúa mediante la renovación del correspondiente convenio. La posibilidad de un nuevo tipo de gestión, más participativa, transparente y democrática, en estos momentos parece muy lejana.  Dudo mucho de que el Ayuntamiento, a través de sus responsables y gestores, nos ofrezca un seguimiento periódico de la actual campaña, con la identificación de los animales tratados y destino de los mismos.


Cómo es posible que aún, en contra de los posicionamientos de veterinarios expertos se repita el error que denuncia?

Porque no es un error para quienes  desean reducir el número de gatos de la calle. La excusa de la salud de los animales les resulta muy útil. ¿Por qué iban abandonarla? De hecho, y tal como mencionaba antes,  como en los últimos tiempos parece que dicha excusa ya no es suficiente, están pasando a insistir en la posible transmisión de enfermedades a los humanos.

Resulta muy significativo que cuando, por ejemplo, desde el Colegio de Veterinarios se mencionan los logros de las campañas de control de colonias centradas en la salud, siempre se enfatiza la disminución del número de animales, dejando clara cuál es su prioridad.

Y en cuanto a las personas vinculadas al ámbito de la protección que realmente creyeron que era el procedimiento  más conveniente, entiendo  el mecanismo psicológico autojustificativo de defender dicha práctica, manteniéndola siempre que les resulta posible.

Alimentador es una categoría por debajo de gestor de colonia. El uso de ese término es deliberado?

Lo es. Con un cierto sesgo clasista y machista, suele identificarse con persona, normalmente mujer (“loca de los gatos”), ignorante, incapaz de aprender cómo cuidar con cierta profesionalidad una colonia y con quienes los ayuntamientos no desean relacionarse directamente. En cambio el gestor de colonia, en nuestro entorno siempre asociación, desde una perspectiva más oficial y  normalmente bien relacionado con los ayuntamientos, ofrece esa profesionalidad de la que las personas alimentadoras carecen. El gestor posee formación para la captura, la identificación de problemas que merecen atención veterinaria, conocimiento de la normativa, y además alimentación. En cualquier caso, si bien es verdad que no todos los alimentadores saben cómo cuidar correctamente de una colonia,  con las indicaciones y ayuda adecuadas  nunca dejarán de resultar imprescindibles.

Lo que ocurre ahora es continuidad del pasado, empeoramiento?

En la provincia de Cádiz, aparentemente han cambiado las intenciones, y así lo expresan en reuniones alcaldes como el de Cádiz o el de Puerto Real. Pero la realidad diaria no ha cambiado mucho. La centralidad del papel del Colegio Oficial de Veterinarios  y del personal técnico de los ayuntamientos lo hace inevitable. Sobre dicho personal técnico también habría que resaltar las funciones determinantes que asumen. Decisiones  políticas, porque la relación con los animales es un asunto político con una profunda dimensión ética, se dejan en manos del mismo. Un personal que no se presenta a elecciones y cuyas tareas deberían consistir exclusivamente en ser el instrumento para la toma de unas decisiones que no les corresponden. O que no les deberían corresponder.


Qué debería cambiar en la ley andaluza?

Respecto a los gatos, para empezar reconocer la figura del gato feral, inexistente en nuestra Comunidad.  CER como imperativo, reconocimiento a su vez de sus derechos así como los de las personas que los atienden en sus variadas formas. Protección de las colonias, regulación de los recursos que permitan su subsistencia….. bajo el principio de que una colonia de gatos no es una plaga medieval que debe ser  erradicada cuando alguien considera que molesta.


Qué han supuesto las Jornadas Felinas de Córdoba en Febrero?

Ante todo, han permitido conocer la situación de los gatos de la calle en  las diferentes provincias de Andalucía. Partiendo de ahí, y teniendo en cuenta el ámbito profesional de los ponentes, desde juristas a veterinarios,  se ha alcanzado un conocimiento actualizado, tanto teórico como práctico, de todo lo que implica el cuidado y gestión de las colonias felinas. Desde el campo veterinario, han quedado desacreditadas aquellas prácticas que conllevan el sacrificio de animales amparado en la excusa de la salud. Considero también muy positivo el contacto  que ha permitido entre personas, asociadas o no, comprometidas con la protección de los gatos, un contacto que puede constituir el germen de una coordinación y de una futura y necesaria red de apoyo.


Qué puede hacer la comunidad felina para contribuir al cambio en la consideración de los gatos en la tacita de Plata?

Creo que el establecimiento de una red andaluza de protección felina, organizada de la manera que se pudiera considerar conveniente, sería muy necesaria no solo para Cádiz, también para cualquier asociación protectora, gestor  o persona alimentadora de colonia de otros lugares que, en demasiadas ocasiones se encuentran solas y sin recursos frente a  técnicos de ayuntamientos, colegios de veterinarios o responsables políticos. Una red de asesoramiento de todo tipo y de ayuda.

En este sentido creo que las I Jornadas Felinas Andaluzas han significado un gran avance. Confío en que continúen celebrándose anualmente y que podamos ver cómo sus logros se concretan.


Por qué tienen los gatos tan mala prensa?

Quizás habría que llevar a cabo estudios antropológicos y de psicología de nuestro imaginario colectivo para encontrar las razones. El hecho es que, en nuestra Comunidad andaluza e incluso diría que en todo el Estado, la imagen del gato como un animal, por un lado necesario y útil, como instrumento para mantener  cierta “limpieza”, convive con la opuesta, la de un ser poco menos que maléfico, portador  de desgracias de todo tipo. Demonios que en nuestros tiempos,  muy asépticamente, se hacen pasar por  enfermedades, virus…

Por qué debemos proteger a los gatos?

Como a cualquier animal, porque la relación que mantenemos con ellos es un indicador de nuestro progreso  social y moral. Por nosotros mismos, como especie dominante en el planeta, porque el respeto, la compasión y la consideración hacia los demás, no solo a los  miembros de nuestra especie, nos engrandece, nos hace mejores. Para vivir en una sociedad decente.