Entradas

¿Y si este año compramos un perro por Navidad? Las asociaciones especializadas no lo recomiendan

Se acerca la Navidad y muchos deciden regalar un perro o un gato para estas fiestas. Lo que a priori parece una buena idea puede terminar no siéndolo, al menos, eso es lo que dicen los datos. Un estudio conducido por la fundación especializada Affinity ha concluido que el 80% de los españoles no quiere recibir un animal de compañía como regalo. El dato es significativo porque el mismo estudio asegura que uno de cada cuatro tiene pensado hacer justamente este regalo. Las probabilidades, por tanto, de regalar a un gato o un perro de manera no deseada son muy altas.

El abandono sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales de compañía. Entre los principales motivos de desamparo se encuentran las camadas indeseadas, el fin de la temporada de la caza, el comportamiento del animal, la falta de tiempo y espacio o factores económicos. Por tanto son muchos los motivos que pueden provocar un fracaso, a corto o largo plazo, en la convivencia entre los humanos y los animales domésticos.

En primer lugar es muy importante consultar a todas las partes involucradas sobre la intención de regalar a un animal de compañía. De hecho, la decisión debe producirse tras una previa profunda reflexión. La presencia de un gato o un perro en el hogar cambiará el estilo de vida de los presentes con toda seguridad. Se requiere un consenso por parte de todos, ya que todos los miembros deben estar dispuestos a responsabilizarse del animal. «Los regalos, una vez agotado el factor “novedad”, pueden perder interés para sus propietarios y acabar relegados en sacos de juguetes, estanterías o cajones», según advierte la asociación Faada. «Los animales, seres vivos que sienten y sufren, no pueden ser apartados sin más, sin que esto conlleve para ellos acabar entre rejas, atropellados o sacrificados», denuncian desde la entidad.

Por tanto, la persona objeto del regalo debe ser consciente de la responsabilidad que implica la introducción de un animal en su vida. Un perro o un gato es un animal que vivirá entre 10 y 20 años, no es juguete que cuando deje de interesar pueda devolverse como si de un objeto se tratara. Hay que tener en cuenta que comen, necesitan atención médica, requieren de cariño y por supuesto suponen un coste económico.

Los animales de compañía necesitan tiempo para ellos. Antes de tomar una decisión, la persona objeto debe pensar en su rutina y valorar el tiempo libre que tiene para garantizar el bienestar del perro o gato. Los canes, como ya sabemos, necesitan mayor dedicación, ya que tienen la necesidad de salir a pasear, hacer ejercicio, correr, disfrutar de la naturaleza, etc. Si no tienes tiempo para ti, no tienes tiempo para ellos.

La ley obligará también a la persona receptora a tener una serie de responsabilidades. Los animales de compañía tienen que tener un papel oficial de censo, una cartilla de vacunas actualizada y un registro mediante chip implantado de manera obligatoria por media de un veterinario. La no identificación y la no inscripción en el censo constituyen infracciones administrativas que conllevan una multa económica.

Por último, si la decisión de regalar a un animal de compañía ya ha sido valorada de manera responsable por todas las partes implicadas, proponemos la adopción como único método de procedencia del perro o del gato. Existen numerosas protectoras y asociaciones con animales que están buscando un hogar en el que recibir cariño y emprender una relación sentimental de un valor incalculable.

Otras noticias que te pueden interesar: 

Las seis preguntas que hay que hacerse antes de adoptar un perro

Cómo hacer que una mudanza sea cómoda para tu animal de compañía

Según indican muchos expertos en psicología, mudarse puede ser una de las experiencias más estresantes que vivimos a lo largo de nuestra vida. No sólo por el hecho de montar y desmontar una casa en su totalidad, sino por todo lo que conlleva la incertidumbre de este nuevo cambio. Los psicólogos consideran la acción de mudarse entre las tres situaciones que nos generan más estrés, dado el agotamiento físico y el cansancio emocional que nos provoca.

Pues bien, una mudanza puede ser estresante e igual de traumática para un animal que para las personas. Por este motivo, conviene planificar el traslado de la manera más cómoda posible para nuestro compañero de vida:

-Hacer una lista de las cosas del animal para que no se pierda nada. Es recomendable que una vez estéis instalados en el nuevo hogar, el animal pueda disponer de todos aquellos objetos que disponía en su casa de origen. De esta manera será más fácil que pueda familiarizarse con sus nuevas paredes.

-El estrés que provoca el cambio de residencia provoca en muchas ocasiones que nos olvidemos de nuestros animales de compañía. En la medida de lo posible hay que realizar unas pausas para jugar con ellos como lo haríais normalmente. Si no es así el animal sentirá la falta de atención.

-Mantener las rutinas de alimentación y paseo. Es muy común que algunos animales no quieran comer en las épocas de cambio. En este sentido es importante dar un trato especial al compañero dándole su comida preferida. Si es posible también hay que pasear al animal en las mismas horas que se hacía previamente.

-Cuando lleguéis al nuevo hogar hay que revisar que no haya pintura fresca, serraduras, cristales rotos, cables pelados… Este tipo de situaciones pueden ser peligrosas para la salud del animal. Por tanto, antes de liberar al animal de su medio de transporte comprobad que el lugar sea seguro.

-Cuando lleguéis al nuevo hogar es muy importante pasar rato con el animal para que este pueda ver el cambio como algo positivo.

-Es muy importante asegurarse de que la información del microchip del animal está actualizado. Este objeto de identificación permite la recuperación de muchos animales que se han perdido.

-En el caso de que el animal de compañía sufra mucho estrés ponte en contacto con tu veterinario. El será la persona que deba decidir si es necesario dar un sedante o no al animal durante el transporte.

Fuente: redacción animalados y es.wikihow.com

 

«Queremos una Málaga ecologista, animalista y respetuosa con el medio ambiente”

El descontento con los espacios caninos no es un hecho exclusivo de la ciudad de Barcelona. En otras ciudades del territorio español, como es el caso de Málaga, tampoco existen espacios suficientes para el bienestar de los perros. Tal y como sucede en la ciudad condal, donde encontramos una plataforma que lucha por la convivencia entre personas y canes en los espacios públicos (Espai Gos), la ciudad malagueña ha encontrado en la Asociación Mi Mejor Amigo una herramienta muy útil en la lucha por los derechos de las personas con perro.

Hoy en Animalados hablamos con Pedro Gil Manzaneda, la persona encargada de dar vida a la Asociación Mi Mejor Amigo, para conocer de primera mano la función y el trabajo que desarrolla esta joven plataforma que ya ha conseguido sus primeros éxitos en cuanto a la mejora de los espacios caninos de Málaga.

Pedro Gil nos explica primero de todo cuándo y cómo se originó la idea de crear una asociación: “La idea nace las navidades pasadas cuando mi perro y yo decidimos denunciar al Ayuntamiento de Málaga por el abandono que sufría el parque de María Luisa, un espacio frecuentado por los animales”. “El lugar no tenía ningún tipo de limpieza, habían ratas, los perros pequeños podían escaparse entre las rejas… y para colmo, un agente secreto nos quería multar por tener a nuestro perrete suelto en un lugar llamado pipicán que lleva más de veinticuatro años abandonado”.

Las ínfimas condiciones del área de recreo para perros de este parque llevó a Pedro Gil a organizar una asociación que luchara contra esta situación: “Ante el malestar que sentía por las condiciones del pipicán del parque de María Luisa me dirigí a los vecinos con la intención de construir una asociación que defendiera los derechos de las personas con animales, a tener espacios dignos”. “Recogimos más de 2.500 firmas, firmas que entregamos a los tenientes alcaldes del gobierno de Málaga, a los medios locales… con los que conseguimos apoyo. Con los vecinos y la gente que quiso contribuir con la causa fundamos la Asociación Mi Mejor Amigo, un grupo de gente que creamos unos estatutos y unas normas sin que nos importara la condición política, sexual, ni religiosa de los componentes”.

Pedro Gil nos comenta cuáles son los objetivos de la Asociación Mi Mejor Amigo: “Nuestro primer objetivo es conseguir que el parque de María Luisa cuente con un parque canino digno a corto plazo. Nuestro principal objetivo es conseguir espacios caninos en los distintos distritos de la ciudad de Málaga. A la vez, queremos una Málaga ecologista, animalista y respetuosa con el medio ambiente”. El creador de la asociación nos confiesa que ya han conseguido algunas metas en el poco tiempo que llevan trabajando: “Ya nos escuchan en los plenos del Ayuntamiento y en las juntas de los distintos distritos de la ciudad. En cuanto al parque de María Luisa hemos conseguido una zona provisional y la promesa de un futuro espacio canino con agua, luz y condiciones de limpieza”.

Hablamos también con Pedro Gil sobre la situación general de los animales de compañía en Málaga, y nuestro entrevistado no asegura que: “El principal problema está en el abandono y la sobreabundancia de animales en las protectoras, donde solo hay entradas y muy pocas salidas. Las políticas de acogida no funcionan, es muy difícil que una persona pueda acoger a un animal de compañía con el coste que conlleva las vacunas, ADN, chip, comida… además los animales no disponen de espacios públicos en los que jugar y correr en libertad”.

Pedro Gil nos habla también sobre aquellos aspectos que debería de cambiar la ciudad de Málaga para garantizar el mejor bienestar posible de los animales: “Serían necesarias unas buenas políticas de acogida. Disponer de la información necesaria para asegurarse de que una mascota no va a perjudicar tu salud, ni va a ser peligrosa… todo se basa en la educación y en la formación sobre el comportamiento de los animales de compañía”.

Para acabar, Pedro Gil nos comparte su opinión sobre la situación general en España en cuanto al trato y al bienestar de los animales de compañía: “Existe una mayor conciencia social en España en los últimos años en el trato de los animales, pero estamos muy lejos de países como EEUU, Inglaterra, Noruega, Suecia o Holanda. Hace veinte años nadie me diría que las corridas de toros se fuera a prohibir”. “Hay dos fuentes de riqueza: la naturaleza y los seres humanos, los cuales estamos destruyendo la primera de estas dos fuentes”. Con estas palabras acaba la entrevista a Pedro Gil, la persona escogida por mayoría como presidente de la Asociación Mi Mejor Amigo, con sólo un voto en contra: el suyo propio.

 

Así será la Feria Internacional para el Profesional del Animal de Compañía 2019

Mañana se iniciará la tercera edición de la Feria Internacional para el Profesional del Animal de Compañía en IFEMA- Feria de Madrid. Esta celebración reunirá a la más amplia y novedosa muestra de productos, accesorios y servicios para el sector del animal de compañía de la Península Ibérica. Se trata de la principal plataforma de negocios de este sector en España y tendrá lugar del 21 al 23 de marzo.

La feria, que oficialmente recibe el nombre de Iberzoo+Propet, contará con 231 expositores directos, 244 empresas representadas y 699 marcas confirmadas que ocuparán una superficie que se espera que supere los 7.000 m2 de la Feria de Madrid. Algunos de los nombres más representativos son Bayer, Affinity Petcares, Dingonatura, Gonzalo Zaragoza Manresa, Nestlé, Purina… entre otras.

Los contenidos que se presentarán en la feria de Iberzoo+Propet irán dirigidos a un amplio sector de visitantes especializados en el sector, por lo que veterinarios, estilistas, criadores o adiestradores podrán conocer los últimos lanzamientos y novedades en productos y accesorios para animales de compañía sobre moda y complementos, juguetes y accesorios, alimentación y nutrición, farmacéuticos y sanitarios, higiene y belleza, acuarofilia, mobiliarios, servicios y gestión.

A la vez, hay que destacar que la feria ha programado una intensa agenda de jornadas y actividades que aportará contenidos del sector para la formación, el análisis y el debate sobre temas del máximo interés para el profesional. Entre las actividades cabe destacar el segundo Forum Aedpac de la Industria y el Comercia del Sector del Animal de Compañía en España que se celebrará el jueves 22 de marzo. Este fórum tiene como objetivo consolidarse como el punto de encuentro de debate sobre la actividad industrial, empresarial y comercial del sector del animal de compañía en España.

Sora. El meu gos - tincungos

Área de empleabilidad Empleo Vet

El Área de empleabilidad Empleo Vet será una de las grandes novedades de la tercera edición de la Feria Internacional para el Profesional del Animal de Compañía. Un espacio que nace con el objetivo de ofrecer oportunidades de mejora a la empleabilidad de los profesionales del sector.

Esta actividad acogerá charlas sobre oportunidades de empleo, indicaciones sobre cómo hacer currículum, cómo preparar una entrevista o cómo organizarse en autoempleo. También atenderá ofertas de empleo por parte de las empresas expositoras.

Los talleres de Acuarofilia, protagonistas destacados en Iberzoo+Propet 2019

Pisciber y Beta ofrecerán a los visitantes presentaciones y exhibiciones diarias con el objetivo de difundir la acuarofilia entre los distintos profesionales asistentes a la feria. El objetivo principal de este taller es fomentar la acuarofilia como un área de negocio y un hobby en crecimiento entre los profesionales del mercado Español y Portugués del canal especializado de Pet Shops.

El programa incluye en la jornada de mañana 21 de marzo a las 14:30h, el Aquascaping Round Race, un reto entre Oliver Knott, Filipe Oliveira y Balbi Vaquero, tres de los aquascapers más famosos de Europa. Los tres profesionales tendrán que cambiar de acuario con uno de sus competidores cada 30 minutos y continuar dondo el otro lo dejó.

En la jornada del 22 de marzo, a las 13:00h se desarrollará el Aquascaping pro Exhibition. Consiste en un concurso de exhibición con cinco de los aquascapers más reconocidos de Europa: Oliver Knott, Filipe Oliverira, Juan Puchades, Bernar Hosta y Balbi Vaquero.

Por otro lado, Manu Guerrera protagonizará una Marino Masterclass, los días 21 y 22, en la que podrán participar los visitantes de la feria, planteando y solucionando las dudas de acuarofilia marina del día a día.

Por último destacar que todos los días de la feria a las 10:30h se celebrará el Discover Wabikusa Workshop, un taller abierto al público, donde se podrán crear de forma guiada por un experto, composiciones propias en grupos de un máximo de diez personas.

Creación de la marca Pet Solitario

Otra de las novedades de esta edición será la creación de la marca Pet Solidario. Esta iniciativa promoverá la realización de acciones solidarias que favorezcan la tenencia responsable y el bienestar animal.

Una de las acciones que se llevarán a cabo en Pet Solidario es canalizar la donación de productos por parte de los expositores de Iberzoo+Propet a la entidad de protección animal FAPAM (Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid). Las empresas podrán realizar donaciones de los productos expuestos. Además, el Desfile Boutique de la feria también será solidario, ya que las marcas que participen también podrán donar sus productos FAPAM.

Congreso Vetmadrid organizado por AMVAC

Como es habitual, a lo largo de la tercera edición de Iberzoo+Propet se celebrará el Congreso de Vetmadrid organizado por la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC).

En esta ocasión, el congreso estará dedicado a la Medicina y cirugía del aparato Cardiorrespiratorio, que reunirá a expertos nacionales e internacional en el Centro de Convenciones Norte del IFEMA- Feria de Madrid.

El programa de Vetmadrid 2019 también incluirá un Congreso de Formación Empresarias, uno para Asistentes a la Atención Clínica en Centros Veterinarios, el Congreso orientado a las Entidades de Protección Animal organizado por FAPAM y un Congreso de Adiestradores Caninos.

¡Dejemos en paz a los poneys!

Una europarlamentaria promueve la entrada en la cámara de un poney con funciones de perro-guía

Si eres un poney de una raza de baja estatura, como uno Mini-Shetland, tienes muchos números para acabar solo en un jardín como una mascota tronada sin más ambición que mantener el césped a raya. Seas más grande de talla o no, si eres un poney no superarás los 140 cm, es posible que acabes en una hípica o en una feria aguantando sesiones infinitas de niños que se afanarán por montarte. También, si por ejemplo eres un Asturcon, te puede tocar un pasaporte al matadero para que alguien se deleite con tu carne, o bien, si eres un Islandés, pueden asignarte a una explotación agrícola para trabajar duramente. Si eres muy lindo, seas de la raza que seas, puedes ser carne de concursos morfológicos, siempre y cuando se considere que cumples todos los requisitos que tiene que tener una determinada raza y, ahora también, y como última moda, puede ser que, a pesar de ser un poney, te encuentres totalmente desubicado haciendo de “perro guía” en un casco urbano.

Para aquellos a quien la estatura los pueda confundir, como por ejemplo quizás le pasa a la europarlamentaria Hilde Vautmans, quien recientemente promovió la entrada en el Parlamento Europeo de un poney con funciones de perro-guía, se hace necesario informar que un poney no es un perro. Un poney es un equino y al igual que las cebras, y los asnos pertenece a la familia de los equus ferus caballus. O sea, los poneys, hasta donde sabemos hoy, son caballos de baja estatura. Así pues, como caballos, los poneys, para tener una vida según su especie precisan: libertad, vivir en rebaño en espacios adecuados y disfrutar de una sana alimentación e hidratación. Hay que recordar que son herbívoros no glotones.

Si un poney es un caballo quiere decir que es un animal fóbico que se asusta con facilidad de todo el que desconoce. El miedo es un recurso evolutivo que hace que los herbívoros se mantengan en alerta constante para prever la presencia de posibles depredadores.

Si un poney es un caballo significa que es un animal que si no vive en compañía de los suyos se estresa porque no puede tener suficientemente controlado el territorio (es un trabajo que los equinos hacen en equipo).

Si un poney es un caballo se sentirá inquieto e inseguro si le hacemos salir del espacio que él considera su hábitat.

Si un poney es un caballo sus recursos comunicativos son los propios de un equino, es decir, que se expresa básicamente gestualmente y que su lenguaje y comportamiento son diferentes del de los humanos y del de los canes.

Digamos pues que un poney, por pequeño que sea y por mucho que nos sorprenda, no tiene una predisposición natural para asistir a humanos con necesidades especiales y que, para llegar a hacerlo, además de sufrir una doma larga y molesta se verá obligado a renunciar a los pilares básicos de su naturaleza: libertad, vida en grupo, posibilidad de huída. Lo que significa que tendrá que vivir bajo un estrés constante.

Llegados a este punto, me dirijo a la europarlamentaria Hilde Vautmans y le planteo dos cuestiones: ¿Si hay un animal predispuesto a ayudarnos hasta el infinito como el perro, con unas características para hacer tareas de asistencia que superan los poneys con creces y por goleada, podríamos dejar en paz a los poneys por favor que ya tienen bastante con el que tienen? ¿Antes de proponer que los poneys se conviertan en animales de asistencia podría informarse sobre las características de esta especie y velar para que tengan unas condiciones de vida mejores de las que tienen actualmente, no para empeorarlas? Gracias.

Marta Rey
Coach con caballos
Directora de Equànima