Entradas

¿Qué hacer con tu perro cuando te vas de vacaciones?

Cuando llegan las vacaciones son muchas las personas que aprovechan los días de libranza en el trabajo para huir de la monotonía de la rutina. Pero… ¿qué pasa cuando quieres viajar y no sabes qué hacer con tu animal de compañía? En Animalados te ofrecemos las opciones más eficaces para garantizar el bienestar de tu peludo durante tu ausencia.

Viaja acompañado de tu animal de compañía

La primera opción que debemos barajar es la de viajar acompañados de nuestro perro. Si el medio de transporte que utilizaremos es el coche, la DGT indica que los perros grandes deberán ir en el maletero con un transportín, mientras que los perros de tamaño más pequeño irán mejor en el suelo del vehículo. Hay que tener en cuenta que los perros, igual que las personas, necesitan parar durante el viaje, por lo que se recomienda un parón cada dos horas. En este artículo podrás conocer todos los consejos sobre cómo viajar en coche con tu peludo.

Si la intención es la de viajar con tu perro en barco, avión, bus o tren también tendrás que tener en cuenta una serie de peculiaridades en función del medio de transporte que se escoja. En este enlace podrás encontrar todas las indicaciones pertinentes para transportarte con tu colega sin ningún tipo de problema.

El segundo aspecto a tener en cuenta cuando quieres viajar junto a tu animal de compañía es escoger un lugar adecuado en el que hospedarse. Para ello deberás buscar un hotel, un camping o casa rural hecho a medida para los animales. Por suerte, cada vez hay más variedad de ofertas para poder ir de vacaciones con el perro. Aquí podrás consultar toda la información necesaria sobre los alojamientos para perros.

Con el tema del transporte y el hospedaje solucionado ya sólo te queda garantizar la accesibilidad de los peludos a los distintos lugares que quieras visitar. En este sentido hay que tener en cuenta que la accesibilidad de los animales está a la orden del día en la mayoría de países de Europa. Además puedes sondear la posibilidad de acudir a los establecimientos “Pet Friendly”, unos lugares en los que los animales serán recibidos muy gratamente.

Sin duda esta sería la opción más recomendada para asegurarse el bienestar del can. El perro es el animal de compañía que más dependencia tiene del ser humano con el que convive. Aunque el viaje sin el animal se produjera tan sólo a lo largo de un fin de semana, el peludo viviría una situación muy amarga, una sensación muy cercana a la del abandono.

Deja a tu peludo con familiares o amigos

Si no puedes viajar con tu perro siempre tienes como opción válida la de dejar al animal con algún familiar o amigo. Lo ideal en estos casos es que el peludo pueda hospedarse en la casa de alguna persona que ya conoce, así seguro que se sentirá mucho más cómodo.

Por otro lado, es muy importante que durante la estancia del peludo en la casa del familiar o amigo vaya acompañado por todos sus enseres: alimentos, juguetes, comederos… En la medida de lo posible el animal debe sentirse en el mismo ambiente que su hogar original.

Por último, y no menos importante, hay que asegurarse de la voluntad y responsabilidad del familiar o amigo que vaya a hacerse cargo del perro. La persona en cuestión tiene que aceptar la recepción del animal con ilusión, nunca dejes a tu peludo con alguien que no tiene estima por los animales o que le supone un contratiempo la presencia de un can en su hogar.

Consulta la disponibilidad de tu veterinario

Si no sabes qué hacer con tu perro cuando quieres hacer una escapada durante las vacaciones puedes ponerte en contacto con tu veterinario. Algunos de estos trabajadores ofrecen la posibilidad de hacerse cargo de los animales de compañía durante algunos días.

En estos casos, hay que tener en cuenta que el funcionamiento de una clínica veterinaria no es el mismo que el de una residencia o guardería para animales. Lo más normal es que el animal permanezca en una jaula o un espacio reducido a lo largo de su estancia junto al veterinario.

Guarderías para perros

Las guarderías para perros es una de las mejores opciones para el bienestar de los canes. Se trata de un espacio donde podrás dejar al animal de forma temporal. La principal diferencia con respecto a la opción del veterinario es que tu colega podrá estar fuera de una jaula y podrá relacionarse con otros animales.

También existe la opción de una residencia canina, pero en estos lugares los perros tienen una jaula como habitación y tienen ciertos momentos concretos en los que pueden salir al patio. En las guarderías, los canes están permanentemente libres para jugar, correr, descansar…

Antes de dejar a tu perro en una guardería asegúrate de las prestaciones del lugar escogido. Estos espacios deben tener unos profesionales cualificados con conocimientos caninos. A la vez debe tener un espacio amplio tanto exterior como interior. Por último, comprueba que la guardería escogida cuenta con un servicio veterinario por lo que pueda pasar.

La opción de la guardería canina sin duda es una opción muy correcta para dejar al peludo. Cada vez existen más ciudades con este tipo de servicios dirigido al bienestar del animal y de los propietarios. Como aspecto negativo, hay que decir que obviamente es la opción menos económica de todas.

El Faro, el primer centro comercial pet friendly de Extremadura

El Centro Comercial de El Faro ha cambiado su normativa y ya permite el acceso a todos los animales de compañía.

Los amantes de los animales de Badajoz están de enhorabuena. Desde el pasado 25 de marzo, el Centro Comercial de El Faro es el primero de Extremadura que permite el acceso de los perros a sus instalaciones. Con este cambio de normativa, los peludos podrán pasear por las tiendas de moda y acceder a la zona de restauración de El Patio.

Para celebrar el acceso permitido de los perros al centro comercial, El Faro organizó un doble evento en la Plaza de la Rosa. En primer lugar, se celebró una exhibición de la unidad canina de la Policía, mientras que el broche final lo puso un concurso de belleza canina. Todo ello rodeado de un ambiente de gala con cientos de representantes de la ciudad pacense.

El Centro Comercial ha establecido las siguientes normas con el objetivo de garantizar una buena convivencia entre animales y humanos:

-El perro tiene que ir siempre con correa y cerca de su responsable.

-Si el perro tiende a asustarse o se encuentra de mal humor, por precaución y seguridad debe ir con bozal.

-El animal debe permanecer siempre en el suelo, no estando permitido el uso del mobiliario del Centro Comercial.

-Es obligatorio llevar materiales de limpieza a mano por si son necesarios. En la medida de lo posible, hay que intentar que el peludo no haga sus necesidades en las instalaciones.

-El responsable tiene que llevar consigo la cartilla de vacunación del animal.

-Está prohibido dejar al perro encerrado en los coches del parking del Centro Comercial.

-El Centro Comercial no se responsabiliza ante cualquier problema que pueda ocasiones un animal en las instalaciones y con el resto de visitantes.

-Está prohibido dejar a los animales atados al mobiliario o en el exterior. El Centro Comercial velará por el bienestar de los animales y ante cualquier evidencia de maltrato será notificado a las autoridades competentes.

Un centro comercial comprometido con el medio ambiente

El Faro es un centro comercial de referencia en España que, además de permitir el acceso a los perros, tiene un alto compromiso con el medio ambiente. Los propietarios de este espacio, conscientes del impacto ambiental que genera la actividad del centro, decidió llevar a cabo la implantación de un sistema de gestión ambiental bajo la norma ISO 14001.

A través de esta implantación, El Faro se preocupa por aspectos como la prevención de la contaminación, el uso responsable de cada uno de los recursos naturales utilizados en la actividad o la gestión y el segregado adecuado de todos los residuos generados. Además, desde el centro comercial consideran imprescindible establecer programas de formación y reciclaje que contribuyan a enriquecer la cualificación a todos los niveles y miembros de la organización.

Los animales de compañía serán considerados miembros de la familia por ley en España

A partir del 5 de enero, los animales dejarán de ser considerados “bienes o cosas” para pasar a ser “seres vivos dotados de sensibilidad”.

Nuevo éxito en favor del bienestar animal en España. A partir del miércoles 5 de enero, los animales de compañía serán considerados “seres vivos dotados de sensibilidad” y pasarán a ser por ley un miembro más de la familia. Este cambio ha sido posible gracias a la triple reforma legal del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado 2 de diciembre y publicada por el BOE el pasado 16 de diciembre.

La reforma no solo afecta a la verdadera naturaleza de los animales, sino también a la naturaleza de las relaciones de convivencia que se establecen entre estos y los seres humanos. A partir de mañana, según recoge el BOE, “se introducen en las normas relativas a las crisis matrimoniales preceptos destinados a concretar el régimen de convivencia y cuidado de los animales de compañía”. Para ello, “se sientan los criterios sobre los que los tribunales deben tomar la decisión de a quién entregar el cuidado del animal, atendiendo a su bienestar”.  

De esta manera, en caso de divorcio, nulidad o separación, un juez decidirá la custodia y el destino de los animales de compañía, atendiendo “al interés de los miembros de la familia y el bienestar animal; el reparto de los tiempos de convivencia y cuidado si fuere necesario, así como las cargas asociadas al cuidado del animal”.    

Por otro lado, atendiendo al vínculo existente y la concurrencia entre los malos tratos a animales y la violencia doméstica y de género y el maltrato y abuso sexual infantil, “se contemplan limitaciones a la guarda y custodia en casos de antecedentes por maltrato animal ejercido como forma de violencia o maltrato psicológico contra aquellos”.

Los perros y gatos pasarán a tener DNI para luchar contra el abandono

Otra medida que se pondrá en marcha en favor del bienestar animal durante el año 2022 será la obligatoriedad del DNI animal. Se trata de una medida recogida en el anteproyecto de la Ley de Protección y Derechos de los Animales presentada por el Gobierno durante el pasado mes de octubre. El objetivo de la creación de este documento de identidad es evitar el abandono de animales de compañía.

La identificación de los animales es una de las principales metas de la futura ley de Protección Animal en España. Según Sergio García Torres, director general de los Derechos de los Animales, “hace falta una serie de herramientas para que se garantice el eje fundamental de esta ley: el sacrificio cero. Pero solo se puede llegar a ello con un abandono cero, y para llegar ahí hace falta un 100% de identificación de los animales, algo que ninguna comunidad autónoma ha conseguido”.

¿Y si este año compramos un perro por Navidad? Las asociaciones especializadas no lo recomiendan

Se acerca la Navidad y muchas personas deciden regalar un perro o un gato para estas fiestas. Lo que a priori parece una buena idea puede terminar no siéndolo, al menos, eso es lo que dicen los datos de abandono. Compartir tu vida con un perro o con cualquier animal de compañía es una decisión muy importante que hay que pensar muy bien.

El abandono sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales de compañía. Entre los principales motivos de desamparo se encuentran las camadas indeseadas, el fin de la temporada de la caza, el comportamiento del animal, la falta de tiempo y espacio o factores económicos. Por tanto son muchos los motivos que pueden provocar un fracaso, a corto o largo plazo, en la convivencia entre los humanos y los animales domésticos.

En primer lugar es muy importante consultar a todas las partes involucradas sobre la intención de regalar a un animal de compañía. De hecho, la decisión debe producirse tras una previa profunda reflexión. La presencia de un gato o un perro en el hogar cambiará el estilo de vida de los presentes con toda seguridad. Se requiere un consenso por parte de todos, ya que todos los miembros deben estar dispuestos a responsabilizarse del animal. «Los regalos, una vez agotado el factor “novedad”, pueden perder interés para sus propietarios y acabar relegados en sacos de juguetes, estanterías o cajones», según advierte la asociación FAADA. «Los animales, seres vivos que sienten y sufren, no pueden ser apartados sin más, sin que esto conlleve para ellos acabar entre rejas, atropellados o sacrificados», denuncian desde la entidad.

Por tanto, la persona objeto del regalo debe ser consciente de la responsabilidad que implica la introducción de un animal en su vida. Un perro o un gato es un animal que vivirá entre 10 y 20 años, no es juguete que cuando deje de interesar pueda devolverse como si de un objeto se tratara. Hay que tener en cuenta que comen, necesitan atención médica, requieren de cariño y por supuesto suponen un coste económico.

Los animales de compañía necesitan tiempo para ellos. Antes de tomar una decisión, la persona objeto debe pensar en su rutina y valorar el tiempo libre que tiene para garantizar el bienestar del perro o gato. Los canes, como ya sabemos, necesitan mayor dedicación, ya que tienen la necesidad de salir a pasear, hacer ejercicio, correr, disfrutar de la naturaleza, etc. Si no tienes tiempo para ti, no tienes tiempo para ellos.

La ley obligará también a la persona receptora a tener una serie de responsabilidades. Los animales de compañía tienen que tener un papel oficial de censo, una cartilla de vacunas actualizada y un registro mediante chip implantado de manera obligatoria por media de un veterinario. La no identificación y la no inscripción en el censo constituyen infracciones administrativas que conllevan una multa económica.

Por último, si la decisión de regalar a un animal de compañía ya ha sido valorada de manera responsable por todas las partes implicadas, proponemos la adopción como único método de procedencia del perro o del gato. Existen numerosas protectoras y asociaciones con animales que están buscando un hogar en el que recibir cariño y emprender una relación sentimental de un valor incalculable.

Otras noticias que te pueden interesar: 

Las seis preguntas que hay que hacerse antes de adoptar un perro

Consejos para viajar con animales de compañía durante las vacaciones

El 42% de la población española vive con algún animal de compañía. Los animales forman parte de nuestra familia y como miembros activos de ella, también se merecen unas buenas vacaciones.

Afortunadamente cada vez son más los alojamientos que permiten ir con nuestros amigos, los llamados Pet Friendly. Pero una vez seleccionado el lugar donde pernoctaremos, es importante también tener en cuenta el transporte que utilizaremos para desplazarnos.

El transporte más utilizado sin duda es el automóvil, ya que este nos permite organizar el viaje a nuestra manera, pudiendo hacer paradas siempre que necesitamos tanto para hacer paseos como para darles de comer. Además, suelen estar ya habituados a nuestro coche, por lo que no será tan traumático para ellos. Pero hay otras opciones como el tren o el avión que exigen algunos requisitos que debemos conocer con antelación a fin de evitarnos sorpresas.

Aparte de esto, también será importante tener en cuenta otros aspectos antes de iniciar un viaje, por ejemplo:

-El transportín, debe tener el tamaño suficiente para que el animal pueda darse la vuelta y estar cómodo. Debe contar con suficiente ventilación y debidamente sujeto en el vehículo. En caso de tener que viajar en avión nos exigirán además que esté homologado y cumpla todos los requisitos del IATA.

-Se ha de evitar que viaje terminado de comer. Se recomienda que hayan pasado entre 2 y 3 horas de la última ingesta para evitar posibles vómitos y mareos. Si el viaje se alargara en el tiempo, habrá que prever al menos una parada (de ser posible) para darle de comer, siempre de manera ligera.

-Proveerlo del agua suficiente para todo el trayecto y mantenerla fresca en verano.

-Si viajamos en coche y no queremos meter al gato o al perro en el transportín, habilitar una red en el maletero.

Con respecto a la maleta que tendremos que preparar para ellos, no puede faltar:

-En el caso de un gato, su cajón de arena y una paleta.

-Bebedero y comedero portátil.

-Correa de recambio.

-Si el animal es de tamaño pequeño, llevarnos una bolsa o una mochila para poder llevarlo en brazos para visitar algún monumento histórico o museo.

-Una manta, o algún objeto que le sea familiar, así como juguetes para tenerlo entretenido.

-Documentación del animal que incluirá la cartilla de vacunación, así como el Pasaporte de animales domésticos exigible en la UE desde 2004. Es importante también informarse bien de los requisitos del país de destino, porque pueden solicitar además, algún otro tipo de certificados como los de desparasitaciones o bien un documento del veterinario dando fe de la buena salud del animal.

-Medicación, si la precisa.

-Información de los veterinarios próximos a nuestro alojamiento así como del servicio de urgencias por si fuera necesario.

Fuente: AMIC/Eva Remolina