Entradas

El Gobierno lanza una nueva medida para evitar el atropello de linces en las carreteras

El Gobierno ha autorizado la instalación de la señalización con detección remota con el objetivo de evitar más atropellos de linces en la provincia de Badajoz.

Decisión importante en favor del bienestar y la supervivencia del lince en España. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha adjudicado el contrato de obras de “Instalación de señalización con detección remota para evitar atropellos de linces en la carretera N-432”, en la provincia de Badajoz y por un importe de 244.904 euros.

El tramo donde se desarrollarán las obras se ubica entre el municipio extremeño de Usagre y el límite provincial de Córdoba, aunque se contempla la posibilidad de instalarlo en otros emplazamientos de la Red de Carreteras del Estado de Extremadura.

El lince, un animal en riesgo de extinción en España, ha sufrido diversos atropellos mortales en Extremadura en los últimos tiempos. Sin ir más lejos, dos ejemplares jóvenes murieron arrollados en las carreteras extremeñas en poco más de 24 horas durante el mes de julio de 2021. Por tanto, la nueva medida impulsada por el Mitma supone un paso adelante en favor del bienestar y la supervivencia de este mamífero incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas en la Red de Carreteras del Estado.

El proyecto prevé la instalación de señalización luminosa, tanto vertical informativa y de peligro, como de obligación de reducción de velocidad por la presencia cercana de linces. Esta señalización solamente se activará al registrar la aproximación de los linces a partir de la señal que emiten los collares de radiofrecuencia de los ejemplares reintroducidos. La instalación incluye toda la instrumentación necesaria para el funcionamiento autónomo con energía solar y el registro y tratamiento de datos e imágenes en tiempo real vía 4G.

Los lugares escogidos para este proyecto se han seleccionados a partir del análisis de movimientos registrados por dichos collares en los últimos años y serán objeto de actualización previa en función de los comportamientos y movimientos de los animales.

Esta actuación se incluye en el marco del Protocolo de Colaboración suscrito en junio de 2015 con el entonces Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, para el desarrollo de actuaciones de reducción del riesgo de atropello de especies animales incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas en la Red de Carreteras del Estado.

Muere otro lince ibérico atropellado en las inmediaciones del Parque Natural de Doñana

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha confirmado que el pasado lunes 1 de noviembre un lince ibérico murió atropellado en la carretera de los Pinares de Aznalcázar (Sevilla), en las inmediaciones del Parque Natural de Doñana.

Según ha informado Ecologistas en Acción, se trata del quinto ejemplar de lince ibérico atropellado en la población de Doñana-Aljarafe en lo que llevamos de 2021, manteniéndose la muerte por atropello como la primera causa no natural de la muerte de este animal, con un 32%, por delante del furtivismo, que es la causa de un 24% de las muertes no naturales.

Tras esta nueva muerte, la organización ecologista ha comunicado que solicitarán al Presidente de la Junta de Andalucía “que se implique en la conservación de este felino único en el mundo, que se encuentra en peligro de extinción, y que coordine a las dos Consejerías competentes, para que enfoquen sus esfuerzos con carácter de urgencia en la corrección de todos los puntos negros y la permeabilización de todas las carreteras y caminos asfaltados, más que en la cuestión secundaria de si se rebaja o no de categoría de protección”.

La asociación, por tanto, pedirá por enésima vez a la Administración andaluza que “acometa un plan eficiente de medidas para evitar los atropellos del lince ibérico, con una moratoria para nuevas carreteras, planes de control de velocidad eficientes y la actuación inmediata para propiciar las buenas prácticas de conducción de vehículos en los puntos negros identificados”.

Ecologistas en Acción ha lamentado que invierten “muchos millones de euros anuales en la cría en cautividad de lince ibérico para liberarlos en el medio natural, pero somos incapaces de evitar que sean atropellados en uno de los dos núcleos consolidados y primigenio de conservación de la especie, Doñana”.

Un máximo histórico para la especie del lince ibérico en peligro de recesión

El pasado mes de junio, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) anunció que la temporada de cría del lince ibérico durante este año finalizó con el nacimiento de 23 nuevos cachorros en los centros de cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva) y en el de Zarza de Granadilla (Cáceres), ambos centros gestionados por el Organismo Autónoma de Parques Nacionales.

Entre los ejemplares de Lynx pardinus nacidos esta temporada, se encuentran quince machos y ochos hembras. De estos 23 cachorros, 12 (10 machos y 2 hembras nacidos en cuatro camadas diferentes) se encuentran en las instalaciones de Zarza de Granadilla y los 11 cachorros restantes (5 machos y 6 hembras) se encuentran en el centro de cría ubicado en el Parque Nacional de Doñana, proveniente de otras cuatro camadas.

El grupo de trabajo del lince, coordinado por el MITECO, ha ofrecido en su último informe el mejor balance en dos décadas del estado de las poblaciones de lince ibérico. Fruto de los esfuerzos conjuntos de conservación del lince ibérico en los últimos años, el estudio muestra que la población de lince en España y Portugal ha alcanzado la suma de 1.111 ejemplares censados en ambos países, según datos de 2020.

Esta cifra constituye el máximo numérico registrado desde que existen programas de seguimiento de la especie y supone un aumento significativo, teniendo que en cuenta que en el año 2002 se contabilizaron menos de 100 ejemplares, lo que lo sitúa como uno de los programas de conservación de felinos más exitoso del mundo. Una victoria de conservación que ni mucho menos puede verse truncada por los atropellos en las carreteras.

El Zoo de Barcelona reintroduce varios ejemplares de especies autóctonas amenazadas

El Zoo de Barcelona, ​​siguiendo su Nuevo Modelo, se ha convertido en una institución científica referente en cuanto a la búsqueda y conservación de la fauna autóctona. La labor realizada en este campo se ha visto culminada en los últimos días con la reintroducción en su medio natural de ejemplares de tres de las especies autóctonas sobre las que el Zoo mantiene proyectos de conservación: una tortuga de arroyo, el tritón del Montseny y la tortuga mediterránea, catalogadas como especies en peligro por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“El Nuevo Modelo de Zoo apunta sobre todo a la función de la conservación de la naturaleza y la preservación de las especies que se encuentran en peligro de extinción. En este marco, uno quería comunicar que el Zoo de Barcelona ha liberado en sus hábitats naturales diversos ejemplares de diversas especies. La función del Zoo se está mostrando como muy efectiva con la conservación de especies en peligro de extinción. Por tanto, el Zoo no sólo puede hacer sensibilización y educación en la necesidad de conservar la naturaleza y sus hábitats, sino que también puede conseguir la reintroducción de especies dentro de sus hábitats”, ha declarado Laia Bonet, teniente de Alcaldía de Agenda 2030, Transición Digital, Deportes, Coordinación Territorial y Metropolitana en el Ayuntamiento de Barcelona.

La semana pasada se realizó la liberación de 27 ejemplares de tortuga de arroyo en los espacios naturales protegidos de cal Tet-ca l’Arana y del Remolar-Filipinas, en el marco del proyecto de conservación de esta especie impulsado por el Zoo y el Consorcio de los espacios naturales del Delta del Llobregat en 2012. Es el cuarto año consecutivo que se realiza una liberación de esta especie. Este año, 20 de los ejemplares han nacido en el Zoo, y el grupo se ha completado con 7 provenientes del Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña (CRARC), que también colabora con el proyecto.

Cada tortuga estaba marcada con un código específico al margen del caparazón o un chip, lo que permitirá evaluar su adaptación a la naturaleza. Como novedad, 12 de los ejemplares liberados llevarán un dispositivo GPS al caparazón, que registrará su posición y temperatura corporal. Estos emisores permitirán realizar un seguimiento del movimiento de las tortugas y ofrecerán información valiosa sobre aspectos como la dispersión, la tipología de los hábitats seleccionados o los corredores utilizados.

Fruto del convenio de colaboración, en 2012 se adecuó una instalación en el Zoo que recrea una balsa con vegetación acuática autóctona, donde se colocó una población reproductora de tortugas de agua y se instaló señalización informativa del proyecto y del delta del Llobregat. Las primeras crías nacieron en 2014 y en 2016 se produjo la primera liberación para reforzar las poblaciones naturales en el Delta.

El Tritón del Montseny, un anfibio catalán en situación de vulnerabilidad extrema

También durante estos días se ha trabajado en la reintroducción del Tritón del Montseny y desde el Zoo se han enviado 58 larvas, de un total de 500 ejemplares, de la variedad occidental de la especie para hacer una nueva liberación al suyo hábitat natural. En mayo y junio de este mismo año, ya se reintrodujeron 328 ejemplares, y desde la puesta en marcha del proyecto LIFE Tritó Montseny, se han liberado unos 1.500.

LIFE Tritó Montseny tiene como objetivos mantener un reservorio genético en los diferentes  centros de cría para garantizar el futuro de la especie y aumentar su área de distribución con la liberación de ejemplares en nuevos torrentes. Gracias a este programa de reintroducción, la cría en libertad de la especie se ha multiplicado en los últimos años. El proyecto está coordinado por la Diputación de Barcelona, ​​y cuenta con la participación de Forestal Catalana, la Generalidad de Cataluña, la Diputación de Gerona, el GRENP y del propio Zoo de Barcelona.

En la última reunión técnica del proyecto, se hizo seguimiento de las poblaciones reintroducidas, los centros presentaron los resultados de la cría de los tritones y se analizó la situación genética de la población ex situ, como punto de partida para elaborar un Plan de Reintroducción anejo al plan general de recuperación de la especie.

La tortuga mediterránea, tercera especie en peligro reintroducida

El miércoles 27 de octubre se hizo la liberación de 51 ejemplares de tortuga mediterránea, 16 de las cuales nacidas en el Zoo en 2020. En este caso, la liberación se ha realizado en el valle de Bovera, en Les Garrigues, en colaboración con la Asociación Trenca, con la novedad de que se hará seguimiento de los ejemplares con perros adiestrados. Esta liberación se integra dentro del plan de recuperación de la especie que realiza el Centro de recuperación de Reptiles y Anfibios de Cataluña (CRARC), bajo la dirección de la Generalidad de Cataluña.

Cerca de noventa parejas de cerceta pardilla crían en España durante la presente temporada

La cerceta pardilla, una de las siete especies en situación crítica en España, ha incrementado considerablemente su número de pollos durante esta temporada, principalmente en humedales de la Comunidad Valenciana y Andalucía.

El proyecto LIFE Cerceta Pardilla, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), ha dado a conocer los resultados de la temporada de cría de esta especie, catalogada ‘en peligro crítico’ en España y como ‘vulnerable’ a nivel mundial.

Entre la Comunidad Valenciana y Andalucía, zonas prioritarias para la especie y regiones de actuación del proyecto, se han contabilizado un total de 87 parejas reproductoras, una cifra muy positiva en comparación con años anteriores. En concreto, en los humedales valencianos se han observado 40 parejas de esta especie, casi el doble que en 2020 y muy por encima de 2019, cuando se contabilizaron únicamente 17 parejas con crías.

Además, se han censado un total de 300 pollos, una de las mayores cifras de los últimos años. Por ahora, solo se ha comprobado la cría en humedales donde se han realizado sueltas de ejemplares como parte de las actuaciones de reintroducción y cría en cautividad llevadas a cabo en el marco del proyecto. Se trata de las zonas húmedas de Marjal d los Moros, del Parque Natural de La Albufera, del Clot de Galvany, del Parque Natural de El Hondo y del Parque Natural de las Salinas de Santa Pola.

Cerceta Pardilla con dos pollos/Óscar Aldeguer/Tragsatec

Humedales en Andalucía

En Andalucía, los resultados de esta temporada de reproducción suman 47 parejas con crías, una cifra superior a los anteriores, con 13 parejas con pollos en 2020 y 31 en 2019. El número de pollos registrados ha sido de 356.

Entre los factores que explican esta buen temporada de cría, destacan el manejo del agua que se ha llevado a cabo en la Dehesa de Abajo (Sevilla) y en Fuente de Piedra (Málaga), que han permitido mantener los niveles de agua y asegurar su presencia en verano, lo que ha propiciado su reproducción.

Los demás humedales andaluces donde la cerceta pardilla ha criado son lugares manejados, salinas o marismas cuyo nivel de agua no depende de las precipitaciones. Entre ellos se encuentran varias zonas de Doñana y otros humedales de Cádiz, Almería, Sevilla y Málaga.

«La cerceta pardilla, una especie en situación crítica en España»

La cerceta pardilla es una de las siete especies en situación crítica en España. Hasta mediados del siglo XX abundaba en los humedales costeros mediterráneos, especialmente en Doñana, pero en las últimas décadas su declive ha sido tan drástico que esta especie de interés comunitario está en peligro crítico.

Se trata de una especie de ave migratoria que, tras reproducirse en nuestros humedales, emprende un viaje a sus cuarteles de invernada, en África, donde el proyecto también continuará con el seguimiento de sus poblaciones.

Reintroducen nueve ejemplares de pigargo europeo en Asturias, una “especie extinguida” en España

La reintroducción de los nueves ejemplares de pigargo europeo forma parte del Proyecto Pigargo, que tiene como objetivo la recuperación de esta rapaz catalogada oficialmente como “especie extinguida” en España.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha informado del proceso de reintroducción de nueve pigargos europeos, un ave rapaz extinta España. Desde esta semana, estos nueve ejemplares vivirán en un jaulón ubicado en Pimiango, en el concejo de Ribadedeva (Asturias), para aclimatarse al medio. Una vez termine este periodo de adaptación, se abrirá la puerta del jaulón y las rapaces quedarán en libertad.

Esta acción forma parte del Proyecto Pigargo, una iniciativa impulsada por la asociación conservacionista GREFA con la colaboración del MITECO, el Gobierno del Principado de Asturias, el Ayuntamiento de Ribadedeva y el Gobierno de Cantabria. El proyecto tiene como objetivo que el pigargo europeo, incluido en el “Listado de especies extinguidas en todo el medio natural español”, vuelva a tener población reproductora en España.

Para ello, durante 2021 se ha puesto en marcha un fase experimental que espera que tenga continuidad en los próximos años. La primera actuación del proyecto ha sido el traslado desde Noruega a España de nueve pigargos nacidos este año en su hábitat natural. Estos jóvenes ejemplares llegaron a Madrid en avión el pasado 29 de junio y, tras una completa revisión veterinaria y un periodo de observación, hoy han sido trasladados a la localidad de Pimiango, situada en la costa oriental asturiana.

Reintroducción del pigargo europeo en el norte peninsular – MITECO

Las aves han sido introducidas en un recinto especial con aspecto de jaulón de grandes dimensiones donde pasarán una temporada aclimatándose a la zona y socializando entre ellas, mientras son alimentadas y vigiladas por los técnicos del proyecto.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico monitorizará los movimientos de estas aves gracias a la colocación de emisores GPS, lo que permitirá obtener información sobre su actividad cuando, aproximadamente en otoño, sean liberadas definitivamente.

Programas de reintroducción en España

El Pigargo europeo está incluido en el “Listado de especies extinguidas en todo el medio natural español”, un registro aprobado en 2018 por la Conferencia Sectorial del Medio Ambiente que incluye a los animales y plantas que, tras desaparecer en España, pueden ser objeto de proyectos de reintroducción autorizados por las administraciones competentes.

Entre estos proyectos figuran ocho especies de ave, siendo una de ellas el pigargo europeo. En concreto, este Proyecto Pigargo es el segundo programa de reintroducción que se desarrolla en el Principado de Asturias y Cantabria, sumándose a la iniciativa para la reintroducción del Quebrantahuesos, en el Parque Nacional de los Picos de Europa.

En esta primera fase del programa se analizará minuciosamente la evolución de los ejemplares en cuanto a su adaptación e integración en el ecosistema. De ser favorable, el Proyecto Pigargo tendrá su continuidad con la liberación anual de hasta veinte ejemplares durante al menos siete años, con el fin de establecer en el futuro una población reproductora del pigargo en España.