Entradas

Consternación entre las entidades animalistas por la supresión por parte del Gobierno municipal de las ayudas dirigidas al bienestar animal

Las entidades animalistas de Barcelona han mostrado su profunda indignación y consternación después de que el Gobierno municipal de Ada Colau haya suprimido de la convocatoria general de subvenciones las ayudas dirigidas al bienestar animal.

El Ayuntamiento de Barcelona se ha disparado un tiro en el pie. A comienzos de semana publicamos en Animalados la decisión del Gobierno municipal de eliminar de la convocatoria general de subvenciones las ayudas dirigidas al bienestar animal. Una medida que ha sorprendido y enfurecido a las organizaciones de protección y defensa animal, que ven como el consistorio, con sus propias decisiones, desprecia y destruye el ideal de una «Barcelona amiga de los animales».

Animalados ha hablado con varias entidades animalistas que han mostrado su malestar por esta decisión del Gobierno de Barcelona. Un sentimiento de indignación y desprecio que se extiende y comparten prácticamente todas las organizaciones de protección y defensa animal de la ciudad.

«Desde las entidades de protección animal de Barcelona y como miembros del Consejo Municipal de Convivencia, Defensa y Protección de los Animales, estamos consternadas por la decisión del Ayuntamiento de suspender la línea de ayuda a las entidades de bienestar animal de la convocatoria anual de subvenciones para el 2021», declara Carla Cornella, presidenta de la Fundación FAADA.

Cornella recuerda que «las organizaciones ya tuvimos que asumir un recorte del 40% en la convocatoria de 2020 y ahora tenemos que afrontar la supresión total de esta ayuda. Es imprescindible considerar que el Ayuntamiento tiene la competencia y la responsabilidad en la gestión de la protección de los animales de Barcelona y que desde las entidades de la ciudad trabajamos cada día del año asumiendo una parte de esta gestión».

En cuanto a FAADA en particular, al menos se verá afectada la campaña «Soy Responsable», un proyecto que tiene el objetivo de identificar y esterilizar el máximo número de animales posible para reducir el abandono en Cataluña, donde cada año se recogen más de 30.000 animales desamparados, un promedio de cuatro animales cada hora.

Marta Gumà, presidenta de DEPANA, afirma que «la decisión del Ayuntamiento de suprimir las subvenciones nos afecta. Las ayudas recibidas en los últimos años ya eran miserables de por sí, pero la supresión total de esta provoca que no podamos desarrollar del mismo modo nuestro proyecto «De dónde vienen las tortugas», un taller educativo que trabaja para una mayor implicación de las Administraciones en las problemáticas asociadas al comercio de fauna exótica. La sensación es que, a la hora de la verdad, el medio ambiente y la protección de los animales no es importante para el Gobierno municipal «.

DEPANA inició en 2014 un proyecto educativo llamado «De dónde vienen las tortugas», dirigido a los escolares de los últimos cursos de educación primaria y primeros de la ESO. Este proyecto, tal como explica la directora de la entidad «nació con el objetivo de sensibilizar y concienciar a nuestros niños y jóvenes sobre la grave problemática que supone la tenencia de animales exóticos como mascotas».

Marta Gumà comenta que «a pesar de la supresión de las ayudas por parte del Ayuntamiento, intentaremos seguir adelante con nuestro proyecto educativo que tan buen resultado y satisfacción ha dejado en los centros educativos en los últimos años. Se nos rompe el corazón si tenemos que decir en las escuelas que no podemos continuar haciendo el taller este año. Intentaremos asumir los costes de nuestro propio presupuesto y tendremos que hacer buena parte del proyecto desde el voluntariado».

Carmen Méndez, presidenta de ADDA, considera que «la decisión del Ayuntamiento pone en evidencia un claro retroceso y desinterés por parte del Gobierno municipal que niega así el compromiso asumido a través de una declaración municipal de «Barcelona amiga de los animales». Además, discrimina un sector de las entidades, y no puede justificarse por el hecho de la situación actual de la pandemia, teniendo en cuenta que ya en el anterior ejercicio -y sin rastro de la COVID- ya rebajaron drásticamente en un 40% las ayudas a todas y cada una de las entidades, sin ningún tipo de explicación».

Además, Méndez añade que «si se analiza el servicio social que el sector animalista viene desarrollando de forma voluntaria desde sus inicios y se compara con el listado conjunto, con muchas de las subvenciones que el Ayuntamiento destina para otros fines asociadas por ejemplo al entretenimiento, es evidente que hay un agravio comparativo «.

En cuanto a ADDA en relación con esta subvención, su presidenta detalla que «desde su inicio siempre ha sido focalizada en una campaña continuada de concienciación muy visible y de forma conjunta, con otra educativa y de sensibilización en las escuelas, facilitando abundante material gratuito a numerosos centros educativos. A la vista de esta decisión es probable que tengamos que cancelar el proyecto o revisar la posibilidad de su continuidad sin mención de la administración».

El Ayuntamiento de Barcelona suprime de la convocatoria general de subvenciones las ayudas a las entidades animalistas

El Ayuntamiento de Barcelona ha suprimido de la convocatoria general de subvenciones las ayudas a las entidades animalistas. El Gobierno municipal argumenta que la decisión ha sido tomada a raíz de la pandemia y que centrarán todos sus esfuerzos en reforzar la línea de subvenciones específica dirigida a la gestión y control de las colonias felinas.

El Grupo Municipal de Junts per Catalunya en el Ayuntamiento de Barcelona ha alertado de que el Gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni ha suprimido de la convocatoria anual de subvenciones las ayudas a las entidades que trabajan por el bienestar animal. Además, el portavoz del Grupo de Junts, Jordi Martí, ha exigido la rectificación al ejecutivo municipal y que mantenga el apoyo a las entidades animalistas de la ciudad, que ya vieron reducidas en un 40% las subvenciones en la convocatoria del 2020.

Animalados ha hablado con el Ayuntamiento de Barcelona que ha confirmado que «debido a la situación económica derivada por la Covidi-19 se decidió suprimir de la convocatoria general de subvenciones a las entidades animalistas para concentrar esfuerzos y reforzar la línea de subvenciones específica destinada a la gestión y control de las colonias de gatos urbanos y priorizar estas actuaciones ante las actividades de divulgación y concienciación».

El Gobierno municipal detalla que «antes de tomar la decisión se habló con las entidades para informarles de que dado que la mayoría de las subvenciones eran para las entidades gateras, nos parecía más adecuado agruparlas en la convocatoria específica de gatos dada la especificidad. Ninguna de estas entidades mostró reticencias ni se mostró en contra».

Por lo tanto, el Ayuntamiento de Barcelona ha tomado la decisión de suprimir la línea genérica de subvenciones de bienestar animal, una línea de ayuda dirigida a todos los animales que incluye proyectos de todo tipo. Según los datos compartidos por el Gobierno municipal, en el año 2020 «el 80% de los proyectos de la línea genérica fueron para fomentar la conciencia y la responsabilidad con los animales de compañía, así como tareas relevantes de divulgación y formación».

El consistorio especifica que «el número de entidades que habían presentado algún proyecto en el año 2020 a la convocatoria general y que podrían verse afectadas por la no convocatoria de este año podría estar en torno a una quincena». Con esta nueva medida, «la línea de subvenciones específica dirigida a entidades de la ciudad que cuidan de las colonias felinas crece un 10% respecto del año pasado».

Jordi Martí, concejal de Junts per Catalunya, ha destacado que «una ‘Barcelona amiga de los animales’ no puede maltratar la sociedad civil comprometida con el bienestar animal», también ha considerado que «que se mantengan las ayudas a las entidades gestoras de las colonias de gatos urbanos no es excusa para retirar el apoyo al resto, y menos en el contexto de un presupuesto municipal «expansivo», como ha vendido el gobierno municipal a las cuentas de 2021″.

Así es la campaña del Ayuntamiento de Barcelona que pretende fomentar la tenencia responsable de animales de compañía

El Ayuntamiento de Barcelona está llevando a cabo una campaña relacionada con la tenencia responsable de animales de compañía y con el control de los núcleos zoológicos. Tener un perro potencialmente peligroso en lugares públicos sin bozal sigue siendo la multa más interpuesta por la Guardia Urbana.

El Ayuntamiento de Barcelona, ​​a través de la Guardia Urbana y del Departamento de Protección de Animales municipal, está llevando a cabo una campaña relacionada con la tenencia responsable de animales y con el control del comercio de venta de animales a fin de comprobar las condiciones de estancia y cuidado de animales, así como de las condiciones administrativas y técnicas.

Para garantizar el correcto funcionamiento de las tiendas especializadas en la venta de animales, se están haciendo inspecciones que tienen en cuenta, además del cumplimiento de los requerimientos documentales establecidos por la ordenanza, las condiciones vinculadas al bienestar de los animales: edades de los cachorros, pautas de vacunación y de alimentación, protocolos de profilaxis y socialización, medidas de las jaulas, número de animales que hay en el establecimiento, indicios de enfermedades o signos de desatención, espacios de adaptación y cuarentena, y todos los demás aspectos contemplados en la ordenanza.

El otro objetivo principal de esta campaña es sensibilizar a los propietarios de perros sobre la necesidad de adoptar comportamientos cívicos respecto a la tenencia de animales de compañía, fomentar hábitos de conducta para mejorar la convivencia con los demás ciudadanos y hacer cumplir a los propietarios de estos animales las obligaciones legales correspondientes.

El Ayuntamiento de Barcelona busca la mejora del bienestar de los animales garantizando los usos diversos del espacio público, compatibilizando la tenencia responsable de animales y el disfrute del espacio público para la ciudadanía en general. Los parques, plazas y jardines de la ciudad son los espacios donde más incidencias se detectan. De ahí que la campaña està teniendo especial atención en estos espacios, donde se han detectado problemas con perros o comportamientos incívicos de algunos de sus propietarios o cuidadores.

En este sentido, la actuación de la Guardia Urbana se centra, principalmente, en el cumplimiento de los deberes legales y la corrección de estas conductas incívicas:

-Verificar el censo y la identificación de los perros (implantación subcutánea de un microchip realizada por el veterinario).

-Apoyar las condiciones de bienestar de los animales establecidas por la Ordenanza de Barcelona en la conducción de los perros en el espacio público: prohibición de los collares o cadenas de fuerza o estrangulación; uso de los bozales adecuados; etc.

-Cumplimiento de la normativa en relación con la tenencia de perros de razas potencialmente peligrosas.

-La recogida de las deposiciones del animal.

-Evitar la invasión de espacios de juegos infantiles para personas con su perro.

-Cumplimiento de la normativa en relación con la presencia de perros en el Metro.

-Velar por las prácticas responsables en los establecimientos de venta de animales.

Preferentemente si la conducta no es grave, se advierte previamente a los responsables de los perros, y si esta comunicación no es posible o si es reincidente, se formulan las correspondientes denuncias.

Los propietarios de perros potencialmente peligrosos, los más sancionados

El Ayuntamiento de Barcelona ha comunicado que desde el mes de enero hasta el mes de octubre de este año, la Guardia Urbana ha impuesto un total de 1.285 denuncias por infracciones relacionadas con la tenencia responsable de animales. Durante todo el año pasado, esta cifra fue de 1.385 denuncias.

Este es el registro de multas interpuestas entre enero y octubre de 2020:

-Tener un perro potencialmente peligroso en lugares públicos sin bozal (331)

-Tener un perro potencialmente peligroso en lugares públicos sin estar sujeto con una correa o cadena (76)

-Tener perros en los parques infantiles o jardines de uso infantil y su entorno (60)

-No recoger inmediatamente las deposiciones fecales de los animales domésticos en las vías públicas y espacios públicos o no proceder a la limpieza de los elementos afectados por las deposiciones (31)

-Animal de compañía sin identificar mediante microchip (15)

-Animal de compañía no censado (27)

-Tener un perro potencialmente peligroso sin disponer de licencia (159)

-Osamos potencialmente peligroso sin identificar mediante microchip (40)

-Osamos potencialmente peligroso no censado (62)

-Tener perros potencialmente peligrosos en las vías y espacios públicos sin que la persona que lo conduzca y controle lleve el documento identificativo o la licencia municipal (88)

-No contratar el seguro de responsabilidad civil exigible a los propietarios de perros potencialmente peligrosos (123)

«Los delfines seguirán dentro de unas piscinas y esto nunca es una buena noticia»

Se cumple una semana desde que los tres últimos delfines del Zoo de Barcelona fueron trasladados al delfinario Attica Zoological Park de Atenas. Esta noticia, que se anunció como una victoria en bienestar animal desde el Ayuntamiento y que confirmaba a Barcelona como una ciudad libre de cetáceos en cautiverio, recibió muchas críticas en las redes sociales, ya que al parecer los animales serán utilizados para hacer espectáculos en su nuevo destino.

Desde Animalados hemos hablado sobre este tema y sobre el estado actual de los animales marinos en Cataluña con Laura Almarcha, miembro de la Asociación Cetacea. Laura es experta en cetáceos y hace muchos años que lucha para que los delfinarios sean una lacra del pasado. Es una amante de todos los animales, pero su obsesión es la protección del medio natural de los cetáceos.

¿Qué valoración hacéis desde la Asociación Cetacea del traslado de los tres últimos delfines del Zoo de Barcelona a un nuevo delfinario en Atenas?

En primer lugar, hay que recordar que Barcelona aún es propietaria, aunque suene horrible, de dos delfines que fueron trasladados hace unos años en el Oceanográfico de Valencia, y que allí se permite la reproducción de estos animales y también los espectáculos.

Respecto a los tres últimos delfines del Zoo de Barcelona, ​​es una buena noticia el hecho de que haya en el mundo un delfinario menos. España es el país de Europa con más delfinarios, y esto está muy lejos de ser un buen dato para este país.

Por otra parte, el hecho de que se haya cambiado de prisión, no es una buena noticia. Seguramente estarán en una ubicación mejor de la que estaban hasta ahora, pero los delfines seguirán dentro de unas piscinas y esto nunca es una buena noticia. Aunque desconocemos las instalaciones del delfinario de Atenas, sabemos que el Attica Zoological Park ha estado años operando sin licencia, y que hacen espectáculos, aunque están prohibidos en el país.

¿Cuál habría sido el destino ideal para los tres delfines del Zoo de Barcelona? ¿Existen refugios para delfines procedentes de delfinarios?

El destino ideal no existe, lo ideal es que no se hubieran capturado nunca delfines mulares en el Caribe, que estos delfines que quedan vivos no hubieran nacido en cautiverio, y que se detuviera la reproducción de animales en cautividad sin un objetivo de poder liberarlos en su hábitat. Pero ya que el mal está hecho, lo ideal sería intentar darles una mejor vida en un refugio.

Actualmente no existen refugios para delfines, pero en Islandia sí hay un refugio para belugas, y allí han ido a parar dos belugas cautivas procedentes de China. Se están construyendo dos refugios para delfines cautivos, uno en Baltimore y otro en Lipsi.

Las belugas ya disponen de un refugio en Islandia

¿Existe la posibilidad de devolver al mar a un delfín nacido o criado en un delfinario? ¿Pueden los delfines adaptarse a un cambio tan radical en sus vidas?

Los delfines son mamíferos con una memoria a largo plazo, demostrada con estudios, de al menos 20 años. Si los delfines hubieran nacido en libertad y se hubieran capturado, todavía podrían tener alguna posibilidad de sobrevivir en mar abierto. Pero los que han nacido en cautividad no han aprendido a elaborar estrategias de caza ni a capturar las presas. Incluso se ha intentado dar pescado vivo y, lamentablemente, no lo reconocen como comida, al menos al inicio de las pruebas. Tampoco han aprendido a defenderse de posibles depredadores y tienen una dependencia de los humanos que hace que sea inviable dejarlos completamente libres.

Barcelona ya es libre de cetáceos en cautiverio. ¿Cuál es el próximo reto de Cataluña para mejorar el bienestar de los cetáceos? ¿En qué estado se encuentran los animales marinos del litoral catalán?

Indiscutiblemente, el próximo reto para Cataluña es que el Parlamento prohíba los delfinarios en toda Cataluña. Aún quedan dos lamentables delfinarios, el de Palafolls (Marineland Cataluña), que también tiene leones marinos y focas; y en Vilaseca (Aquopolis) que ya fue denunciado por las inadecuadas instalaciones donde tenían los delfines. Ambos hacen espectáculos con delfines, y, como cualquier delfinario, no cumplen los objetivos que se exige por ley de conservar, educar e investigar.

La conservación no es real cuando asumimos que estos delfines, aunque se reproduzcan muchas veces gracias a inseminaciones, no podrán ser liberados en su hábitat para repoblar la especie. Por otra parte, educar no creemos que sea enseñar a los niños que está bien tener animales salvajes encerrados en piscinas, sin poder desarrollarse física y emocionalmente de manera correcta. Por último, los estudios que se pueden hacer en un delfinario en muchos casos no pueden extrapolarse a la especie in situ, ya que no partimos de los mismos parámetros que con un delfín que vive en libertad.

Los animales marinos, en el Mediterráneo, se encuentran en muchos casos en situación de preocupación o en un estado vulnerable. Hay muchas causas antropogénicas que hacen que cetáceos, aves, corales, peces y tortugas, además de las plantas, estén en una situación preocupante. Las diferentes artes de pesca como redes a la deriva, pesca de arrastre, palangres y también la sobrepesca está dejando sin comer a los diferentes habitantes del mar. La contaminación acústica, química, los desechos que encontramos en el mar … todos estos elementos son la causa de muchas muertes, miles de mamíferos marinos y millones de aves cada año.

La protección del medio natural del cetáceos, un gran reto

¿En qué proyectos está trabajando actualmente la Asociación Cetacea?

Nosotros somos una entidad formada por voluntarios, y nadie recibe retribución económica. Realmente lo que hacemos son proyectos de investigación.

Nuestro principal proyecto y el que lleva más años, concretamente desde 2014, es el Proyecto de Foto-identificación de delfines y ballenas en el litoral catalán. El objetivo es elaborar un censo en la zona del Garraf, entre Castelldefels y Segur de Calafell, para estudiar la distribución de cada especie y el comportamiento de cada grupo.

También tenemos el Proyecto Amigos del Mar, que es de ciencia ciudadana y lo llevamos a cabo en todo el litoral catalán. Va ligado, de hecho, con el primer proyecto, el de Foto-ID. Otro proyecto, Ojos en el Mar, intenta hacer avistamientos desde tierra. Y el último proyecto es de aves, lo que hacemos es que en las salidas para llevar a cabo el proyecto de Foto-ID, vamos anotando las aves que encontramos durante el día: la hora, la ubicación y el número de animales .

Aparte, hacemos charlas informativas de nuestros proyectos, informamos de los cetáceos que podemos encontrar en nuestras costas, tratamos la normativa que regula el acercamiento con embarcaciones en cetáceos y también llevamos a cabo alguna actividad para escuelas o grupos con el objetivo de inculcar el amor por los animales marinos y para explicar los problemas antropogénicos que creamos a los diferentes hábitats marinos. Porque si los conocemos, llegamos a amarlos, y si los queremos, queremos protegerlos.

Barcelona gana el primer juicio penal en España que condena a una tienda por causar el maltrato y la muerte de decenas de animales

Barcelona gana el juicio contra Mundocachorro, tras el decomiso del año 2015 de 135 cachorros de perros y gatos que estaban en condiciones deplorables. La condena será de un año y un día de prisión y tres años y un día de inhabilitación para los propietarios de la tienda, a quienes el Ayuntamiento de Barcelona sentó en el banco de los acusados por la muerte de decenas de cachorros.

La sentencia significa una importante victoria en la lucha por el bienestar animal, ya que es la primera vez en la historia del Estado español que se condena a una tienda por el delito de maltrato continuado con la consecuencia de la muerte, previsto en el Código Penal.

Laia Bonet, teniente de alcalde de Agenda 2030, Transición Digital, Deportes y Coordinación Territorial y Metropolitana, ha valorado así la sentencia: “Es un día histórico en la lucha animalista. Esto es una prueba de que en Barcelona el maltrato animal nunca quedará impune, somos una ciudad comprometida con el bienestar animal”.

Los hechos juzgados se remontan al año 2015, cuando a través de una inspección del Departamento de Protección de los Animales y la Guardia Urbana, el Ayuntamiento decomisó 135 cachorros de perros y gatos que se encontraban en unas condiciones lamentables en el local de Mundocachorro ubicado en la calle Sicilia de Barcelona. La inspección venía motivada por la denuncia de la entidad animalista FAADA, que había recibido numerosas quejas de compradores por la muerte de decenas de cachorros pocos después de ser adquiridos en la tienda.

Laia Bonet ha querido agradecer la implicación de las distintas partes implicadas en el caso: “Me gustaría agradecer de manera especial a la Fundación FAADA, a la Unidad Canina de la Guardia Urbana y a la Unidad Central de Medio Ambiente de los Mossos d’Esquadra, quienes han sido claves en la investigación del caso. Sin ellos no habría sido posible llegar a estos resultados tanto en el juicio como en la sentencia”.

Por otro lado, la teniente alcalde ha recordado que: “Tenemos otro caso parecido con la tienda Puppies de la calle Sant Eusebi, que el mes de enero irá a juicio por vía penal. Esto demuestra la clara línea de trabajo del Ayuntamiento de Barcelona que tiene como objetivo garantizar el bienestar animal. Hablamos de casos de compra y venta ilícita y de maltrato animal”.