Entradas

Qué hacer si te encuentras un gato en la calle

Lo que debes hacer si te encuentras un gato en la calle va a depender de muchos factores. Si estás en una ciudad donde es raro ver gatos por la calle y te encuentras con uno que llama tu atención, lo primero que debes hacer es mantener la calma y observar. Si no tienes a mano una persona experta en gatos plantéate al menos tres preguntas clave antes de actuar.

¿Es seguro acercarte al gato sin que él ni tú corráis peligro?

Has de valorar si el lugar donde está el minino es peligroso dado el caso de que éste huya cuando te acerques. La seguridad ante todo, ya que los gatos son imprevisibles y ágiles. Estos felinos pueden correr velozmente en dirección contraria cuando se asustan. Si, por ejemplo, pasan coches cuando te aproximas puedes provocar un terrible atropello involuntario. De ahí que garantices que tanto tú como el gato estáis en condiciones suficientemente seguras para interactuar. Reconocer las necesidades de un gato puede llevar tiempo: si quieres ayudar a un gato no vayas con prisas.

¿Estás seguro de que éste gato no es un gato que vive feliz en la calle?

Una cosa importante que debes observar son las orejas del gato, basta con valorar su perfil. Si en una de sus orejas ves una marca en forma de uve, o una asimetría artificial en sus pabellones, probablemente se trate de un gato de la calle esterilizado que vive en una comunidad estable llamada colonia. Ya hay humanos que cuidan de él y de toda su familia. Se trata de un gato feral o callejero. Para ellos es imposible ser felices encerrados. Un gato feral se estresa y muere si es recluido, ya sea en una casa o en una gatera pública o una privada.

Existe la creencia que los gatos de casa pueden sobrevivir en la calle y que los gatos de la calle preferirían vivir en una casa. Tanto una cosa como la otra son falsas.

Los gatos, aunque sean todos domésticos y de una única especie, la felis catus, según su socialización y su lugar de nacimiento tienen distintas necesidades. Los gatos nacidos en un hogar, con una interacción estrecha y temprana con humanos, son gatos caseros. Durante las seis primeras semanas suelen relacionarse solo con la madre, con los hermanos de camada y con las personas del hogar. A partir de las doce semanas ya pueden integrarse en nuevas familias, pero nunca jamás deberían acabar en la calle deliberada ni accidentalmente. Las asociaciones protectoras de gatos advierten del deber de los propietarios de extremar la precaución con ventanas, balcones y puertas de salida además de la obligación de tener a los gatos esterilizados e identificados con un microchip. No te pierdas el post de los diez consejos para evitar que tu gato se pierda.

La vida y la salud de los gatos ferales mejora exponencialmente si se benefician del CER. El CER es la captura, la esterilización y el retorno al área de origen de los gatos no caseros. Es el método más ético, económico y efectivo para estabilizar y reducir las poblaciones de gatos. Mediante jaulas-trampa se captura a los gatos, luego son llevados al veterinario, son desparasitados, vacunados y finalmente sometidos a una mínima intervención para esterilizarlos. A las pocas horas de observación y recuperación son retornados a su territorio natal.

Tal vez se trata de un gato sin marca en la oreja que reclama insistentemente tu atención con vocalizaciones y gestos. Eso puede significar dos cosas: que en el municipio donde estáis no se hace el CER y estás frente a un gato de la calle que no goza de los beneficios del cuidado oficial de la colonia y tiene hambre. O, siendo un municipio con CER, has topado con un gato casero abandonado o extraviado. Si es un gato muy socializado tal vez te reclama mimos y amparo, además de alimento.

¿Estás seguro de que es un gato casero en apuros?

Incluso a los expertos les resulta complicado distinguir cuando un gato es feral o no, hay caseros muy tímidos y callejeros muy zalameros pero incapaces de soportar la retención entre cuatro paredes. Si estamos ante un gato de familia extraviado o abandonado éste debería llevar un chip – normalmente en el lado izquierdo del cuello-. Eso lo puede comprobar la Policía Local, el SEPRONA o un veterinario cercano. El traslado de un lugar a otro de un gato dócil es mejor hacerlo dentro de un transportín tapado con una toalla. Si el gato es mimoso y a nadie le consta dónde y con quién vive, debe llamarse a los servicios municipales de recogida, a un refugio local de animales o se puede acoger en el propio domicilio hasta la aparición del propietario o una adopción definitiva. Cuando se localiza un animal de compañía en la vía pública, los particulares que lo han encontrado deben publicitar su hallazgo mediante carteles con una foto, haciendo referencia al género, el día y modo de contacto. También es obligatorio notificar el descubrimiento y la tutela a las autoridades. Cuando ya se tienen gatos en casa, un veterinario deberá realizar distintos procedimientos con el nuevo antes de nada. Por razones de salud y de comportamiento no deben mezclarse gatos desconocidos en un mismo espacio sin tomar las adecuadas precauciones.

Una respuesta extra

Los gatos amparados por el CER suelen tener buen aspecto, tienen un peso adecuado y su pelaje luce sano. Para cumplir la ley y garantizar la tenencia responsable todo ayuntamiento avanzado en materia de protección animal acuerda y financia con asociaciones animalistas el programa CER para los gatos de sus calles. En casi todas las poblaciones españolas hay personas, mujeres en su mayoría, que cuidan de sus vecinos felinos. Las gateras o gestoras de colonias los alimentan, les ponen agua, mantienen la zona limpia, en invierno les montan cobijos camuflados y, de ser necesario, los llevan al veterinario. En los países anglosajones se habla de gatos comunitarios a los que viven en colonias controladas mediante el CER y al CER se le llama TNR.

Si la experiencia de acercarte a los gatos callejeros te fascina puedes mirar de contactar con asociaciones locales o con la concejalía de medio ambiente de tu municipio e informarte de lo qué hay y cómo colaborar. Las gateras suelen descubrir su vocación al enamorarse de un primer gato del que supieron que aun siendo feliz en la calle necesitaba cuidados regulares.

Autor: FdCats

El Ayuntamiento de Barcelona suprime de la convocatoria general de subvenciones las ayudas a las entidades animalistas

El Ayuntamiento de Barcelona ha suprimido de la convocatoria general de subvenciones las ayudas a las entidades animalistas. El Gobierno municipal argumenta que la decisión ha sido tomada a raíz de la pandemia y que centrarán todos sus esfuerzos en reforzar la línea de subvenciones específica dirigida a la gestión y control de las colonias felinas.

El Grupo Municipal de Junts per Catalunya en el Ayuntamiento de Barcelona ha alertado de que el Gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni ha suprimido de la convocatoria anual de subvenciones las ayudas a las entidades que trabajan por el bienestar animal. Además, el portavoz del Grupo de Junts, Jordi Martí, ha exigido la rectificación al ejecutivo municipal y que mantenga el apoyo a las entidades animalistas de la ciudad, que ya vieron reducidas en un 40% las subvenciones en la convocatoria del 2020.

Animalados ha hablado con el Ayuntamiento de Barcelona que ha confirmado que «debido a la situación económica derivada por la Covidi-19 se decidió suprimir de la convocatoria general de subvenciones a las entidades animalistas para concentrar esfuerzos y reforzar la línea de subvenciones específica destinada a la gestión y control de las colonias de gatos urbanos y priorizar estas actuaciones ante las actividades de divulgación y concienciación».

El Gobierno municipal detalla que «antes de tomar la decisión se habló con las entidades para informarles de que dado que la mayoría de las subvenciones eran para las entidades gateras, nos parecía más adecuado agruparlas en la convocatoria específica de gatos dada la especificidad. Ninguna de estas entidades mostró reticencias ni se mostró en contra».

Por lo tanto, el Ayuntamiento de Barcelona ha tomado la decisión de suprimir la línea genérica de subvenciones de bienestar animal, una línea de ayuda dirigida a todos los animales que incluye proyectos de todo tipo. Según los datos compartidos por el Gobierno municipal, en el año 2020 «el 80% de los proyectos de la línea genérica fueron para fomentar la conciencia y la responsabilidad con los animales de compañía, así como tareas relevantes de divulgación y formación».

El consistorio especifica que «el número de entidades que habían presentado algún proyecto en el año 2020 a la convocatoria general y que podrían verse afectadas por la no convocatoria de este año podría estar en torno a una quincena». Con esta nueva medida, «la línea de subvenciones específica dirigida a entidades de la ciudad que cuidan de las colonias felinas crece un 10% respecto del año pasado».

Jordi Martí, concejal de Junts per Catalunya, ha destacado que «una ‘Barcelona amiga de los animales’ no puede maltratar la sociedad civil comprometida con el bienestar animal», también ha considerado que «que se mantengan las ayudas a las entidades gestoras de las colonias de gatos urbanos no es excusa para retirar el apoyo al resto, y menos en el contexto de un presupuesto municipal «expansivo», como ha vendido el gobierno municipal a las cuentas de 2021″.

La Orotava esteriliza a más de un centenar de gatos ferales con el proyecto CES

Los voluntarios del proyecto han capturado a más de cien gatos para su identificación, esterilización y su posterior retorno a la colonia felina.

El Ayuntamiento de La Orotava, a través de la concejalía de Sanidad, continúa este año con el exitoso Proyecto CES (captura, esterilización y suelta) para garantizar el control de las colonias felinas del municipio tinerfeño. El objetivo de este proyecto no es otro que “reducir la multiplicación descontrolada de los gatos callejeros, evitar la superpoblación, alimentarlos de forma correcta y mejorar la calidad de vida de los felinos”, apunta la concejala de Sanidad Yayi García.

Según ha informado el Ayuntamiento de La Orotava, los voluntarios que trabajan en el Proyecto CES capturan a los felinos con jaulas trampas y se trasladan a centros veterinarios para su esterilización y, posteriormente, sueltan a los animales en su colonia de origen. Además, los gatos son desparasitados e identificados con una muesca en la oreja. De esta manera, se lleva a cabo un permanente control de la colonia vigilando la incorporación de nuevos miembros, que también deben ser capturados y esterilizados.

El método CES es el único reconocido internacionalmente como ético y eficaz para el control de las superpoblación de los gatos callejeros. Los felinos que viven en las calles se han convertido en un problema para los municipios, ya que son muchos los animales que son abandonados en las vías públicas, y ello implica un peligro para la seguridad vial, peligro para la fauna silvestre o riesgo por enfermedades a personas o a otros animales. Con el caso de los gatitos se suelen crear colonias y es necesario llevar un control sobre las mismas.

El proyecto CES en La Orotava cuenta con la colaboración de voluntarios que llevan a cabo la captura de todos los gatos para su identificación, esterilización y posterior retorno a la colonia de origen. Este trabajo también cuenta con el apoyo de asociaciones animalistas vinculadas a esta materia. Desde la puesta en marcha del proyecto ya se han podido esterilizar un centenar de felinos.

Desde el Área de Sanidad de la Orotava se está trabajando para facilitar un carnet de alimentador de colonias en el municipio, así como dar conocimiento de la Ordenanza Municipal que contempla la presencia de colonias controladas. Todo aquel que quiera registrarse como voluntario o alimentador puede ponerse en contacto con el ayuntamiento en el teléfono 922 32 44 44 extensión 2219.

Conoce las mascarillas solidarias de la asociación Katubihotz

Katubihotz ha lanzado a la venta una serie de mascarillas solidarias para seguir con la maravillosa labor que desempeñan. Hablamos con la asociación de Pasaia (Gipuzkoa) para conocer todos los detalles sobre esta iniciativa y sobre la situación actual de las colonias felinas.

Tras unos meses atípicos a causa del coronavirus, ¿cómo está siendo la rutina de trabajo actual en la asociación Katubihotz?

Tras el estado de alarma seguimos activos realizando CES (captura, esterilización y suelta) a los gatos de colonia, adopciones y retomando eventos, el último ha sido el pasado sábado 4 de julio junto a Tiendanimal en el centro comercial Txingudi en Irún, el cual una vez más ha sido todo un éxito.

Seguimos a buen ritmo e intentando mejorar con las adopciones, ya que estamos en temporada de camadas. A día de hoy hemos realizado 97 adopciones y esperamos hacer muchas más. Hemos apreciado que nos llaman más personas para solicitar ayuda y menos para adoptar, pero es una situación normal porqué están cerca las vacaciones y se nota.

Además recibimos llamadas por gatos que parece ser que los dueños dejan salir a la calle sin collar (siempre que lleven que sea antiatrapamiento por favor), estas personas nos avisan con la buena intención de ayudar al gato sin saber que tienen un dueño, tenemos conocimiento de varios gatos habituales en varias zonas.

La crisis del coronavirus ha provocado un descenso importante de los recursos en la mayoría de las asociaciones de animales. ¿Cómo combatís esta situación desde vuestra asociación?

En Katubihotz, dado que no hemos podido realizar eventos presenciales y ahora con la “nueva normalidad» y sus normas es más lento todo, hemos intentado adaptarnos a las nuevas circunstancias. Por este motivo, hemos puesto a la venta una línea de mascarillas de tela y una tienda online solidaria en la que encontramos diferentes productos con temática felina.

¿Cómo surge la idea de diseñar y vender mascarillas? ¿Cuál es el objetivo de la iniciativa?

La idea la propone Elena Pérez Echeverria, que es la diseñadora de las mascarillas. Elena, que ya conocía nuestra labor, nos propuso la iniciativa, el diseño y la venta de estas.

El objetivo de esta iniciativa y de la tienda solidaria online es seguir avanzando con la ayuda a cuántos más gatos necesitados mejor. La asociación quiere continuar con el cuidado y el control de las colonias felinas que viven en la calle y procurar un hogar para los gatos a través de la adopción.

Mascarilla de tela de la tienda online de Katubihotz

¿Cómo se pueden adquirir las mascarillas?

Se pueden adquirir a través de nuestras redes sociales (Facebook y Instagram) o contactando por WhatsApp en el teléfono 651605444. Las mascarillas se pueden comprar desde cualquier punto de España. Además entre todas las personas que colaboren se sorteará un fabuloso bolso con temática felina.

¿Cómo son las mascarillas? ¿Tenéis diferentes diseños y tamaños?

Las mascarillas están hechas con diferentes tipos de telas bonitas y frescas con motivos de gatos principalmente, aunque también las hay de sandías, fresas, etc.

Hay tres tipos de tallas que abarcan de 0-4 años, de 4-12 años y de 12 a todo tipo de adultos, y las gomas son fáciles de ajustar. El precio de todas ellas es de 10€, además incorporan un filtro que se puede reponer y advertimos que este mismo no se ha de planchar, ya que el calor lo estropea.

Diferentes modelos de mascarillas de Katubihotz

¿Qué aceptación está teniendo la iniciativa de las mascarillas solidarias?

La verdad es que nuestros seguidores siempre están ahí apoyándonos y ya se han agotado varios modelos de mascarillas. Quisiéramos aprovechar también para agradecer tanto a los seguidores como a la Elena por toda la ayuda que nos dan y la labor que hacen.

¿Qué otros productos podemos encontrar en vuestra tienda solidaria online?

Disponemos de más objetos con temática felina que siempre está de moda. En la tienda online podemos encontrar desde bolígrafos, camisetas, bolsas de tela ideales y cómodas para ir a la playa, hamacas colgantes que les encantan a los gatetes, etc. Todo está accesible y disponible en nuestra tienda online a través del siguiente enlace: http://www.katubihotz.com/tienda-katubihotz-online/

Calcetines disponibles en la tienda online de Katubihotz

Reloj gatuno de la tienda online de Katubihotz

Así trabajan en Katubihotz con las colonias felinas durante el estado de alarma

El estado de alarma causado por el coronavirus ha cambiado la rutina de trabajo de muchas asociaciones que velan por el bienestar de las colonias felinas. La Dirección General de Derechos de los Animales publicó el pasado 15 de marzo que la alimentación de los gatos callejeros podía seguir produciéndose siempre y cuando se prioricen los horarios de menos afluencia y se espacien el máximo de días posibles las visitas.

Katubihotz es una asociación ubicada en Pasaia (Gipuzkoa) creada para cuidar y controlar colonias de gatos que viven en la calle y también para procurar una casa a los felinos a través de la adopción. Esta entidad está formada por personas que respetan a los animales y que desean que los gatos sean aceptados y respetados por nuestra sociedad. Desde Animalados nos hemos puesto en contacto con la asociación para conocer cómo están trabajando con el estado de alarma instaurado en el territorio español.

Gato de una colonia felina controlada por Katubihotz

Gato de una colonia felina controlada por Katubihotz

Los voluntarios de Katubihotz explican que la rutina no ha variado mucho a pesar del confinamiento social provocado por el coronavirus: “El control de las colonias felinas lo llevamos igual que antes. Cada voluntario controla una o varias colonias desde hace tiempo, por lo que nada ha cambiado. Antes del estado de alarma ya estábamos repartidos, cada uno va a su colonia una vez al día, pero ahora siempre en solitario”. Ahora bien, desde la asociación han tomado una serie de medidas de prevención durante sus prácticas en las colonias: “Estamos extremando las precauciones. Trabajamos con guantes y mascarillas y desinfectamos lo mejor posible las zonas en las que ponemos la comida para los animales”.

Desde la entidad valoran mucho el apoyo que han recibido por parte de la Guardia Urbana para poder seguir con su labor diaria: “La Guardia Urbana de Pasaia nos ha apoyado y nos ha ayudado desde el principio. Ellos tienen una lista con los nombres y con el DNI de los voluntarios que formamos Katubihotz. También han apuntado las tareas a realizar de cada voluntario y los traslados que tenemos que hacer”.

Katubihotz, además de alimentar y cuidar a los gatos de diferentes colonias felinas, cuenta con un refugio de felinos a los que han encontrado acomodo para los días de confinamiento: “Todo el trabajo del refugio (limpieza, mediaciones, etc.) lo realiza una sola persona por las mañanas y otra por las tardes. Antes lo hacíamos más personas. Para hacer menos salidas y disminuir riesgos, nos propusimos vaciar el refugio. Gracias a la gente, que se ha volcado en ayudarnos, hemos encontrado acogida para todos los gatos, al menos hasta que pasen los días de cuarentena. Esta semana se irán los últimos cuatro que quedan, estamos muy agradecidos”.

Ahora bien, los cuatro felinos que restan por salir del refugio no pasan por sus mejores días: “Están bastante aburridos los pobres. Ellos están acostumbrados a más ajetreo, a compartir su tiempo con más personas y a tener más tiempo de juegos. Menos mal que muy pronto estarán viviendo una aventura nueva en sus casas de acogida”.

Sin embargo, los voluntarios destacan la actividad que hay a lo largo de estos días en las colonias felinas de Pasaia: “Hay más movimiento en las colonias, están apareciendo gatos nuevos en todas ellas. Al igual que por la calle, en la que vemos gatos desconocidos muy hambrientos rebuscando en contenedores o en la lonja del puerto. Son gatos que bajan de las huertas, lo que significa que allí han dejado de alimentarlos”.

Gato feral de una colonia felina de Pasaia

Gato feral de una colonia felina de Pasaia

Sobre las adopciones, los voluntarios de la asociación nos comentan que: “Actualmente están paralizadas. Nos gusta hacer entrevistas en persona y que los adoptantes conozcan al animal antes de darlo en adopción, algo que en estos momentos es imposible. A pesar de esto, tenemos una gatita anciana preadoptada a la que están deseando conocer. También tenemos preadoptados a dos hámsteres que rescatamos hace poco cuando querían tirar a la familia entera a la basura. Cuando todo esto termine podrán ir a sus hogares”.

Todos los integrantes de Katubihotz quieren agradecer el apoyo incondicional que han recibido por parte de muchas personas a lo largo de estos difíciles días: “Hemos recibido el apoyo de muchas personas. A diario nos hacen llegar su agradecimiento por la labor que realizamos. Nos preguntan por el estado de nuestros gatos, nos ofrecen ayuda y nos piden que cuidemos de ellos. Nos sentimos muy arropados y eso es de agradecer. A veces puede parecernos que somos cuatro gatos los que nos preocupamos por los animales, pero en momentos como estos nos damos cuenta de que hay mucha gente volcada en el bienestar de los gatos callejeros”.

Los voluntarios de la asociación lanzan un recordatorio para todas las personas: “Queremos insistir en que los animales no transmiten el coronavirus. Abandonar a un animal por el motivo que sea siempre está injustificado y constituye un delito. En el caso del COVID-19 pedimos a los propietarios de los animales que no se dejen llevar por la histeria colectiva y la desinformación. Abandonar o sacrificar a los animales, por si acaso contagias, es absurdo, irracional y cruel”.