Entradas

ZOOXXI denuncia al zoo de Barcelona por negligencia ante la muerte de animales

La denuncia presentada por la plataforma ZOOXXI resalta la incapacidad del zoo de proteger animales de condiciones meteorológicas adversas, así como la de proteger a los primates recién nacidos que mueren a los pocos días de nacer por fracturas o posibles agresiones.

La Plataforma ZOOXXI ha presentado una denuncia administrativa, ante el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña, contra el parque zoológico de Barcelona por negligencia y falta de protocolos adecuados de bienestar que han provocado la muerte de animales. Unos hechos que suponen una vulneración de la ley estatal de zoos, Ley 31/2003, de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos y del RDL 2/2008, que aprueba el texto refundido de la ley de protección de los animales en Cataluña.

Tras la aprobación de la iniciativa ciudadana ZOOXXI, el 3 de mayo de 2019, la ordenanza de protección, tenencia y venta de animales se modificó incluyendo un nuevo texto normativo sobre el parque zoológico de Barcelona. Pasado un año de la entrada en vigor del texto, ZOOXXI pidió el listado de animales muertos en el zoo de Barcelona y las causas de la muerte de los individuos. El zoo reportó un listado con 143 muertos desde julio de 2019 hasta mayo de 2020.

En una primera instancia, el zoo alegó que no podía dar las causas de la muerte, aunque es obligado tenerlas registradas por la ley estatal de zoos, porque no las podía extraer de forma automatizada. Aún así, el zoo afirmaba en su respuesta que las 143 muertes lo habían sido por muerte natural.

ZOOXXI no se quedó conforme con esta respuesta, ya que pudo comprobar cómo los zoos que utilizan el mismo sistema de registro internacional que el zoo de Barcelona, ​​extraen de forma automática los datos sobre las causas de muerte, imprescindibles de analizar al hora de establecer los programas de conservación.

Ante la negativa, ZOOXXI volvió a hacer una petición pidiendo las causas de muerte de 34 individuos en concreto. En esta ocasión sí obtuvo respuesta. De forma alarmante, pudo comprobar que la mayoría de las causas de mortalidad no eran naturales. Destacan las muertes de 14 aves que se produjeron entre diciembre de 2019 y en enero de 2020 en una misma instalación, coincidiendo con el paso de la DANA, primero, y del temporal Gloria, después (temporal muy avisado públicamente) .

Meses más tarde, dos ejemplares adultos de camesllargues (una ave autóctona) murieron el mismo día 20 de abril de 2020. Ante la denuncia de ZOOXXI que este caso era sospechoso de culling, curiosamente el zoo reportó que los cadáveres de estos animales no habían sido evaluados. En esta ocasión no se practicó ninguna necropsia, el zoo dice textualmente «cadáver no evaluado».

En relación a la muerte de primates, 5 individuos murieron antes de cumplir los 30 días y 2 más lo hicieron entre los 2 y los 5 meses de edad, en total 7 primates. Entre las razones que se dan de muerte, en un caso es por fractura y en otros 3 casos por posibles agresiones. Si comparamos con datos de 2017, donde nacieron 13 primates, 9 de los cuales murieron a los pocos días, encontramos que un porcentaje muy elevado de primates que nacen en el zoo de Barcelona no sobreviven.

De las 5 ranas punta de flecha muertas, el zoo no es capaz de hacer la necropsia ni de una de ellas porque todas han sufrido procesos autolíticos (desintegración de células después de la muerte). Sin embargo, esta cuestión delata una falta de protocolo ya que no es aceptable que se tenga una mortalidad de 5 individuos adultos en poco tiempo y no se sea capaz de hacer la necropsia ni a un solo individuo.

Se denuncian también las lesiones bucales que sufren los hidrosaures crestados, resultado de darse golpes contra los cristales. Todos los individuos observados sufren una deformación del hocico y la inflamación de la mucosa oral consecuencia del traumatismo crónico que sufren y que hace que no puedan cerrar la boca.

Desde la plataforma ZOOXXI apuntan que la problemática es estructural, no puntual. El zoo de Barcelona no recibe ninguna inspección por parte de la Generalidad de Cataluña desde 2012, cuando la ley de zoos obliga a hacer inspecciones anuales. Este hecho propicia que el zoo actúe con total impunidad y sin dar ninguna explicación.

Denuncian a un vecino de Santiago por abusar sexualmente de una bóxer

Un vecino del barrio de As Cancelas, en Santiago de Compostela, está siendo investigado por cometer abusos sexuales sobre una perra de raza bóxer. El denunciante ha confesado que el animal padecía infecciones vaginales de manera reiterada, pero no ha sido hasta ahora que han determinado el más que posible origen de la enfermedad.

Según ha informado la Voz de Galicia, la Policía Nacional de Santiago está trabajando en la investigación de un caso de maltrato animal que han calificado como “vomitivo”. La denuncia la ha presentado un vecino de Santiago que asegura que su perra ha sido violada en reiteradas ocasiones causándole así gravísimas infecciones vaginales.

El afectado ha explicado que ante las graves infecciones de vagina, el animal recibió una exhaustiva investigación médica con la que se llegó a la conclusión de que se estaba abusando sexualmente de la bóxer. Según consta en la denuncia presentada ante la comisaría, el maltrato se produjo por: “introducir la mano en la vagina de la perra de manera reiterada”, aunque la investigación no descarta la posibilidad de que también se pudiese haber introducido alguna otra cosa.

El propio medio gallego detalla que el dueño de la perra ha entregado a la Policía Nacional de Santiago, además del informe del veterinario, un CD con imágenes que demuestran la culpabilidad de los hechos de un vecino suyo. El denunciante podría haber grabado alguna de las escenas abusivas que habrían ocurrido entre el 1 de julio de 2018 y el 28 de marzo de 2019.

Hay que recordar que el Código Penal español condena el maltrato animal básico con penas de cárcel de entre tres meses y un año para aquellas personas que: “por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual”.

La Fundación Franz Weber y la Asociación Animalista Libera han señalado que actualmente: “no existe ninguna persona sin antecedentes penales que esté en prisión por casos de zoofilia”, motivo por el cual los grupos animalistas reclaman un “endurecimiento de la normativa” para “evitar la repetición de episodios de explotación sexual animal”.