Entradas

¿Qué pasa con un gato cuando su compañero de vida humano muere?

Los animales de compañía son seres con una fidelidad infranqueable, considerados un miembro más de la familia en la sociedad actual. Por este motivo, cuando una persona humana sufre la pérdida de un amigo peludo con el que ha compartido su vida, pasa por un proceso de duelo y tristeza. ¿Pero qué sucede cuando es el animal el que sufre la muerte de su compañero humano? ¿Qué futuro le espera?

Animalados ha hablado con Katubihotz, una asociación que trabaja para el rescate felino y la gestión de adopciones en Pasaia (Guipúzcoa), para conocer qué vida le espera a un gato cuando sufre la pérdida de su compañero de vida humano.

¿Qué sucede normalmente con los gatos que viven con una sola persona y lamentablemente muere el ser humano?

Depende de cada caso, los más afortunados son adoptados por algún familiar o amigo del fallecido, pero lamentablemente no es lo que suele ocurrir. El destino de esos animales es incierto, puede variar entre buscarle adopción responsable, abandonarlo en un refugio o perrera, en la calle o incluso sacrificarlo.

¿Los familiares de la persona fallecida suelen preocuparse por la vida que le espera al animal? ¿Son ellos quienes los acogen en su propio hogar?

Algunos sí, otros no, hemos visto de todo.

Algunos los adoptan ellos mismos o los llevan a su casa hasta encontrarles un nuevo hogar. Otros, los dejan solos en la casa del fallecido y van a alimentarles hasta que encuentran otro lugar, algo es algo. Algunos se preocupan de con que familia va, otros no. Y también hay gente que pasa olímpicamente de hacerse cargo y lo abandona o sacrifica, sin ningún tipo de miramiento hacia el animal ni respeto hacia su familiar fallecido.

«Cuanto antes vuelva a sentirse parte de una familia, antes volverá a ser feliz».

¿Cómo afecta psicológicamente a un gato la muerte de su compañero de vida humano? ¿Pasan por un proceso de luto?

Sin duda pasan por un proceso de luto, la persona que ha sido su familia durante años ya no está y su vida cambia para siempre de la noche a la mañana.

Que este proceso sea más o menos doloroso, depende de lo que hagan con él. El gato acaba de perderlo todo y necesita saber que sigue siendo importante, sigue siendo querido, que no está solo y que las cosas mejorarán. Necesita amor. Evidentemente cuanto antes vuelva a sentirse parte de una familia, antes volverá a ser feliz.

Pero si el pobre se ve abandonado en la calle o en la jaula de un refugio, triste, asustado y sin entender nada, la situación será realmente dolorosa, pudiendo incluso entrar en depresión. Los gatos son muy sensibles y hemos visto animales que se niegan a comer y beber, que simplemente se dejan morir. Llegados a ese punto y a pesar de intentarlo todo, muchas veces no podemos hacer nada por ellos, ni siquiera alimentándolos de forma forzada con sonda nasogástrica, a veces enfermar del alma es peor que una enfermedad física.

¿Tenéis muchas acogidas en Katubihotz que proceden del fallecimiento del responsable de un gato?

Acogidas no, solamente si no hay otra alternativa. Por el bienestar del animal, preferimos hablar con esos familiares y pedirles que sean ellos los que se queden con el gato mientras nosotros le buscamos adopción.

Pero sí hemos encontrado nuevos hogares a muchos gatos cuyo humano ha fallecido.

«Abandono no solo es dejarlo en la calle, dejarlo en un refugio también es abandonar»

¿Habéis acogido en vuestra asociación a gatos abandonados como consecuencia de la muerte de su responsable humano?

Lamentablemente sí. Aclaremos términos, abandono no solo es dejarlo en la calle, dejarlo en un refugio también es abandonar, todos los que recogemos o a los que buscamos nuevo hogar son abandonados.

Respecto a abandonos en calle, sí, tristemente también hemos tenido casos. Nunca olvidaremos por ejemplo el caso de un gato del que, tras el fallecimiento de su humana, el hijo de ella se deshizo tirándolo por el balcón. Mostrando así el nulo respeto que sentía hacia su madre y el gato al que ella quería. Hoy está felizmente adoptado.

Los gatos también sufren la pérdida de su compañero de vida humano

¿El coronavirus ha acentuado la problemática del desamparo que sufre un animal de compañía por la muerte de su responsable?

Nosotros no hemos notado la diferencia, tan solo hemos recibido una llamada por ese motivo.

¿Qué debe hacer una persona con el gato de un familiar que ha fallecido? ¿Es mejor acogerlo en tu propio hogar o darlo en adopción?

Sin duda alguna, lo mejor es acogerlo en tu hogar. Nosotros creemos que, si la persona fallecida ha sido importante para alguien, también deberían serlo los animales a los que esa persona amaba. Pero si finalmente no queda más remedio que darlo en adopción, por favor, hacer las cosas bien.

Lo mejor es sin duda encargarse de ese animal hasta que una asociación pueda encontrarle un nuevo hogar, sin hacerle pasar por el trauma de verse en una jaula, en un lugar desconocido, rodado de más animales que no conoce y que le dan miedo. Tampoco nos parece mucho pedir.

Y desde luego, por favor, no faltéis a la memoria del fallecido abandonando al animal en la calle o sacrificándolo, es injustificable.

¿El gato está preparado para vivir en un nuevo hogar y con una nueva familia tras sufrir la pérdida de su compañero de vida humano?

Lo bueno de los animales es su gran capacidad de adaptación, ellos viven el ahora. Claro que, dependiendo de su personalidad, les costará un poco más o un poco menos sentirse seguros, pero con amor y paciencia todos lograrán adaptarse a su nueva vida y ser felices con su nueva familia.

Conoce las mascarillas solidarias de la asociación Katubihotz

Katubihotz ha lanzado a la venta una serie de mascarillas solidarias para seguir con la maravillosa labor que desempeñan. Hablamos con la asociación de Pasaia (Gipuzkoa) para conocer todos los detalles sobre esta iniciativa y sobre la situación actual de las colonias felinas.

Tras unos meses atípicos a causa del coronavirus, ¿cómo está siendo la rutina de trabajo actual en la asociación Katubihotz?

Tras el estado de alarma seguimos activos realizando CES (captura, esterilización y suelta) a los gatos de colonia, adopciones y retomando eventos, el último ha sido el pasado sábado 4 de julio junto a Tiendanimal en el centro comercial Txingudi en Irún, el cual una vez más ha sido todo un éxito.

Seguimos a buen ritmo e intentando mejorar con las adopciones, ya que estamos en temporada de camadas. A día de hoy hemos realizado 97 adopciones y esperamos hacer muchas más. Hemos apreciado que nos llaman más personas para solicitar ayuda y menos para adoptar, pero es una situación normal porqué están cerca las vacaciones y se nota.

Además recibimos llamadas por gatos que parece ser que los dueños dejan salir a la calle sin collar (siempre que lleven que sea antiatrapamiento por favor), estas personas nos avisan con la buena intención de ayudar al gato sin saber que tienen un dueño, tenemos conocimiento de varios gatos habituales en varias zonas.

La crisis del coronavirus ha provocado un descenso importante de los recursos en la mayoría de las asociaciones de animales. ¿Cómo combatís esta situación desde vuestra asociación?

En Katubihotz, dado que no hemos podido realizar eventos presenciales y ahora con la “nueva normalidad» y sus normas es más lento todo, hemos intentado adaptarnos a las nuevas circunstancias. Por este motivo, hemos puesto a la venta una línea de mascarillas de tela y una tienda online solidaria en la que encontramos diferentes productos con temática felina.

¿Cómo surge la idea de diseñar y vender mascarillas? ¿Cuál es el objetivo de la iniciativa?

La idea la propone Elena Pérez Echeverria, que es la diseñadora de las mascarillas. Elena, que ya conocía nuestra labor, nos propuso la iniciativa, el diseño y la venta de estas.

El objetivo de esta iniciativa y de la tienda solidaria online es seguir avanzando con la ayuda a cuántos más gatos necesitados mejor. La asociación quiere continuar con el cuidado y el control de las colonias felinas que viven en la calle y procurar un hogar para los gatos a través de la adopción.

Mascarilla de tela de la tienda online de Katubihotz

¿Cómo se pueden adquirir las mascarillas?

Se pueden adquirir a través de nuestras redes sociales (Facebook y Instagram) o contactando por WhatsApp en el teléfono 651605444. Las mascarillas se pueden comprar desde cualquier punto de España. Además entre todas las personas que colaboren se sorteará un fabuloso bolso con temática felina.

¿Cómo son las mascarillas? ¿Tenéis diferentes diseños y tamaños?

Las mascarillas están hechas con diferentes tipos de telas bonitas y frescas con motivos de gatos principalmente, aunque también las hay de sandías, fresas, etc.

Hay tres tipos de tallas que abarcan de 0-4 años, de 4-12 años y de 12 a todo tipo de adultos, y las gomas son fáciles de ajustar. El precio de todas ellas es de 10€, además incorporan un filtro que se puede reponer y advertimos que este mismo no se ha de planchar, ya que el calor lo estropea.

Diferentes modelos de mascarillas de Katubihotz

¿Qué aceptación está teniendo la iniciativa de las mascarillas solidarias?

La verdad es que nuestros seguidores siempre están ahí apoyándonos y ya se han agotado varios modelos de mascarillas. Quisiéramos aprovechar también para agradecer tanto a los seguidores como a la Elena por toda la ayuda que nos dan y la labor que hacen.

¿Qué otros productos podemos encontrar en vuestra tienda solidaria online?

Disponemos de más objetos con temática felina que siempre está de moda. En la tienda online podemos encontrar desde bolígrafos, camisetas, bolsas de tela ideales y cómodas para ir a la playa, hamacas colgantes que les encantan a los gatetes, etc. Todo está accesible y disponible en nuestra tienda online a través del siguiente enlace: http://www.katubihotz.com/tienda-katubihotz-online/

Calcetines disponibles en la tienda online de Katubihotz

Reloj gatuno de la tienda online de Katubihotz

Así trabajan en Katubihotz con las colonias felinas durante el estado de alarma

El estado de alarma causado por el coronavirus ha cambiado la rutina de trabajo de muchas asociaciones que velan por el bienestar de las colonias felinas. La Dirección General de Derechos de los Animales publicó el pasado 15 de marzo que la alimentación de los gatos callejeros podía seguir produciéndose siempre y cuando se prioricen los horarios de menos afluencia y se espacien el máximo de días posibles las visitas.

Katubihotz es una asociación ubicada en Pasaia (Gipuzkoa) creada para cuidar y controlar colonias de gatos que viven en la calle y también para procurar una casa a los felinos a través de la adopción. Esta entidad está formada por personas que respetan a los animales y que desean que los gatos sean aceptados y respetados por nuestra sociedad. Desde Animalados nos hemos puesto en contacto con la asociación para conocer cómo están trabajando con el estado de alarma instaurado en el territorio español.

Gato de una colonia felina controlada por Katubihotz

Gato de una colonia felina controlada por Katubihotz

Los voluntarios de Katubihotz explican que la rutina no ha variado mucho a pesar del confinamiento social provocado por el coronavirus: “El control de las colonias felinas lo llevamos igual que antes. Cada voluntario controla una o varias colonias desde hace tiempo, por lo que nada ha cambiado. Antes del estado de alarma ya estábamos repartidos, cada uno va a su colonia una vez al día, pero ahora siempre en solitario”. Ahora bien, desde la asociación han tomado una serie de medidas de prevención durante sus prácticas en las colonias: “Estamos extremando las precauciones. Trabajamos con guantes y mascarillas y desinfectamos lo mejor posible las zonas en las que ponemos la comida para los animales”.

Desde la entidad valoran mucho el apoyo que han recibido por parte de la Guardia Urbana para poder seguir con su labor diaria: “La Guardia Urbana de Pasaia nos ha apoyado y nos ha ayudado desde el principio. Ellos tienen una lista con los nombres y con el DNI de los voluntarios que formamos Katubihotz. También han apuntado las tareas a realizar de cada voluntario y los traslados que tenemos que hacer”.

Katubihotz, además de alimentar y cuidar a los gatos de diferentes colonias felinas, cuenta con un refugio de felinos a los que han encontrado acomodo para los días de confinamiento: “Todo el trabajo del refugio (limpieza, mediaciones, etc.) lo realiza una sola persona por las mañanas y otra por las tardes. Antes lo hacíamos más personas. Para hacer menos salidas y disminuir riesgos, nos propusimos vaciar el refugio. Gracias a la gente, que se ha volcado en ayudarnos, hemos encontrado acogida para todos los gatos, al menos hasta que pasen los días de cuarentena. Esta semana se irán los últimos cuatro que quedan, estamos muy agradecidos”.

Ahora bien, los cuatro felinos que restan por salir del refugio no pasan por sus mejores días: “Están bastante aburridos los pobres. Ellos están acostumbrados a más ajetreo, a compartir su tiempo con más personas y a tener más tiempo de juegos. Menos mal que muy pronto estarán viviendo una aventura nueva en sus casas de acogida”.

Sin embargo, los voluntarios destacan la actividad que hay a lo largo de estos días en las colonias felinas de Pasaia: “Hay más movimiento en las colonias, están apareciendo gatos nuevos en todas ellas. Al igual que por la calle, en la que vemos gatos desconocidos muy hambrientos rebuscando en contenedores o en la lonja del puerto. Son gatos que bajan de las huertas, lo que significa que allí han dejado de alimentarlos”.

Gato feral de una colonia felina de Pasaia

Gato feral de una colonia felina de Pasaia

Sobre las adopciones, los voluntarios de la asociación nos comentan que: “Actualmente están paralizadas. Nos gusta hacer entrevistas en persona y que los adoptantes conozcan al animal antes de darlo en adopción, algo que en estos momentos es imposible. A pesar de esto, tenemos una gatita anciana preadoptada a la que están deseando conocer. También tenemos preadoptados a dos hámsteres que rescatamos hace poco cuando querían tirar a la familia entera a la basura. Cuando todo esto termine podrán ir a sus hogares”.

Todos los integrantes de Katubihotz quieren agradecer el apoyo incondicional que han recibido por parte de muchas personas a lo largo de estos difíciles días: “Hemos recibido el apoyo de muchas personas. A diario nos hacen llegar su agradecimiento por la labor que realizamos. Nos preguntan por el estado de nuestros gatos, nos ofrecen ayuda y nos piden que cuidemos de ellos. Nos sentimos muy arropados y eso es de agradecer. A veces puede parecernos que somos cuatro gatos los que nos preocupamos por los animales, pero en momentos como estos nos damos cuenta de que hay mucha gente volcada en el bienestar de los gatos callejeros”.

Los voluntarios de la asociación lanzan un recordatorio para todas las personas: “Queremos insistir en que los animales no transmiten el coronavirus. Abandonar a un animal por el motivo que sea siempre está injustificado y constituye un delito. En el caso del COVID-19 pedimos a los propietarios de los animales que no se dejen llevar por la histeria colectiva y la desinformación. Abandonar o sacrificar a los animales, por si acaso contagias, es absurdo, irracional y cruel”.

Los propósitos de las asociaciones animalistas para el 2020

Comienza el 2020 y con el nuevo año seguro que llegarán muchos cambios y mejoras en beneficio del bienestar de los animales. Existen numerosas entidades y asociaciones que acumulan muchos años de acción y lucha por la defensa de sus derechos y por este motivo hemos hablado con algunas de ellas para conocer sus objetivos y propósitos con la entrada de este año nuevo.

Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA)

ANDA se fundó 1989, por lo que cuenta con más de 30 años de experiencia en la lucha de la protección animal. Además de trabajar con gatos y perros abandonados, esta asociación vela por los intereses de otros animales olvidados a los que nadie protegía, como son animales de granja, de laboratorio, de zoos, de circos o de la industria peletera. Desde ANDA se lucha contra todo tipo de crueldad que afecte a los animales, organizando campañas de concienciación y dando a conocer a las personas y a la sociedad en general las condiciones que sufren los animales en la actualidad.

Encarna Carretero, encargada del departamento de comunicación de ANDA, valora positivamente los avances cosechados por la asociación a lo largo de los últimos años: “Estamos contentos de que la sociedad cada vez está más concienciada, rechazando aspectos como la tortura propia de la tauromaquia. La gente ya reclama el respeto hacia los animales, estamos avanzando aunque todavía queda mucho camino por recorrer”.

De cara al nuevo año, Encarna Carretero nos comenta que ANDA espera que: “el 2020 venga mejor para los animales, nos necesitan porque somos su voz, hemos de darles voz. No queremos que haya tantos abandonos de animales. Pedimos que haya mayor conciencia a la hora de adoptar, un animal no es un juguete y sufren igual que las personas. Adoptar y no comprar. Las protectoras están llenas de animales que necesitan una nueva oportunidad. Desde ANDA trabajaremos para que exista más raciocinio entre las personas a la hora de tener un animal y para que desaparezcan los festejos taurinos. Poco a poco se están consiguiendo todas estas metas”.

Coordinadora per l’Abolició dels Correbous

Esta organización seguirá lidiando por sexta temporada consecutiva en la lucha genuina contra la tauromaquia que sobrevive en Catalunya. El objetivo principal de la Coordinadora per l’Abolició dels Correbous para 2020 es acabar con la presencia y tortura que sufren los animales en la celebración de numerosas fiestas mayores del territorio catalán.

Tal y como afirma Helena Escoda, portavoz del grupo, el objetivo es “erradicar los abusos a los animales en las fiestas populares tradicionales, hecho que no conlleva una pérdida de nuestra cultura autóctona, más bien lo contrario, es una reafirmación de nuestra identidad cultural, ya que la mayoría de las fiestas mayores catalanas de índole taurina ya se celebran con figuras o carcasas zoomorfas que representan los toros, las mulas y otros animales mitológicos del ganado popular”.

Desde la Coordinadora per l’Abolició dels Correbous se defiende un modelo de celebración popular en el que siga reinando la alegría y la felicidad, eso sí, sin rastro del maltrato animal: “erradicar los abusos a los animales en las fiestas no significa en absoluto tener que renunciar a la alegría, a la participación colectiva, al reencuentro y a la cultura autóctona. Hay que apostar por una cosmovisión que deje atrás la pesadilla antropocéntrica y que sea capaz de reconciliar a los catalanes con los toros”.

Katubihotz

Katubihotz es una asociación de Guipúzcoa creada para cuidar y controlar las colonias de gatos que viven en las calles de la localidad de Pasajes. Es un grupo formado por personas que respetan a los animales y que luchan desde hace ya varios años para que los felinos sean aceptados y respetados en nuestra sociedad.

Juan Rodríguez, coordinador y tesorero de la asociación, quiere que Katubihotz mantenga la línea de trabajo de los últimos años en el 2020: “En el 2018 logramos 210 adopciones de gatos, mientras que en 2019 bajamos a 198. Queremos subir el número en 2020. Hemos de aprovechar el momento de evolución ecosocial que está viviendo la sociedad. También tenemos la voluntad de concienciar un poco más a las personas sobre el bienestar animal”.

Desde la asociación vasca también se pretende dar continuidad a todo el trabajo realizado con el protocolo CES: “El protocolo de Capturar, Esterilizar y Soltar es muy importante para garantizar una convivencia saludable entre los ciudadanos y los gatos que viven en el entorno urbano. Además de controlar la superpoblación y mejorar la calidad de los gatos que viven en la calle, se garantiza la salud pública y se evitan las molestias que puedan causar dichos animales”.

Asociación Defensa Derechos Animal (ADDA)

ADDA en una asociación fundada en 1976 que fue la primera de ámbito estatal dedicada a la defensa y el bienestar de los animales en general. Declarada de Utilidad Pública en 1981, la Asociación Defensa Derechos Animal es una Organización No Gubernamental, apolítica e independiente.

El trabajo de ADDA se centra principalmente en denunciar el abuso y el maltrato hacia los animales, promover y participar en la elaboración de marcos legislativos, presionar a través de acciones de protesta y reivindicativas, generar campañas de información y concienciación, elaborar y divulgar programas educativos, editar publicaciones y material de sensibilización, impulsar plataformas de participación a favor del respeto hacia los animales y defender y proteger la naturaleza y la conservación de su biodiversidad.

Neus, miembro de la asociación, nos comenta que entre los diversos objetivos de ADDA para 2020, destaca la “continuación con la campaña para conseguir cámaras de videovigilancia obligatoria en los mataderos para garantizar la transparencia y el cumplimiento de la normativa y evitar así el maltrato animal”. Otro proyecto que está en el punto de mira de la Asociación Defensa Derechos Animal es “dar continuidad a la campaña de firmas para que el Parque de Collserola sea declarado refugio de fauna salvaje y no se permita cazar”.

Por otro lado, como miembros de la Coalición Europea para la erradicación de los experimentos en Animales y de Cruelty Free Europe, desde ADDA se seguirá en 2020 con la divulgación de campañas, concienciando e influyendo para que se cumpla el mandato de la Directiva Europea hacia la divulgación e implementación de los métodos alternativos en sustitución de la experimentación con animales”. (Ver vídeo https://vimeo.com/373105286)

Además de todo esto, un año más desde ADDA se realizarán campañas en favor de la identificación y adopciones de animales, se realizarán charlas educativas en las escuelas vinculadas al respeto que merecen los animales y se trabajará junto a la plataforma “Prou Correbous” para eliminar los  Correbous en Catalunya.

SOS Galgos

SOS Galgos cumple en 2020 veinte años luchando por la defensa de los galgos autóctonos, usados indiscriminadamente por cazadores para posteriormente ser abandonados, ahorcados, degollados y arrojados a pozos y cunetas por toda España. Desde la asociación se lleva a cabo un programa de adopción, pero sobre todo se trabaja en el campo legislativo y educativo para atacar este problema de raíz.

Anna Clements, Directora General y cofundadora de SOS Galgos, nos explica que a lo largo del nuevo año el propósito de la asociación es “continuar con la campaña de denuncia hacia la situación de maltrato que sufren los galgos. También seguiremos con nuestra labor de educación en las escuelas y en diferentes sitios acerca de los galgos y de la importancia que tiene la tenencia responsable de los animales. Por último, como hemos hecho todos estos años, continuaremos rescatando galgos y buscándoles un nuevo hogar mediante la adopción”.

Desde SOS Galgos se trabaja para que la gente se dé cuenta de que, tanto los galgos retirados de las carreras, como aquellos que ya no se necesitan para cazar, pueden ser unos animales de compañía ideales para el hogar.