Entradas

Las victorias animalistas de 2015 (y asignaturas pendientes)

Las corridas de toros y los animales salvajes en los circos, centran las victorias animalistas de 2015

La firma del Convenio Europeo sobre animales de compañía, que prohíbe la cirugía estética a los animales, también es un gran paso adelante en la protección animal.

Los animales en España sufrirán menos a partir de este año. La incansable presión de las asociaciones animalistas ha ayudado a cambiar mentalidades y ha forzado a transformar leyes que parecían sagradas e intocables. Queda un largo camino por recorrer pero año tras año, los derechos de los animales van acumulando victorias. Y este 2015 ha sido para algunos, el mejor. El cambio político de muchos ayuntamientos ha sido clave para aplicar los avances que permiten considerar el año pasado como uno de los más positivos. «Para mí en 2015 ha sido el mejor año pero estoy convencida de que en 2016 todavía será mejor» asegura optimista Aïda Gascón, directora en España de AnimaNaturalis Internacional. Y es que el año que ya hemos dejado atrás ha dejado cerrada «la prohibición a los circos de hacer espectáculos con animales salvajes en Cataluña y muchos otros cambios que se ha hecho a nivel municipal en muchas ciudades como Madrid o Valencia», defiende esta veterana defensora de los derechos de los animales.

La medida de los circos sin animales, largamente discutida y argumentada en el Parlament de Catalunya, ya se ha extendido a otros municipios como Córdoba, y otro más grandes, como Madrid, también están estudiando la medida. Si la prohibición llega a las principales ciudades españolas será una gran victoria, ya que ningún circo con animales querrá visitar España si en las grandes ciudades no puede actuar. Otros países como Holanda, también han aprobado esta prohibición.

Desde la asociación animalista Libera!, Samuel Leal recuerda que, además de la prohibición de utilizar animales salvajes, el Parlament también aprobó estudiar si este tipo de espectáculos también perjudican a los animales domésticos, por lo que la medida aún podría ser más ambiciosa.

Las otras grandes victorias son más locales: como las diputaciones de A Coruña o Pontevedra que han dejado de subvencionar las corridas de toros o las Islas Baleares, donde ya existe el compromiso de prohibirlas.

Los dos portavoces animalistas consultados por animalados.com están convencidos de que las corridas de toros se acabarán en España y aseguran que la única pregunta que queda pendiente es saber cuándo se producirá este cambio. Sea como sea, la supresión de subvenciones públicas a este tipo de espectáculos representa un golpe muy fuerte ya que, en la mayoría de los casos, las plazas de toros no sobreviven con sus propios recursos. «Las corridas de toros tienen los días contados», asegura Gascón que advierte que, en cambio, será mucho más difícil suprimir las fiestas populares que utilizan animales y pone como gran ejemplo del San Fermín que se celebra en Pamplona. «Esto será más difícil», lamenta. También este año 2015, el Parlamento Europeo suprimió las subvenciones por valor de 152 millones de euros que se daban a la tauromaquia.

Finalmente este año, con un poco de retraso, España se ha sumado al Convenio Europeo sobre Protección de Mascotas, un texto aprobado en 1987 que prohíbe, entre otras cosas, las cirugías estéticas a los animales de compañía, como cortar las colas en los perros de determinadas razas.

En muchas de estas victorias han participado muchas otras entidades animalistas.

Asignaturas pendientes

Cada vez que los colectivos animalistas consiguen una victoria, quedan liberados para dedicarse a otro batalla, ya que, por desgracia, hay muchos frentes abiertos. Entre las asignaturas que han quedado pendientes para los próximos años está el lamentable espectáculo del Toro de la Vega. «Afecta a un solo animal del año, pero sería una victoria importante porque nadie entiende como todavía se celebra y, además, sería una noticia a nivel internacional», destaca Gascón. También ha quedado pendiente la Ley de Protección Animal que el PP, en teoría, debía aprobar antes de terminar su mandato. Había cambios importantes en el redactado, como la prohibición de la venta de animales de compañía desde las tiendas, obligando a quien quiera tener un perro o un gato a desplazarse hasta un criadero o adoptar. El objetivo final era luchar contra la compra compulsiva que, en ocasiones, termina en abandono.

Denuncian el zoo de Barcelona por sacrificar animales sanos recién nacidos

Libera! y DEPANA cuestionan la muerte «injustificada» de una cría de antílope asiático recién nacida

Los colectivos animalistas Libera! y DEPANA han denunciado ante la Generalitat de Catalunya al Zoo de Barcelona por la «muerte intencionada e injustificada» de un ejemplar de antílope asiático recién nacido, que habría vulnerado la Ley de parques zoológicos (31/2003). Los hechos ocurrieron a principios de diciembre, y el zoo de Barcelona justificó la muerte del animal por «falta de espacio y de medios en las instalaciones.

La práctica que ha hecho el Zoo de Barcelona, ​​extendida en los zoos del mundo, es conocida como «culling». Este concepto hace referencia a la eliminación de animales de una población mediante el sacrificio humanitario en los parques zoológicos, y está recogida como «forma de gestión apropiada» por entidades de carácter mundial y europeo a las que pertenece el zoo de Barcelona , como la WAZA (World Association of Zoos and Acuarios) y la EAZA (European Association of Zoos and Acuarios). Pero según Libera! y DEPANA, el sacrificio de animales en los parques zoológicos por motivos de gestión vulnera gravemente la Ley 31 / 2003, de 27 de octubre, que promueve «Asegurar la protección de la fauna silvestre» y «Contribuir a la conservación de la biodiversidad», dos propósitos que según la propia denuncia se estarían incumpliendo en este caso. A raíz de estos hechos, Libera! y DEPANA han exigido que se abra una investigación y se depuren las responsabilidades pertinentes.

Desde Tincungos observamos cómo este nuevo caso refuerza la necesidad de revisar el modelo de gestión actual de nuestros zoos, y de la conveniencia de avanzar hacia un nuevo paradigma zoológico, el ZOOXXI, una campaña de la que os hemos hablado en otras ocasiones.

El Zoo XXI, el reto animalista que deberá asumir Colau

Diferentes candidatos se comprometieron en campaña electoral a transformar el actual parque de la ciudad en un nuevo espacio que sustituya a los animales encerrados por la realidad virtual

La agenda animalista de Barcelona no tiene fin: la nueva alcaldesa se ha encontrado sobre la mesa diferentes proyectos y deberá decidir si los implusa, los modifica o los cancela directamente. La polémica ordenanza de tenencia de animales que deja el concejal de CiU que hasta ahora se ocupaba de las polítticas animalistas, Jordi Martí, profundizaba mucho en el esfuerzo por el bienestar animal pero la prohibición de llevar el perro desatado por la ciudad -que entra en vigor en la primavera de 2016- provocó mucha polémica entre los dueños de los perros y, seguramente, coninuarà levantando polvareda. Los dueños de los perros de diferentes barrios se oponen a la prohibición y se están organizando para reclamar más zonas de recreo.

El traslado de la perrera de Barcelona, ​​que actualmente está en el Tibidabo e irá a la zona de Collserola que pertenece a Moncada i Reixac, también es uno de los temas que tendrá que encontrar respuesta. Per el gran reto del nuevo gobierno será la transformación del Zoo.

En campaña electoral, en una jornada organizada por Libera!, la Fundación Franz Weber y ZOOXXI, se consiguió que una amplia mayoría de candidatos a la alcaldía de Barcelona se mostraran a favor del proyecto de reconversión del Zoo de Barcelona hacia el modelo de ZOOXXI: Ada Colau (Barcelona En Común), Alfred Bosch (ERC), Ignasi Planas (MillorBCN), Jaume Collboni (PSC), María José Lecha (CUP-Capgirem Barcelona) y Xavier Trias (CiU). Sólo el PP y Ciudadanos quedaron al margen. Una de las personas que más entusiasmo demostró fue precisamente Ada Colau, que dijo: «Felicidades a LiberaONG por la propuesta de #ZOOXXI para reconvertir el zoo de BCN en un referente en defensa del bienestar animal y educativo para todos”. Pero las muestras de apoyo llegaron también a los demás partidos. La CUP incluso había incluido la transformación en su programa electoral.

Si el compromiso se mantiene, Barcelona puede convertirse en la primera ciudad del mundo en aplicar esta propuesta ética, científica, innovadora, educativa y empática con los animales.

Pero, ¿qué es el ZOOXXI? El proyecto ZOOXXI plantea «la reconversión del Zoo de Barcelona en un espacio más ético, más científico, más ciudadano, más autóctono, más educativo y más empático con los animales», según Libera !. Para lograrlo, «debemos hacer una fuerte apuesta por la realidad virtual y emplear la tecnología para suplir a los animales reales», pues los niños son nativos digitales y la simple contemplación de la Naturaleza «no les basta», ha explicado a Efeverde Leonardo Anselmi, director de la Fundación Franz Weber (FFW) en el sur de Europa e Iberoamérica.

«No tenemos que alejar la Naturaleza, pero tampoco es sano encerrarla», ha aseverado el experto, porque en los centros convencionales los visitantes sólo conocen una «sombra» del animal y no llega comprender cómo actúa en su hábitat, dijo Anselmi en declaraciones a la Agencia EFE.

En el caso de los elefantes, por ejemplo, se observa un «cuerpo de elefante que no se comporta como tal»: no se desplaza formando grandes manadas que recorren 40 kilómetros diarios, no practica sus ritos funerarios ni se pasa comiendo el 80 % del tiempo que está despierto como sucede en el mundo real.

El desarrollo de la propuesta del Programa Zoo XXI se facilitaría al público contenidos que muestren «su verdadera existencia» mediante la grabación del animal en espacios de protección habilitados en su lugar de origen.

Según este planteamiento, los zoos se transformarían en instituciones «amables» con los animales orientados a conservar las especies autóctonas, para cuidar a ejemplares heridos, enfermos o en peligro de extinción.

«En la Península Ibérica tenemos una gran cantidad de especies en vías de extinción y la mayoría no están dentro de nuestros zoos», ha apuntado Anselmi.

Además, la tecnología digital ayudaría en la educación, que actualmente omite explicar el individuo más allá de su especie; habría que informar sobre su «riquísima vida emocional» para sensibilizar al visitante y que sea consciente de que «es un individuo que merece ser respetado».

Otros de los principios incluidos en este programa de actuación son fomentar la inversión en planes de investigación científica dentro de estos centros, así como organizar un comité de representantes ciudadanos para garantizar su transparencia.

Para Anselmi, es fundamental promover estas «buenas prácticas» para acabar con el «paradigma imperialista» que rige el funcionamiento de los zoos, en los que encierran animales hasta que mueren «con tal de verlos 9 segundos», ya que según ha afirmado ese es el tiempo promedio que una persona pasa frente a la jaula de un animal del zoológico.

Más allá de algunas propuestas animalistas que defienden el cierre de los parques zoológicos, los firmantes del Proyecto Zoo XXI consideran que su clausura perjudicaría a los animales que albergan pues no hay suficientes reservas o santuarios para recolocarlos y sería un peligro liberarlos porque tras años de cautiverio han perdido sus instintos animales», ha concluido Anselmi.

Más información sobre la campaña Zoo XXI en su FacebookTwitter o web