Entradas

La Fiscalía investiga a un centro de transfusión veterinario de Madrid por drenar sangre a los animales hasta matarlos

Las asociaciones protectoras se han hecho cargo de los casi 300 animales rescatados de la finca donde se asesinaban animales para comerciar con su sangre y venderla a centros veterinarios.

El pasado 13 junio, en el operativo ELTON llevado a cabo por el Seprona, Fiscalía y Comunidad de Madrid, se rescataron cerca de 300 animales a los que se les sacaba sangre para comerciar a clínicas veterinarias para transfusiones a otros animales. La Guardia Civil liberó en la operación animales entre los que había perros, gatos y conejos.

Los agentes del Seprona registraron tanto la finca de Humanes (Madrid) como el laboratorio y encontraron decenas de animales en pésimas condiciones y centenares de bolsas de plasma listas para su distribución. El dueño de la empresa y otra persona fueron detenidos, pero han quedado en libertad a la espera de que prosigan las investigaciones.

Tras el rescate de los animales, se solicitó de manera urgente ayuda a las asociaciones protectoras colaboradoras de la Comunidad de Madrid que no dudaron en acudir a pesar del número de animales de los que tendrían que hacerse cargo, teniendo ya de por sí sus centros de adopción saturados.

Las asociaciones FAPAM, ALBA, ANAA, ACUNR, RIVANIMAL, SPAP, ANIMAL RESCUE, AXLA, APA ALCALÁ, PROA, LA VOZ ANIMAL y EL CICAM han colaborado trasladando a los animales a sus Centros de Adopción y casas de acogida, en su mayoría perros de raza galgo, pero también se encontraban gatos y conejos. Algunos de los animales han tenido que ser ingresados y siguen en estado crítico.

«Los animales se encontraban en pésimas condiciones higiénico-sanitarias»

Al inicio del operativo se encontraron varios animales gravemente heridos que tuvieron que ser trasladado de urgencia a clínicas veterinarias. Uno de los galgos falleció a las pocas horas ya que debido al hacinamiento y las pésimas condiciones, sufrió una grave agresión con heridas de muerte. Los animales se encontraban en pésimas condiciones higiénico-sanitarias, en instalaciones de ganadería que no cumplían lo más mínimo las necesidades acordes a su especie, todos con heridas, algunas de consideración.

El querellado contaba con unas instalaciones en el municipio madrileño de Humanes donde tenía a los animales, fundamentalmente gatos y perros. Sobre todo tenía galgos jóvenes, al ser una raza donante universal, a los que sometía de forma reiterada mediante el uso de métodos prohibidos «a prácticas dolorosas y crueles». Ahí extraía a los animales gran parte o todo su volumen sanguíneo, «sin lograr reponerlo adecuadamente y hasta causarles la muerte con una punción perforante hacia la región del corazón».

El único propósito de este tipo de actividades era la «completa» extracción de sangre a los animales que era trasladada en neveras portátiles hasta el local donde se encuentra el laboratorio y, una vez allí, se preparaba la sangre extraída para su posterior venta, comercialización y distribución en las distintas clínicas veterinarias de la Comunidad de Madrid.

«Las asociaciones se personarán de manera conjunta como acusación particular»

Todas las asociaciones protectoras de animales se personarán de manera conjunta como acusación particular. Esperamos que caiga todo el peso de la ley sobre los responsables de este horror, cientos de animales desangrados hasta la muerte a lo largo de estos años.

El ministerio público calcula en su querella que el valor aproximado que alcanzarían en el mercado 400 mililitros de sangre de perro sería de unos 80 €, y la misma cantidad de gato, unos 85€. Por eso, es esencial que se realicen campañas de donación, como ocurre con los humanos, para que nadie por el camino haga negocio y se enriquezca con ello.

Para las asociaciones supone un gran esfuerzo a nivel económico el cuidado de estos animales, ya que no se reciben ayudas de la administración en casos así. Por eso, se necesita toda la ayuda posible y colaboración por parte de los particulares. Son animales que van a necesitar muchos cuidados veterinarios y, hasta que puedan ser adoptados, hay que mantenerlos de manera indefinida por estar en un proceso judicial.

La odisea de Luno, el perro retenido en el Aeropuerto de Madrid durante casi tres semanas

Luno, un perro procedente de Costa Rica, ha estado casi tres semanas separado de su compañera de vida humana y retenido en el Aeropuerto de Madrid por no llevar microchip. Actualmente, el animal se encuentra en un centro de acogida a la espera de una resolución judicial.

Luno nunca olvidará este viaje repleto de aventuras adversas. Este caniche blanco de mirada tierna llegó al Aeropuerto de Madrid el pasado 14 de marzo procedente de Costa Rica, pero su entrada a España fue denegada por las autoridades por no llevar microchip. Una norma que no es obligatoria en el país centroamericano del que procedía, pero que exige el Reglamento Europeo de transporte de animales.

Desde su llegada a España, Luno y Andrea, su compañera de vida humana, han vivido una auténtica pesadilla. El animal ha permanecido cerca de tres semanas dentro de una jaula y sin la compañía de Andrea, quien tan solo podía visitar al can diez minutos a día. El propio personal del aeropuerto ha sido el encargado de alimentar al perro y de proporcionarle algún paseo.

Tras darse a conocer el calvario que estaban sufriendo Luno y Andrea, el Partido Animalista (PACMA) y la Asociación para la Gestión Ética y Responsable de Animales Abandonados (AGERAA) presentaron un recurso de alzada para suspender la deportación del animal, recurso que fue desestimado por una resolución del secretario general de Agricultura y Alimentación.

Tras mucho esfuerzo y sufrimiento por parte el PACMA, AGERAA, y especialmente de Andrea, diecinueve días después de estar retenido en el aeropuerto Adolfo Suárez Barajas, Luno fue trasladado el pasado 1 abril al Centro Integral de Acogida de Animales de la Comunidad de Madrid (CIAAM). A pesar de esta mejoría de condiciones, el perro todavía no ha regresado con su compañera de vida humana y la historia no acabará hasta que no haya una resolución judicial.

“Gracias a dios hemos podido sacar a Lunito de la celda en la que estaba en el aeropuerto y voy a poder dormir tranquila sabiendo que lo han trasladado a un refugio de animales. Ahora toca esperar a ver cómo evoluciona la situación. No sabemos qué más tenemos que hacer para acabar con todo esto. Agradecemos mucho a todas las personas que han mostrado su muestra de cariño durante estos días”, declaró Andrea tras conocer la noticia del traslado de Luno al CIAAM.

Afortunadamente, Luno está recibiendo un trato muy bueno en el CIAAM y puede disfrutar durante más tiempo de la compañía de Andrea. Sin embargo, nada de esto debería haber sucedido y tanto el caniche, como su responsable, nunca podrán olvidar el calvario que están sufriendo durante su viaje a España. Esperemos que pronto haya una resolución judicial y Luno pueda volver con Andrea.

La sociedad española reclama a través de las redes un mundo rural sin maltrato animal

Frente a la manifestación del #20MRural, decenas de miles de personas han pedido a través de las redes un Mundo Rural Sin Maltrato Animal. La tendencia #RuralSinMaltratoAnimal triplica, con más de 56.000 tweets, a la del #20MRural.

Miles de personas se manifestaron ayer en Madrid en defensa del mundo rural. Sin embargo, los colectivos animalistas creen que la protesta, subvencionada con enormes sumas de dinero, tiene el objetivo de defender la tauromaquia y la caza, y no el sector rural en su conjunto.

“Los que encabezan esta manifestación son taurinos y cazadores. Los primeros salen para seguir cobrando enormes subvenciones públicas cuando apenas dan trabajo, pues el coste medio salarial de una ganadería de lidia no supera los 6.000 euros. Los segundos, quieren que los perros de caza queden fuera de la nueva Ley de Protección Animal, es decir, seguir maltratando galgos, podencos y otras razas con total impunidad. Esta manifestación en nombre de lo rural es solo una coartada”, detalla Marta Esteban, presidenta de la plataforma la Tortura No es Cultura.

«Las personas que encabezaron la manifestación eran taurinos y cazadores»

Esteban destaca que “La legislación española actual permite que el 85,6% del territorio nacional sea terreno de caza, privilegiando al 1,6% de la población que tiene licencia de caza, en detrimento de todos los demás, lo que es terriblemente injusto”. Una normativa que perjudica a otras actividades como el senderismo, el ciclismo, la agricultura, etc.

El gobierno llevará en breve al parlamento la nueva Ley de Protección Animal. En ella se incluye protección para todo tipo de perros. Sin embargo, en Borrador de Estrategia Nacional de Gestión Cinegética la medida propuesta 2.2.4: “Recomendaciones generales en relación a los perros de caza y a las rehalas” pretende excluir a estos animales de la nueva ley dejándolos totalmente desprotegidos.

“Están engañando a toda España diciendo que están defendiendo al mundo rural atacado por el gobierno y los lobbys animalistas, cuando la única verdad es que ven su interés de cazar y maltratar animales con total impunidad, perdidos. Si ellos tuvieran a sus animales en buenas condiciones, la nueva Ley de Protección Animal no les afectaría, pero si han montado esta mentira es porque les afecta y mucho”, declara Carmen Almonacid, de Marea Antitaurina.

“Están engañando a toda España diciendo que están defendiendo al mundo rural»

Por ello exigen que la medida 2.2.4 de este borrador sea eliminada y que según señala Encarna Carretero de ANDA «se incluya una referencia a esta cuestión relacionada con la actividad cinegética que se limite a indicar que los perros de caza y rehalas cumplirán con lo dispuesto por las legislaciones genéricas nacionales y/o autonómicas en materia de protección y sanidad animal para esa especie«.

David Rubio de Plataforma No a la Caza ha manifestado: «Hoy las calles de Madrid han sido invadidas por el odio hacia los derechos de los animales. Bajo la falacia de que la caza representa al mundo rural, los cazadores hoy se han manifestado para intentar tumbar una ley de protección animal que nace con la intención acabar con la cría masiva la venta ilegal de perros, el abandono y el maltrato”. 

#RuralSinMaltratoAnimal tendencia en España/ANDA

“Hoy los cazadores se han manifestado para tener derecho a poder seguir con estas prácticas que avergüenzan a la mayoría de Españoles. Por eso en Twitter #RuralsinMaltratoAnimal ha sido tendencia con más de 56.000 tweets en apenas dos horas. Además, muchos de los tweets de la tendencia #20MRural son de animalistas”, ha añadido el portavoz de NAC.

Es importante señalar que, en el marco del programa de estudios de opinión pública sobre distintas áreas de valores y actitudes predominantes en la sociedad española, específicamente sobre la visión, valores, actitudes y conducta ante los animales, y, en particular de la cultura medioambiental, desarrollado por la Fundación BBVA en las dos últimas décadas, y publicado en enero de 2022, concluyó que LOS ESPAÑOLES SE SIENTEN MUY CERCANOS A LOS ANIMALES Y LA MAYORÍA RECHAZA SU USO EN CIRCOS, CORRIDAS DE TOROS, CAZA, VESTIDOS Y COSMÉTICA.

¿Por qué especies en peligro de extinción forman parte del Metro de Madrid?

El artista fotográfico Pedro Jarque retrata en dos grandes murales la belleza de 23 animales que representan una llamada de concienciación a la importancia de proteger la biodiversidad.

Desde el pasado 28 de febrero, la Comunidad de Madrid decora la estación de Metro de Casa de Campo con dos murales con fotografías de 23 animales que forman parte de Programas de Conservación de Especies Amenazadas en el Zoo de Madrid.

Esta iniciativa se enmarca en la celebración del cincuenta aniversario del Zoo de Madrid con la intención de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de proteger el medio ambiente. Esta acción también pretende dar a conocer algunos de los proyectos de conservación e investigación que el zoológico madrileño realiza durante todo el año, además de incentivar a sus visitantes a acudir al parque utilizando el metro.

Durante el acto de presentación, Enrique Pérez, director del parque, ha resaltado la importancia de este tipo de iniciativas para cuidar del pulmón de Madrid y dar a conocer, al mismo tiempo, las labores de conservación, investigación y educación que se llevan a cabo en las últimas décadas en los zoos modernos tales como la reintroducción de especies extintas en la naturaleza o la inseminación artificial de animales en peligro de extinción como el rinoceronte blanco o el panda gigante.

Una obra artística desarrollada por el fotógrafo Pedro Jarque

Los dos murales que decoran la estación de Casa de Campo están integrados por un total de 23 imágenes de especies amenazadas del Zoo de Madrid, captadas por el fotógrafo especializado en retratos de animales, Pedro Jarque.

Entre los retratos, destaca la familia de pandas gigantes, una especia clasificada en estado vulnerable según la lista roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, vinculada a la historia del Zoo de Madrid desde 1979. Este 50 aniversario coincide además con la presentación de los gemelos panda, nacidos el pasado 6 de septiembre de 2021.

El proyecto artístico de Pedro Jarque pretende mostrar a los animales de una forma cercana, resaltando su belleza, a través de comportamientos con sus crías o curiosidades de cada especie planteadas en forma de “Sabías que” como una llamada de atención a la necesidad de protegerlos en una biodiversidad cada vez más amenazada.

Esto obra fotográfica en el suburbano está acompañada de una serie de textos donde se cuentan las acciones que se llevan a cabo actualmente en el Zoo de Madrid, mostrando así la labora que se realiza a través de los Programas Europeos de Conservación de Especies Amenazadas (EEPs), en el marco de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA), y la colaboración activa con ONGs internacionales para proteger a estas especies en su hábitat con la colaboración de equipo veterinario, introducción de especies extintas o al borde de la extinción o la lucha contra la caza y el tráfico ilegal.

Intervienen en Madrid 49 especímenes de animales disecados y 131 piezas talladas en marfil de elefante

En una operación de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Municipal de Madrid y el Servicio CITES han sido intervenidos en Madrid 49 especímenes de animales naturalizados, 4 colmillos de elefantes, 4 colmillos de hipopótamo, 2 cuernos de rinoceronte y 132 piezas de marfil.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, los ejemplares pertenecen a especies como osos, linces, leopardos, lobos, cocodrilos o primates. Algunos de estos animales están incluidos dentro de los que son de especial protección según el Convenio Internacional de Especies Protegidas. En el marco de esta operación hay un hombre investigado por un delito continuado de tráfico de especies protegidas.

La investigación se inició en noviembre del año 2019, cuando dos agentes del Cuerpo de Policía Municipal de Madrid tuvieron conocimiento de la existencia de una colección de animales disecados de varias especies, cuyo propietario tenía intención de ceder a un museo en un municipio de Badajoz.

El Grupo de Medio Ambiente de la Policía Nacional inició las gestiones con la finalidad de acreditar la posible comisión de un delito continuado contra la flora y la fauna o incluso uno de contrabando. Los investigadores contactaron con la autoridad administrativa CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) para que determinaran si entre las piezas de caza podría haber alguna incluida entre las especies especial protección.

Este extremo fue confirmado por dicha autoridad quien determinó que se observaba un elevado número de especies protegidas según los distintos Apéndices CITES y el Reglamento 338/97 de la Comisión Europea. Asimismo, indicó que el investigado carecía de muchos de los permisos y certificados obligatorios para su tenencia e importación dentro del territorio nacional.

Los ejemplares estaban expuestos en dos pabellones de una finca

Según ha informado la Policía Nacional, todos los ejemplares se encontraban expuestos en dos pabellones ubicados en la finca en la que se encuentra el domicilio del investigado, en Madrid. Las piezas fueron precintadas y quedaron en calidad de depósito en su lugar de exposición, debido a su elevada fragilidad.

Durante un año, el investigado aportó documentación con el objetivo de acreditar la lícita procedencia de los efectos intervenidos, alegando que muchos ejemplares fueron adquiridos con anterioridad a la fecha de entrada en vigor del Convenio CITES en España.

Respecto a aquellos ejemplares para los que no se ha presentado ninguna documentación válida, el pasado día 14 de octubre se procedió a su retirada, previo autorización judicial, y traslado a almacenes habilitados por parte del Museo Nacional de Ciencias Naturales y la autoridad administrativa CITES, tratándose de un total de 49 especímenes de animales naturalizados, 4 colmillos de elefante, 4 colmillos de hipopótamo, 2 cuernos de rinoceronte y 132 piezas talladas en marfil de elefante.