Entradas

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares cuadruplica el presupuesto para el Servicio Municipal de Atención Animal

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en una clara apuesta por el bienestar animal, ha comunicado que cuadriplica su presupuesto destinado al CIMPA.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado los nuevos pliegos de condiciones del Servicio Municipal de Protección Animal de Alcalá de Henares, conocido como CIMPA, con un presupuesto anual de 373.741,06 euros, lo que supone cuadriplicar el gasto destinado a este servicio en los últimos años y con importantes mejoras dirigidas al bienestar de los animales de compañía.

El concejal de Medio Ambiente, Enrique Nogués, ha declarado que con el incremento de presupuesto “avalamos nuestra apuesta clara por un servicio de calidad. Lograremos materializar una petición histórica mejorando las condiciones del personal que presta el servicio, aumentando las acciones de sensibilización dirigidas a la tenencia responsable de los animales y frente a su abandono y modernizando las instalaciones del CIMPA”.

Según ha comunicado el consistorio, las principales mejoras del Servicio Municipal de Protección Animal se concretan en el fomento de la tenencia responsable y bienestar animal, la lucha contra el abandono y por el fomento de la adopción, la esterilización de los animales, actividades formativas, divulgativas e informativas en materia de concienciación y sensibilización dirigidas al bienestar animal, fomento y divulgación del papel beneficioso de los animales en la sociedad, desarrollo y actualización de las redes sociales para la mejora del bienestar animal y el impulso del avance del Programa CES (Captura-Esterilización-Suelta), a través de la gestión ética de la población de gatos.

Servicio Municipal de Protección Animal / Ayuntamiento de Alcalá de Henares

Programas de adopción, esterilización y mejora de alojamientos

La tasa de adopción actual es de 255 animales adoptados en el CIMPA en el año 2020, con un trabajo que se basa en el sacrificio cero, la adopción, priorizando el bienestar animal a través del cuidado y aseguramiento de la calidad de vida de los animales.

Los nuevos pliegos también suponen continuar mejorando el trabajo realizado en las colonias felinas, bajo el programa CES (Captura, Esterilización y Suelta). En el año 2020 se han esterilizado 440 gatos con este programa.

Las inversiones en mejorar las infraestructuras del CIMPA han sido otro de los objetivos del actual gobierno dentro de las líneas de acción en materia de bienestar animal. Se han llevado a cabo mejoras de las cubiertas de los alojamientos de los animales, se han instalado lucernarios en las cubiertas, se ha instalado un aislamiento perimetral de todos los módulos de los cheniles de los animales, se han sustituido las puertas metálicas de acceso a los pasillos centrales de los módulos de cheniles, se ha ejecutado el cerramiento parcial del patio y cubrición con malla metálica de otro de los patios de la zona de gatos y se ha ejecutado la pintura del edificio y distintas dependencias del mismo.

La Concejalía de Medio Ambiente ya tiene preparada una serie de nuevas actuaciones en estas infraestructuras para la mejora del saneamiento del edificio y adaptación de una nueva zona para los gatos.

La Comunidad de Madrid levanta la suspensión cautelar de la actividad en el laboratorio Vivotecnia

Según han informado diferentes entidades animalistas, la Comunidad de Madrid ha levantado la suspensión de la actividad en Vivotecnia, por lo que el laboratorio continúa experimentando con animales a pesar de que durante el pasado mes de abril se constataron indicios de maltrato animal.

Las entidades querelladas contra el laboratorio Vivotecnia han denunciado que la Comunidad de Madrid ha levantado la suspensión cautelar de la actividad de experimentación animal desde el pasado 1 de junio. A pesar de ello, FAADA, PACMA, AnimaNaturalis y SOS 112 Vagabundos han comunicado que seguirán adelante con el proceso judicial y pelearán sin descanso para poner a salvo a los animales.

Recordemos que la Comunidad de Madrid suspendió la actividad investigadora del laboratorio Vivotecnia durante el pasado mes de abril tras constatar en una investigación indicios de maltrato animal. La decisión de la Comunidad se produjo a raíz de la denuncia de la ONG Cruelty Free International, que publicó un vídeo con imágenes terribles del maltrato que sufrían los animales en este centro de experimentación.

Tras darse a conocer los hechos sucedidos en el laboratorio madrileño de Tres Cantos, distintas entidades de defensa animal, como FAADA o AnimaNaturalis, solicitaron como medida cautelar el decomiso de los animales del laboratorio, pero esta solicitud fue desestimada por el Juzgado de Colmenar Viejo por “falta de evidencias de maltrato animal”.

La decisión del Juzgado de Colmenar Viejo de no liberar a los animales provocó un movimiento animalista sin precedentes. El pasado 29 de mayo se convocó una manifestación en Madrid en la que miles de personas pidieron el rescate de los animales de Vivotecnia. En otras ciudades como Barcelona, Sevilla o Valencia también se organizaron protestas bajo el lema #RescateVivotecnia.

En un comunicado, PACMA considera que “La Comunidad de Madrid mintió cuando dijo que sacaría a los animales del laboratorio. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Comunidad se ha puesto del lado de quienes maltrataron a los animales. Quienes los defendemos, pelearemos en los tribunales”.

Desde las organizaciones denunciantes se ha compartido un comunicado conjunto en el que han querido transmitir un mensaje claro: “Seguiremos luchando en los juzgados para liberar a los animales. Exigimos al Gobierno que invierta en validar e investigar métodos alternativos para acabar con la cruel experimentación en animales. No tiene cabida en la sociedad actual, empática y que vela por el bienestar animal”.

La Comunidad de Madrid ha suspendido la actividad investigadora del laboratorio Vivotecnia tras constatar indicios de maltrato animal

La Comunidad de Madrid ha suspendido la actividad investigadora del laboratorio Vivotecnia tras constatar en una inspección indicios de maltrato animal. La decisión se ha producido a raíz de la denuncia de la ONG Cruelty Free International, que ha publicado un vídeo con imágenes terribles del maltrato que sufrían los animales en este centro de experimentación.

La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación de Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid ha suspendido la actividad investigadora del laboratorio Vivotecnia de la localidad madrileña de Tres Cantos tras realizar una inspección y constatar indicios de maltrato animal.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, esta inspección se produjo “tras tener conocimiento el pasado jueves de un vídeo en el que ponían de manifiesto conductas que supondrían una infracción muy grave de la normativa que regula el uso de animales de experimentación en este laboratorio de ensayos clínicos”.

El Gobierno ha detallado que, tras comprobar la existencia de dichos hechos, “se procedió inmediatamente a suspender de manera temporal la actividad investigadora, con la prohibición expresa de realizar nuevos proyectos con animales”. Además, se puso en conocimiento de lo ocurrido al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), con quien la Comunidad de Madrid está en comunicación permanente “por si hubiera que abrir diligencias previas y poner los hechos en conocimiento de un juzgado por un supuesto delito de posibles malos tratos hacia los animales”.

La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación de Territorio y Sostenibilidad ha asegurado el bienestar de los animales residentes en el laboratorio, que han quedado bajo el cuidado y la supervisión de la propia Comunidad de Madrid y de un veterinario in situ responsable del bienestar animal, en tanto se determina el destino de los mismos. En los próximos días, los animales serán trasladados a centros de acogida con su posterior adopción, en función de lo que establece la normativa de protección de los animales utilizados en experimentación y otros fines científicos.

La ONG Cruelty Free International fue quien, a partir de una profunda investigación, desveló públicamente el pasado viernes 10 de abril las imágenes que demuestran actos terribles de crueldad contra los animales del laboratorio Vivotecnia, una organización ubicada en la localidad madrileña de Tres Cantos que se dedica a la investigación toxicológica y farmacéutica y que trabaja para la industria cosmética, química, agroquímica y con productos sanitarios.

En las imágenes compartidas por Cruelty Free International se puede observar cómo los animales sufren maltrato físico y todo tipo de abusos verbales de manera sistemática e injustificada por parte de los trabajadores del laboratorio. En el vídeo difundido por la ONG se pueden escuchar frases como: “Como Hitler, pasajeros al tren”, “Déjale que se rompa la columna, no pasa nada», “Muérete hijo de puta” o “Me cago en el puto perro”.

 

La Dirección General de Derechos de los Animales celebra la clausura de Vivotecnia

Sergio Torres, activista y máximo responsable de la Dirección de Derechos de los Animales, ha valorado así el cierre por parte de la Comunidad de Madrid del laboratorio Vivotecnia: “Nos congratulamos de la rápida resolución de este caso y reconocemos la lucha de los colectivos que han dado voz a estos animales. En los próximos días los animales serán trasladados a centros de protección. Esperamos que la justicia lleve hasta el final la investigación y que podamos esclarecer los hechos acontecidos en este centro de experimentación animal”.

El Director General de Derechos de los Animales ha explicado que “Desde el minuto uno, la Dirección General de Derechos de los Animales nos pusimos a trabajar en coordinación con la entidad anunciante, en este caso Cruelty Free y con las Administraciones competentes en la Comunidad de Madrid y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en manos del SEPRONA para esclarecer los hechos ocurridos en este espacio. Hoy domingo, la Comunidad de Madrid ha establecido el cierre de manera cautelar de las instalaciones y, a partir de mañana, trabajaremos para darle una ubicación a los animales que actualmente están dentro de este recinto”.

Sergio Torres también ha querido aprovechar la noticia del cierre del laboratorio Vivotecnia para “agradecer a los cientos y a las cientos de activistas que han estado protestando, que han estado dando voz a los animales del centro de protección animal, y decir que desde la Dirección General de Derechos de los Animales estaremos siempre y trabajaremos siempre por esclarecer hechos de maltrato animal, como es el caso que nos acontece en este momento y para mejorar los mecanismos de protección animal de todos los espacios, y en este caso en los centros de experimentación animal”.

La Guardia Civil desmantela una perrera clandestina y rescata un centenar de perros

Los agentes del Seprona de Madrid han intervenido cien perros de una perrera ilegal ubicada en el municipio de Parla. El propietario ha sido detenido por un presunto delito de maltrato animal.

Los agentes del Seprona de Madrid en colaboración con la Dirección General de Derechos de los Animales y con personal de la Concejalía de Bienestar animal del Ayuntamiento de Parla han procedido a la intervención de un total de 100 perros de una perrera clandestina situada en la localidad madrileña de Parla. La acción está enmarcada dentro de una campaña que pretende prevenir el furtivismo de caza con galgo y el maltrato animal.

El operativo tiene su origen en unas informaciones que se recibieron en el Servicio de Protección de la Naturaleza, que el pasado 18 de noviembre ya realizó una inspección en coordinación con técnicos municipales del Ayuntamiento de Parla, donde se detectaron algunas irregularidades.

Tras comprobar las autorizaciones perceptivas que debía tener el lugar, se comprobó que el centro carecía de las mismas, por lo que el día 20 de diciembre se realizó conjuntamente con técnicos veterinarios de la Dirección General de Derechos de los Animales del Ministerio de Asuntos Sociales y Agenda 2030, y agentes de la policía local de Parla una inspección más exhaustiva en el centro.

Los primeros informes veterinarios determinaron que algunos de los perros alojados en esta perrera clandestina padecían enfermedades tales como dermatitis húmeda, enfermedades periodontales graves, otitis y presencia de parásitos internos y externos, ocasionando a los animales a un dolor, sufrimiento y estrés graves e inútiles.

Además, estos informes certificaban que cinco cachorros habían fallecido a causa de las enfermedades referidas y de la ausencia de cuidados veterinarios, por lo que se ha detenido al propietario del centro por un presunto delito de maltrato animal en comisión por omisión. Entre los animales intervenidos se encuentran perros de raza galgo y podenco.

El Ayuntamiento de Parla ha realizado un comunicado a través de sus redes sociales tras la liberación de los perros de la perrera ilegal: “Nuestra felicitación a la Concejalía de Bienestar Animal del Ayuntamiento por su colaboración con el Seprona de la Guardia Civil y con Dirección General de Derechos de los Animales del Gobierno, ayudando a liberar a cien perros de una perrera clandestina”.

Rescatados 20.000 pollitos abandonados en el aeropuerto de Madrid

La ONG ALBA ha reubicado a los pollitos en diferentes casas de acogida y santuarios. Algunas de las aves han fallecido a causa del frío.

El pasado 4 de octubre 20.000 pollitos fueron rescatados en el aeropuerto de Barajas, en Madrid. Los animales habían sido abandonados después de que el cliente que los iba a comprar no quisiera completar finalmente el envío de las aves hacia África. Ante esta situación de incertidumbre, finalmente la protectora madrileña ALBA se hizo cargo de los animales.

Tras acoger a los 20.000 pollitos, la ONG ALBA, con la ayuda de la Asociación Protectora Salvando Peludos y de otras asociaciones de defensa animal, consiguieron ubicar a los animales en diferentes casas de acogida y santuarios en grupos de 10-15. El objetivo principal era encontrar un hogar en el que los pollitos pudieran combatir el frío y comer pienso.

Para garantizar el bienestar de las aves hasta que estas aterrizaran en sus nuevos hogares, la protectora ALBA solicitó a través de sus redes sociales la ayuda incondicional de personas que aportaron su granito de arena para poder hacerse con lámparas de calor, bebederos de agua, comida y tablones y cartones para que los animales no se escaparan por los barrotes.

Según ha informado la protectora ALBA, muchos de los pollitos no pudieron superar la primera noche a causa del frío. Desde esta ONG, cuya finalidad es defender los derechos de los animales luchando a favor de su protección y bienestar, han explicado que: “Las fuentes de calor no eran suficientes para todos ni había suficiente potencia de luz para calentar a tantos pollitos”.

No obstante, desde ALBA han informado que: “Todos los supervivientes han ido a sus casas de acogida de particulares que se han acercado a ayudar, y a otros santuarios, donde tendrán la oportunidad de salir adelante, bien cuidados, en las condiciones que necesitan. Gracias a todos por el enorme apoyo recibido, es una maravilla la ola de solidaridad que ha despertado este desastre. Nosotros nos hemos traído unos cuantos que ya están instalados en nuestro albergue, con una incubadora casera que nos hemos fabricado”.

Por último, la protectora madrileña ha querido lanzar este mensaje: “Esperamos que este suceso tan grave sirva para hacernos reflexionar sobre la forma en la que el ser humano explota a los animales, y qué podemos hacer cada uno de nosotros para cambiar las cosas”.

Vídeo compartido por la ONG ALBA con los pollitos que se han quedado en su albergue