Entradas

“Si no fuera por el dinero público, el sector de la tauromaquia estaría hundido”

La pandemia del coronavirus permitió que muchos animales descansaran en paz durante dos años, lejos de la tortura y el maltrato que sufren durante los espectáculos taurinos. Lamentablemente, con la mejoría en la evolución del virus, el sector de la tauromaquia parece haber despertado, siempre gracias a las ayudas públicas que reciben desde los distintos gobiernos.

Con el fin de realizar una radiografía de la situación actual de la tauromaquia en España, Animalados ha entrevistado a Encarna Carretero, encargada del departamento de comunicación de ANDA (Asociación Nacional para la Defensa de los Animales), una asociación que lleva desde el 1989 trabajando por una mejor protección de todos los animales, entre ellos, todos aquellos que sufren la violencia gratuita y desgarradora de los espectáculos taurinos.

¿Cómo está siendo el regreso de la tauromaquia en España tras la pandemia? ¿Se han reducido el número de espectáculos o, por lo contrario, ha regresado con más fuerza?

El parón de los espectáculos taurinos a causa de la pandemia supuso una gran alegría para nosotros, aunque éramos realistas y sabíamos que más tarde o tempranero, por desgracia, iban a volver. Los animales han tenido dos años de tranquilidad, sin ser maltratados en las plazas de las torturas.

La caída de la actividad taurina es una realidad indiscutible. Lo que ocurre es que, con el parón de la pandemia, cuando ha vuelto a celebrarse algún festejo taurino después de tanto tiempo, como pasó el 2 de mayo en Las Ventas, consiguieron llenar la plaza, eso sí, con el aforo permitido por las limitaciones del covid.

Que se hayan llenado algunas plazas no quiere decir que el regreso de la tauromaquia esté siendo un éxito total, lo que sucede es que cuando hay un parón largo provocado por cualquier motivo, todo se coge con más ganas. Esto mismo está sucediendo con conciertos, eventos deportivos, etc. Los taurinos, que están deseando ver sangre a todas horas, cogieron con más interés el regreso de estos espectáculos porque han estado dos años sin poder celebrar ninguna fiesta taurina y sin poder acudir a ninguna plaza.

La tauromaquia está en decadencia, esto es un hecho indiscutible. Los espectáculos taurinos han caído en un 73,4% desde el año 2007. Por este motivo, cuando los taurinos hablan de un gran regreso y una gran acogida de estos espectáculos tras la pandemia, de alguna manera, lo dicen porque necesitan vender este mensaje.

«Los espectáculos taurinos han caído en un 73,4% desde el año 2007»

Es importante destacar que el 77,5% de los festejos taurinos, según datos del 2019 de AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal), se concentran en tan solo cuatro comunidades autónomas: Andalucía, Castilla y León, Castilla y la Mancha y la Comunidad de Madrid. Por tanto, los datos indican que la tauromaquia se encuentra en decadencia total.

Durante el pasado mes de octubre las redes sociales ardieron pidiendo al gobierno el fin de las becerradas. ¿Las becerradas son el máximo exponente de crueldad de la tauromaquia?

Las becerradas, sin duda, es una de las formas de lidia más crueles que existen, especialmente por dos razones fundamentales. La primera es que en esta modalidad se maltratan animales menores de dos años, para los que el sufrimiento físico y psíquico de las corridas se ve incrementado por su mayor fragilidad, reducida capacidad de reacción y desesperada necesidad de sentirse protegidos por su madre y su manada.

Si bien el toro adulto apenas muge cuando es atacado con el fin de mostrar fortaleza, los becerros sí que mugen de manera desesperada durante la lidia, intentando atraer la atención de los suyos. Una escena que desgarran el corazón de cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad.

La segunda razón es que en las becerradas, normalmente, lidian personas inexpertas, ya sean estudiantes de escuelas de tauromaquia o incluso en muchas ocasiones aficionados que clavan los instrumentos de tortura en lugares indebidos, extrayéndolos y clavándolos una y otra vez tras intentos infructuosos, causando un tormento terrible a estos pequeños animales.

Los becerros, víctimas de las becerradas, una de las modalidades más crueles de la tauromaquia

¿Existen datos oficiales del porcentaje de población española que está a favor y en contra de estos espectáculos violentos?

En las encuestas de población general siempre salen ganando los antitaurinos. Por tanto, lo que gana es la empatía de una población que, afortunadamente, cada vez se muestra más en contra de estos espectáculos. El 78% de los españoles está en contra de las subvenciones a la tauromaquia (YouGov, 2018). Mientras que el 84% de los jóvenes no se sienten orgullosos de vivir en un país en el que las corridas de toros son una tradición (Ipsos Mori, 2015).

En datos de votantes, el 81,4% de los españoles no están a favor de la tauromaquia, pero solo el 46,7% la prohibiría. El 52,4% de votantes menores de 35 años, sí que prohibirían la tauromaquia, por tanto, una vez más estamos ante un tema generacional. Por otro lado, entre lo que son hábitos culturales, solo el 5,9% de la población acudió a una corrida de toros, novilladas o rejones. Si consideramos todos los festejos taurinos, incluidos los que se celebran en la calle, el 7,9% de la población ha presenciado alguna vez esta clase de espectáculos.

El bajo porcentaje de personas que han acudido a estos espectáculos contrasta con el porcentaje de población que ha consumido otras expresiones culturales. Por ejemplo, 87,2% música, un 57,8% cine, un 50% museos, un 46,7% galerías y exposiciones y un 26,8% de bibliotecas. Hablamos de datos que tienen como fuente al Ministerio de Cultura y que confirman que solo el 5,9% de la población consume la tauromaquia, una clara minoría.

Teniendo en cuenta el porcentaje predominante de rechazo social hacia la tauromaquia, ¿por qué todavía existen estos espectáculos en España?

Estos espectáculos tan aberrantes siguen vivos porque los políticos que tenemos se empeñan en que hay que seguir dando dinero y manteniendo a este sector. A pesar de que el empleo del sector taurino es precario y endogámico se siguen manteniendo a costa de las subvenciones públicas. Nosotros desde ANDA siempre decimos que si no fuera por el dinero público, el sector de la tauromaquia estaría hundido, y ellos lo saben.

Las fiestas o espectáculos taurinos no solo incluyen las corridas de toros, sino un numeroso conjunto de tradiciones y festejos populares vinculados al mundo del toro que es lo que se conoce como tauromaquia. El 12 de noviembre de 2013 sacaron la Ley 18/2013 para la Regulación de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural en la que la tauromaquia pasó a ser catalogada como patrimonio cultural y a depender del Ministerio de Cultura que, a través de esta ley, está obligado a darle dinero.

“El carácter cultural de la tauromaquia es indiscutible y merece ser preservado como un tesoro propio de nuestro país, rico en culturas distintas”. Este es el mensaje de la Ley 18/2013, una ley que hizo el PP en 2013 y que protege a la tauromaquia. Los políticos de nuestro país tienen muy poca empatía hacia los animales, especialmente, hacia los pobres toros, becerros y novillos que tienen que aguantar estas tradiciones y torturas porque un porcentaje reducido de la población disfruta con la sangre.

Los caballos, otros animales que también sufren el maltrato propio de los espectáculos taurinos

¿Por qué las personas menores de edad puedes acudir a estos festejos de violencia, maltrato y tortura?

Para ANDA, uno de los aspectos más dañinos de la tauromaquia para la sociedad es la frecuente presencia de menores. El tema de las edades en las plazas depende de cada comunidad autónoma, pero en España en general no hay ninguna normativa que prohíba la entrada de menores a estos recintos.

No podemos ignorar las recomendaciones que se hicieron el 12 de febrero del año 2018 por parte de la máxima instancia en derechos de la infancia de la ONU, en su sección violencia hacia la infancia, donde señaló que “con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de la tauromaquia en los niños, el comité recomienda que el Estado español prohíba la participación de menores de 18 años como toreros o como espectadores de eventos taurinos”, unas recomendaciones que el gobierno español ha ignorado por completo.

Para nosotros, esta recomendación por parte de la ONU fue una noticia estupenda y muy celebrada, porque se trata de un organismo muy importante que ha mostrado su rechazo hacia la presencia de menores en este tipo de espectáculos tan crueles, que lo único que provocan es la desensibilización de los niños hacia los animales y que causan que en un futuro puedan desarrollar actitudes violentas.

¿Cómo se financia la tauromaquia en España?

La tauromaquia sobrevive gracias a las subvenciones públicas. En España este sector recibe fondos de la Política Agraria Común (PAR), del Ministerio de Cultura, del Ministerio de Agricultura, de las Comunidades Autónomas, de las Diputaciones y de los Ayuntamientos.

Mientras sectores imprescindibles como la sanidad o la educación necesitan ayuda urgente, especialmente tras la pandemia, millones de euros del dinero público son destinados a mantener con vida la tauromaquia.

«Estamos siendo partícipes, queramos o no, de la existencia de la tauromaquia»

Estamos siendo partícipes de alguna manera, queramos o no, de la existencia de la tauromaquia. Gran parte del dinero de nuestros impuestos está dirigido a mantener lo que es un maltrato animal.

¿Estamos cerca del fin de la tauromaquia en España o queda mucho camino por recorrer?

La tauromaquia está en decadencia y nosotros no nos vamos a rendir. Estamos concentrados en campañas en redes sociales, especialmente en Twitter, que es una red social en la que podemos etiquetar a alcaldes y políticos, de manera que les llega el mensaje de rechazo por parte la sociedad. Los políticos deberían escuchar y hacer caso a lo que reclama la mayor parte del país.

¿Estamos cerca del fin de la tauromaquia? Yo sinceramente pienso que sí. Poco a poco ya está sucediendo y los taurinos lo saben y se están dando cuenta porque no se llenan las plazas. Muchas veces tienen que regalar las entradas para intentar llenarlas. Estamos cansados de ver festejos o corridas en Las Ventas o en cualquier otra plaza y están vacías. Además, este negocio no es sostenible, pero siguen recibiendo dinero y más dinero por parte de los políticos.

Como hemos dicho, las subvenciones principalmente vienen de la Política Agraria Común (PAC), del Ministerio de Cultura, del Ministerio de Agricultura, de las Comunidades Autónomas y también de las diputaciones, alcanzando los 500 millones de euros. Cuando se corten estás ayudas públicas el sector taurino dejará de funcionar. Se trata de una actividad que no tiene ningún futuro y está destinada a la desaparición. Invertir en tauromaquia hoy en día es como invertir en máquinas de escribir.

«La mejor ayuda que pueden recibir las pocas familias que viven de la tauromaquia es un plan de reconversión, con actividades no crueles y con futuro»

La mejor ayuda que pueden recibir las pocas familias que viven de la tauromaquia es un plan de reconversión, con actividades no crueles y con futuro. Estas personas tienen que pensar que ya no estamos en la Edad Media. Antes se quemaban a personas en la hoguera, o se fusilaban a personas en medio de una plaza, pero estas escenas horribles forman parte de nuestra historia. De lo que se trata es de avanzar y no quedarse anclado. Estamos en el siglo XXI, no podemos seguir teniendo festejos taurinos para que unos pocos se lo pasen bien a costa de la tortura animal.

¿En qué iniciativas en contra de la tauromaquia trabaja la asociación ANDA actualmente?

La plataforma La Tortura No Es Cultura, a la que pertenecemos desde hace diez años, se creó entre varias asociaciones con el objetivo de luchar contra la tauromaquia, y esto es lo que estamos haciendo. Hemos impulsado muchas campañas en redes sociales, como hace poco, una en la que pedíamos el fin de las becerradas, logrando más de 13.000 tweets que llevaron el hashtag #BecerradasNuncaMás y alcanzando el Top 3 de tendencias en Twitter. Todo un éxito.

Además, subimos contenidos y noticias a través de nuestra página web para que las personas puedan conocer la realidad de maltrato y tortura que sufren los animales en los espectáculos taurinos. Los toros no son los únicos animales torturados en estos festejos, desgraciadamente hay más víctimas, como los caballos. Intentamos hacer mucho hincapié en que no debemos olvidar a estos otros animales que sufren mucho dolor físico y psíquico.

También luchamos en contra de la declaración de la tauromaquia como bien de interés cultural. Hemos organizados manifestaciones antitaurinas y campañas con el fin de trasladar el deseo de la mayor parte de la población, que no es otro que poner fin a un espectáculo retrogrado. Los espectáculos taurinos no tienen cabida en nuestra sociedad. Si alguien sufre, ya no es una fiesta.

Decomisan 22 équidos por maltrato animal en la comarca de Osona

Tras la denuncia interpuesta por la Fundación FAADA, el Departamento de Ganadería de la Generalitat de Catalunya ha decomisado 22 équidos entre caballos, mulas y burros, a un tratante de la comarca de Osona supuestamente investigado por maltrato animal.

Desgraciadamente, dos de las yeguas ingresadas en el Hospital Veterinario de la UAB y en el Hospital Veterinario equino Eguisof, tuvieron que ser sacrificadas por su pésimo estado. Otro caballo murió de manera repentina días antes del decomiso.

En el mes de junio, varios particulares habían contactado con FAADA para informar del terrible estado físico y las condiciones de mantenimiento en que se encontraban los équidos de una finca del municipio de Santa Eulalia de Riuprimer. El tratante tenía los animales repartidos en cinco explotaciones ubicadas además de Santa Eulalia de Riuprimer, en Santa Eugenia de Berga y Malla.

Desde FAADA se denunció de inmediato la situación al DARP y se informó también al cuerpo de Agents Rurals solicitando actuación urgente y el decomiso de los animales. Según personas de la comarca, desde hacía años el tratante se dedicaba a comprar équidos viejos y con lesiones que ya no servían para las hípicas, para engordarlos y llevarlos a mataderos, aunque ahora, legalmente, ya solo podía llevar a los potros recién nacidos.

En el 2017 la Asociación Adro había denunciado a este mismo tratante por dejar morir un caballo. Pero no es hasta este mes de octubre que el DARP ha ordenado el decomiso. Desde entonces se han hecho tres actuaciones, en la primera se decomisó una yegua que acabó muriendo al día siguiente en el hospital veterinario donde estaba ingresada, en la segunda se decomisó otra yegua que también falleció al cabo de unos días, y durante una nueva inspección se descubrió que uno de los caballos ya había muerto. Por todo ello, finalmente el DARP decidió cerrar la explotación y decomisar todos los animales.

Dado que, este tratante y su actividad ilegal eran, al parecer, ya conocidos por todos los cuerpos policiales, el cuerpo de los Mossos d’Esquadra le imputará por un delito de maltrato animal, así como pro varias irregularidades detectadas: carencia de código REGA y de libro de registro, y por mover los animales sin el permiso sanitario correspondiente.

Habrá que ver cuántos de los équidos no presentan complicaciones durante su rehabilitación y se espera que todos encuentren un hogar definitivo. Preocupa especialmente el semental por el estado de sus pezuñas, con un crecimiento desmesurado que le impide caminar y que también presenta problemas de comportamiento por agresividad.

FAADA felicita al DARP, y a los demás cuerpos policiales implicados, por la decisión de cerrar la explotación y retirar todos los équidos. Esto implica un coste elevado por los gastos del decomiso y la alimentación de los animales durante unos meses, y el Departamento, sin duda, ha hecho un esfuerzo en este sentido.

Pero, una vez más, desde la fundación de protección animal se lamenta que hayan muerto tres équidos debido a la lentitud a la hora de tomar la decisión y la falta de seguimiento en casos donde el responsable ya había sido denunciado anteriormente. A pesar de tener un protocolo de actuación para estos casos, parece que no se acaba de utilizar correctamente teniendo en cuenta que, según el mismo, debería procederse al decomiso cuando “hay riesgo por la vida del animal”.

Por último, FAADA quiere agradecer la generosidad, la rapidez y el compromiso de las entidades que se han hecho cargo de los équidos: Proyecto Miranda, Mas Casanova, Caballos de Terraprim, Arre, Las Siete Cabritas y ADE. La mayoría de los animales son de edad avanzada, lo que dificultará su adopción y que hace tan importante que estos centros hayan decidido cuidar de ellos.

Los abogados riñen a Colau por los métodos de captura y sacrificio de jabalís

La Comisión de Protección de los Derechos de los Animales considera “urgente” parar con el proceder actual del Ayuntamiento de Barcelona de captura y sacrificio de jabalís. La Comisión insta al consistorio a implementar el método legal, efectivo y ético de la vacuna anticonceptiva para el control de la población de estos animales.

Ante los hechos ocurridos recientemente, la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales (CPDA) del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) ha instado al Ayuntamiento de Barcelona a implementar sin demora el control legal de animales a través de métodos anticonceptivos. Desde este colectivo de abogados animalistas consideran “inaceptable” la forma en la que se está produciendo la matanza de jabalíes por parte de la empresa contratada por el consistorio para llevar a cabo el control poblacional de estos mamíferos.

En un comunicado, la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales recuerda que “ya se han vivido actuaciones similares en el pasado con otros animales como crías de cotorras o palomas”, acciones que fueron denunciadas por asociaciones proteccionistas y por esta misma comisión.

En dicho comunicado también “lamentan” que el Ayuntamiento de Barcelona no haya querido sumarse al proyecto impulsado por todas las CPDA de los Colegios de Abogados de Cataluña y Baleares con la firma de un Convenio con el Departamento de Sanidad y de Anatomía Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) para evaluar la efectividad de una vacuna anticonceptiva en jabalíes urbanos y periurbanos de varios municipios. Este proyecto, que cuenta con el apoyo de la Diputación de Barcelona, está obteniendo unos resultados excelentes con una reducción de 500 ejemplares por año.

Tal y como señala el Convenio subscrito por los científicos de la UAB, la caza masiva provoca una alteración del ecosistema y un incremento de la población de cerdos jabalíes. Por lo tanto, la experiencia ha constatado que la eliminación de los individuos de una especie no es un método efectivo de control de la población y acaba provocando a medio plazo un incremento de esta.

La CPDA  ha recordado también que del mismo modo que sucedió con el control por esterilización de las colonias de gatos urbanos y el control por pienso anticonceptivo de las palomas urbanas, la vacuna anticonceptiva aplicada a los jabalíes resulta un método altamente efectivo, a la vez que comporta un gasto muy inferior a su sacrificio, recordando que la utilización de métodos éticos de control de poblaciones de animales es una obligación de las administraciones públicas, según se desprende del Decreto Legislativo 2/2008 por el cual se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Protección de Animales de Cataluña.

El Venadito, la muestra de arte contra el maltrato animal se reinventa en su cuarta edición

El Venadito es un proyecto que pretende visibilizar la situación de los animales, prestar ayuda a las protectoras que los socorren, protegen y cuidan y por último ayudar a difundir el trabajo de los artistas.

Llega la cuarta edición de El Venadito, una convocatoria artística para artistas y creativos comprometidos con los animales y sus hábitats. El maltrato animal hacia los primates es el tema central de esta nueva convocatoria organizada por el espacio de arte siNesteSia y el Centro Cultural la Farinera del Clot con la colaboración de la Fundación Mona.

“El Venadito surge debido al sentimiento de impotencia y malestar que me provocaba la acción humana respecto a los animales”, explica Montserrat Pérez, artista y comisaria del proyecto. “La idea es crear a partir del arte una manera más eficaz de trabajar contra el maltrato animal, fomentando la empatía, la reflexión e incluso la educación”, añade la creadora de este espacio.

Mediante una convocatoria se seleccionarán de 20 a 30 obras que se expondrán en diferentes espacios de Barcelona. Esta convocatoria tendrá lugar del 21 de septiembre hasta el 15 de enero de 2022. Las bases se podrán consultar en la web de las entidades colaboradoras o se pueden solicitar a sinestesia.uno@gmail.com.

Esta cuarta edición del proyecto propone un nuevo giro al tradicional formato expositivo. El Venadito saldrá a buscar al público en lugar de esperar a que este venga. “Deslocalizaremos la exposición y situaremos las obras fuera de la sala para atraer a más público. En los lugares de paso y espera de los diferentes centros y entidades participantes”, detalla Montserrat Pérez. Desde el Centro Cultural La Farinera del Clot será el lugar donde se coordinará los distintos lugares expositivos que en esta edición se suman al proyecto.

“El movimiento animalista no puede quedarse encerrado siempre en un mismo círculo, es por ello por lo que saldremos a vuestro encuentro. Del ya conocido pequeño formato pasaremos al cartel, de un único espacio a múltiples, de un público que ya está concienciado impactaremos en el que desconoce esta realidad. Queremos acercar la exposición a públicos que no son afines al movimiento o con pocos intereses artísticos. Con esta deslocalización democratizamos el arte haciéndolo completamente accesible para todas y todos”, exponen desde la dirección del proyecto.

La muestra se realizará sin contraprestación económica por parte de la organización ni de los artistas, es decir, ni se cobra por el uso del espacio, ni el artista será retribuido económicamente por mostrar su trabajo. Las obras estarán a la venta en formato digital. El 80% irá al artista y el 20% a la Fundación MONA.

La visita al itinerario de la exposición será totalmente gratuita. Se podrá adquirir de manera voluntaria un carnet de la muestra que permitirá a la poseedora o poseedor sellarlo en los diferentes espacios de exposición. Una vez completado participará en un sorteo de unas entradas gratuitas para una visita privada a la fundación MONA. El carnet bajo el título “SOY MONA” tendrá un coste de 5€, que irán donados íntegramente a dicha entidad. Este hace referencia al género porque da relevancia a nuestro pasado evolutivo.

Como ya es habitual en todas las ediciones de El Venadito se realizarán actividades paralelas a la exposición: visitas guiadas en bicicleta, tanto para niños como para adultos, talleres de creación gráfica…

Cartel cuarta convocatoria El Venadito. Foto: Joan Brull

FAADA tomará medidas legales contra el Ayuntamiento de El Campello por no incoar expediente sancionador ante la tenencia irregular de la chimpancé Suzie

La chimpancé Suzie, que felizmente ha podido ser trasladada a la Fundación MONA, estuvo cautiva y privada de su libertad y bienestar de forma continuada debido a la desidia de las autoridades.

Suzie es una chimpancé de unos 40 años, propiedad de una familia belga dedicada al mundo del circo. Desde muy pequeña participó en espectáculos circenses junto a su compañero Jimmy y otros animales propiedad de la familia. Cuando el circo familiar cerró en 1995, todos los animales fueron trasladados a la finca que sus propietarios tenían en El Campello, Alicante.

En este municipio costero alicantino han vivido los animales encerrados en jaulas, sin poder manifestar comportamientos naturales como forrajear, comunicarse, acicalarse, construir nidos para dormir y descansar, trepar, desplazarse, seleccionar su dieta y, sobre todo, y lo más importante para un primate: socializarse.

En el año 2010 organizaciones nacionales e internacionales como FAADA y APP Primadomus intentaron que los animales fueran entregados a santuarios y centros de rescate. Visitaron a la propietaria en varias ocasiones y lograron que un voluntario fuera a hacer enriquecimiento ambiental a los primates para darles un poco más de calidad de vida y comodidad, pero no se consiguió la cesión de los animales.

Hace unos meses, a raíz de una llamada de AAP Primadomus a Fundación MONA, se supo que la propietaria había fallecido y que en la casa sólo quedaba Suzie, que ahora estaba en manos de la hija de su antigua propietaria. Su compañero Jimmy había muerto el año anterior y no se consiguió saber qué había pasado con el resto de los animales que quedaban allí: un papión, un mangabey negro, un kinkajou, un lémur rojo y varias especies de loros y papagayos.

Suzie vivía en la más absoluta soledad en la jaula que un día había compartido con su compañero Jimmy. Y la soledad representa el más cruel tipo de maltrato para un primate, animal cuya estructura social es reconocida como de las más complejas en el mundo animal.

Durante los últimos meses, la Fundación MONA intentó conseguir la cesión de Suzie y llevarla a su centro de rescate, hablando con sus propietarios y las autoridades competentes: Seprona, Ayuntamiento y Ministerio de Transición Ecológica. Por otro lado, FAADA estuvo presionando, presentando denuncias por incumplimiento de la normativa de aplicación: falta de núcleo zoológico, falta de licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos y falta de bienestar.

A raíz de ello, la Conselleria llevó a cabo una inspección con un veterinario externo especialista en primates y otros animales salvajes, y una veterinaria de la OCA de Alicante. Sus conclusiones indicaron que Suzie carecía de los mínimos estándares de bienestar y debería decomisarse por incumplir la ley de protección de animales de la Comunidad Valenciana o la ordenanza de animales de El Campello.

A pesar de las graves irregularidades, el Ayuntamiento de El Campello, organismo competente para decomisar y sancionar, obvió completamente sus obligaciones y no incoó ningún expediente sancionador. Sin embargo, gracias a la presión y a la negociación, se ha logrado la cesión de Suzie a la Fundación MONA, y el animal fue trasladado a su centro el pasado viernes 17 de septiembre.

Anna Estarán, abogada de FAADA, indica: “Desde FAADA nos alegramos enormemente de que Suzie haya sido entregada a una entidad que puede ofrecerle el bienestar que necesita, pero no podemos olvidar todo lo que ha estado sufriendo durante años y que quien le privó de su libertad no tendrá ningún tipo de castigo. Por ello, ahora que Suzie está en un lugar mejor, denunciaremos al ayuntamiento por no haber evitado esta situación cuando tenía conocimiento de ello desde hacía tiempo. Debemos parar la tenencia de animales salvajes por parte de particulares coleccionistas”.