Entradas

El Venadito, la muestra de arte contra el maltrato animal se reinventa en su cuarta edición

El Venadito es un proyecto que pretende visibilizar la situación de los animales, prestar ayuda a las protectoras que los socorren, protegen y cuidan y por último ayudar a difundir el trabajo de los artistas.

Llega la cuarta edición de El Venadito, una convocatoria artística para artistas y creativos comprometidos con los animales y sus hábitats. El maltrato animal hacia los primates es el tema central de esta nueva convocatoria organizada por el espacio de arte siNesteSia y el Centro Cultural la Farinera del Clot con la colaboración de la Fundación Mona.

“El Venadito surge debido al sentimiento de impotencia y malestar que me provocaba la acción humana respecto a los animales”, explica Montserrat Pérez, artista y comisaria del proyecto. “La idea es crear a partir del arte una manera más eficaz de trabajar contra el maltrato animal, fomentando la empatía, la reflexión e incluso la educación”, añade la creadora de este espacio.

Mediante una convocatoria se seleccionarán de 20 a 30 obras que se expondrán en diferentes espacios de Barcelona. Esta convocatoria tendrá lugar del 21 de septiembre hasta el 15 de enero de 2022. Las bases se podrán consultar en la web de las entidades colaboradoras o se pueden solicitar a sinestesia.uno@gmail.com.

Esta cuarta edición del proyecto propone un nuevo giro al tradicional formato expositivo. El Venadito saldrá a buscar al público en lugar de esperar a que este venga. “Deslocalizaremos la exposición y situaremos las obras fuera de la sala para atraer a más público. En los lugares de paso y espera de los diferentes centros y entidades participantes”, detalla Montserrat Pérez. Desde el Centro Cultural La Farinera del Clot será el lugar donde se coordinará los distintos lugares expositivos que en esta edición se suman al proyecto.

“El movimiento animalista no puede quedarse encerrado siempre en un mismo círculo, es por ello por lo que saldremos a vuestro encuentro. Del ya conocido pequeño formato pasaremos al cartel, de un único espacio a múltiples, de un público que ya está concienciado impactaremos en el que desconoce esta realidad. Queremos acercar la exposición a públicos que no son afines al movimiento o con pocos intereses artísticos. Con esta deslocalización democratizamos el arte haciéndolo completamente accesible para todas y todos”, exponen desde la dirección del proyecto.

La muestra se realizará sin contraprestación económica por parte de la organización ni de los artistas, es decir, ni se cobra por el uso del espacio, ni el artista será retribuido económicamente por mostrar su trabajo. Las obras estarán a la venta en formato digital. El 80% irá al artista y el 20% a la Fundación MONA.

La visita al itinerario de la exposición será totalmente gratuita. Se podrá adquirir de manera voluntaria un carnet de la muestra que permitirá a la poseedora o poseedor sellarlo en los diferentes espacios de exposición. Una vez completado participará en un sorteo de unas entradas gratuitas para una visita privada a la fundación MONA. El carnet bajo el título “SOY MONA” tendrá un coste de 5€, que irán donados íntegramente a dicha entidad. Este hace referencia al género porque da relevancia a nuestro pasado evolutivo.

Como ya es habitual en todas las ediciones de El Venadito se realizarán actividades paralelas a la exposición: visitas guiadas en bicicleta, tanto para niños como para adultos, talleres de creación gráfica…

Cartel cuarta convocatoria El Venadito. Foto: Joan Brull

Siempre a favor de los animales

                                                                                                                                                              Obra de Montserrat Pérez

 

Artículo de Montse Pérez, directora del espacio creativo siNesteSia y artista. Organizadora de la exposición contra el maltrato animal, El Venadito.

Cuando éramos pequeñas, mi hermana y yo jugábamos a vaqueros e indios. Ella tenía una magnífica colección de personajes (indios y vaqueros), animales (caballos, perros, gallinas…), caravanas y demás enseres necesarios en el juego, a mí siempre me hacía ir con los vaqueros; ella elegía ir con los indios. Por lo tanto yo siempre perdía, porque en nuestro juego, que no en la vida real, la justicia siempre triunfaba y nosotros, desde nuestra ingenuidad infantil, defendíamos a los indios porque estábamos absolutamente convencidas que eran los “buenos”. Con los años, y por otros motivos, también sigo convencida de ello. Así pues, siempre a favor de los indios, hoy se ha transformado en siempre a favor de los animales. A éstos, como a los indios, les hemos expulsado de sus hábitats, no hemos sabido integrarlos en nuestra sociedad ni en nuestro espacio. Sólo nos hemos limitado a cosificarlos y convertirlos en objetos de consumo, ya sea para alimentarnos, vestirnos, distraernos o tener la mascota más chic del momento. Me vienen a la mente las líneas de acción de instituciones museísticas y centros de arte donde se organizan exposiciones con criterios de tendencia y moda. También, de la misma manera, el famoso de turno nos muestra la última excentricidad respecto a su nueva mascota. Esta un día ocupa las portadas de diarios y revistas que en poco tiempo queda desechada y abandonada a su propia suerte. En el caso del artista relegado al más triste de los olvidos, porque ambos, artista y animal, agotaron su tiempo de consumo. Me pregunto: ¿Qué nos pasa? No somos capaces de mantener un mínimo de atención sobre aquello en lo que hemos puesto nuestros ojos para que madure pueda evolucionar y sorprendernos llegado el caso. Los artistas necesitan su tiempo de aprendizaje y des-aprendizaje, experimentación, errar, encontrar, deprimirse, reanimarse… En una palabra, maduración para volver a crear. Todo ese tiempo hoy no se le da a nadie. Louise Borgeois (1911–2010) una de las artistas más notables del arte contemporáneo, no alcanzó el reconocimiento internacional hasta los 71 años, por suerte para ella tuvo tiempo de poder crecer y culminar su vida. De alcanzar a ser una gran artista. Hoy ese tiempo ya no existe. Cuanto más joven y más rápido se alcanza el éxito mejor. Y ¿después?… Lo mismo pasa con los animales. No nos damos el tiempo necesario para conocerlos, comprenderlos y amarlos. Sin ese tiempo no hay compromiso de verdad ni apego hacia ellos. Volvemos a la cosificación. No se trata de humanizar a los animales, pero sí de entender y comprender que como seres vivos tienen sus propias necesidades, la mayoría de veces ajenas a las nuestras. No necesitan vestirse ni un sinfín de cosas más, pero si necesitan lo más esencial en cualquier ser vivo: cuidado, atención, mejorar sus hábitats, respetar sus espacios y ciclos vitales. Por favor, démonos el tiempo de aprender de ellos, porque a los indios o bien los exterminamos o bien los mantenemos en reservas. No hagamos lo mismo con los animales y los artistas.

El Venadito. Arte al rescate.

 

El Venadito, proyecto artístico creado por Montserrat Pérez, directora y artista del espacio siNesteSia, llega a su 2ª edición. En palabras de su organizadora, la exposición «tiene como objetivo colocar a los artistas cerca de realidades sociales», en este caso el maltrato animal.

Si en la primera edición colaboraron con FAADA, en este segundo año será DEPANA la organización elegida. Ésta percibirá el 20% del precio que se obtenga de la venta de cada obra, una vez concluida la exposición. El 80% restante será para el artista. Ni la organización ni la sala d’exposición percibirán nada.

Del 27 de abril al 20 de mayo podremos disfrutar de esta muestra de 40 obras que se expondrán en el Centro Cultural La Farinera del Clot. La iniciativa pretende así dar a conocer también a jóvenes artistas y su trabajo. Los artistas que quieran participar tendrán hasta el 28 de febrero para presentar sus obras. A continuación os dejamos el procedimiento de inscripción y sus bases:

«REQUISITOS; Va dirigida a todos aquellos artistas, creativos y demás… mayores de 18 años comprometidos con la protección y conservación de los animales y sus hábitats.
-Obra de pequeño formato 10×15 cm. Inédita, de autoría propia y técnica libre. No podrán utilizarse materiales de origen animal. Ni irrespetuosos con el medio ambiente.

-La temática: MALTRATO ANIMAL. Se valorara la sutileza y originalidad a la hora de presentar el tema.

PROCEDIMIENTO Inscripción previa a través del mail a sinestesia.uno@gmail.com Indicando: Nombre, apellidos, nombre artístico (si lo hubiera) dirección, mail y teléfono.
Enviar la imagen por mail, en formato JPG. 300 dpi. Acompañada de un texto explicativo sobre la obra y vuestro interés en participar en esta convocatoria (máximo 300 palabras) además de enviar el enlace de vuestra web o blog. Antes del 28 de Febrero. No se aceptarán imágenes pasada esta fecha.

SELECCIÓN; Irá a cargo de una artista visual, un miembro de DEPANA, un representante de la Farinera y la comisaría de siNesteSia. Se encargarán de seleccionar las obras que formarán parte de la exposición entre todas las piezas presentadas. El resultado se comunicará el día …. por mail a todos los participantes. Y se publicará en la página web de DEPANA. Las obras seleccionadas se entregarán o enviarán para su exposición a la Farinera del Clot. Gran Vía de les Corts Catalanes, 837, 08018 Barcelona. Los envíos de las obras tanto de entrega como de recogida irán a cargo del artista. La participación en esta convocatoria supone la aceptación de todas sus bases. La organización se reserva el derecho a resolver cualquier situación no prevista de la manera que le parezca más oportuna.»