Entradas

Los vecinos de Les Corts reclaman un área de recreo digna para los perros de Can Bacardí

Los usuarios del área de recreo para perros de Can Bacardí llevan desde el pasado mes de octubre exigiendo al Ayuntamiento de Les Corts la mejora de este espacio canino. Un espacio muy deteriorado y en unas condiciones lamentables que suponen un claro peligro para los animales y las personas.

Los vecinos del parque crearon la Plataforma de Gossos Bacardí para impulsar concentraciones y actos en los que ponían en conocimiento del distrito las graves deficiencias de las áreas de recreo para perros de Barcelona, y en particular, de la ubicada en el barrio de Les Corts.

El área de recreo Can Bacardí cuenta con sólo 700 m2, una superficie insuficiente en relación al número de usuarios y animales que acuden diariamente al espacio. Según asegura la Plataforma de Gossos Bacardí, el diseño, la construcción, el mantenimiento y la remodelación de la zona se ha producido sin tener en cuenta las indicaciones de un profesional de la educación canina. Por tanto, se trata de un lugar que no cubre las necesidades básicas de los perros y que además supone un peligro para los usuarios.

Entre los principales problemas de la construcción y el mantenimiento del área, la Plataforma de usuarios de Les Corts describe: agujeros de tamaño considerable en la arena, vallas con una altura insuficiente, juegos de agilidad peligrosos para los animales por su material, la rampa de la entrada tiene mucha pendiente y es resbaladiza, existe falta de espacio para la convivencia y la socialización de los peludos, la arena está en mal estado y provoca heridas en los cojinetes de las patas de los perros… entre otros problemas que afectan de manera directa al bienestar de los animales y de las personas.

El pasado 8 de mayo de 2018, el consejero de Esquerra Republicana de Catalunya expuso en el pleno del Ayuntamiento del distrito toda la problemática correspondiente al área de recreo para perros de Can Bacardí, consiguiendo así la reforma del pipicán en dos partes en el tiempo.

Tras llegar a este acuerdo existe una ley del silencio y desaparición por parte del Ayuntamiento en cuanto a las mejoras del área de recreo para perros de Les Corts.  El 9 de octubre de 2018 se pregunta sobre las reformas del espacio canino en el pleno celebrado en el Ayuntamiento y no existe una respuesta clara sobre la fecha y la reforma del espacio.

Con el paso de los meses los usuarios de Can Bacardí han visto como no se ha producido ningún movimiento con respecto a las mejoras prometidas por el consistorio, mientras los vecinos de Les Corts ven como en otros distritos de Barcelona, como en el Parque de la Guineueta, se ha actuado de oficio para reparar los errores en la construcción del área canina. El distrito puso de plazo máximo para las mejoras abril de 2019, ahora parece que se alargará al mes de agosto, pero desde la plataforma ciudadana se está luchando para que se produzcan lo antes posible.

A pesar de la falta de trasparencia y atención, la Plataforma de Gossos Bacardí no se va a rendir ante esta situación y seguirán con las reivindicaciones que hagan falta. Por ahora a través de change.org han organizado una recogida de firmas para conseguir la necesaria mejora de los espacios caninos de Barcelona, y en concreto, el de Can Bacardí.

Los parques caninos, una oportunidad para la socialización

Estos espacios, cada vez más frecuentes, favorecen la interacción en un entorno lúdico donde pueden mejorar al mismo tiempo su agilidad. Sólo debes seguir algunos consejos.

Los perros de la localidad alicantina de Mutxamel disfrutan desde esta semana de un parque canino en el que pueden jugar y correr libremente en cinco hectáreas de un terreno que han sido habilitado después de tres meses de obras.  El espacio cuenta con una amplia pista de juego libre y una zona dedicada al entrenamiento de Agility que está dotada de diferentes elementos de ocio como un túnel, una valla para practicar saltos, un balancín, una rueda, rampas y un juego de eslalon. También dispone de dos duchas donde los dueños pueden lavar o refrescar a sus animales de compañía, especialmente en verano, y de una pequeña superficie para asear las patas de los animales. Este recinto, presupuestado en casi 40.000 euros, también goza de árboles y bancos para que los propietarios de los perros puedan sentarse sin abrasarse al sol en verano y de farolas solares para la noche. El parque de Mutxamel se una a la cada vez más numerosa red de parques caninos que se están abriendo en los últimos años en toda España.

Conviene recordar, sin embargo, que no todos los perros son adecuados para disfrutar de estos espacios lúdicos. Los cachorros menores de tres meses, por ejemplo, no deberían entrar por la gran cantidad de bacterias que se acumulan. Un nido de bacterias que no afectan a los perros adultos si tienen en regla su calendario de vacunas, pero que pueden ser muy perjudiciales para los cachorros si se contagia de alguna enfermedad. Un perro que no se socializó durante la etapa que toca, de los dos a los cuatro meses, tampoco debería acudir porque puede reaccionar mordiendo simplemente por miedo o ansiedad. Los agresivos también tienen vetada la entrada, ni siquiera con bozal, porque pueden alterar la harmonía, y las perras en celo para no provocar un revuelo entre los machos. No es un recinto apropiado para que los niños jueguen porque no reúne las condiciones higiénico-sanitarias necesarias y su juego brusco e imprevisible puede acarrear una reacción inesperada del perro. “Si tu perro ha sido correctamente socializado, no tiene problemas en interactuar y conocer nuevos perros, y además tiene una buena base educativa, es decir, que responde bien a tus órdenes de obediencia es el perro perfecto para este tipo de parques” afirma Sandra Ferrer, creadora del Programa de Educación Canino “Cómo educar a un cachorro”.

Solo tienes que seguir algunos consejos como mantener siempre bajo vigilancia tu perro para controlar su comportamiento pero también el de los demás. Para que sea una experiencia segura y divertida tanto para propietarios como para perros éstas son algunas pautas que debes tener en cuenta según Ferrer. La primera es no ir al parque sin hacer antes un mínimo de ejercicio físico con tu perro. “No es aconsejable que tu perro vaya muy ansioso al parque, porque si llega con mucha energía se puede poner muy pesado con otros perros a la hora de jugar y desatar una pelea. Un paseo de unos 15 minutos antes de entrar al parque es ideal para equilibrar su estado de ánimo”.  Otra recomendación es no llevar nunca ningún juguete al parque. “Deja que tu perro se relacione e interactúe con otros perros. Si es un perro muy posesivo con sus cosas, puede que no le haga gracia que otro perro vaya a por su pelota y se desate una lucha por el poder”. Aprovecha los recursos de la zona de entreno para mejorar la agilidad así como reforzar trucos de obediencia básica. Otro consejo fundamental es no llevar comida porque  los perros van a focalizar su atención en ti en vez de disfrutar del juego. Si quieres premiar una conducta suya hazlo con caricias o reconocimiento y no con galletas.  Los parques para perros son una gran oportunidad para ellos porque más allá de divertirse fomentan su socialización, pero como en un parque infantil, de los adultos depende que no se rompa el equilibrio.