Entradas

¿Qué hacer si ya no puedes tener a tu perro?

El abandono de los perros sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales de compañía en España. En el último informe ‘Él nunca lo haría’ presentado por la Fundación Affinity se indica que en el año 2017 se recogieron 104.834 perros, datos obtenidos a partir de 339 sociedades protectoras, ayuntamientos y consejos comarcales de todo el territorio español. Es decir, unas cifras alarmantes que a su vez no incluyen a todos aquellos perros desaparecidos o muertos en la carretera.

La exclusión de un animal de compañía del hogar puede producirse por diferentes circunstancias. Estos son los casos más comunes:

Problemas económicos que imposibilitan el mantenimiento del animal en el hogar. En muchas ocasiones este caso se produce por la llegada de un nuevo miembro en la familia.

Problemas de salud del dueño que provoca su ingreso en una residencia u hospital. Cuando una persona vive sola con su can y tiene que abandonar la casa e ingresar en un centro es probable que el animal tenga que encontrar un nuevo entorno de convivencia.

Defunción del dueño que provoca la falta de personas que se hagan responsables del perro.

-Desesperación ante la complicada convivencia entre las personas y los animales. Este conflicto suele tener su origen en la mala educación del dueño sobre el animal.

-La camada inesperada de cachorros es otro de los motivos. Aquí reside la importancia de la esterilización.

Independientemente del motivo que lleve a las personas a no querer continuar conviviendo con un animal de compañía, existen muchas opciones válidas antes que abandonar al animal en cualquier bosque o cuneta. El abandono es la acción más cobarde y egoísta que un humano puede cometer con un animal.

Consulta la disponibilidad de tus familiares y amigos

La primera opción para intentar buscar un nuevo lugar para tu animal de compañía es la de comunicar la noticia a tu entorno más cercano: familiares y amigos. Intenta conocer si alguien de tu círculo está dispuesto a acoger el animal en su vida, garantizando así el bienestar del perro.

El mayor beneficio que tiene dejar a tu perro en el hogar del alguien cercano es que probablemente ya exista una relación previa entre el animal y el nuevo dueño. Además, esta opción permite que al anterior dueño pueda volver a ver el can cuando quiera.

Habla con protectoras, refugios, albergues o centros de animales de compañía

Las entidades de protección animal o protectoras son también una opción de cara al futuro de nuestro perro. La realidad actual es que en España, las altas cifras de abandono han provocado que estos lugares estén desbordados y tengan más animales de los que deberían tener. Por consecuencia, la falta de espacio y de recursos ha provocado que los centros de adopción puedan llegar a ser unos espacios fatídicos para los animales: convivencia múltiple en jaulas, pocas horas con luz del sol, poco tiempo para pasear… A pesar de esta complicada realidad que viven las protectoras, siempre será mejor dejar al animal en un centro de adopción que dejarlo a la deriva del abandono.

Los animales que se entregan a los albergues o refugios han de entrar con el chip identificatorio y vacunados, gasto que corre a cargo de su dueño. Antes de la entrada del animal en el centro se tendrá que firmar una renuncia legal en la que la persona cede al animal a la protectora.

Los primeros días de convivencia del peludo en la protectora serán algo atípicos. El animal estará sometido a diferentes pruebas médicas para ver si es portador de alguna enfermedad. Además, desde el centro se intentará conocer el comportamiento y carácter del perro antes de asignarle una jaula o habitáculo.

Cuando el animal pasa todas las pruebas médicas y ya tiene su propio espacio asignado, el protocolo de admisión se dará por finalizado y el perro ya estará listo para encontrar un nuevo hogar.

Hay que recordar que tal y como dice Luz García, presidenta de la asociación de protección animal La Xana: “Cuando dejamos a un animal en un centro, el perro pasa a ser uno más de entre cien, por lo que no puede recibir la misma atención que en casa con una familia”.

Regístrate en una plataforma de adopciones

Esta es una alternativa moderna que actualmente se encuentra en auge. Consiste en descargar una aplicación para dar en adopción o adoptar animales de compañía.

En primer lugar tienes que crear una cuenta y registrar el perfil del animal. Raza, medidas, fotografía… Una vez tienes el perfil creado tan sólo tienes que esperar a que un adoptante esté interesado y se ponga en contacto contigo para iniciar el proceso de adopción.

Estas son algunas de la webs o aplicaciones encargadas de dar a perros en adopción:

https://www.miwuki.com/dar-perro-gato-en-adopcion

https://cambiaundestino.org/adopta/dar-en-adopcion/

Ponte en contacto con tu veterinario

Si las opciones anteriores no han sido un recurso útil para encontrar un nuevo hogar para el perro, prueba de hablar con tu veterinario. Estos especialistas del bienestar animal trabajan en contacto constante con muchas familias amantes de los animales. Comunícale tu problema y tu necesidad de dejar de convivir con al animal y espera que el profesional veterinario pueda encontrar un recurso para la nueva vida del peludo.

Residencias para animales

Si la decisión de encontrar un nuevo hogar para tu peludo se alarga puedes optar por dejar al animal en una residencia de manera provisional. Las residencias para animales son unos espacios en los que puedes dejar al perro a cambio de una cantidad determinada de dinero. Estos centros suelen contar con unas buenas instalaciones en las que el bienestar del animal no se verá alterado en ningún momento.

Guía de playas para ir con el perro en Cataluña

Se aproximan los meses más calurosos del año y la inauguración de la temporada playera. Algunas playas de Barcelona, Tarragona y Girona permiten el acceso a los perros durante todo el año, a diferencia de la mayoría, en las que el acceso a los animales de compañía queda completamente restringido

Cuando llega el calor y el sol amenaza con su fuerza habitual, las playas se convierten en imprescindibles. Pero no todos pueden acceder. Muchos municipios costeros prohíben la presencia de perros en las playas durante los meses de verano para evitar, según dicen en sus ordenanzas, que puedan ocasionar molestias a los bañistas. Por todo ello hemos creído que os podría resultar útil esta guía de playas para ir con el perro en Cataluña. También os ofrecemos los diez consejos básicos para ir a la playa con vuestro perro.

Se han hecho diferentes campañas para convencer a los ayuntamientos que el mejor amigo del hombre también necesita bañarse en verano y sobre todo, poder correr y jugar por la arena, pero la verdad es que aún queda mucho trabajo por hacer. Barcelona dio un paso muy importante con la incorporación de la playa canina de Llevant, un espacio exclusivo para el recreo de los animales.

El debate sigue abierto ya que para algunos ayuntamientos y bañistas, los perros pueden generar problemas y ensuciar las playas. La ley estatal prohíbe de entrada la presencia de perros en las playas pero cada ayuntamiento puede regular, a partir de las ordenanzas, si autoriza el baño a los perros.

Ante la dificultad de saber a qué playas se puede acceder con el perro y en cuáles no, desde animalados.com hemos analizado la normativa que afecta a las diferentes playas catalanas y los hemos dividido en tres grupos:

1) TOLERANTES

Las que permiten el acceso con perros sin ningún tipo de restricción (se da por supuesto que el perro debe ir vacunado, debe estar censado y que no puede molestar al resto de bañistas). En este apartado hemos incluido también, especificando esta distinción, las playas que legalmente no permiten la presencia de perros pero que los bañistas los toleran y la Policía Municipal, al menos hasta ahora, no sanciona.

2) RESTRICTIVAS

Las que permiten el acceso con algunas restricciones (sobre todo durante los meses de verano).

3) PROHIBICIONISTAS

Las que no permiten en ningún caso la presencia de perros.

Aunque la información ha sido contrastada, es conveniente estar atento de las indicaciones de cada playa, ya que las normativas pueden ir cambiando. La tendencia es que cada vez haya más playas que aceptan perros. Si conocéis alguna que no está incluida en el listado, os agradeceremos que nos lo expliquéis a info@animalados.com.

PLAYAS TOLERANTES QUE ACEPTAN PERROS

DEMARCACIÓN DE GIRONA (Costa Brava)

CASTELLÓ D’EMPÚRIES. Platja de la Rubina

Es la primera playa de España que aceptó perros, según recuerdan con orgullo desde la Oficina de Turismo. Algunos ayuntamientos les han llamado incluso para preguntarles cómo lo han hecho y copiar su modelo. El espacio que permite el baño y paseo a nuestras mascotas está delimitado y no hay noticias de malentendidos entre bañistas. No toda la playa permite el acceso a los perros, sólo la parte de la izquierda, la que está más al norte, en dirección Roses.

¿Cómo llegar?

Sólo se puede llegar en coche y para ello, hay que entrar en Empuriabrava, superar la rotonda principal y llegar hasta la segunda rotonda, donde está el aeroclub del municipio. Hay que seguir recto hasta el final Y cuando se acaba el asfalto ya aparece aparcamiento donde dejar el coche. Hay plazas de sobra.

L’ESTARTIT. Zona de Els Griells

El Ayuntamiento de Torroella de Montgrí fue de los primeros en destinar una parte de sus playas al baño con perros. Como se trata de un parque natural, el Ayuntamiento tuvo que hacer algunos cambios en su propuesta inicial, que era muy tolerante, y ha tenido que delimitar el espacio en una zona muy concreta de 900 metros cuadrados. El perímetro está marcado con palos y cuerdas. Los perros, que no es necesario que estén empadronados en el municpio, deben ir atados incluso dentro del perímetro que permite el baño. Esta playa está justo delante del camping El Molino, entre la urbanización Los Griells y la Pletera. El nuevo espacio sustituye lo que hace cuatro años se puso en marcha ante la Pletera, pero que no ha sido posible mantener que este servicio no es permitido en una zona catalogada como Reserva Natural Parcial, tal y como está calificada la playa de la Pletera, desde la creación del parque natural en 2010. «Algunos perros iban a la zona de las dunas y estropeaban los huevos de algunas aves protegidas», explican desde el consistorio gerundense.

platja-gossos-estartit

IMPORTANTE: El Ayuntamiento extrema el control durante la temporada de baño y sancionará los propietarios que no lleven los perros atados dentro de la zona reservada o no recojan sus excrementos.

PLAYA DEL REC DEL MOLÍ. L’Escala

Esta playa se encuentra a pocos minutos de la localidad de l’Escala y cuenta con una longitud de unos 370 metros. Su arena es fina y su oleaje es bastante moderado.  Aunque hasta 2017 era de uso exclusivo para bañistas, ahora cuenta con una zona habilitada para perros delimitada y bien señalizada.

El Ayuntamiento aprobó esta medida tras una demanda creciente de estos espacios por parte de los dueños con perros.

PLAYA DE LAS BARCAS. Colera

Desde 2018, esta pequeña y tranquila playa situada en Colera, una pequeña localidad fronteriza con Francia, cuenta con una normativa que permite el acceso a los perros. Se trata de un espacio no muy extenso situado al lado del puerto pesquero.

La característica principal de esta playa es la grava y la arena que la convierten en un espacio ideal para perros, donde los animales corren y juegan sin problema.

DEMARCACIÓN DE BARCELONA

BARCELONA. Playa de Llevant

Por fin la capital catalana dispone de una playa para perros. Es la playa de Llevant, la situada más al norte de la ciudad, es decir, delante del barrio de Diagonal Mar. Es un espacio con una superficie cercana a los 1.250 metros cuadrados y un aforo limitado a cien perros por motivos de seguridad. El lugar contiene unas vallas perimetrales en la zona del rompiente del agua y el espigón, para evitar que los perros puedan salir. El horario de esta playa canina es de 10:30h a 19:00h.

Esta playa se quedará indefinidamente, después de que el Ayuntamiento de Barcelona haya comprobado su buena acogida y respeto al medio ambiente. La playa dispone también de duchas para perros y para personas, un bebedero para perros y también un urinario para evitar que ensucien el espacio.

La playa canina de Llevant cuenta con dos informadores ambientales que llevan a cabo tareas de control de accesos al espacio. Tan sólo podrán acceder aquellos perros identificados con microchip. Además, los informadores realizaran repartos de bolsas de recogida de excremento y facilitaran todo la información necesaria a los usuarios sobre el uso y el acceso a la playa.

La playa canina de Barcelona destaca también por la limpieza manual del lugar, tanto del espacio como de los accesos. El trabajo de limpieza incluye el vaciado de papeleras, así como la limpieza mecánica nocturna del tamizado mediante un tractor. A la vez, el lugar cuenta con un servicio de control de la calidad del agua y de la arena para garantizar el bienestar del animal.

Por último recordar que los perros que quieran disfrutar de esta playa tendrán que estar inscritos en el censo y llevar al día la cartilla de vacunas. Por otro lado, hay que tener en cuenta que si el perro es de una raza potencialmente peligrosa deberá llevar bozal incluso durante el baño.

SITGES. Cala Vallcarca

Esta playa canina está habilitada para los perros durante todo el año. Se trata de una pequeña cala situada entre Sitges y Castelldefels con un tamaño de unos 60 metros de largo y 15 de ancho. El espacio está formado por una arena muy fina y protegida de las olas gracias al espigón.

Este lugar destaca entre los usuarios por estar situado junto a un bosque en el que puedes completar tu jornada de recreo canino con un plácido paseo. El bosque está formado por una importante vegetación que proporciona sombra a las personas y a los animales durante su paseo, hecho que provoca que la estancia sea mucho más amena.

Para acudir a la Cala Vallcarca de Sitges es importante seguir las normas de conducta básicas para los animales. Es decir, llevar contigo el carnet de identificación, la cartilla de vacunación y respetar al resto de usuarios que se encuentren en el espacio.

¿Cómo llegar?

En coche. La mejor manera para llegar en coche es desde la C-31. Tiene un pequeño aparcamiento con un centenar de plazas.

En Sitges hay dos playas más donde los bañistas acuden desde hace tiempo con sus perros, aunque no está permitido. Sin embargo, si el animal no provoca problemas, no se suele multar. Son las playas de GRILLS y de LAS BOTIGUES. Estas dos playas están dentro del municipio y son más bonitas que la de la Cala Vallcarca.

CUBELLES. Playa de les Salines

Esta playa canina la encontramos en el centro de Cubelles, junto a la central térmica de la población. Se trata de un espacio semiurbano que habilitó el ayuntamiento en 2015. El espacio está formado por unos 45 metros cuadrados de arena fina que no dispone de equipamiento especial para los animales. Se trata de  un terreno libre de obstáculos para que los canes puedan jugar y correr sin ningún tipo de problema.

El horario de esta playa es de disposición total para los usuarios, sin ningún tipo de restricción. Las normas básicas de este espacio son las siguientes:

-Disponer de microchip, cartilla de censo y cartilla de vacunación de los animales.

-Mantener controlada a la mascota sin que moleste a los demás usuarios.

-Recoger los excrementos depositados por el animal.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa deberá ir siempre atado y con bocal.

ARENYS DE MAR, playa del Cavaió

Arenys de Mar tiene también un espacio de la playa del Cavaió (en el límite con Canet de Mar) habilitada para los perros. De esta manera los animales podrán acceder durante toda la época de baño, que va desde el 1 de junio al 16 de septiembre, sin tener que recurrir al horario restringido del resto de las playas, de 8 de la tarde a 8 de la mañana.

¿Qué perros podrán acceder? Sólo aquellos que estén censados en el Ayuntamiento de Arenys, por lo tanto será una playa para los perros locales. Desde el consistorio se quiere evitar que vengan perros de otros municipios. En el resto de playas, todos los perros pueden acceder durante todo el año, menos en verano. Entre junio y septiembre, el horario para perros es de 20 horas a 8 de la mañana.

PLAYA DE PINEDA DE MAR

El Ayuntamiento de Pineda de Mar anunció en junio de 2017 que los canes gozarían de una zona de playa entre el C/Marina y el C/Tarongers. Una pequeña zona situada entre las playas de Poblenou y de la Riera situada entre dos campings.

Esta playa canina está cerrada y muy bien señalizada, de manera que deja claro que está permitido el baño a los animales de compañía. La extensión del lugar es de unos 100 metros cuadrados, un espacio muy extenso para el recreo y bienestar de los animales y de los usuarios.

El espacio está abierto los 365 días, sin restricciones de horarios y de acceso libre a todo el mundo. Para favorecer la convivencia el propio espacio dispone de unas normas que hay cumplir:

-Es obligatorio recoger los excrementos de los perros y tirarlos en las papeleras. Si es necesario hay que echar agua donde hayan orinado.

-Los perros solo pueden acceder a la zona delimitada (arena y agua) de esta playa.

-Los perros no pueden utilizar las duchas de las playas del municipio.

-Los animales tienen que disponer de la identificación con microchip.

-Los animales tienen que llevar una placa identificativa o cualquier otro medio adaptado al collar del animal donde conste su nombre y el teléfono del propietario.

-Llevar un bozal apropiado para la tipología de cada raza de animal.

-Ir atados por medio de un collar y una cadena o correa que no sea extensible y de longitud inferior a dos metros.

-Los animales no pueden ser llevados por menores de 16 años.

-No se puede llevar más de un perro potencialmente peligroso por persona.

DEMARCACIÓN DE TARRAGONA

ALCANAR. La Platjola

El ayuntamiento de Alcanar mantendrá abierta su playa ‘estrella’ para los amantes de los animales. Con 300 metros de longitud y casi 15 de ancho, la Platjola es la mejor opición por los vecinos de las casas de Alcanar, pero también para los que quieren hacer turismo con su perro. La playa está abierta a todos los perros y dueños, sin que tengan que guardar ninguna relación con el municipio. Además, La Platjola está considerada una playa virgen. Un galardón que resalta los valores naturales y inalterados de esta área que, además de ser un magnífico lugar para pasear con el perro, permite disfrutar de la naturaleza.

Acceder a ella es sencillo, si se dispone de vehículo propio. Sólo hay que coger la AP7 hasta la salida 41, donde hay que tomar la N-340 hacia la calle La Partida el Camaril. Una vez allí, acceder a la playa es sencillo. CAMBRILS. Desembocadura de la Riera de Alforja.

Esta es una de las últimas playas catalanas que aceptan perros. Hasta ahora la presencia de mascotas estaba prohibida durante los meses de verano, pero el pasado mes de octubre, el Ayuntamiento de Cambrils decidió levantar el veto. La medida, como en otros casos, no hubiera sido posible sin la presión de los ciudadanos que lograron 413 firmas a favor de la presencia de los perros en la playa. La medida se aprobó por unanimidad. El concejal de Servicios, Medio Ambiente y Obra Pública, Antonio Laguna, explicó que se trata de una prueba piloto y que, si sale bien, lo extenderá a otras playas del municipio.

¿Cómo llegar?

En coche. Se puede llegar desde la A7, la AP7 y la N-340. Una vez dejéis cualquiera de estas vías, tenéis que ir a buscar el Paseo San Juan Bautista Lasalle, que os conducirá hasta la desembocadura de la Riera de Alforja. La playa para vuestras mascotas está bajando la riera, a mano derecha.

En transporte público. También se puede llegar en tren. Desde la parada de Cambrils hasta el plata hay seis calles. Recordad las condiciones de Renfe para viajar con perros.

AMETLLA DE MAR. Cala Bon Caponet

Es una playa pequeña que no siempre está muy limpia, según los bañistas. Se permite el baño con perros durante todo el año.

¿Cómo llegar?

Para llegar hay que pasar por la urbanización las Roques Daurades. Está a 500 metros del municipio, por lo que se puede ir andando. En este municipio también está la playa del Cementeri, donde no se permite la presencia de perros pero, aún así, siempre hay algunos, los bañistas lo toleran y no suelen multar.

DELTA DEL EBRO. Bassa de l’Arena

Sí que permite el acceso a los perros durante todo el año. La Bassa de la Arena es una extensa playa que cuenta con un tramo de unos 500 metros de longitud habilitado para perros. Está situada en el Delta del Ebro y se caracteriza por tener un oleaje moderado y una arena fina.

Sin embargo, la playa no cuenta con ningún tipo de servicio, por lo que se recomienda ir bien preparado con todo lo necesario para disfrutar de un día agradable junto a tu perro.

¿Cómo llegar?

En coche. Yendo desde Deltebre en dirección Riumar, poco antes de llegar a Riumar hay una rotonda donde está señalizada la Balsa de la Arena. Hay que seguir las indicaciones.

En la demarcación de Tarragona hay dos playas más donde mucha gente va con el perro y la Policía Local no suele sancionar y tampoco son comunes los problemas con el resto de bañistas. Son las playas del Eucalipto, en Amposta y la Cala del Trabucador en Sant Carles de la Ràpita. Sin embargo, los perros no tienen el acceso permitido.

CALA DEL CEMENTIRI. Ametlla de Mar

Esta pequeña playa de tan solo 20 metros de longitud es un espacio tranquilo ideal para estar con tu perro. Sin embargo, su terreno rocoso y montañoso hace complicado el acceso con perros que no están acostumbrados a este tipo de suelos.

La cala se encuentra a unos kilómetros de la localidad de la Ametlla de Mar y se recomienda ir bien preparado porque se encuentra en una zona poco urbanizada y sin servicios.

PLAYA DE LA RIERA D’ALFORJA. Cambrils

El Ayuntamiento de Cambrils habilitó en 2016 esta playa para perros ubicada junto a la desembocadura de la Riera d’Alforja. Esta playa con arena gruesa y piedras es un espacio ideal para que los perros disfruten de un amplio espacio.

Para esta temporada de verano se han añadido mejoras tales como la incorporación de duchas para perros y la delimitación del espacio canino con vallas de madera eliminando las estacas que suponían cierto peligro para los perros.

PLAYAS RESTRICTIVAS

VILANOVA I LA GELTRÚ

Hasta el 15 de mayo de 2015 esta playa nudista aceptaba perros gracias a una prueba piloto pero tras las quejas de los bañistas, el Ayuntamiento de Vilanova ha dado marcha atrás y se ha comprometido a buscar otro espacio. Actualmente las personas que acuden a este espacio con los perros han sido multadas.

EL PRAT DE LLOBREGAT

Prohibido desde el 1 de mayo hasta el 31 de septiembre.

GAVÀ

Prohibido desde el 9 de junio al 15 de septiembre.

VILADECANS

En la playa de la Murtra y la de Pinar está prohibido desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre.

SANT ADRIÀ

Prohibido desde el 15 de mayo hasta el 30 de septiembre.

BADALONA

Los perros no pueden acceder desde el 1 de junio hasta el 1 de septiembre.

MONTGAT

Prohibido desde el 1 de junio hasta el 31 de septiembre.

MASNOU

Prohibido desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre.

PREMIÀ DE MAR

Prohibido desde del 1 de abril hasta el 4 de noviembre.

CABRERA DE MAR

Prohibido desde el 1 de mayo hasta el 30 de septiembre.

MATARÓ

Prohibido desde el 1 de mayo hasta el 30 de septiembre.

SANT ANDREU DE LLAVANERES

Prohibido desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre.

SANT POL DE MAR

Esta localidad dispuso de una playa canina en un proyecto piloto del verano de 2016. Desde el verano de 2018 el Ayuntamiento decidió cerrar este espacio debido a la gran afluencia de visitantes existente. Además, supuestamente esta presencia abundante de personas y perros ponía en peligro la supervivencia de varias aves en peligro de extinción.

CALELLA

Prohibido desde el 1 de mayo hasta el 31 de octubre.

SANTA SUSANNA

Prohibido desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre.

MALGRAT DE MAR

Prohibido desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre.

TARRAGONA

Los perros tienen el acceso prohibido desde el 1 de abril hasta el 15 de octubre.

PALS

En este municipio se puede ir con el perro a la playa excepto del 15 de marzo al 15 de octubre.

PLAYAS PROHIBICIONISTAS

LES BANYERETES (SANT POL DE MAR)

Después de que el Ayuntamiento habilitara «Les Banyeretes» como playa en que se permite el baño en compañía de perros en junio de 2016, el Departamento de Medio Ambiente dictaminó en septiembre que la presencia de perros en este espacio puede afectar la colonia de cormoranes emplumados que utilizan las rocas del litoral como espacio para dormir. El departamento justifica la prohibición de que vayan perros todo el año porque los cormoranes emplumados tienen un nivel de protección especial porque son «vulnerables a la extinción y» necesitan espacios tranquilos «.

CALDES D’ESTRAC

No permite nunca la presencia de perros en sus playas.

CANET DE MAR

Prohibido todo el año.

CASTELLDEFELS

El Ayuntamiento no permite perros sueltos en la arena ningún mes del año.

LLORET DE MAR

Presencia prohibida todo el año.

SANT VICENÇ DE MONTALT

No permite nunca la presencia de perros en sus playas.

VILASSAR DE MAR

Prohibición todo el año.

BLANES

A pesar de las constantes peticiones por parte de los usuarios, la paya de Blanes no permite el acceso a los peludos a lo largo de todo el año.

Y hasta aquí nuestra Guía de playas para ir con el perro en Cataluña. Esperamos que os haya resultado útil. Si creéis que falta alguna playa o que se han modificado las condiciones de algunas de la lista, por favor hacédnoslo saber comentando la noticia. ¡Gracias!

También te puede interesar:

«Barcelona es una ciudad que intenta contener a los perros en vez de aprender a coexistir con ellos»

Como mínimo una de cada cuatro familias barcelonesas comparte su vida con un perro o más. Los datos no son exactos, pero lo que si está claro es que una parte de los referentes de esos canes urbanos han optado por liderar un movimiento en la defensa de los derechos de los ciudadanos de cuatro patas. Àngela Coll de Espai Gos genera espacios junto a su equipo para que los políticos y los técnicos comprendan las necesidades de las familias heterogéneas.

¿Es Espai Gos Barcelona un espacio de defensa de los derechos de las personas con perro?

Sí, pero siempre con la mirada puesta en el bienestar del animal. Las personas que convivimos con un perro tenemos unas necesidades especificas para garantizar este bienestar y tenemos derecho a que la administración se responsabilice y facilite la convivencia en nuestra ciudad al lado de nuestros perros.

¿Qué hizo saltar la chispa para comprender la necesidad de articularse?

No se si fue una chispa exactamente, pero si hubo una frase que supuso un punto de inflexión. En un encuentro con el ayuntamiento y AAVV para reclamar espacios adecuados y poder ofrecer un paseo de calidad a nuestros perros, se nos dijo: «es que els veïns es queixen». Ahí nos dimos cuenta que no se nos consideraba vecinos ni vecinas por el simple echo de convivir con un perro. Que nadie iba a tener en cuenta nuestras necesidades y que debíamos aunar esfuerzos como colectivo de la ciudad para hacer entender que cuando un perro entra por la puerta de casa, se convierte en un miembro del núcleo familiar. Que podrán o no entenderlo, pero deben respetarlo. Que ya basta de la hipocresía de sociedad inclusiva y de lanzarnos florecitas de lo integradores que somos, mientras a mi me excluyes de mi ciudad por que mi núcleo familiar no se ajusta a tus estándares.

¿Barcelona es perro friendly?

No, no lo es. Barcelona es una ciudad que intenta contener a los perros en vez de aprender a coexistir con ellos.

¿La normativa sobre perros atados o sueltos está clara?

En absoluto. La normativa da lugar a interpretaciones por parte del gobierno del momento y/o los agentes de la guardia urbana. Un ejemplo clarísimo es la prohibición de perros «cerca» de las zonas infantiles. Este «cerca», nos deja en total indefensión ante las sanciones, que quedan en manos del criterio de cada uno de los agentes de la guardia urbana, llegando incluso a recibir multas por el simple echo de estar en un parque donde “había” una zona infantil.

Otro ejemplo seria la interpretación de la administración de lo que son espacios suficientes y adecuados para el bienestar de los perros. Si tomamos como referencia el aforo que ellos mismos marcaron en el espacio de la playa de Llevant y hacemos números, resulta que cada una de las persona que conviven con un perro en la ciudad de Barcelona, tiene derecho a 15’ al día de utilización de estos espacios. ¿Y lo consideran suficiente? Parece que sí.

¿Los parques para perros son lo que tienen que ser?

En Barcelona no hay parques para perros.

Hay lo que antes se llamaban pipicans con superficies menores de 300m2 que ahora les llaman áreas de perros. Se les ha cambiado el nombre, pero no se ha hecho ninguna mejora en el espacio, siguen siendo sitios concebidos para que los perros entraran a hacer sus necesidades fisiológicas y nada más. Cambiar el nombre es falsear la realidad para que quede bien en las web’s promocionales.

Luego están las áreas de recreo para perros que tienen una superficie mayor a 300m2. La mayoría de ellas son terrenos yermos al estilo plaza de toros, que no ofrecen ningún estimulo adecuado para los perros, al contrario, les dejan expuestos a encontronazos involuntarios con otros perros al no haber obstáculos visuales, sobre excitación al no tener más estimulo que el de los otros perros y sufrimiento psicológico al verse obligados a mantener distancias cortas con otros canes. Un despropósito.

En las de nueva construcción, se han añadido obstáculos de agility, a modo de enriquecimiento sin tener en cuenta que, como todo deporte, hay que tener una preparación para ello y que sobre todo debe estar guiada por profesionales.

Por hacer una analogía comprensible es como si cualquiera de nosotros fuésemos a un gimnasio para hacer pesas, y en vez de darnos unas mancuernas nos dieran directamente una de las piedras que levantaba Iñaki Perurena.

¿Qué son las áreas de uso compartido?

Que deberían ser, porque ya veremos en lo que las convierten. Las zonas de uso compartido deberían ser la regularización del espacio en la ciudad donde todos los colectivos y sus diferentes usos estuvieran contemplados. Deberían ser zonas de convivencia y coexistencia. Barcelona ENTERA debería ser una zona de usos compartidos. Sin embargo, el hecho de que se contemplen estas zonas para regular donde puede o no haber perros sueltos ya empieza mal.

No podemos contemplar como criterio excluyente cualquier excusa para vetar la entrada a las personas que convivimos con un perro. Es decir, a mi se me puede vetar la entrada a un lugar por si mi perro molesta, sin embargo, no se vetará la entrada a nadie que pueda molestarme a mi por ir con mi perro. Agravio de manual contra el colectivo de personas con perro.

Se están planificando estas zonas solo contemplando criterios negativos del uso por parte de nuestro colectivo, sin embargo, jamas se ponen en la mesa todos los problemas que nos generan el resto de usuarios a las personas con perro.

Desde los restos del botellón que corta las patas de los animales, pasando por la cantidad de basura tirada entre los arbustos de los parques que hacen aflorar a las ratas del subsuelo y hasta las heces humanas que seguramente se achacan a los perros pero que no, que son humanas y que las hay a mansalva. Monopatines, petardos, bicicletas, niños que se abalanzan sobre los perros…

Por suerte la mayoría de personas saben hacer un uso correcto del espacio, tengan perro, monopatín, bicicleta, bolas de petanca, les guste plantar lechugas y tomates, jueguen al ping pong, basket, etc. Y en ellos se debería confiar y atacar quirúrgicamente aquellas actitudes que perturben la convivencia.

Esta obsesión por parte de los gobernantes a decidir por nosotros es ridícula e insultante. No es su ciudad, es nuestra ciudad, ellos son simples gestores que deben rendirnos cuentas y dejar de imponer sus criterios.

¿Cómo es vuestra relación con los representantes municipales?

Me acojo a la quinta enmienda.

¿Qué debería hacer los responsables actuales o futuros del Ayuntamiento de Barcelona para mejorar?

Escuchar en vez de oír.

¿Qué dirías a esas personas que atribuyen a los perros la suciedad urbana?

Que #TotsFemCaca y #NoÉsDeGos

¿Qué dirías a las personas que tienen entre su familia a uno o más perros?

Prefiero escuchar lo que ellas tienen que decirme a mi, para eso se creó Espai Gos Barcelona. Para escucharnos, acompañarnos y entre todas, conseguir una ciudad amable que respete las relaciones interespecies.

Viajar con el perro en coche. Consejos, seguridad y bienestar animal

¿Cómo evitar el mareo del perro en el coche? ¿Cada cuánto hay que parar? ¿Qué dice la DGT? ¿Cómo garantizar su seguridad?

Viajar con el perro en coche puede suponer estrés y ansiedad tanto al animal como a las personas. Garantizar su seguridad y su bienestar es una obligación. Hablamos con nuestra experta canina Anna Calvet Alemany, veterinaria y experta en canes.

¿Cómo debemos llevar a nuestro perro en coche?

La DGT ha hecho varios experimentos para ver la manera más segura de viajar con nuestro perro. Sus conclusiones son claras. Depende del tamaño. Los perros grandes deberán ir en maletero con un transportín. Además, deberá situarse de manera transversal a la marcha y garantizar el correcto flujo de aire. Los perros pequeños, en cambio, irán mejor en el suelo del vehículo. Esto es lo que según la DGT garantizará con mayor probabilidad su seguridad en caso de colisión.

¿Cada cuanto hacer una parada de descanso?

Los perros, al igual que las personas, necesitan parar durante un viaje en coche. Se recomienda un parón cada 2 horas, tres como máximo. En el momento del descanso, se recomienda que el animal camine unos minutos ya que ir en el transportín le ha podido causar molestias. Es importante que vaya atado porque el ruido de otros coches puede asustarlo, especialmente si es muy temeroso. Además, se recomienda hidratarlo bien, darle agua para beber e incluso mojarlo para reducir su alta temperatura corporal.

¿Cómo evitar el mareo del perro?

Si nuestro perro se marea de forma habitual y lo pasa muy mal, se puede optar por mediación anti-mareo. Siempre con el consejo de nuestro veterinario, esta opción puede mejorar el bienestar del perro durante el circuito. Otras medidas incluyen no dar de comer al perro durante las tres horas previas al viaje. Traer mantitas limpias por si hay vómitos es recomendable.

Riesgos de viajar con el perro en coche

Los golpes de calor suponen un riesgo para “los mejores amigos de los humanos”. ¿Cómo los evitamos? En primer lugar, hay que tener en cuenta que la temperatura del perro es siempre mayor a la de los humanos. Por eso, son menos flexibles y menos adaptables a los golpes de calor. En consecuencia, hay que refrescarlos continuamente. Bajo ningún concepto se puede dejar solo al perro dentro del coche. Asegurarle un poco de sombra y una buena hidratación pueden ayudarnos a prevenir un disgusto.

Además, los accidentes de tráfico suponen un claro riesgo para los animales, así como para las personas. Para ello es conveniente seguir las medidas oportunas para prevenir este tipo de siniestros.

¿Cómo conseguir que el perro se calme en el coche?  

Los perros, al igual que los humanos, pueden anticipar situaciones. En este sentido, viajar en coche les supone salir de su zona de confort. Además, si en viajes previos tuvieron mareos, vómitos, etcétera, es previsible que se pongan aún más nerviosos. ¿Cómo evitarlo? Una posibilidad es acostumbrarlos primero a viajes cortos. Es recomendable parar si el perro no se encuentra bien. Además, es interesante mantener en todo momento la calma, pues si nosotros estamos angustiados transmitiremos esas sensaciones a los canes.

Animales en el metro, un viaje sin retorno

Conoce todo lo necesario sobre las playas para perros de Barcelona

Se acerca el buen tiempo y la temporada de verano en Barcelona, una época ideal para que los perros puedan dar un paseo, correr y jugar en la playa. Pero antes de acudir junto a los peludos a estos espacios es importante conocer la normativa existente para estos lugares, así como la existencia de playas caninas ideales para el recreo canino.

En primer lugar hay que tener en cuenta que la Ordenanza sobre Protección, Tenencia y Venta de Animales dice que “está prohibida la circulación o la estancia de animales domésticos en las playas, salvo en las horas y en los puntos que el alcalde señale y en los otros espacios públicos que el alcalde determine. Quedan fuera de esta prohibición los perros de asistencia”.

El gobierno municipal actual ante la Ordenanza sobre Protección, Tenencia y Venta de Animales decretó el 6 de julio de 2018 que: “se permite el acceso de los animales domésticos a las playas de la ciudad de Barcelona con carácter general, sin limitación horaria, salvo el periodo entre el sábado anterior al Viernes Santo y el lunes de Pascua Florida, ambos incluidos, y el periodo comprendido entre el fin de semana anterior al 1 de junio y el fin de semana posterior al 11 de septiembre, los dos incluidos, con la excepción a los perros de asistencia. No existe tampoco limitación a los perros que utilicen las playas caninas habilitadas por el Ayuntamiento”.

Conoce las características de las cinco playas caninas de la provincia de Barcelona:

Playa canina de Llevant de Barcelona

Es un espacio separado físicamente del resto de la playa de Llevant con una superficie cercana a los 1.250 metros cuadrados y un aforo limitado a cien perros por motivos de seguridad. El espacio contiene unas vallas perimetrales en la zona del rompiente del agua y el espigón, para evitar que los perros puedan salir. El horario de esta playa canina es de 10:30h a 19:00h.

La playa canina de Llevant cuenta con dos informadores ambientales que llevan a cabo tareas de control de accesos al espacio. Tan sólo podrán acceder aquellos perros identificados con microchip. Además, los informadores realizaran repartos de bolsas de recogida de excremento y facilitaran todo la información necesaria a los usuarios sobre el uso y el acceso a la playa.

La playa canina de Barcelona destaca también por la limpieza manual del lugar, tanto del espacio como de los accesos. El trabajo de limpieza incluye el vaciado de papeleras, así como la limpieza mecánica nocturna del tamizado mediante un tractor. A la vez, el lugar cuenta con un servicio de control de la calidad del agua y de la arena para garantizar el bienestar del animal.

El espacio está equipado con una fuente de beber o abrevadero adaptado a todo tipo de tamaños de perros, duchas caninas, urinarios con base filtrante, dos duchas para personas y bancos para facilitar el descanso de los usuarios.
Por último recordar que los perros que quieran disfrutar de esta playa tendrán que estar inscritos en el censo y llevar al día la cartilla de vacunas. Por otro lado, hay que tener en cuenta que si el perro es de una raza potencialmente peligrosa deberá llevar bozal incluso durante el baño.

Cala Vallcarca de Sitges

Esta playa canina está habilitada para los perros durante todo el año. Se trata de una pequeña cala situada entre Sitges y Castelldefels con un tamaño de unos 60 metros de largo y 15 de ancho. El espacio está formado por una arena muy fina y protegida de las olas gracias al espigón.

Este lugar destaca entre los usuarios por estar situado junto a un bosque en el que puedes completar tu jornada de recreo canino con un plácido paseo. El bosque está formado por una importante vegetación que proporciona sombra a las personas y a los animales durante su paseo, hecho que provoca que la estancia sea mucho más amena.

Para acudir a la Cala Vallcarca de Sitges es importante seguir las normas de conducta básicas para los animales. Es decir, llevar contigo el carnet de identificación, la cartilla de vacunación y respetar al resto de usuarios que se encuentren en el espacio.

Playa de Las Salinas de Cubelles

Esta playa canina la encontramos en el centro de Cubelles, junto a la central térmica de la población. Se trata de un espacio semiurbano que habilitó el ayuntamiento en 2015. El espacio está formado por unos 45 metros cuadrados de arena fina que no dispone de equipamiento especial para los animales. Se trata de  un terreno libre de obstáculos para que los canes puedan jugar y correr sin ningún tipo de problema.

El horario de esta playa es de disposición total para los usuarios, sin ningún tipo de restricción. Las normas básicas de este espacio son las siguientes:

-Disponer de microchip, cartilla de censo y cartilla de vacunación de los animales.

-Mantener controlada a la mascota sin que moleste a los demás usuarios.

-Recoger los excrementos depositados por el animal.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa deberá ir siempre atado y con bocal.

Playa canina de Pineda de Mar

El Ayuntamiento de Pineda de Mar anunció en junio de 2017 que los canes gozarían de una zona de playa entre el C/Marina y el C/Tarongers. Una pequeña zona situada entre las playas de Poblenou y de la Riera situada entre dos campings.

Esta playa canina está cerrada y muy bien señalizada, de manera que deja claro que está permitido el baño a los animales de compañía. La extensión del lugar es de unos 100 metros cuadrados, un espacio muy extenso para el recreo y bienestar de los animales y de los usuarios.

El espacio está abierto los 365 días, sin restricciones de horarios y de acceso libre a todo el mundo. Para favorecer la convivencia el propio espacio dispone de unas normas que hay cumplir:

-Es obligatorio recoger los excrementos de los perros y tirarlos en las papeleras. Si es necesario hay que echar agua donde hayan orinado.

-Los perros solo pueden acceder a la zona delimitada (arena y agua) de esta playa.

-Los perros no pueden utilizar las duchas de las playas del municipio.

-Los animales tienen que disponer de la identificación con microchip.

-Los animales tienen que llevar una placa identificativa o cualquier otro medio adaptado al collar del animal donde conste su nombre y el teléfono del propietario.

-Llevar un bozal apropiado para la tipología de cada raza de animal.

-Ir atados por medio de un collar y una cadena o correa que no sea extensible y de longitud inferior a dos metros.

-Los animales no pueden ser llevados por menores de 16 años.

-No se puede llevar más de un perro potencialmente peligroso por persona.

Playa Picòrdia de Arenys de Mar

Esta playa está formada por una superficie de unos 1.500 metros cuadrados y está dirigida únicamente a los perros inscritos en el censo del Ayuntamiento de Arenys de Mar. Los perros censados en otros ayuntamientos no podrán entrar en esta playa. El espacio está separado del resto de la playa mediante elementos físicos para no causar molestias al resto de usuarios de la playa.

No obstante, en Arenys de Mar, entre el 1 de junio y el 16 de septiembre, los perros pueden acceder a todas las playas de la población entre las 20:00h y las 8:00 de la mañana. Durante esta hora sin restricción canina, los dueños de los animales tendrán que evitar cualquier tipo de molestia al resto de los usuarios, con la obligación de que los canes no hagan sus necesidades en la arena de la playa.

Las normas de uso de la playa de Picòrdia no varían de la del resto de las playas caninas de la provincia de Barcelona:

-Es obligatorio mantener controlado a tu animal de compañía para garantizar el bienestar del resto de los usuarios.

-El animal tiene que disponer de microchip, de cartilla de vacuna actualizada y estar censado únicamente en el ayuntamiento de Arenys de Mar.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa tendrá que ir atado y con bozal en todo momento.