Entradas

Shenzhen prohíbe permanentemente el consumo de perros y gatos

Shenzhen, una de las ciudades más grandes de China, ha prohibido el comercio y el consumo de animales silvestres. La medida incluye el consumo de la carne de perro y gato.

La ciudad sureña de Shenzhen no quiere tomar ningún riesgo. Por este motivo, el pasado jueves decretó la prohibición de comer animales silvestres (serpientes, pangolines, etc.). La medida, que incluye el consumo de perros y gatos, tiene como objetivo impedir futuras epidemias como el coronavirus. La lista de animales permitidos para la alimentación son cerdos, vacas, ovejas, burros, conejos, pollos, patos, ocas, palomas y codornices, así como otros incluidos en el Directorio Nacional de Recursos Genéticos de Ganado y Aves Domésticas, como camellos o caballos.

El consumo de animales silvestres es una de las prácticas más populares de las ciudades del sur de China, entre las que se encuentran Shenzhen. Por este motivo, el propio gobierno de Shenzhen asegura que su medida es la más estricta de todas las impuestas en China desde que las autoridades iniciaron una campaña contra el consumo de animales salvajes tras las sospechas de que el covid-19 se originara en un mercado de animales de Wuhan.

Recordemos que el primer caso de coronavirus conocido fue detectado en diciembre en la ciudad de Wuhan. Las autoridades rastrearon el origen del virus hasta dar con un mercado de alimentos en el que se vendían animales silvestres como pangolines o civetas. China ha registrado hasta el momento 3.322 muertes y 81.620 casos de covid-19 según las últimas cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud.

La prohibición del comercio y consumo de animales silvestres, que entrará en vigor el próximo 1 de mayo, contempla multas mínimas de 100.000 yuanes, que equivalen a unos 13.000 euros, aunque las sanciones pueden ser mayores en función del valor de los animales decomisados. La medida tomada en Shenzhen podría ser adoptada por el resto de las ciudades chinas en los próximos días.

 

 

¿Cuáles son las frutas que pueden comer los perros?

A pesar de lo que muchos piensan, no es malo introducir la fruta en la alimentación de los perros, eso sí, existen algunas excepciones. Por otro lado, es muy importante retirar siempre las semillas antes de consumir estos alimentos para evitar así una posible intoxicación.

Frutas que pueden consumir

Plátano: Es una fruta que suele gustar mucho a los perros. Este alimento se puede proporcionar, pero de vez en cuando, ya que su alto nivel de potasio puede causar dificultades intestinales. Se ha de retirar su consumo si se observa que produce diarrea en el animal.

Manzana: Es un alimento muy bueno para los perros. Lo ideal es dársela solo dos veces por semana, porque puede provocar una subida en el nivel de azúcar del animal. Recordemos que es importante quitar las semillas.

Sandía: En una fruta que gusta mucho a los perros porque es muy refrescante. Siempre sin semillas.

Fresas: Esta fruta es una gran fuente de fibras, vitaminas y minerales, pero puede tener alergenos que generan reacciones adversas en los animales. En general pueden consumirse, pero hay que vigilar que el animal no desarrolle alguna reacción en la piel.

Piña: Es un alimento que pueden consumir los perros, pero con moderación para evitar subidas en los niveles de azúcar. Se recomienda como remedio casero en el caso que el animal consuma excrementos.

Naranja: Aporta una buena dosis de vitamina C al animal. No obstante, al ser alta en ácido cítrico puede causar diarrea en algunos perros, especialmente si las consumen con frecuencia.

Frutas que no pueden consumir

Nueces: No son buenas para muchos perros por su alto contenido en fósforo que genera cálculos en la vejiga. En general, esto sucede con todos los frutos secos, causando vómitos en los animales, dolor muscular e hinchazones en las articulaciones.

Aguacates: No es tóxico en pequeñas cantidades, pero de manera continua o en grandes cantidades puede llegar a ser mortal, por el hecho de que contiene fungicidas naturales. No son solamente tóxicos para los perros, también para los gatos, los caballos y los pájaros. Por tanto, lo mejor es evitarlo.

Uvas: Las uvas son tóxicas para los perros y en el caso de que las consuman en grandes cantidades pueden causal un dolor considerable en el riñón y causarles la muerte por fallo renal. En pequeñas cantidades, pueden causar diarrea. Algunos perros no tienen reacción a su consumo, pero lo mejor es no arriesgarse. Las pasas causan el mismo efecto que las uvas.

Fuente: AMIC- misanimales.com

Acciones permitidas con los animales de compañía durante el estado de alarma

La Dirección General de Derechos de los Animales ha compartido las acciones permitidas con los animales de compañía durante el estado de alarma en España. Los perros podrán salir a pasear, mientras que las colonias felinas podrán recibir alimento a lo largo del confinamiento.

El Gobierno de España ha publicado un mensaje a través de Twitter en el que especifica las acciones permitidas durante el estado de alarma respecto a los animales domésticos. El comunicado comparte las normas sobre los paseos con los perros, la alimentación de las colonias felinas y el funcionamiento en los centros de protección animal.

Condiciones para pasear con los perros

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia del pasado 14 de marzo ya dijo que lo perros podrían salir a pasear durante el confinamiento. La Dirección General de Derecho de los Animales ha detallado cuáles son los pasos a seguir durante la salida a la calle de los animales:

-Los paseos tienen que ser cortos, únicamente para que los animales puedan cubrir sus necesidades fisiológicas.

-Durante el paseo, ni el perro ni la persona podrá estar en contacto con otras personas ni otros animales.

-Es obligatorio salir con una botella de agua con detergente para limpiar la orina y también con bolsas para la recogida de las heces.

-Hay que priorizar los horarios de menos afluencia para realizar los paseos.

Alimentación de los animales domésticos.

Los responsables de las colonias felinas y de los centros de protección animal pueden estar tranquilos, ya que el Gobierno de España ha declarado que la alimentación de los gatos callejeros y de los animales de las protectoras es una necesidad a cubrir. Las normas durante este proceso son las siguientes:

-La alimentación de las colonias felinas deberá producirse en los horarios de menos afluencia, intentando espaciar las visitas el máximo de días posibles.

-Está permitida la alimentación y atención de los animales que se encuentren en fincas y en centros de protección animal.

¿Como afecta el coronavirus a los animales?

El riesgo de contagio de coronavirus entre personas y animales es una de las cuestiones que más preocupa en la actualidad. El primer caso de “positivo leve” en el perro de una paciente afectada en Hong Kong había disparado todas las alarmas, pero la realidad es que no existen evidencias claras de que los animales puedan enfermar por culpa del coronavirus que se expande entre las personas.

El pasado 28 de febrero, el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación del Gobierno de Hong Kong notificó la existencia del primer caso de coronavirus en un perro. Tras analizar varias muestras nasales, orales, rectales y fecales del animal, las autoridades chinas detectaron una baja carga viral en los hisopos nasales y orales, por lo que catalogaron el resultado de “positivo leve”.

Tras dar positivo, el perro fue puesto inmediatamente en cuarentena y retirado de su hogar, el cual podría ser el origen de la contaminación del virus. Tras varios días aislado, el animal no ha presentado ningún síntoma relacionado con la enfermedad causada por el virus, la COVID-19. La Organización Mundial de la Salud ha dejado claro en diversas ocasiones que no existe evidencia alguna de que el virus se contagie entre humanos y animales, ya que una de sus particularidades es su especificidad de especie.

Desde la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales se aconseja a los dueños de los animales de compañía, en áreas donde se conocen casos humanos de coronavirus, que sigan las indicaciones propias para prevenir el contagio de un virus respiratorio. Medidas como lavarse las manos de forma frecuente a la hora de interactuar con el animal o realizar una apropiada desinfección de las superficies pueden ayudar a su prevención.

El oscuro precedente con Excalibur

Muchas personas en España han recordado a lo largo de estos días el lamentable caso que se vivió con el perro Excalibur. Este animal dio positivo en las pruebas del virus del ébola y, consecuentemente, fue ejecutado por orden judicial a instancias de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Todo ello sin que existiera un diagnóstico claro que demostrase que el animal estaba contagiado de este virus.

La falta de protocolos y cuarentenas para animales por parte del Gobierno provoca que ante los casos de contagio de virus como la rabia o el ébola la solución establecida sea el sacrificio. Aunque actualmente no existen evidencias de contagio del coronavirus entre animales y personas, desde PACMA se pide urgentemente “el establecimiento de protocolos de asistencia y cuarentena para animales. La instalación de un centro de bioseguridad nivel 4, como ya existe en otros países del mundo, y que hubiese evitado la ejecución de Excalibur”. Con medidas como estas, podríamos evitar que se repitan episodios tan desafortunados como el de Excalibur.

Alerta por la posible intoxicación intencionada de gatos y perros en el Parque del Guinardó

En las últimas semanas un perro y siete gatos podrían haber muerto por la ingestión de sustancias tóxicas en el Parque del Guinardó.

Espai Gos Barcelona ha advertido del peligro por envenenamiento que pueden correr los perros y gatos del distrito de Horta-Guinardó. Tras recibir el aviso por las redes sociales de la supuesta muerte por intoxicación de un perro de la zona, la plataforma ciudadana contrastó los hechos con un veterinario que afirmó que la muerte del animal era compatible con una muerte por ingestión de sustancias tóxicas.

Además del fallecimiento del perro, hace unas semanas también murieron siete gatos de la zona pertenecientes a la colonia felina Font Castellana, todos ellos también con indicios de sufrir una intoxicación alimentaria. Según ha podido saber Espai Gos, además de las víctimas mortales ya mencionadas, algunos perros de la zona han ingresado a lo largo de estas últimas semanas en una clínica veterinaria con síntomas de haber podido ingerir alguna sustancia tóxica.

Hemos hablado con Àngela Coll, portavoz de la plataforma Espai Gos, quien nos ha explicado que: “a pesar de la evidencia de los hechos, haría falta una necropsia para conocer con exactitud si todos los animales fallecidos y enfermados han sido víctimas comunes de una intoxicación intencionada sufrida en el Parque del Guinardó. El problema es que este tipo de estudios tienen un coste muy elevado”.

Desde Espai Gos lamentan la falta de implicación por parte del consistorio de Barcelona ante estos hechos: “Ante un delito de salud pública como este el Ayuntamiento tendría que actuar de oficio y con mucha más contundencia. Desde el consistorio no se ha enviado a nadie para que revisen y limpien el Parque del Guinardó. La Guardia Urbana, que se ha mostrado más colaborativa, nos ha explicado que si el hombre que ha sufrido la muerte del perro denuncia los hechos, existirá una investigación más profunda”.

No es la primera vez que se encienden todas las alarmas en Barcelona por el posible ataque intencionado hacia los animales de compañía en lugares públicos. En otros barrios, como la Vila Olímpica o Gracia, ya sufrieron la presencia de alimentos tóxicos o incluso el hallazgo de salchichas con clavos para herir a los animales.