Entradas

¿Cuáles son las frutas que pueden comer los perros?

A pesar de lo que muchos piensan, no es malo introducir la fruta en la alimentación de los perros, eso sí, existen algunas excepciones. Por otro lado, es muy importante retirar siempre las semillas antes de consumir estos alimentos para evitar así una posible intoxicación.

Frutas que pueden consumir

Plátano: Es una fruta que suele gustar mucho a los perros. Este alimento se puede proporcionar, pero de vez en cuando, ya que su alto nivel de potasio puede causar dificultades intestinales. Se ha de retirar su consumo si se observa que produce diarrea en el animal.

Manzana: Es un alimento muy bueno para los perros. Lo ideal es dársela solo dos veces por semana, porque puede provocar una subida en el nivel de azúcar del animal. Recordemos que es importante quitar las semillas.

Sandía: En una fruta que gusta mucho a los perros porque es muy refrescante. Siempre sin semillas.

Fresas: Esta fruta es una gran fuente de fibras, vitaminas y minerales, pero puede tener alergenos que generan reacciones adversas en los animales. En general pueden consumirse, pero hay que vigilar que el animal no desarrolle alguna reacción en la piel.

Piña: Es un alimento que pueden consumir los perros, pero con moderación para evitar subidas en los niveles de azúcar. Se recomienda como remedio casero en el caso que el animal consuma excrementos.

Naranja: Aporta una buena dosis de vitamina C al animal. No obstante, al ser alta en ácido cítrico puede causar diarrea en algunos perros, especialmente si las consumen con frecuencia.

Frutas que no pueden consumir

Nueces: No son buenas para muchos perros por su alto contenido en fósforo que genera cálculos en la vejiga. En general, esto sucede con todos los frutos secos, causando vómitos en los animales, dolor muscular e hinchazones en las articulaciones.

Aguacates: No es tóxico en pequeñas cantidades, pero de manera continua o en grandes cantidades puede llegar a ser mortal, por el hecho de que contiene fungicidas naturales. No son solamente tóxicos para los perros, también para los gatos, los caballos y los pájaros. Por tanto, lo mejor es evitarlo.

Uvas: Las uvas son tóxicas para los perros y en el caso de que las consuman en grandes cantidades pueden causal un dolor considerable en el riñón y causarles la muerte por fallo renal. En pequeñas cantidades, pueden causar diarrea. Algunos perros no tienen reacción a su consumo, pero lo mejor es no arriesgarse. Las pasas causan el mismo efecto que las uvas.

Fuente: AMIC- misanimales.com