Entradas

Consejos para viajar con el perro

Antes de comenzar un viaje hay que tener en cuenta algunos preparativos veterinarios, legales como el pasaporte y también para ayudar a que el perro esté más tranquilo.

Cada vez que nos vamos de casa unos días o de vacaciones nos preguntamos lo mismo cuando planificamos el viaje: ¿qué hacemos con el perro? ¿A quién se lo dejamos? Pues tu perro puede viajar sin ningún problema contigo por la geografía catalana y española y también por la mayoría de países extranjeros. Incluso fuera de nuestras fronteras podrás comprobar el buen trato que reciben tus mascotas en el extranjero. Antes de hacer un viaje con tu perro debes tener en cuenta una serie de requisitos que deberá cumplir, sobre todo si viaja al extranjero, y algunas recomendaciones para que el desplazamiento en caso de que sea en avión o barco no sea traumático para tu animal.

Aquí tienes algunos consejos para que viajar con el perro sea cómodo y fácil.

Pasaporte europeo canino

Es un documento necesario para perros, gatos y hurones para viajar por los países de la Unión Europea (UE) que te será facilitado por tu veterinario después de hacerle una revisión. Para viajar es necesario que tu perro esté identificado por medio de un sistema electrónico de identificación y correctamente vacunado, sobre todo contra la rabia. Algunos países como Irlanda, Malta, Suecia, Finlandia o Reino Unido piden también que tu mascota haya sido sometida a una valoración de anticuerpos contra la rabia por un laboratorio autorizado. El pasaporte se formalizará en la lengua oficial del estado de la UE donde se haya emitido y en inglés; Para obtenerlo se deberá pagar una tasa que cada gobierno determinará.

Los estados miembros de la UE pueden autorizar a entrar animales jóvenes de menos de tres meses sin vacunar bajo determinadas condiciones. Si quieres viajar a otros países, en este enlace de la compañía aérea Air Europa, tienes información detallada sobre las condiciones que debe cumplir tu mascota para viajar en avión por Europa y otros países de América y África.

 

¿Cómo preparamos el perro antes de iniciar un viaje?

Antes de salir de viaje con tu perro hay que tomar una serie de medidas para que el traslado de tu animal en el lugar de vacaciones sea lo menos estresante y traumático para él, en especial si es la primera vez que viaja. Estas son algunas recomendaciones:

– Dale un baño antes de salir para evitar que huela mal y pueda molestar a otros pasajeros.

Transmítele tranquilidad durante el día de preparación del viaje. Si estás nervioso, él lo notará. Debe notarse lo menos posible que es un día diferente a cualquier otro.

-Si tienes que ir en avión reduce la cantidad de comida el día anterior y dale suficiente agua. Dos horas antes de entregarlo a la compañía aérea o naval, dale una comida ligera.

-Consulta con el veterinario si es necesario que tome algún tipo de medicación para evitar mareos. No le des sedantes ni tranquilizantes si debe viajar en avión.

Acostúmbralo a estar en la jaula o el contenedor con el que tendrá que viajar durante cierto tiempo antes de iniciar el viaje. Le dará tranquilidad y se sentirá cómodo y seguro a la hora de emprender el trayecto.

-En caso de que viajéis en avión o en barco, da un paseo con él antes de salir hacia el aeropuerto o el puerto y otra vez antes de hacer el check-in.

Incorporar la manta o la almohada donde duerme o alguna otra pertenencia suya como el recipiente donde come para que reconozca el olor. Colocar uno de sus juguetes preferidos dentro de la jaula, también el calmará si no estás a su lado durante el viaje.

-Si tienes que entregar en la sección de carga de un avión o un barco, hazlo con naturalidad y calma.

Viajar con el perro en coche. Consejos, seguridad y bienestar animal

¿Cómo evitar el mareo del perro en el coche? ¿Cada cuánto hay que parar? ¿Qué dice la DGT? ¿Cómo garantizar su seguridad?

Viajar con el perro en coche puede suponer estrés y ansiedad tanto al animal como a las personas. Garantizar su seguridad y su bienestar es una obligación. Hablamos con nuestra experta canina Anna Calvet Alemany, veterinaria y experta en canes.

¿Cómo debemos llevar a nuestro perro en coche?

La DGT ha hecho varios experimentos para ver la manera más segura de viajar con nuestro perro. Sus conclusiones son claras. Depende del tamaño. Los perros grandes deberán ir en maletero con un transportín. Además, deberá situarse de manera transversal a la marcha y garantizar el correcto flujo de aire. Los perros pequeños, en cambio, irán mejor en el suelo del vehículo. Esto es lo que según la DGT garantizará con mayor probabilidad su seguridad en caso de colisión.

¿Cada cuanto hacer una parada de descanso?

Los perros, al igual que las personas, necesitan parar durante un viaje en coche. Se recomienda un parón cada 2 horas, tres como máximo. En el momento del descanso, se recomienda que el animal camine unos minutos ya que ir en el transportín le ha podido causar molestias. Es importante que vaya atado porque el ruido de otros coches puede asustarlo, especialmente si es muy temeroso. Además, se recomienda hidratarlo bien, darle agua para beber e incluso mojarlo para reducir su alta temperatura corporal.

¿Cómo evitar el mareo del perro?

Si nuestro perro se marea de forma habitual y lo pasa muy mal, se puede optar por mediación anti-mareo. Siempre con el consejo de nuestro veterinario, esta opción puede mejorar el bienestar del perro durante el circuito. Otras medidas incluyen no dar de comer al perro durante las tres horas previas al viaje. Traer mantitas limpias por si hay vómitos es recomendable.

Riesgos de viajar con el perro en coche

Los golpes de calor suponen un riesgo para “los mejores amigos de los humanos”. ¿Cómo los evitamos? En primer lugar, hay que tener en cuenta que la temperatura del perro es siempre mayor a la de los humanos. Por eso, son menos flexibles y menos adaptables a los golpes de calor. En consecuencia, hay que refrescarlos continuamente. Bajo ningún concepto se puede dejar solo al perro dentro del coche. Asegurarle un poco de sombra y una buena hidratación pueden ayudarnos a prevenir un disgusto.

Además, los accidentes de tráfico suponen un claro riesgo para los animales, así como para las personas. Para ello es conveniente seguir las medidas oportunas para prevenir este tipo de siniestros.

¿Cómo conseguir que el perro se calme en el coche?  

Los perros, al igual que los humanos, pueden anticipar situaciones. En este sentido, viajar en coche les supone salir de su zona de confort. Además, si en viajes previos tuvieron mareos, vómitos, etcétera, es previsible que se pongan aún más nerviosos. ¿Cómo evitarlo? Una posibilidad es acostumbrarlos primero a viajes cortos. Es recomendable parar si el perro no se encuentra bien. Además, es interesante mantener en todo momento la calma, pues si nosotros estamos angustiados transmitiremos esas sensaciones a los canes.

Animales en el metro, un viaje sin retorno

Guía para viajar con tu perro en avión, barco, tren o bus

Cómo viajar con tu perro en avión

Las grandes compañías aéreas permiten viajar a los perros tanto en la cabina de los aviones como en sus bodegas, en función del peso del animal. Normalmente el peso máximo permitido para cabina está entre los 6 y los 10 kilos (incluido el trasportín) según la compañía. Por el contrario, algunas compañías low cost no admiten animales en sus aviones a excepción de los perros guía que pueden viajar siempre en la cabina junto a su propietario. Aunque es aconsejable consultarlo, por si hubiera cambiado su política de vuelo.

Para mayor seguridad, conviene que antes de comprar los billetes preguntes a la compañía con la que quieres volar si permiten viajar con perros o gatos y si hay plazas para ellos ya que suele haber un límite para avión, incluso para un perro lazarillo.

Vuelve a confirmar la plaza 48 horas antes de que el vuelo salga. El día de partida, si tu perro tiene que viajar en cabina, retrasa al máximo el check-in para evitar así que tenga que pasar un buen rato en el estresante ambiente de un aeropuerto. Si, por el contrario, debe volar en la bodega, hazlo con antelación de manera que vaya al área de equipaje y el coloquen en un lugar tranquilo y con poca luz para que se relaje.

Los animales deberán viajar en un transporten si van a la cabina y, por su peso, lo harán en la bodega del avión, en un jaula de transporte en bodega que se puede pedir en el aeropuerto o comprar tiendas especializadas. Cada compañía varía ligeramente las dimensiones máximas del recipiente con el que los animales viajan en cabina. En el caso de que el propietario del perro sea quien lleve el trasportín donde viajará a su perro, el habitáculo deberá cumplir una serie de normas: deberá ser resistente y seguro, cómodo para el tamaño del perro y permitir su ventilación. Deberá tener un fondo permeable y un cierre que garantice que no se abrirá en ningún momento. Además, deberá contar con un recipiente para que coma y beba. Si el habitáculo no cumple con estas normas podría ser rechazado en el embarque o la deberá sustituir por otro. Es muy importante que la jaula donde viaje tu perro esté claramente identificada. Los perros tienen que pagar para viajar en avión. Las tarifas varían según las compañías aéreas en función del trayecto y si el animal viaja en la cabina o en la bodega. Recuerda que para viajar en avión, deberás llevar su pasaporte internacional canino sobre todo si te desplazas a algún país de la Unión Europea y tu perro deberá estar vacunado contra la rabia. Si vas en el Reino Unido o fuera de la UE, consulta a la compañía con la que vueles si te permiten viajar con mascotas. A continuación te indicamos el enlace a la normativa (en inglés) de la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) sobre transporte de mascotas, así como los enlaces de las principales compañías aéreas que operan en España para que conozcas con detalles las sus condiciones en cuanto al transporte de animales de compañía (Pets).

Clicka para consultar la política de vuelos con animales de las principales compañías:

Iberia, Air Europa, Vueling, Air France, British Airways, Lufthansa, Turkish Airlines, Air Berlín, Ryanair, Binter

Cómo viajar con tu compañero en barco

En España no existe una normativa específica sobre el transporte de perros y gatos en barcos de pasajeros por lo que cada compañía aplica unas determinadas condiciones. En todas ellas prima la seguridad y bienestar de los pasajeros que viajan y también la de los animales. Las compañías que hacen cruceros no admiten animales de compañía a excepción de los perros guía que acompañan a personas invidentes. Los perros y los gatos, a excepción de los guía, viajan en jaulas o trasportines que facilita la naviera y son colocados en la cubierta del barco, en el garaje o en otros lugares ventilados y protegidos de la lluvia y el frío. En caso de que lleves tu propio trasportín, deberás comunicarlo al personal de a bordo a los que deberás presentar cuando subas al barco para que te indiquen donde viajará tu mascota.

Acciona Transmediterránea permite sólo en sus barcos rápidos que los perros y gatos que no superen los 6 kilos de peso (incluido el habitáculo) viajen junto a su propietario en un trasportín o jaula de dimensiones 50 de largo, 40 de ancho y 25.de profundidad (50x40x25). Si viajas a Italia, la compañía Grandi Navi Veloci permite que tu perro viaje contigo en el camerino. Las compañías establecen un horario de visitas a los animales durante el trayecto. Algunas, no permiten pero que el perro salga de la jaula mientras que otros dejan al propietario que el paseen por la cubierta. Si llevas tu coche en el barco, no dejes nunca tu perro en su interior durante el trayecto ya que puede deshidratarse y asfixiarse. Antes de iniciar el viaje, conviene que visites al veterinario para que te aconseje sobre qué debe comer y beber durante la travesía y qué medicamentos puede tomar si se marea. El perro tiene que estar al día de las vacunas y desparasitado, y debe llevar el chip electrónico identificador para localizarlo. Recuerda llevar siempre el pasaporte canino. Cuando hagas la reserva debes incluirlo también tu perro, que tendrá que pagar una tarifa.

En algunas líneas cortas de la compañía Balearia, tu mascota viajará gratis. A continuación, te ponemos un enlace a la normativa de las diferentes compañías navieras que operan en España para que consultes su normativa sobre transporte de animales.

Balearia, Acciona Transmediterránea, Grimaldi, GNV, Naviera Armas

Como viajar en tren con tu perro

Los perros que no superen los 10 kilos de peso pueden viajar en los trenes de Renfe ya sean de Larga y Media Distancia como los AVE o AVANT. Pero su normativa deja claro que los perros podrán subir al tren siempre y cuando no se oponga al resto de clientes. Tu perro deberá ir en un transportín o contenedor completamente cerrado que no supere los 60x35x35. El precio del billete es del 25% de la tarifa normal aunque en el AVE existe la posibilidad de que el contenedor donde viaje ocupe una plaza, pagando entonces igual que si fuera una persona. A todos los trenes de Renfe, los perros guía viajan gratis. Si viajas por Europa, las cosas cambian. Los perros no siempre tienen que viajar dentro de un transporten en Francia y en la mayoría de países los perros pequeños y gatos viajan gratis si los llevas dentro de un transporten. Recuerda que en todos estos países deberás presentar el pasaporte internacional canino. En los siguientes enlaces podrás ver la normativa que se utiliza para el transporte de mascotas a las compañías ferroviarias de algunos países europeos.

Inglaterra (National Rail), Francia (SNCF), Italia (Trenitalia), Alemania (Bahn), Holanda (Nederlandse Spoorwegen), Suecia (Statens Järnvägar), Suiza (Ferrocarriles Federales Suizos) y Bélgica (NMBS / SNCB)

Como viajar con tu perro en coche

Si decidimos viajar en coche, debemos tener en cuenta que nuestro perro tendrá que viajar siempre bien sujeto. La manera más cómoda y segura de viajar por tu perro está dentro de un transporten que podrás colocar en el maletero del coche o, en caso de que tu mascota sea pequeña, en el suelo del habitáculo detrás de los asientos delanteros. Nunca coloques el transportín encima de un asiento sujeto con el cinturón ya que en caso de colisión puede salir disparado contra los cristales. Otras formas de llevar a tu perro en el coche es con arneses que sujetan mediante el cinturón de seguridad o dispositivos Isofix, o separado del habitáculo con una rejilla en el caso de los vehículos familiar o con puerta detrás. Es conveniente hacer una parada para descansar cada dos horas de viaje. Cuando lo hagas en un área de servicio, recuerda que tienes que sacar el perro del vehículo dentro del transporten o sujeto con la correa. Es recomendable llevar un poco de agua y un recipiente para hidratarse en las paradas. No lo dejes nunca solo dentro del coche, sobre todo en verano. De momento, no hay áreas de descanso caninas en las carreteras españolas. Bueno, hay una en el kilómetro 152 de la autovía de Burgos (A-1): el Área Tudanca. Si viajas por Italia puedes encontrar los llamados Fido Park en diferentes autopistas del país transalpino.

Viajar con tu perro en autobuses de línea

Llevar un perro en un autobús de línea no es muy recomendable ni agradable para tu perro ya que si no es un perro guía deberá ir a las bodegas del vehículo dentro de una jaula o de un transporten. Además, se recomienda que lleve el bozal. Si llevas tu mascota en este tipo de transporte, deberás presentar un cuarto de hora antes de la salida y deberás colocar personalmente el animal allí donde te indique el conductor.

Empresas de transporte especializadas en perros

Existen una serie de empresas de transporte especializadas en el traslado de perros a nivel local, nacional e internacional que pueden hacer que el viaje de tu mascota sea mucho más cómodo, sobre todo si se trata de un perro grande. A continuación te damos a conocer algunas de ellas:

TravelDog, MRW, Baggage Pets, AEPP y Worldwidedogs.

De vacaciones… con el perro!

Con nuestros animales de compañía podemos jugar horas y horas pero, sin embargo, no son ningún juguete. Son seres vivos que necesitan nuestro tiempo y cuidados toda su vida. Hay que sacarlos a pasear, hacer ejercicio, llevarlos al veterinario periódicamente, tratarlos con estima y también tenerlos en cuenta a la hora de planificar nuestras vacaciones. Por suerte, existe un amplio abanico de posibilidades para las vacaciones con nuestros animales de compañía y, cada vez, hay más medios de transporte que los aceptan.

Desde que empezó el año, se han abandonado más de 600 perros y 200 gatos en Barcelona, ​​y es durante el verano cuando la cifra de abandono crece. Cuando llega la hora de irse de vacaciones, los animales se convierten en una carga para algunas familias, que deciden abandonarlos de forma cruel. Cada año, hay personas que condenan a sus animales a la tristeza del abandono, al hambre, a la sed y, evidentemente, al riesgo a morir. Las incansables campañas contra el abandono no han cambiado una realidad aterradora que sitúa a nuestro país como uno de los que registra más abandonos en Europa.

Además de ser un acto de crueldad, el abandono es también un delito según la normativa catalana. Se puede considerar una infracción muy grave en materia de tenencia de animales y los propietarios pueden ser sancionados con una multa de entre 401 y 20.000 euros. El abandono es un error gravísimo cometido por personas sin escrúpulos. Pero el error más grande que cometen las personas que abandonan, es no haber previsto inicialmente qué obligaciones conlleva tener un animal de compañía, es decir, tener una vida en sus manos.

 

Antes de decidir tener un perro

Los perros pueden llegar a vivir más de 18 años. Y a lo largo de este tiempo, nuestra vida puede cambiar mucho. Antes de decidir tener un perro, hay que preguntarse si nos podremos hacer cargo durante todos estos años: si nuestra situación será la misma; qué pasará durante las vacaciones… Muchas parejas deciden tener un perro y cuando, al cabo del tiempo, tienen un niño consideran que el animal es un estorbo. Tener un animal es un compromiso para toda la vida.

En el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona hay perros y gatos que buscan un nuevo hogar. Los hay pequeños, grandes, potencialmente besucones… y todos ellos esperan ser adoptados.

Sin embargo, es muy importante no precipitarse y pensar de manera responsable qué tipo de animal se escogerá, pero también tomar conciencia de las implicaciones de ocuparse de un animal, atender a  sus necesidades y responsabilizarse de ellos. Acoger un animal debe ser una decisión bien meditada.

Ama a tu animal

Gatos y perros, exóticos, primates… son hoy ciudadanos de pleno derecho en nuestra sociedad. Pero como seres dependientes que son, a nosotros nos corresponde garantizar su bienestar.

Ama a tu animal, nunca lo abandones!
Y si quieres convivir con uno, Adóptalo! En el Centro de Animales de Compañía de Barcelona hay muchos perros y gatos que buscan un nuevo hogar.

Más información: Consulta la web de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Barcelona

*Datos de abandono extraídos del CAAC de Barcelona