Entradas

Consejos para viajar con animales de compañía durante las vacaciones

El 42% de la población española vive con algún animal de compañía. Los animales forman parte de nuestra familia y como miembros activos de ella, también se merecen unas buenas vacaciones.

Afortunadamente cada vez son más los alojamientos que permiten ir con nuestros amigos, los llamados Pet Friendly. Pero una vez seleccionado el lugar donde pernoctaremos, es importante también tener en cuenta el transporte que utilizaremos para desplazarnos.

El transporte más utilizado sin duda es el automóvil, ya que este nos permite organizar el viaje a nuestra manera, pudiendo hacer paradas siempre que necesitamos tanto para hacer paseos como para darles de comer. Además, suelen estar ya habituados a nuestro coche, por lo que no será tan traumático para ellos. Pero hay otras opciones como el tren o el avión que exigen algunos requisitos que debemos conocer con antelación a fin de evitarnos sorpresas.

Aparte de esto, también será importante tener en cuenta otros aspectos antes de iniciar un viaje, por ejemplo:

-El transportín, debe tener el tamaño suficiente para que el animal pueda darse la vuelta y estar cómodo. Debe contar con suficiente ventilación y debidamente sujeto en el vehículo. En caso de tener que viajar en avión nos exigirán además que esté homologado y cumpla todos los requisitos del IATA.

-Se ha de evitar que viaje terminado de comer. Se recomienda que hayan pasado entre 2 y 3 horas de la última ingesta para evitar posibles vómitos y mareos. Si el viaje se alargara en el tiempo, habrá que prever al menos una parada (de ser posible) para darle de comer, siempre de manera ligera.

-Proveerlo del agua suficiente para todo el trayecto y mantenerla fresca en verano.

-Si viajamos en coche y no queremos meter al gato o al perro en el transportín, habilitar una red en el maletero.

Con respecto a la maleta que tendremos que preparar para ellos, no puede faltar:

-En el caso de un gato, su cajón de arena y una paleta.

-Bebedero y comedero portátil.

-Correa de recambio.

-Si el animal es de tamaño pequeño, llevarnos una bolsa o una mochila para poder llevarlo en brazos para visitar algún monumento histórico o museo.

-Una manta, o algún objeto que le sea familiar, así como juguetes para tenerlo entretenido.

-Documentación del animal que incluirá la cartilla de vacunación, así como el Pasaporte de animales domésticos exigible en la UE desde 2004. Es importante también informarse bien de los requisitos del país de destino, porque pueden solicitar además, algún otro tipo de certificados como los de desparasitaciones o bien un documento del veterinario dando fe de la buena salud del animal.

-Medicación, si la precisa.

-Información de los veterinarios próximos a nuestro alojamiento así como del servicio de urgencias por si fuera necesario.

Fuente: AMIC/Eva Remolina