Entradas

‘Llévame de vacaciones’, una campaña contra el abandono animal durante el verano

Zaragoza lanza una iniciativa para reducir el número de perros y gatos abandonados durante la temporada más crítica del año, el verano.

El abandono sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales de compañía en España. Por este motivo, cada vez son más los ayuntamientos que deciden iniciar campañas de sensibilización y concienciación sobre la importancia de una tenencia responsable. La última ciudad en promover una iniciativa en contra del abandono de perros y gatos ha sido Zaragoza.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado una campaña en las calles reclamando el no abandono durante los meses de verano. Con el lema “Llévame de vacaciones”, la capital aragonesa busca concienciar a la ciudadanía de los compromisos que conlleva adquirir un animal de compañía y de los cuidades y necesidades que ello requiere durante todos los meses del año.

El lema de la campaña se podrá ver en los mupis de la ciudad y en los vinilos de los autobuses durante las próximas dos semanas. Esta iniciativa coincide con la temporada de vacaciones, que es cuando se registra un aumento significativo de los abandonos de perros y gatos en España.

La Oficina municipal de Protección Animal de Zaragoza ha recordado que “el abandono de animales es un delito en el caso extremo y aseguran que existen otras alternativas, como la ayuda de amigos o parientes, o de las protectoras. En definitiva, un perro o un gato no es un juguete, sino que implica gastos y cambios de hábito para atender a todas sus necesidades”.

«Zaragoza recogió 362 animales abandonados durante el primer semestre del año»

En el caso concreto de Zaragoza, durante el primer semestre del año, el Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) recogió 362 animales abandonados (183 perros, 24 de ellos de raza PPP y 163 gatos). De todos ellos, se rescataron por parte de sus dueños un total de 81 perros y tan solo 6 gatos. En este tiempo, el CMPA tramitó 87 adopciones de perros y 74 de gatos.

Por tanto, el balance es negativo, ya que teniendo en cuenta los rescates, en el CMPA siguen entrando más animales de los que salen mediante las adopciones o rescates. Por este motivo, el Ayuntamiento de Zaragoza considera necesario “concienciar a la ciudadanía de la responsabilidad que supone tener un animal de compañía”.

Zaragoza apuesta por una tenencia responsable

El Ayuntamiento de Zaragoza, entre sus iniciativas en favor de la tenencia responsable, ofrece un curso online para toda la ciudadanía. A través de esta formación gratuita, elaborada con el Colegio de Veterinarios, los responsables de los animales tendrán nociones básicas sobre las obligaciones, prohibiciones y responsabilidades que deben tener a la hora de adquirir un perro o un gato.

La formación, que se puede hacer desde la misma web municipal, se divide en varios bloques. El primero de ellos, consiste en la bienvenida al nuevo hogar y el acondicionamiento de la casa. Posteriormente, se proporcionan algunas pautas sobre el lugar donde deben dormir, comederos, bebederos o elementos higiénicos, así como objetos que pueden resultar peligrosos.

En el tercer bloque del curso se trabajan los cuidados básicos como la alimentación, higiene bucal, cuidados de piel u pelo, etc. El cuarto bloque trata una cuestión primordial para el animal como la socialización. La formación finaliza con un bloque sobre prevención integral para hablar de la vacunación, entre otras cuestiones, y un último apartado para abordar una cuestión muy relevante como es la legislación en materia de protección animal.

Zaragoza habilita diez espacios de suelta canina en parques y espacios verdes de la ciudad

El Ayuntamiento de Zaragoza apuesta por el esparcimiento canino y por la convivencia de los perros con el resto de usuarios de la ciudad.

Zaragoza mantiene su implicación y su apuesta por ser una ciudad amiga de los animales. La capital de Aragón ha puesto en marcha una serie de iniciativas para facilitar la convivencia ciudadana y el bienestar de los animales de compañía, fundamentalmente en los parques públicos, plazas y calles de la ciudad.

El Ayuntamiento creará nuevas zonas de suelta de perros en una decena de parques de Zaragoza. Están previstas, en principio, en la Plaza de Los Sitios, el Parque Grande José Antonio Labordeta, Parque Miraflores, Parque Torre Ramona, La Almozara, Parque Tío Jorge, Santa Isabel, Parque Los Poetas o Campos del Canal, así como en las proximidades del actual edificio de la CREA, en Valle de Broto.

“Los responsables de los perros tienen la obligación de conocer y aplicar la Ordenanza municipal»

Actualmente, en Zaragoza hay alrededor de 120 parques y plazas ajardinadas con superficies continuas superior a los mil metros cuadrados en las que se pueden soltar los perros de 20:00 a 09:00 en invierno y de 21:00 a 09:00 en verano. “En otros horarios, y salvo en sitios especialmente autorizados, los perros tienen que ir atados”, ha recordado Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos.

Estos espacios, además de disponer de elementos como una fuente adaptada para perros e incluso alguna construcción para el juego, tendrán también cartelería específica para informar sobre las buenas prácticas y bancos próximos para uso de los responsables de los animales.

“Los responsables de los perros tienen la obligación de conocer y aplicar la Ordenanza municipal sobre la Protección, la Tenencia responsable y la Venta de Animales. En ella se especifica claramente cuáles son, por ejemplo, los espacios y los horarios en los que es posible dejar sueltos a los perros mientras se les pasea. Ahora, además, crearemos unos espacios limitados, vallados y acondicionados para que en cualquier momento se pueda acudir con el perro y dejarlo suelto en su interior”, ha explicado Natalia Chueca.

La consejera de Servicios Públicos, Natalia Chueca, durante la presentación del nuevo plan de convivencia/Ayuntamiento de Zaragoza

Asesoramiento para mejorar la convivencia entre animales y otros usuarios

En Zaragoza hay censados casi 70.000 perros. Según los datos disponibles, desde 2019, coincidiendo con la pandemia, la presencia de animales de compañía ha ido creciendo un 10% cada año. Por tanto, cada vez hay más personas que incorporan un perro a su familia, con lo que eso supone en diversos aspectos.

Ante esta realidad, para facilitar la convivencia ciudadana y el bienestar de los animales de compañía, el Ayuntamiento ha impulsado una serie de acciones con el apoyo y el asesoramiento del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza (ICOVZ).

El ICOVZ apoyará y difundirá las campañas divulgativas previstas y asesorará al Consistorio en materia de comportamiento animal, tanto para mejorar la convivencia como para diseñar los ya nombrados espacios de esparcimiento canino en parques públicos municipales, entre otras acciones.

“Queremos que Zaragoza sea una ciudad pet friendly, amigable con los animales de compañía»

La consejera de Servicios Públicos ha detallado que “hemos percibido claramente que, sobre todo desde el inicio de la pandemia, ha crecido el número de familias con animales de compañía. Esa realidad se traduce en una serie de necesidades en el espacio urbano para mejorar la convivencia ciudadana y, sobre todo, la calidad de vida de los animales, que necesitan espacios donde disfrutar o moverse con más libertad que cuando pasean atados con sus propietarios”.

“Queremos que Zaragoza sea una ciudad pet friendly, amigable con los animales de compañía. Es un compromiso en el que todos debemos colaborar, tanto el propio ayuntamiento como los propietarios de los animales de compañía y, en cierto modo, el resto de la ciudadanía”, ha añadido Natalia Chueca.

Zaragoza regula el funcionamiento del Centro Municipal de Protección Animal, que acoge 110 animales perdidos o abandonados

El Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) de Zaragoza ha recibido 290 perros y 127 gatos en 2020. Una cantidad muy parecida al número de adopciones llevadas a cabo en este mismo año.

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado el primer reglamento del Centro Municipal de Protección Animal de La Cartuja, con el que se pretende mejorar el funcionamiento de este espacio que acoge a los animales perdidos o abandonados en la ciudad y los mantiene en las mejores condiciones higiénico-sanitarias hasta su adopción.

Las instalaciones del CMPA se estrenaron en pasado 1 de abril, cuando terminó el traslado de los animales de la antigua perrera de Peñaflor de La Cartuja, un proceso que se produjo en pleno confinamiento domiciliario, ya que este servicio se mantuvo como esencial durante todo el estado de alarma.

Por esas fechas, el Ayuntamiento de Zaragoza custodiaba cerca de 170 animales, frente a los 110 de ahora, un descenso que deja espacio para posibles casos de emergencia, como la acogida de los 150 cachorros del criadero ilegal de Maella del pasado mes de junio, y que se debe en parte a las campañas de adopción impulsadas por la Oficina de Protección Animal. De hecho, actualmente las adopciones equiparan al número de perros que entran al CMPA.

Para avanzar hacia un mejor funcionamiento, el Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado un nuevo reglamento, ya que hasta ahora sólo estaba regulado por el artículo 16 de la Ordenanza Municipal sobre la Protección, Tenencia y Venta de Animales. El nuevo texto ordenará el funcionamiento interno, así como la recepción de los animales y sus condiciones de alojamiento. También fijará la forma en la que se harán las salidas de los animales de compañía, que puede ser en acogida, en adopción o en casos excepcionales mediante eutanasia humanitaria, así como la participación del voluntariado.

El reglamento nuevo, que en cuya elaboración han colaborado veterinarios y que concibe el CMPA como un establecimiento público de gestión directa, se estructura en cuatro títulos, cincuenta y cuatro artículos, cinco disposiciones adicionales y una final.

El primero de los títulos regula la entrada de animales por diferentes causas. Lo más frecuente es que lleguen animales abandonados o perdidos, pero también hay muchos en los que el CMPA los custodia de forma temporal. Por ejemplo, en un decomiso policial, un desahucio, un síndrome de Diógenes o en una situación de maltrato animal. Una vez en el CMPA, los animales son atendidos por los veterinarios, que les hacen un estudio para detectar posibles enfermedades o parásitos, les ponen las vacunas necesarias e intentan localizar a sus dueños.

El Área de Participación del Ayuntamiento de Zaragoza quiere seguir contando con la colaboración de los voluntarios y, por ello, el reglamento recoge expresamente sus funciones, estableciendo una formación específica para el manejo de los animales.

Los voluntarios, tras superar el curso inicial, podrán participar en las actividades y en los programas de actuación con los animales. “Con su dedicación desinteresada, los voluntarios son de gran ayuda para los profesionales del CMPA y hacen una estupenda labor”, ha comentado el consejero Javier Rodrigo.

La apuesta del Área de Participación por mejorar el bienestar animal se plasma también en los presupuestos municipales, que incluyen una partida de 600.000 euros para terminar las instalaciones, a lo que hay que sumar una de 80.000 euros, un 23% más que en 2020, para equipamiento.

En el último año, el CMPA ha recibido 290 perros y 127 gatos, además de un ave y una cabra, esto supone un 37% menos que el año anterior, debido en parte al parón de la actividad provocada por la pandemia y a una mayor concienciación de la ciudadanía, cada vez más reacia a abandonar a sus animales de compañía.

La entrada de animales al CMPA coincide prácticamente con el número de animales que salen en adopción. De hecho, en 2020 se adoptaron 225 perros, 118 gatos, una cabra y seis pequeños mamíferos. “Esto significa que se adoptan prácticamente en la misma proporción que entran”, ha apuntado Alicia Serrano, jefa de la Oficina de Protección Animal.