ZooXXI quiere hacer del Zoo de Barcelona «un lugar más científico, más educativo y más ético»

Llegan días claves para el futuro del Zoo de Barcelona. El próximo miércoles 13 de febrero, el gobierno municipal de la ciudad condal votará a favor o en contra de la iniciativa ciudadana presentada por la plataforma animalista ZooXXI.

La iniciativa impulsada por esta plataforma tiene como objetivo cambiar el paradigma actual del Zoo de Barcelona. El propósito principal de ZooXII es que la capital de Cataluña corresponda a su confesión de “ciudad amiga de los animales”. La propuesta consiste en hacer del parque temático animal que conocemos hoy día, un lugar adaptado a la ciencia y a la ética de nuestra época, del siglo XXI.

La idea de ZooXXI no es cerrar el Zoo de Barcelona, sino utilizar estos centros para dar cobijo, atención, asistencia y oportunidades a los animales que actualmente no la tienen, aquellos que están heridos o abandonados. La iniciativa plantea un parque zoológico que responda a las necesidades de los animales y de la protección de sus hábitats, es decir, un lugar más científico, más educativo y más ético.

Durante los cuatro años de mandato del actual gobierno municipal de Barcelona no se han tomado decisiones sobre la situación del Zoo, un espacio que cada año tiene menos visitantes y que en el apartado económico solamente presenta pérdidas. Además, entre otras muchas cuestiones por resolver, preocupa especialmente el conflicto con los delfines, quienes todavía se encuentran sin un hogar en el que vivir en bienestar.

Por otro lado, hay que destacar el enfado que existe actualmente por parte de los trabajadores del Zoo de Barcelona con el gobierno municipal.Janet Sanz, regidora de ecología, anuló la reunión de la semana pasada con el patronado del zoo de la ciudad condal, reunión en la que los miembros del comité de empresa iban a presentar su nuevo plan estratégico para cambiar el devenir del parque.

Los trabajadores del Zoo de Barcelona creen que la anulación de la reunión de la semana pasada por parte del gobierno municipal se produjo a propósito para poder aprobar esta misma semana la iniciativa de ZooXXI. Los actuales empleados del parque consideran que la aprobación de la iniciativa de la plataforma animalista no es compatible con la propuesta de su nuevo plan estratégico.

La última palabra sobre el destino del Zoo de Barcelona la tendrá el gobierno municipal. Este miércoles se antoja un día clave para conocer cuál el nuevo modelo de parque temático animal que quiere el actual mandato de la alcaldía. Tras cuatro años en la que las decisiones han brillado por su ausencia sólo esperamos que la decisión final sea únicamente en favor del bienestar de los animales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario