Abierta la playa de Llevant en Barcelona un mes y medio después de lo esperado

El ayuntamiento argumenta que era imposible abrir la playa de Llevant antes debido a trámites burocráticos

Espai gos lamenta que los trámites para que la playa abriera antes no se hayan hecho con más antelación

Aunque el Ayuntamiento de Barcelona afirma que en ningún momento dijo que el mes de mayo la playa de Llevant ya estaría abierta, usuarios y bañistas esperaban acceder a la única playa para perros de Barcelona a finales de mayo o principios de junio. Pero no ha sido hasta el 14 de julio que la playa de Llevant, con 1.250m2, ha abierto sus puertas a los bañistas definitivamente. Entretanto, los usuarios han accedido igualmente, aunque oficialmente no estuviera abierta, y el Ayuntamiento no ha tomado medidas punitivas hacia los usuarios que han pasado por alto la prohibición.

Pero ¿por qué este año la playa de Llevant ha abierto sus puertas tan tarde? El ayuntamiento argumenta que, por primera vez, la playa para perros ha adoptado un estatus de permanencia, es decir, a partir de este año la playa de Llevant estará disponible para perros todos los veranos. La decisión llega después de la buena acogida de la playa los dos años anteriores en que el proyecto era sólo una prueba piloto. Los estudios, informes y tramitación legal, explica el consistorio, han retrasado la puesta en marcha de esta playa, que requiere de equipamientos y logística propia y que no han permitido que se abriera con garantías hasta el 14 de julio.

El consistorio asegura, por tanto, que no se podía evitar el retraso. Desde espai gos, la plataforma animalista que defiende espacios dignos para perros, son críticos con la posición del Ayuntamiento. “El hecho de que la playa se haya abierto el mes de julio, con un retraso de 49 días, implica que no se han hecho bien las cosas. El trabajo se debería haber hecho cuando tocaba y la playa habría podido estar habilitada mucho antes “. Las críticas de la asociación animalista apuntan también hacia el poco espacio para perros en las playas barcelonesas: “Llevant no es una playa para perros, sino un área de recreo para perros dentro de una playa, que es muy diferente “, dicen fuentes de la organización.

La playa de Llevant es la única cala disponible para perros en periodo estival. Cuenta con 1.250 metros cuadrados, un servicio de información con dos técnicos ambientales que supervisan que los perros estén identificados, un servicio de limpieza manual y un servicio de calidad del agua y la arena. Los perros potencialmente peligrosos deben ir atados y con bozal. Además, todas las normas de civismo animal son aplicables en esta área para perros.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario