Catalunya, lista para decidir si prohíbe el uso de animales en el circo

El debate enfrenta a los empresarios del sector, que aseguran que los animales no sufren nada durante los ensayos, con los colectivos animalistas que defienden todo lo contrario

Los diputados que integran la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación y Medio Natural del Parlament de Catalunya deben decidir en las próximas semanas si prohíben el uso de animales en los espectáculos de circo. Esta es una de las campañas más activas de los colectivos animalistas.

Para poder tomar esta decisión, los diputados escucharon primero el sector empresarial del mundo del circo, que defendió que los animales deben continuar participando en estos espectáculos y aseguraron que no sufren y que los se les trata con mucho respeto. Semanas después de su intervención fue el turno de los colectivos animalistas. Veterinarios, biólogos, abogados, adiestradores y estudiosos del mundo del circo expusieron sus argumentos y mostraron diferentes fotografías para demostrar el maltrato que sufren los animales salvajes y domésticos que trabajan en el circo. «Para hacer cinco minutos de espectáculo, [los animales] sufren toda una vida», aseguró Ramón García, escritor y gran conocedor del mundo del circo, en unas declaraciones recogidas por Elpais.cat. «Detrás de las cortinas, hay mucho sufrimiento animal», había añadido minutos antes de asegurar que, en una ocasión, vio llorar un elefante en medio de un espectáculo. García aclaró que no siempre ha detectado malos tratos entre los circos que ha visitado, pero que siempre ha visto «sufrimiento animal».

Aparte de las experiencias vividas, los partidarios de prohibir los circos con animales también dieron argumentos científicos y biológicos. El veterinario Luis Flores puso el ejemplo de los «movimientos repetitivos» que se pueden apreciar en muchos animales del circo y aseguró que en realidad son patologías de trastornos que sufren. «Al final los animales se convierten en simples instrumentos de trabajo», lamentó. «Los ciudadanos marcan tendencias en cada época y algo está cambiando en la sociedad catalana, pero depende de ustedes que se pueda cambiar la ley y empezar a educar a las nuevas generaciones», dijo a los parlamentarios.

Los diputados de los diferentes partidos del Parlament contrapusieron los argumentos que en la anterior comparecencia habían expuesto los partidarios del circo con animales, como, por ejemplo, que muchos de los animales lamían en público la cara de los domadores como muestra de estima. También insistieron formular todos ellos la pregunta clave: ¿es posible garantizar unas condiciones mínimamente dignas para los animales dentro del circo?

La bióloga Carmen Maté, investigadora y ex directora ejecutiva del Zoo de Barcelona, aseguró que cuando los animales lamen a las personas no es para mostrar amor, como interpretan algunos humanos, sino «para reducir la tensión». Sobre la pregunta clave, Maté respondió: «Es improbable, difícil y costoso tanto para el circo como para la Administración», que debería destinar muchos recursos a garantizar que se cumple la regulación. «Es muy difícil, por no decir improbable», concluyó.

En la comparecencia también participaron, entre otros, la letrada de la llustre Colegio de Abogados de Barcelona Anna Mulà y la doctora en Filosofía por la UAB Marta Tafalla, así como el concejal de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona Jordi Portabella.

Tras sus intervenciones, los diputados decidirán si modifican la legislación vigente para prohibir los animales en el circo, si dejan la normativa tal como estaba o si regulan las condiciones y los tipos de animales que pueden seguir haciendo espectáculos en el circo. El PP presentó una enmienda a la totalidad contra la voluntad de prohibir los espectáculos, y el resultado de la votación dependerá de los votos de CiU y el PSC, según informa ElPais.cat.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *