coronavirus, animales

¿Como afecta el coronavirus a los animales?

El riesgo de contagio de coronavirus entre personas y animales es una de las cuestiones que más preocupa en la actualidad. El primer caso de “positivo leve” en el perro de una paciente afectada en Hong Kong había disparado todas las alarmas, pero la realidad es que no existen evidencias claras de que los animales puedan enfermar por culpa del coronavirus que se expande entre las personas.

El pasado 28 de febrero, el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación del Gobierno de Hong Kong notificó la existencia del primer caso de coronavirus en un perro. Tras analizar varias muestras nasales, orales, rectales y fecales del animal, las autoridades chinas detectaron una baja carga viral en los hisopos nasales y orales, por lo que catalogaron el resultado de “positivo leve”.

Tras dar positivo, el perro fue puesto inmediatamente en cuarentena y retirado de su hogar, el cual podría ser el origen de la contaminación del virus. Tras varios días aislado, el animal no ha presentado ningún síntoma relacionado con la enfermedad causada por el virus, la COVID-19. La Organización Mundial de la Salud ha dejado claro en diversas ocasiones que no existe evidencia alguna de que el virus se contagie entre humanos y animales, ya que una de sus particularidades es su especificidad de especie.

Desde la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales se aconseja a los dueños de los animales de compañía, en áreas donde se conocen casos humanos de coronavirus, que sigan las indicaciones propias para prevenir el contagio de un virus respiratorio. Medidas como lavarse las manos de forma frecuente a la hora de interactuar con el animal o realizar una apropiada desinfección de las superficies pueden ayudar a su prevención.

El oscuro precedente con Excalibur

Muchas personas en España han recordado a lo largo de estos días el lamentable caso que se vivió con el perro Excalibur. Este animal dio positivo en las pruebas del virus del ébola y, consecuentemente, fue ejecutado por orden judicial a instancias de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Todo ello sin que existiera un diagnóstico claro que demostrase que el animal estaba contagiado de este virus.

La falta de protocolos y cuarentenas para animales por parte del Gobierno provoca que ante los casos de contagio de virus como la rabia o el ébola la solución establecida sea el sacrificio. Aunque actualmente no existen evidencias de contagio del coronavirus entre animales y personas, desde PACMA se pide urgentemente “el establecimiento de protocolos de asistencia y cuarentena para animales. La instalación de un centro de bioseguridad nivel 4, como ya existe en otros países del mundo, y que hubiese evitado la ejecución de Excalibur”. Con medidas como estas, podríamos evitar que se repitan episodios tan desafortunados como el de Excalibur.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *