Cómo hacer que una mudanza sea cómoda para tu animal de compañía

Según indican muchos expertos en psicología, mudarse puede ser una de las experiencias más estresantes que vivimos a lo largo de nuestra vida. No sólo por el hecho de montar y desmontar una casa en su totalidad, sino por todo lo que conlleva la incertidumbre de este nuevo cambio. Los psicólogos consideran la acción de mudarse entre las tres situaciones que nos generan más estrés, dado el agotamiento físico y el cansancio emocional que nos provoca.

Pues bien, una mudanza puede ser estresante e igual de traumática para un animal que para las personas. Por este motivo, conviene planificar el traslado de la manera más cómoda posible para nuestro compañero de vida:

-Hacer una lista de las cosas del animal para que no se pierda nada. Es recomendable que una vez estéis instalados en el nuevo hogar, el animal pueda disponer de todos aquellos objetos que disponía en su casa de origen. De esta manera será más fácil que pueda familiarizarse con sus nuevas paredes.

-El estrés que provoca el cambio de residencia provoca en muchas ocasiones que nos olvidemos de nuestros animales de compañía. En la medida de lo posible hay que realizar unas pausas para jugar con ellos como lo haríais normalmente. Si no es así el animal sentirá la falta de atención.

-Mantener las rutinas de alimentación y paseo. Es muy común que algunos animales no quieran comer en las épocas de cambio. En este sentido es importante dar un trato especial al compañero dándole su comida preferida. Si es posible también hay que pasear al animal en las mismas horas que se hacía previamente.

-Cuando lleguéis al nuevo hogar hay que revisar que no haya pintura fresca, serraduras, cristales rotos, cables pelados… Este tipo de situaciones pueden ser peligrosas para la salud del animal. Por tanto, antes de liberar al animal de su medio de transporte comprobad que el lugar sea seguro.

-Cuando lleguéis al nuevo hogar es muy importante pasar rato con el animal para que este pueda ver el cambio como algo positivo.

-Es muy importante asegurarse de que la información del microchip del animal está actualizado. Este objeto de identificación permite la recuperación de muchos animales que se han perdido.

-En el caso de que el animal de compañía sufra mucho estrés ponte en contacto con tu veterinario. El será la persona que deba decidir si es necesario dar un sedante o no al animal durante el transporte.

Fuente: redacción animalados y es.wikihow.com

 

1 comentario
  1. Francisco Javier Dice:

    El post me ha resultado muy interesante, tener animales es una de las mejores experiencias de la vida.
    Nosotros nos dedicamos al transporte nacional e internacional de animales, disponemos de residencia canina y felina, además de peluquería, entre otros servicios.
    Contacta con nosotros para más información:
    https://automascotas.com

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *