El Ayuntamiento de Barcelona retira los palos de agilidad del área de recreo para perros de la Prosperitat

Los vecinos del barrio de la Prosperitat ya no volverán a temer por el estado físico de sus perros cuando salgan a pasear por la gran zona de recreo canina de la Meridiana. Desde el mes de enero los usuarios que acuden a estas instalaciones pedían la retirada de los palos de agilidad al considerarlos peligrosos para la integridad física de los animales.

Finalmente el esfuerzo vecinal ha dado sus frutos. Tras una numerosa recogida de firmas, el Ayuntamiento ha considerado adecuado retirar los palos de agilidad que habían instalados en el recinto. Unos palos que sirven para entrenamientos de habilidad propios para perros preparados para este tipo de actividades.

El recinto de Nou Barris se inauguró en el mes de diciembre de 2016 siendo la primera gran área de recreo para perros de Barcelona. Un espacio de unos 700 metros cuadrados ubicado dentro del área verde comprendida entre la Avenida Meridiana, la Vía Favència y la calle de la Cooperación.

Este reciento situado en el barrio de la Prosperitat destaca por ser un espacio cómodo para ir a pasear junto a tu perro, un lugar tranquilo para los propios animales, y también, un punto de convivencia social para los vecinos de Nou Barris.

El proyecto contó con una fuerte inversión de 600.000 euros. Una apuesta desde el Ayuntamiento de Barcelona por la convivencia entre las personas y los animales de compañía. Así lo remarcó el día de su inauguración Janet Sanz, la quinta teniente alcalde y concejala de Nou Barris: “Barcelona quiere ser ciudad amiga de los animales. Este primer espacio de recreo para perros es un paso adelante para generar espacios de convivencia”.

Tras la inauguración, los vecinos de la Meridiana quedaron muy satisfechos con las prestaciones del área de recreo, pero con el tiempo vieron que la zona de habilidad era perjudicial para la integridad física de sus animales. Los perros se hacían daño al golpearse con estas estructuras compuestas por materiales sólidos. Tras la queja vecinal y la retirada de los palos por parte del Ayuntamiento, los vecinos y los perros ya pueden disfrutar del recinto en su plenitud sin ningún tipo de temor.

El problema con las instalaciones de agilidad para perros no preparados no se ha dado tan sólo en el recinto de la Prosperitat. Según Àngela Coll, portavoz de la Plataforma Espai Gos Barcelona, algunos vecinos de las áreas de Teixonera y de la Barceloneta quieren retirar algunas de las instalaciones dirigidas al uso de habilidad canina al considerarlas peligrosas para el estado físico de sus animales. De momento, desde el Ayuntamiento no se ha determinado ninguna medida pero aseguran estar dispuestos a modificar las infraestructuras de estas áreas si los usuarios lo consideran oportuno para el bien de sus animales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario