Gat, contagi

¿Es verdad que los gatos pueden contagiar el coronavirus a las personas?

Un estudio realizado en China ha provocado un gran alarmismo ya que afirma que los felinos pueden contraer el coronavirus. El resultado ha despertado las críticas de muchos colectivos ya que puede fomentar el abandono de gatos cuando, en realidad, se trata de una investigación muy poco contrastada.

El estudio se ha publicado en la prestigiosa revista internacional Nature, pero hay que aclarar que, ante el actual contexto de emergencia por el Covid-19, muchas publicaciones están difundiendo artículos poco contrastados, todo por primar la inmediatez. Este el caso del polémico estudio sobre los felinos.

El experimento, realizado en la ciudad de Wuhan por parte de los científicos de la Academia China de Ciencias Agrícolas, concluye que los gatos pueden estar infectados con el coronavirus que causa el Covid-19 y pueden transmitir el virus a otros gatos. Ahora bien, los mismos investigadores chinos confiesan que no tienen evidencias claras que demuestren que los felinos pueden transmitir el virus a las personas.

Los resultados se basan en experimentos de laboratorio en los que los científicos chinos administraron
una dosis alta del virus SARS-CoV-2 a una serie de animales de manera deliberada. Tras analizar la evolución de estos animales, los especialistas observaron que los gatos y los hurones contenían el Covid-19, en cambio, los cerdos, los pollos y los patos no. Los perros, por su parte, resultaron muy poco susceptibles a la infección.

Según informa la revista Nature, el equipo científico, dirigido por el virólogo Bu Zhigao, introdujo muestras del virus SARS-CoV-2 en las narices de cinco gatos domésticos. Cuando dos de los animales fueron sacrificados seis días después, los investigadores encontraron ARN viral, así como partículas de virus infecciosas en las vías respiratorias superiores de los animales. Además, los felinos presentaron algunas lesiones pulmonares similares a las que se producen en las personas.

Los otros tres gatos que no fueron sacrificados los pusieron en unas jaulas con otros felinos no infectados. Posteriormente, el equipo científico detectó ARN viral a uno de los gatos expuestos, por lo tanto, es posible que contrajera el virus a partir de las gotas expulsadas por los gatos infectados. En los demás gatos sanos de las jaulas también detectaron muestras del virus. Este experimento demuestra que los gatos pueden sufrir el coronavirus y que, los propios felinos, pueden contagiar a otros gatos, pero la pequeña población sobre la que se ha probado el experimento no permite afirmarlo categóricamente.

Es importante remarcar que el estudio hecho en Wuhan no es suficiente para conocer con detalle el papel de los animales en la propagación de la enfermedad. El experimento introdujo a los animales una carga viral muy elevada, una carga que no es real en su vida cotidiana. Por lo tanto, hay que aclarar que con este estudio no se puede afirmar que un animal puede contagiar la enfermedad a una persona.

«Un gato con coronavirus no puede contagiar a un humano»

Anna Carbonell, directora de la ONG Nova Eucària, ha escrito un artículo de opinión a través del cual ha
lanzado un mensaje muy claro: «El coronavirus en gatos hace años que existe, que es una enfermedad infecciosa que se contagia de gato a gato y que en ningún momento existe un factor de zoonosis, sencillamente porque no compartimos los virus. Los gatos no pueden contagiar su coronavirus a los humanos. Un gato con coronavirus no puede contagiar a un humano porque cuenta con una cepa diferente de lo que puede afectar a nuestro organismo «.

Carbonell recuerda que el estudio realizado en China no es suficiente para conocer con detalle el papel de los gatos como propagadores de la enfermedad: «Han inducido la enfermedad a los felinos que han usado, dándoles la dosis de forma deliberada, por lo que no tiene ningún tipo de rigurosidad ni equivalencia con la realidad, simplemente porque los mismos vivisectores confiesan que la experimentación con animales es un fraude, un crimen terrible e innecesario que sólo sirve para beneficiar a las corporaciones farmacéuticas a través de la subvención eterna «.

La directora de Nova Eucària advierte de las consecuencias que puede tener la difusión de informaciones que no sean contrastadas por parte de los medios de comunicación: «La irresponsabilidad periodística fomenta el alarmismo, el abandono de animales considerados domésticos de compañía y la violencia hacia el resto de especies animales y, por tanto, la comisión de actos delictivos que pueden suponer el incremento de la animadversión y la hostilidad hacia los no-humanos. Desde Nova Eucària ya preveíamos que alguien dirigiría el riesgo de contagio hacia otra especie que no fuera nuestra, obviamente por militancia especista y sin ninguna fundamentación del contraste de los criterios científicos «.

Desde Animalados hemos hablado con la clínica veterinaria Miquel Janer donde nos dicen que «hace mucho tiempo que existe el coronavirus entre los animales y los gatos, pero no tiene nada que ver con lo que estamos sufriendo actualmente las personas. Esta es una cuestión que preocupa mucho a nuestros clientes y nos preguntan sobre esta posibilidad, pero la realidad es que no existen evidencias de que el Covid-19 se pueda propagar entre personas y animales «.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.