gallos, Benicull

La Guardia Civil detiene a tres personas por organizar peleas de gallos clandestinas

La Guardia Civil ha detenido a tres personas e investiga a otras diecisiete por organizar y participar en peleas de gallos en la localidad valenciana de Benicull.

Las peleas clandestinas de gallos siguen existiendo en España. Según ha informado la Guardia Civil, tras conocer la existencia de este tipo de espectáculos en una nave de Benicull, el Área de Investigación del Puesto Principal de Sueca puso en marcha la operación “Crestón”, con el objetivo de investigar, identificar y detener a las personas involucradas en esta lamentable práctica, así como para lograr la aprehensión e identificación de los animales.

El 1 de marzo tuvo lugar el dispositivo de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Sueca y del Seprona en la nave de la localidad valenciana. El dispositivo, que fue todo un éxito, se cerró con la detención de tres personas y la investigación de otras diecisiete, todos ellos entre los 39 y 61 años, todos con nacionalidad española, excepto un varón con nacionalidad ecuatoriana.

La investigación pudo detallar como la organización trabajaba en una nave en la que habían construido un ring para las peleas de gallos conocido como “gallera”. El espacio contaba con unas gradas con capacidad para unas 150 personas y una zona de vestuarios con taquillas en las que se depositaban los gallos que esperaban su turno para competir. La nave también estaba equipada con una zona de bar en la que los espectadores podían comprar comida y bebidas.

Los espectadores que presenciaban las batallas de gallos durante la intervención del dispositivo provenían de diferentes comunidades autónomas como Andalucía, Cataluña o Asturias. En el momento del acceso, tan solo se había realizado una pelea, por lo que los veterinarios solamente encontraron a dos gallos heridos.

Por el momento, la operación “Crestón” ha identificado a más de 120 personas, confiscándose más de 17.000 euros en apuestas no autorizadas, además de las diecisiete personas investigadas y las tres detenidas. Además, se han aprehendido 48 gallos, algunos de ellos con heridas, a los que se les ha puesto un chip identificativo.

Recordemos que las batallas de gallos están tipificadas como delito de maltrato animal en el Código Penal, un delito cuya pena máxima sigue siendo únicamente de 18 meses.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *