La vacunación, una atención médica muy importante

Vacunar a los perros es imprescindible pero hay que tener en cuenta diferentes factores ya que varía en función de donde viva el perro. Hay que visitar el veterinario y ser riguroso con el calendario de vacunación

Cuando un perro está enfermo hay que llevarlo al veterinario pero hay una serie de atenciones médicas que también hay que tener en cuenta de manera regular. Algunas son muy importantes y pueden evitar que nuestros perros cojan enfermedades peligrosas y también pueden reducir el riesgo de que las transmitan a los humanos. Una de las más importantes es la vacunación.
Es fundamental que vacunes a tu perro para inmunizarse lo contra ciertas enfermedades que pueda sufrir a lo largo de su vida. Antes de llevarlo a vacunar, el perro deberá estar desparasitado y deberá evitar cualquier contacto con otros perros tanto antes de empezar a vacunarse como durante todo el período de vacunación.

El veterinario será quien establezca el protocolo de vacunación del perro en función de una serie de parámetros:

Edad: si ha dejado de mamar pronto, se le debe vacunar a las seis semanas de la parvovirosis, la enfermedad de mayor riesgo. En el caso de que el perro tenga más de dos meses, se le puede inmunizar de un mayor número de enfermedades en una misma vacuna.

Raza: los pastor alemán, rottweiler, husky, doberman, boxer, pit bull o golden así como los perros que tengan su herencia genética, pueden ser vacunados antes de las seis semanas debido a su susceptibilidad a contraer las principales enfermedades de las que hay que vacunar a los perros (parvovirosis, bromo y coronavirus).

Estado inmunológico: cuando adquirimos un cachorro debemos saber si su madre estaba correctamente vacunada y desparasitada ya que a través de la leche materna le transmite los anticuerpos. Con el fin de que éstos no se solapen con los de las vacunas, si el cachorro está tomando leche materna cuando te lo dan, hay que esperar dos o tres semanas para iniciar el protocolo de vacunación.

Zona geográfica: si vives en una zona rural donde el perro esté en contacto con animales no vacunados o perros asilvestrados, es necesaria una vacunación mucho más completa.
Hábitos: si tu perro debe convivir con otros perros porque participa en concursos o cacerías, necesitará una vacunación estricta, prestando especial atención a la inmunización contra la tos de las perreras.

El calendario habitual de vacunación dura entre 10 y 12 semanas en función de lo que decida el veteranio, teniendo en cuenta los parámetros ya mencionados. Después de la primera vacuna, el veterinario te entregará la cartilla de vacunaciones de tu mascota que también la podrás obtener en el establecimiento donde te entregan el perro.

Este sería un posible calendario de vacunación de tu perro:
Edad del animal Tipo de vacuna
6 semanas Puppy: Parvovirosis+Brom (Moquillo)
8-9 semanas Pentavalent: Parvovirus/Brom (Moquillo)/Hepatitis
Leptospirosis/Tos de las Perreras
10-12 semanas Pentavalent: Parvovirus/Brom (Moquillo)/Hepatitis
Leptospirosis/Tos de las Perreras
5-6 meses Rabia

Cada año deberás volver a poner a tu perro la vacuna pentavalente y la de la rabia.
Antes de comenzar el período de vacunación, debes conocer las reacciones que puede sufrir tu perro para poder actuar con total conocimiento de causa si aparecen los síntomas. Las 24 horas posteriores a la administración de la vacuna debes estar muy pendiente de él por si aparece alguna reacción en su cuerpo.

Tu cachorro puede sufrir fiebre ligera, letargo, hinchazón, falta de apetito o apariencia deprimida. No es necesario que vayas al veterinario ante estas reacciones. Bastará con que apliques una compresa de agua fría enrollada en un paño en la parte afectada o darle un masaje, además de acariciarlo todo lo que puedas. Hay que recordar que la temperatura normal de un perro oscila entre los 37,8 y los 38,5 grados.

Si ves que sufre inflamación o urticaria alrededor del morro, la cara o el cuello a las pocas horas de recibir la vacuna, es necesario que lo lleves al veterinario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.