Los mejores consejos para que los perros puedan combatir el frío

Nos encontramos inmersos en las semanas más frías del año. La bajada de las temperaturas afecta a los humanos… y también a los perros. Por tanto, es importante conocer qué cuidados debemos tener en cuenta con los caninos durante la época invernal. Desde Animalados hemos hablado con Ignacio Moral, veterinario de Clinivet, quien nos ha ofrecido algunos de los consejos más importantes a tener en cuenta para garantizar el mayor bienestar posible de los animales durante esta época del año.

Evitar los cambios bruscos de temperatura

Para empezar, hay que romper con el mito que asegura que los perros, por su tipo de piel cubierta de pelo, son poco sensibles al frío. La realidad es que los animales domésticos se han adaptado al calor de las calefacciones de los hogares, por lo que han perdido parte de su resistencia a las bajas temperaturas. Por este motivo, uno de los puntos críticos a tener en cuenta de cara a la salud del animal es evitar el cambio brusco de las temperaturas. Pasar del clima caliente de casa con la calefacción al frío de la calle puede provocar catarros de garganta y nariz en los peludos.

Considerar el tamaño y la raza del animal

Hay que tener en cuenta que la resistencia a las bajas temperaturas por parte de los perros está relacionado con la raza y el tamaño del animal. Los perros chatos y de morro corto están más predispuestos al frío. Su fisonomía natural provoca que sean menos eficientes a la hora de calentar el aire que inspiran por la nariz, por tanto, frecuentemente respiran por la boca aumentando así las posibilidades de sufrir un resfriado.

A la vez, los perros de poco peso y pelo corto también están más expuestos a las bajas temperaturas, ya que su superficie corporal es exponencialmente mayor en los grandes y pierden más calor por convección. Por lo contrario, los perros nórdicos, de manto largo y varias capas, son muy poco frioleros y sufren menos a lo largo de la época invernal.

Los cachorros y los perros mayores están más expuestos al frío

La edad de los animales es un elemento a tener muy en cuenta para conocer el aguante de los perros contra las temperaturas bajas. Los cachorros y los perros en edad más avanzada son seres vivos que tienen alterado el centro termorregulador que se aloja en el cerebro, y por consecuencia, no son tan eficientes con el mantenimiento de su temperatura corporal. Uno de los remedios más eficaces para estos colectivos es vestir al animal con alguna prenda de ropa. Ahora bien, dentro de casa es mejor no vestir al animal ni tenerlo cerca de las calefacciones.

Los animales con mal estado de salud son más vulnerables a las temperaturas bajas

El estado de salud del animal es otro de los factores a tener en cuenta para conocer el grado de resistencia del perro hacia el frío. La deshidratación que acompaña a múltiples enfermedades agudas y crónicas disminuye la temperatura corporal. Algunas enfermedades como por ejemplo el hipotiroidismo, pueden provocar un descenso considerable en la temperatura del canino y como consecuencia que éste tenga una mayor vulnerabilidad a las bajas temperaturas. Una de las soluciones para los perros con un estado de salud bajo es aumentar un poco la cantidad de calorías en la dieta durante los meses fríos, sobre todo en perros que viven y duermen en el exterior.

Los perros, de la misma manera que las personas, necesitan unos cuidados específicos para defenderse de las bajas temperaturas. Un perro con frío no es un perro feliz. Ya hemos visto que hay animales que se adaptan mejor y más rápido al frío que otros. Esperemos que todos sigan los consejos de Ignacio Moral y Clinivet y podamos pasar un invierno libre de catarros y de resfriados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *