Los cinco principales problemas de las áreas de recreo para perros de Barcelona

La semana pasada publicamos en la web de Animalados la guía sobre las grandes áreas de recreo para perros de Barcelona. Unas zonas construidas desde el Ayuntamiento para potenciar la convivencia entre las personas y los animales domésticos.

Hemos hablado con los usuarios de algunas de estas áreas y la realidad es que no existe aprobación hacía estos espacios caninos. De hecho, el nivel de insatisfacción es muy alto.

Desde Espai Gos Barcelona, Àngela Coll, portavoz de la plataforma, nos ha confesado que son muchos los motivos de insatisfacción por parte de los usuarios:Las áreas para perros de Barcelona no están hechas para la satisfacción de los animales, nuestros perros merecen espacios dignos. Muchas de ellas no tienen espacio suficiente para todos los vecinos del barrio, están equipadas con juegos de agilidad que perjudican la salud física de los perros, cuando llueve se quedan inundadas durante días… son muchos los aspectos que han provocado la insatisfacción de los usuarios y esto conlleva que las áreas no se utilicen. Además, no hay suficientes áreas habilitadas en la ciudad. Muchas personas tienen casi una hora de camino para poder acudir a estos lugares”.

El Ayuntamiento de Barcelona ha recibido varias quejas por las carencias de las grandes áreas de recreo para perros de Barcelona. Nos hemos puesto en contacto con la municipalidad y aseguran que en la última GT acordaron que van a revisar uno por uno todos estos espacios caninos de Barcelona, empezando por la Guineueta, Vía Favencia y Enric Sagnier. También afirman que tratarán de escuchar las peticiones de los usuarios para establecer espacios satisfactorios tanto para los animales como las personas.

Según los usuarios, estos son los cinco principales problemas de las grandes áreas de recreo para perros de Barcelona:

Espacio

El plan municipal del Ayuntamiento detalla que las medidas de las grandes áreas de recreo de Barcelona han de disponer de un mínimo de 700 metros cuadrados. Únicamente las áreas de la Estació del Nord, la de Sant Martí y la de Piscines i Esport superan el mínimo establecido. El resto de parques disponen exactamente de 700 metros cuadrados que no son suficientes para el bienestar de los perros y las personas. Un ejemplo claro sucede en el barrio de Les Corts. Humberto Querol, vecino que acude al parque junto a su cocker con asiduidad, nos confiesa que hay tardes en las que coincide con más de una decena de perros en el área, hecho que complica el recreo de los animales por la falta de espacio.

Juegos de agilidad

Todas las grandes áreas de recreo construidas están equipadas con juegos de agilidad para los perros. Rampas, túneles, circuitos de obstáculos… una serie de elementos que no han sido bien recibidos por los usuarios. Un ejemplo claro ha sucedido en el barrio de la Prosperidad, donde la queja vecinal ha provocado que se retiren los palos de agilidad al causar daño físico en los perros. Las personas con animales domésticos argumentan que estas construcciones no son adecuadas para el uso de perros domésticos comunes, sino que son una serie de instalaciones propias de perros preparados para esta disciplina canina.

Número de áreas

Marga Urbano, máxima responsable de Espai Gos Barcelona en el distrito de Sants, asegura que no hay suficientes áreas de recreo para perros en Barcelona. Algunas de las grandes áreas construidas están muy lejos de los usuarios. Actualmente existen dos distritos de Barcelona que todavía no disponen de un área grande de recreo, se trata de Gracia y Sants-Montjuïc, donde aún se trabaja en la edificación de estas zonas caninas.

Mantenimiento

Muchos usuarios se quejan del mal mantenimiento de las áreas de recreo para perros. Una de las preocupaciones más comunes entre los vecinos de Barcelona es la falta de soluciones durante los días de lluvia. No existe un método adecuado para la expulsión del agua y esto provoca que las instalaciones queden inundadas y muy deterioradas. Además, varios vecinos del barrio de Les Corts aseguran que hay muchas áreas de recreo que tienen grandes agujeros en el suelo que son peligrosos para el bienestar de los animales. Estos agujeros son propiciados por la excavación de los propios perros, pero es necesario buscar una solución para disponer de un espacio seguro y eficiente.

Valla perimetral

Desde Espai Gos Barcelona confiesan también que algunas de las áreas reciben quejas por las vallas perimetrales edificadas con el objetivo de evitar la fuga de los animales. En algunos casos, las vallas están construidas con un material que puede provocar daños al animal. Asimismo, existen áreas en las que la medida de las vallas no es suficientemente alta, por lo que es fácil que un perro pueda escaparse.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario