Polémica por la nueva ‘mascota’ de la Guardia Civil

La imagen del jabalí atado con una correa ha llegado al senado

La Guardia Civil ha sido interpelada en el Senado por utilizar un jabalí como ‘mascota’ en uno de sus cuarteles en San Sebastián. La imagen, que ha corrido a través de las redes sociales, muestra el animal con una correa sostenida por un policía. La Guardia Civil, además, había realizado varias operaciones criticando el cautiverio de los jabalíes en varias de sus intervenciones. También se había mostrado muy dura con este tipo de prácticas a través de su cuenta oficial en twitter.

La polémica la ha dado a conocer Jon Inarritu, de EH Bildu. El Senador ha actuado ante esta contradicción y ha pedido información detallada sobre el caso. El Objetivo: saber si ha habido más casos similares, la procedencia del animal, las condiciones en las que se encontraba y el coste que su mantenimiento para el contribuyente.

La respuesta se ha dado a conocer a través de un comunicado del Gobierno en el que defienden que ésta es «una tradición» que se remonta a 1981 y que ha contado con «siete ejemplares» desde entonces. Una respuesta que no ha convencido a Inarritu, que les ha tachado de «hipócritas». Tampoco a muchos otros defensores de los derechos de los animales.

 

El senador vasco ha hecho pública la respuesta del gobierno en twitter y la ha acompañado de un comentario irónico, «#¿Noesunjuguete?«. El tweet hace referencia a las críticas que el cuerpo policial había hecho a personas que tenían jabalíes en cautiverio. Inarritu les ha acusado de utilizar el animal como un «juguete», las mismas palabras que la Guardia Civil había usado para denunciar otros casos.

El comunicado-respuesta que ha ofrecido el Gobierno en defensa de la Guardia Civil especifica el coste total de su mantenimiento, que habría sido de 260 euros anuales. Además, según el texto, el jabalí contaría con una superficie de unos 400m² para desplazarse.

El caso ha servido para poner de manifiesto algunas malas prácticas relacionadas con el jabalí, como su cautiverio ilegal. Sin embargo, este no es el único peligro que se encuentran estos mamíferos, ya que también se han denunciado cazas ilegales de hembras y crías. El control de población basado en la eliminación de jabalíes es otra amenaza que sufren. Los expertos aseguran que hay alternativas éticas, como las vacunas esterilizadoras para controlar la población de este animal.

La Guardia Civil no ha dado ninguna respuesta a la polémica a través de las redes sociales ni  ha comunicado ninguna intención de cambiar su «símbolo» en San Sebastián. Una decisión que tampoco ha gustado a quienes consideran que se debería dejar al animal en libertad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *