¿Por qué el Ayuntamiento de Barcelona ha introducido un rebaño de ovejas y cabras en el Parc de Collserola?

El objetivo principal de este proyecto es incrementar la resiliencia en los incendios y mejorar la biodiversidad de los ecosistemas del Parque Natural de Collserola.

Desde el 1 de abril y hasta finales de junio, un rebaño mixto de 290 cabras y ovejas pasturarán por la vertiente barcelonesa del Parque Natural de la Sierra de Collserola. Se trata de un plan piloto impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona para prevenir incendios forestales y mejorar la biodiversidad gracias al impulso de la flora y fauna de los ambientes abiertos.

Un rebaño formado por 130 ovejas, 80 cabras y 80 corderos pasturan en el ámbito del distrito de Horta-Guinardó, y más concretamente en el área de Collserola situada sobre el barrio de la fuente del Gos y Montbau. El ganado se encontrará hasta finales de junio en las zonas de ratamas, matorrales y prados secos característicos de esta zona del Parque Natural.

Según ha informado el Parque de Collserola, hay dos pastores, tres perros pastorales y un perro de vigilancia cerca de la zona de pasto, concretamente en el espacio donde estaba el antiguo campo de fútbol de Can Notari. En esta zona se ha habilitado un corral provisional con bebederos, depósito de agua y una caseta almacén. Una vez finalizada la prueba piloto y realizadas las valoraciones, existe la voluntad de validarla y extenderla en otros espacios de Barcelona.

Aquí se instalará el cercado natural/Ayuntamiento de Barcelona

La introducción del pasto es una de las mejores acciones en la gestión de protección contra incendios y para el mantenimiento de los espacios abiertos. El proyecto de Collserola quiere potenciar la recuperación del mosaico agroforestal de alto valor paisajístico y ambiental y favorecer la biodiversidad gracias al impulso de la flora y fauna de los ambientes abiertos.

El pasto es una práctica habitual en el Parque Natural de Collserola. Actualmente hay cuatro rebaños de dimensiones medias en los municipios de Montcada i Reixac, Sant Feliu de Llobregat y el Papiol. Por otro lado, otro rebaño de medianas dimensiones proveniente de Castellbisbal entra a menudo en Collserola por la zona del Papiol.

El pasto: una acción efectiva y beneficiosa

El pastoreo extensivo controlado aporta diferentes beneficios al Parque. Como herramienta de mantenimiento de las franjas de baja combustibilidad es una práctica que permite reducir la biomasa y costes derivados del tratamiento de la vegetación de estos ámbitos. Asimismo, el pastoreo extensivo controlado es una muy buena herramienta para la gestión de las repoblaciones, los prados de cerrillo y otros ámbitos de vegetación abierta del Parque Natural.

Los rebaños están formados normalmente por ovejas con un pequeño porcentaje de cabras. Se pueden encontrar reses de diferentes razas en el mismo rebaño así como mezclas de estas razas. Esta práctica no sólo contribuye al mantenimiento de este paisaje, sino que tiene muchas posibilidades como instrumento de gestión de la vegetación.

Se ha demostrado ampliamente y en varios países que la gestión pastoral es una de las herramientas más eficientes en la prevención, mantenimiento y limpieza de las franjas forestales perimetrales en el entorno urbano mediante pasto y, a medio plazo, es más económico que los métodos mecánicos.

Con el fin de informar a la ciudadanía desde el Consorcio del Parque Natural de Collserola se han instalado paneles en toda la zona para explicar el proyecto y las normas de comportamiento cuando se está cerca del rebaño, cómo son llevar los perros atados, no acercarse a menos de 10 metros y no dar comida al ganado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.