Primer gato fallecido de la Colonia Granadina de la Troupe después de la captura municipal

La noticia golpea a la comunidad felina que se solidariza con la Troupe. “Después del primer impacto y del llanto imparable necesitamos estar seguras de que la comunidad conseguirá que se enfoquen las cosas de otra manera. La familia debe ser salvada y quedarse en su hogar” dicen Olalla y Maya las referentes de la Troupe. Desde el 27 de septiembre el Ayuntamiento de Granada está capturando los gatos callejeros gestionados por la entidad y llevándolos a la perrera. Para un gato no doméstico cada minuto dentro de una jaula amenaza su salud por que el estrés vulnera su sistema inmunológico. Así lo señalan los estudios publicados por GEMFE el Grupo de Especialistas en Medicina Felina.

 

 

 

 

 

 

 

El viernes dos componentes de la Troupe recuperaron a los dos primeros gatos y el sábado iniciaron una petición de apoyos a través de una plataforma digital. En pocos días han conseguido 58.826 firmas (y creciendo) en apoyo a la colonia de gatos que cuidan desde hace más de tres años. La Troupe es el nombre de una familia mixta de gatos y humanas y de una asociación granadina que en breve tiempo ha arrasado en las redes felinas. El pasado marzo, publicaron una animación explicando lo que es el CES/CER y el mensaje ha recabado más de 300.000 visualizaciones. Entre otras, organizaciones como Internacional Cat Care han usado el video para difundir lo que en inglés es el TNR, la captura esterilización y retorno de los gatos ferales a su lugar de origen. También fue emitido durante el Segundo Foro Parlamentario Felino celebrado en Madrid a finales de junio.

El TNR (trap, neuter and return), o CER (Captura, esterilización y retorno) lo vienen practicando altruistamente y sin ayudas públicas. Desde 2016, no hay camadas nuevas y la población se ha reducido en un 40%. Los dieciséis gatos de la Troupe están sanos, están bien alimentados, y la gestión de su colonia es ejemplar. La voluntad de las integrantes de la Troupe es de cuidar de ellos hasta el fin de sus días.

Este propósito está amenazado por la inquietud del consejo escolar de un centro educativo, que ha activado el protocolo municipal de recogida y confinamiento de animales. Desde las entidades gateras, y con la ciencia y la legislación en la mano, la respuesta no se ha hecho esperar. Se pide al alcalde adaptar la actuación a las premisas del bienestar animal que desaconseja entre otras cosas la retención de los gatos ferales. Son los propios gatos los que velan por la estabilidad de los solares donde habitan. El efecto vacío descrito por el Doctor Tabot en 1983 explica por qué la eliminación de los gatos de un área es la más inefectiva y costosa de las estrategias. Se ha registrado un escrito al alcalde de la capital granadina Francisco Cuenca y son muchos otros los que circulan en apoyo a esta colonia, emblema de la necesidad, sentida por los animalistas, de oficializar la gestión de la población feral felina.

Emma Infante

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario