¿Qué hacer con tu perro cuando te vas de vacaciones?

Se aproximan las vacaciones de Semana Santa y son muchas las personas que aprovechan los días de libranza en el trabajo para huir de la monotonía de la rutina. Pero qué pasa cuando quieres viajar y no sabes qué hacer con tu animal de compañía… En Animalados te ofrecemos las opciones más eficaces para garantizar el bienestar de tu peludo durante tu ausencia.

Viaja acompañado de tu animal de compañía

La primera opción que debemos barajar es la de viajar acompañados de nuestro perro. Si el medio de transporte que utilizaremos es el coche, la DGT indica que los perros grandes deberán ir en el maletero con un transportín, mientras que los perros de tamaño más pequeño irán mejor en el suelo del vehículo. Hay que tener en cuenta que los perros, igual que las personas, necesitan parar durante el viaje, por lo que se recomienda un parón cada dos horas. En este artículo podrás conocer todos los consejos sobre cómo viajar en coche con tu peludo.

Si la intención es la de viajar con tu perro en barco, avión, bus o tren también tendrás que tener en cuenta una serie de peculiaridades en función del medio de transporte que se escoja. En este enlace podrás encontrar todas las indicaciones pertinentes para transportarte con tu colega sin ningún tipo de problema.

El segundo aspecto a tener en cuenta cuando quieres viajar junto a tu animal de compañía es escoger un lugar adecuado en el que hospedarse. Para ello deberás buscar un hotel, un camping o casa rural hecho a medida para los animales. Por suerte, cada vez hay más variedad de ofertas para poder ir de vacaciones con el perro. Aquí podrás consultar toda la información necesaria sobre los alojamientos para perros.

Con el tema del transporte y el hospedaje solucionado ya sólo te queda garantizar la accesibilidad de los peludos a los distintos lugares que quieras visitar. En este sentido hay que tener en cuenta que la accesibilidad de los animales está a la orden del día en la mayoría de países de Europa. Además puedes sondear la posibilidad de acudir a los establecimientos “Pet Friendly”, unos lugares en los que los animales serán recibidos muy gratamente.

Sin duda está sería la opción más recomendada para asegurarse el bienestar del can. El perro es el animal de compañía que más dependencia tiene del ser humano con el que convive. Aunque el viaje sin el animal de produjera tan sólo a lo largo de un fin de semana, el peludo viviría una situación muy amarga, una sensación muy cercana a la del abandono.

Deja a tu peludo con familiares o amigos

Si no puedes viajar con tu perro siempre tienes como opción válida la de dejar al animal con algún familiar o amigo. Lo ideal en estos casos es que el peludo pueda hospedarse en la casa de alguna persona que ya conoce, así seguro que se sentirá mucho más cómodo.

Por otro lado, es muy importante que durante la estancia del peludo en la casa del familiar o amigo vaya acompañado por todos sus enseres: alimentos, juguetes, comederos… En la medida de lo posible el animal debe sentirse en el mismo ambiente que su hogar original.

Por último, y no menos importante, hay que asegurarse de la voluntad y responsabilidad del familiar o amigo que vaya a hacerse cargo del perro. La persona en cuestión tiene que aceptar la recepción del animal con ilusión, nunca dejes a tu peludo con alguien que no tiene estima por los animales o que le supone un contratiempo la presencia de un can en su hogar.

Consulta la disponibilidad de tu veterinario

Si no sabes qué hacer con tu perro cuando quieres hacer una escapada durante las vacaciones puedes ponerte en contacto con tu veterinario. Algunos de estos trabajadores ofrecen la posibilidad de hacerse cargo de los animales de compañía durante algunos días.

En estos casos, hay que tener en cuenta que el funcionamiento de una clínica veterinaria no es el mismo que el de una residencia o guardería para animales. Lo más normal es que el animal permanezca en una jaula o un espacio reducido a lo largo de su estancia junto al veterinario.

Guarderías para perros

Las guarderías para perros es una de las mejores opciones para el bienestar de los canes. Se trata de un espacio donde podrás dejar al animal de forma temporal. La principal diferencia con respecto a la opción del veterinario es que tu colega podrá estar fuera de una jaula y podrá relacionarse con otros animales.

También existe la opción de una residencia canina, pero en estos lugares los perros tienen una jaula como habitación y tienen ciertos momentos concretos en los que pueden salir al patio. En las guarderías, los canes están permanentemente libres para jugar, correr, descansar…

Antes de dejar a tu perro en una guardería asegúrate de las prestaciones del lugar escogido. Estos espacios deben tener unos profesionales cualificados con conocimientos caninos. A la vez debe tener un espacio amplio tanto exterior como interior. Por último, comprueba que la guardería escogida cuenta con un servicio veterinario por lo que pueda pasar.

La opción de la guardería canina sin duda es una opción muy correcta para dejar al peludo. Cada vez existen más ciudades con este tipo de servicios dirigido al bienestar del animal y de los propietarios. Como aspecto negativo, hay que decir que obviamente es la opción menos económica de todas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario