Entradas

Falsos mitos sobre la alimentación de los perros

Existen muchos mitos y leyendas urbanas acerca de la alimentación de los perros. ¿Es cierto que nuestros peludos muerden las paredes por falta de calcio? Te resolvemos esta y otras dudas a lo largo de esta publicación.

Creemos que lo sabemos todo sobre la alimentación de los perros porque circula mucha información de dudosa veracidad a través de Internet. Es importante tener claro que todos los datos que se difunden no son ciertos o no cuentan con una base científica que los sostenga. Por este motivo, podemos hablar de falsos mitos relacionados con la nutrición de los perros. ¿Quieres conocerlos?

Las vitaminas únicamente están en las verduras. Solemos confiar en marcas de calidad para alimentar de la mejor manera posible a nuestros peludos, pero no siempre somos conscientes de cómo se distribuyen algunos nutrientes, como por ejemplo las vitaminas. Siempre se ha dicho que estas solo se encuentran en las verduras, pero la verdad es que se encuentran en determinados órganos de reserva y en las grasas animales.

La alimentación de un perro tiene que ser variada. Llevar a cabo con frecuencia cambios en la dieta de los animales puede derivar en problemas digestivos, porque la flora intestinal de los canes tiene que adaptarse a cada tipo de alimentación. Además, es bueno contar con una rutina horaria y espacial. En el supuesto caso de querer iniciar un cambio en la alimentación por motivos de salud, es necesario introducirla de manera progresiva.

Las proteínas dañan los riñones. El riñón es capaz de eliminar de manera pasiva la urea producida por el catabolismo, por tanto, no podemos asociar que las proteínas sean las causantes de los daños que a veces sufren los perros por culpa de la edad avanzada. Además, no hay que olvidar que las proteínas son fundamentales para enfortecer el sistema inmunitario de los peludos.

Es necesario añadir carne a los alimentos preparados. Esta teoría no es cierta. De hecho, puede ser perjudicial, ya que este equilibrio que se consigue en los alimentos preparados se ve alterada cuando decidimos incorporar complementos alimenticios de cualquier tipo.

Los perros se comen las paredes por falta de calcio. Un perro puede morder las paredes por muchos motivos, como por ejemplo por gastritis crónica, un trastorno llamado pica o por falta de ejercicio físico y mental.

Fuente: AMIC/animalmascota.com

Diez alimentos prohibidos para los perros

Del mismo modo que sucede con los humanos, la alimentación tiene un papel fundamental en la salud de los perros. Proporcionar una alimentación equilibrada y rica en nutrientes tiene una repercusión directa en el bienestar de los animales de compañía.

A la hora de alimentar a tu perro, evita los experimentos. Por este motivo, te proporcionamos una serie de alimentos prohibidos:

-Chocolate. Algunas sustancias presentes en el cacao pueden causar el envenenamiento de animales. Los principales síntomas pueden ser vómitos, deshidratación, dolor y/o nerviosismo.

-Leche. La mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa, y puede causarles diarrea.

-Queso. Como la leche, sus derivados también están prohibidos.

-Cebolla. En grandes cantidades, puede causar que los perros desarrollen anemia.

-Ajo. Puede destruir los glóbulos rojos de la sangre del animal.

-Uvas. El consumo de sólo 6 uvas podría causar una insuficiencia renal aguda en los perros. En general, tienen vómitos, diarrea y un estado letárgico.

-Aguacate. Los animales pueden tener problemas gastrointestinales, dificultad respiratoria y moco en el pecho.

-El corazón de las manzanas. Las semillas de la manzana contienen cianuro, tóxico para los animales. Puede haber dificultad para respirar, convulsiones, hiperventilación, choque e incluso coma.

-Masas fermentadas. Mantén a tu perro lejos de cualquier tipo de masa que tenga levadura. Les causará problemas gastrointestinales y letargo.

-Café. La cafeína puede matar al animal. Puede causar vómitos, agitación, les acelera el corazón y puede causarles la muerte.

Fuente: AMIC/wikifaunia.com

El Banco de Alimentos de Girona, el primero que recogerá comida para animales domésticos

La empresa Gosbi y la asociación Projecte Lola ponen en marcha una campaña de recogida de alimentos destinada a cambiar el funcionamiento de los Bancos de Alimentos para incluir la alimentación de animales de compañía en sus recaudos.

La gran mayoría de las familias considera su animal de compañía como un miembro más, y no entienden que queden excluidos de las ayudas que reciben del Banco de Alimentos. Por este motivo, Gosbi y Projecte Lola han iniciado esta campaña, que será una prueba piloto que se llevará a cabo de manera exclusiva en Girona, pero el objetivo es conseguir que la acción llegue a todo el estado español.

La Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) está formada por 54 bancos de alimentos que abastecen a más de 7.000 entidades benéficas y a más de un millón de beneficiarios, pero ninguno de ellos recogía alimentos para animales domésticos hasta ahora. Por este motivo, ya están en contacto con FESBAL, quien ha manifestado su voluntad y compromiso de llevarlo a cabo y trabajar juntos para que el próximo año los protocolos permitan aceptar alimentos para animales.

Hay que recordar que en las comarcas de Girona hay más de 15.000 personas que están en riesgo de exclusión, 5.213 de las cuales están en Girona ciudad. Ahora bien, si hablamos a nivel estatal la cifra se eleva a más de 335.000 núcleos familiares, de los cuales un 40% tienen animales domésticos, lo que significaría que, como mínimo, 135.000 animales domésticos podrían beneficiarse de este recaudo.

La recaudación, que se ha dado a conocer con el hashtag #famíliaigualquetu, se iniciará el 1 de diciembre y se prolongará hasta el 12 de enero de 2021. Durante este tiempo, los 94 puntos de venta de productos Gosbi la provincia recaudarán alimentos y los llevarán al Banco de alimentos de Girona quien les dará, junto con la aportación hecha por Gosbi, a las entidades acreditadas para que éstas lo hagan llegar a las más de 700 familias que tienen mascotas.