Entradas

FAADA logra reubicar a todos los animales del caso del Síndrome de Noé de Lorca

La entidad de protección animal FAADA tuvo que trabajar a contrarreloj y hacer frente a muchas dificultades para evitar el sacrificio de unos 70 animales de diferentes especies.

Un total de ocho cabras, dos ovejas, seis cerdos vietnamitas y unas cincuenta aves (principalmente gallinas) fueron reubicados este pasado mes a diferentes santuarios, refugios y granjas-escuela, dando así por finalizado y cerrado el caso del Síndrome de Noe de Lorca. Un particular que había llegado a concentrar hasta 572 animales en su domicilio de forma ilegal.

Tras muchos meses de lucha y trabajo, la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, logró finalmente no solo evitar el sacrificio de los animales, sino que pudo reubicarlos a todos, ofreciéndoles de esta manera una segunda oportunidad.

Esta acción no hubiera sido posible sin la ayuda de Lorca Animal, la asociación local que informó del caso y que además de ayudar en la reubicación de gran parte de los animales domésticos, han estado pagando la alimentación de los animales durante estos meses que ha durado el caso. Así como de los diferentes santuarios y centros que los acogieron y, por supuesto, de todas las personas que participaron en el crowfunding organizado por la misma entidad para ayudar a costear parte de los gastos veterinarios y de transportes.

A lo largo de los últimos meses, FAADA tuvo que hacer frente a muchas dificultades. Primero de todo económicas, porque la administración se negó a proporcionar ningún tipo de ayuda. Después, porque se impusieron unos requisitos muy exigentes a la hora de buscar un destino a los animales, especialmente los considerados animales de consumo y fauna invasora. Éstos, no podían ir a adoptantes particulares ni a cualquier centro, sino solo a santuarios debidamente registrados como núcleo zoológico o explotación ganadera y que cumpliesen con determinados requisitos sanitarios según la zona geográfica donde se encontrasen. Además, las especies invasoras también necesitaban de la autorización de la comunidad autónoma receptora para la entrada de dichos animales a ésta.

El 15 de mayo FAADA logró trasladar las cotorras y la mapache a los centros de APAEC y al Refugi El Cau del Bosc, autorizados para especies invasoras. Pero la entidad seguía sin encontrar refugios donde reubicar a muchos de los animales considerados de granja (aves y pequeños rumiantes) y a los cerdos vietnamitas (también dentro del catálogo de invasoras).

Para acabar de complicarlo todo, cuando se comunicó desde la Consejería de Murcia la fecha límite para poder reubicar a los animales que quedaban en la casa del particular, la entidad todavía no disponía de un sitio para ellos, así que tuvo que buscar a contrarreloj alternativas para evitar su sacrificio.

Finalmente el Santuario Scooby se ofreció para acoger a todas las cabras y ovejas, el Refugi el Cau del Bosc para los seis cerdos vietnamitas y la Granja-escuela Atalaya y Sol del Camp para las aves. De esta manera fue posible organizar los respectivos traslados con varias empresas, quedando así reubicados los últimos animales de Lorca.

A continuación es posible ver el vídeo de FAADA de las principales actuaciones del caso y diferentes fotos en el álbum Flickr del rescate.

Reintroducen nueve ejemplares de pigargo europeo en Asturias, una “especie extinguida” en España

La reintroducción de los nueves ejemplares de pigargo europeo forma parte del Proyecto Pigargo, que tiene como objetivo la recuperación de esta rapaz catalogada oficialmente como “especie extinguida” en España.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha informado del proceso de reintroducción de nueve pigargos europeos, un ave rapaz extinta España. Desde esta semana, estos nueve ejemplares vivirán en un jaulón ubicado en Pimiango, en el concejo de Ribadedeva (Asturias), para aclimatarse al medio. Una vez termine este periodo de adaptación, se abrirá la puerta del jaulón y las rapaces quedarán en libertad.

Esta acción forma parte del Proyecto Pigargo, una iniciativa impulsada por la asociación conservacionista GREFA con la colaboración del MITECO, el Gobierno del Principado de Asturias, el Ayuntamiento de Ribadedeva y el Gobierno de Cantabria. El proyecto tiene como objetivo que el pigargo europeo, incluido en el “Listado de especies extinguidas en todo el medio natural español”, vuelva a tener población reproductora en España.

Para ello, durante 2021 se ha puesto en marcha un fase experimental que espera que tenga continuidad en los próximos años. La primera actuación del proyecto ha sido el traslado desde Noruega a España de nueve pigargos nacidos este año en su hábitat natural. Estos jóvenes ejemplares llegaron a Madrid en avión el pasado 29 de junio y, tras una completa revisión veterinaria y un periodo de observación, hoy han sido trasladados a la localidad de Pimiango, situada en la costa oriental asturiana.

Reintroducción del pigargo europeo en el norte peninsular – MITECO

Las aves han sido introducidas en un recinto especial con aspecto de jaulón de grandes dimensiones donde pasarán una temporada aclimatándose a la zona y socializando entre ellas, mientras son alimentadas y vigiladas por los técnicos del proyecto.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico monitorizará los movimientos de estas aves gracias a la colocación de emisores GPS, lo que permitirá obtener información sobre su actividad cuando, aproximadamente en otoño, sean liberadas definitivamente.

Programas de reintroducción en España

El Pigargo europeo está incluido en el “Listado de especies extinguidas en todo el medio natural español”, un registro aprobado en 2018 por la Conferencia Sectorial del Medio Ambiente que incluye a los animales y plantas que, tras desaparecer en España, pueden ser objeto de proyectos de reintroducción autorizados por las administraciones competentes.

Entre estos proyectos figuran ocho especies de ave, siendo una de ellas el pigargo europeo. En concreto, este Proyecto Pigargo es el segundo programa de reintroducción que se desarrolla en el Principado de Asturias y Cantabria, sumándose a la iniciativa para la reintroducción del Quebrantahuesos, en el Parque Nacional de los Picos de Europa.

En esta primera fase del programa se analizará minuciosamente la evolución de los ejemplares en cuanto a su adaptación e integración en el ecosistema. De ser favorable, el Proyecto Pigargo tendrá su continuidad con la liberación anual de hasta veinte ejemplares durante al menos siete años, con el fin de establecer en el futuro una población reproductora del pigargo en España.

El centro de fauna exótica de Natzaret acoge a 475 animales en lo que llevamos de año

El centro de fauna exótica de Natzaret, en Valencia, ha acogido en lo que llevamos de 2021 un centenar más de animales que en todo 2020. Según ha informado Glòria Tello, concejala de Bienestar Animal, “muchas especies llegan al centro en mal estado de salud”.

El centro municipal de Avifauna y fauna exótica de Natzaret, que recoge todo tipo de animales abandonados (a excepción de perros y gatos) en el término municipal de Valencia, así como aquellos decomisados por la policía o el SEPRONA, ha acogido a 475 en lo que llevamos de año, un centenar más que en todo 2020. Un 74% son aves, un 16 % reptiles y un 10 % mamíferos. En estos momentos, hay 80 especies ingresadas, entre serpientes, iguanas, ocas, cobayas, cotorritas y hurones, entre otras.

La concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, ha visitado hoy las instalaciones, donde se hace un “trabajo fundamental”, ya que “muchos de estos animales suelen llegar en muy mal estado de salud, reciben atención veterinaria nada más llegar y después pueden ser adoptados o trasladados a otros centros especializados”.

Después de recibir atención veterinaria (desparasitación, rehidratación, cura de heridas, tratamiento antibiótico u otros, según los casos), el animal se ubica en un box de cuarentena y, transcurrido el período de observación, puede darse en adopción o enviado a otros centros especializados. Es el caso “de un burrito que ha estado aquí hasta hace poco y que alguien había dejado atado a una farola con una cuerda”, ha explicado Glòria Tello. “Hemos encontrado un lugar para él donde vivir feliz, en una granja de la provincia de Teruel, donde convivirá con más burros y caballos y colaborará en la limpieza del monte y los caminos”.

Otro ejemplo es el de una boa que se encontró hace cuatro meses en un alcorque cerca del Jardín Botánico con un mordisco infectado en el lomo y una estomatitis que le impedía comer por sí misma. “Después de varias semanas de curas veterinarias intensivas, incluida la alimentación especial por sonda”, ha indicado la edila, “finalmente el animal se ha recuperado totalmente y próximamente se trasladará a un centro especializado en reptiles ubicado en otra provincia”.

El abandono está tipificado como infracción grave según la Ley 4/94 sobre Protección de los Animales de Compañía

Algunos animales que llegan al centro han sido abandonados, como por ejemplo patitos, gazapos, crías de cobayas, e incluso corderos o cabritos. Glòria Tello ha subrayado que el abandono de animales está tipificado como infracción grave según la Ley 4/94 sobre Protección de los Animales de Compañía, y “es una crueldad para el animal que lo sufre, porque normalmente no sabe valerse por sí mismo fuera de la casa donde vivía”.

En Natzaret también ingresan pájaros o reptiles que se han escapado de casa por algún descuido. Si llevan anilla o chip de identificación se localiza a su propietario para que lo recupere, pero en caso contrario no resulta posible. Por otro lado, se encuentran los animales decomisados. “Es doloroso ver cómo han sido objeto de maltrato, sin recibir alimento adecuado, en habitáculos sucios, sufriendo enfermedades, y sin documentación que acredite su procedencia legal”, ha señalado la edila.

“La recuperación física y psíquica de estos animales suele ser lenta y, a veces, sobre todo en el caso de los loros, no se llegan a recuperar del todo”. La regidora ha insistido en que el maltrato animal está tipificado como delito en el Código Penal y puede comportar pena de prisión.

Glòria Tello ha hecho un llamamiento a las personas que quieran adoptar un animal, “para que, con independencia de la especie que se trate, sean conscientes de que tiene unas necesidades de espacio, de alimentación y otras, y esta adopción tiene que estar muy meditada”. “En realidad los animales adoptados son un más de la familia, y consecuentemente, tenemos que cuidarlos”, ha concluido.

SEO/BirdLife marca a dos milanos negros en Lugo y Valladolid para conocer sus rutas

La organización naturalista SEO/BirdLife y la Fundación Iberdrola España han marcado a dos milanos negros para estudiar sus rutas migratorias y la ecología espacial de las aves a través del marcaje GPS.

Desde hace diez años, SEO/BirdLife y la Fundación Iberdrola España colaboran en el Programa Migra para estudiar la migración y la ecología espacial de las aves a través del marcaje con dispositivos de seguimiento remoto. En esta ocasión, se han marcado dos ejemplares en Lugo y Valladolid que nos desvelarán sus viajes.

Se sabe que las poblaciones españolas de milano negro invernan en el Sahel africano gracias a las aves marcadas con GPS por la Estación Biológica de Doñana. Estos dispositivos permiten conocer con todo detalle los movimientos y la migración de esta rapaz, sus zonas de campeo en España, las zonas de invernada en África y los lugares donde paran descansar durante sus viajes migratorios.

Recientemente se ha marcado una hembra adulta en Valladolid, concretamente en el municipio de Tordesillas. Al marcaje acudió Miguel Calvo, delegado de Iberdrola en Castilla y León, junto con Ignacio Antolín, también de la delegación institucional de Iberdrola en la comunidad. El marcaje se realizó gracias a la colaboración de los agentes medioambientales de Castilla y León y la Sección de Espacios Naturales de Flora y Fauna de Valladolid.

Además, también se ha marcado un macho adulto en Lugo, concretamente en la comarca de Tierra Llana. Al marcaje acudió Francisco Silva, delegado institucional de Iberdrola en Galicia. El marcaje se realizó gracias a la colaboración de los ornitólogos locales del Grupo Numenius.

A lo largo de esta primavera-verano se marcarán con emisor GPS 18 ejemplares para conocer sus rutas migratorias, pues aún falta mucho por saber sobre su migración y sus zonas de invernada para el conjunto de la población española. Hasta el momento se han dispuesto ya estos dispositivos de seguimiento remoto a 11 milanos negros en 7 provincias españolas.

Milano Negro @Pixabay

Milano negro

Según informa SEO/BirdLife, esta ave se distribuye por la mayor parte de las áreas templadas y tropicales del Viejo Mundo y Australasia. En el Paleártico es una especie estival y cría desde el Mediterráneo hasta las zonas templadas de los países nórdicos. En España cría principalmente en el norte y oeste y está muy asociado a basureros, muladares, pueblos y granjas. La población española se estimó en unas 11.000-13.000 parejas según el censo realizado en 2005.

Es una migradora transahariana que realiza largos viajes entre la península ibérica y el Sahel. Las áreas de invernada se encuentran en zonas de pastizales semiáridos, sabanas y estepas de Mali, Mauritania y Senegal, según mostraron aves marcadas con emisores en la población de Doñana. No obstante, las áreas de invernada de la población española aún no se conocen al detalle.

Se trata de una especie muy afectada por el cambio global inducido por el hombre. Los vertederos están influyendo mucho en su comportamiento y, además, parece que cada vez se quedan a invernar en España más aves de origen no bien conocido. Por otro lado, el rápido cambio que se está produciendo en toda la zona del Sahel, con importantes alteraciones del hábitat y un gran incremento de la población humana, también puede estar afectando a muchas especies migratorias, como el milano negro, que invernan en esas zonas de sabana.

Gracias a estos marcajes será posible conocer la migración y las zonas de invernada de toda la población española de esta rapaz migratoria, para poder abordar los problemas de conservación que sufre a lo largo de toda su área de distribución durante todo su ciclo vital.

Programa Migra

Este programa, que fue puesto en marcha en 2011 por SEO/Birdlife con la colaboración de la Fundación Iberdrola España, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera del país. Gracias a esta iniciativa se pueden conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales años tras años.

Actualmente el Programa Migra cuenta con 1.223 aves marcadas de 34 especies distintas, de las que han proporcionado información de utilidad 745 aves de 33 especies. Este programa cuenta con más de 350 colaboradores y 60 entidades colaboradoras en España y en el extranjero.

Un buitre negro del Prepirineo de Lleida es la primera ave carroñera de Europa que muere intoxicada por diclofenaco

Un buitre negro nacido en 2020 en la colonia de esta especie amenazada en la Reserva Nacional de Caza de Boumort (Prepirineo de Lleida) ha sido víctima del primer caso que se registra en España y en Europa de intoxicación de un ave carroñera por diclofenaco, un fármaco antiinflamatorio utilizado para tratar el dolor y la inflamación del ganado.

La demostración de que este fármaco, en su formulación para uso veterinario, ha sido la causa de la muerte del buitre negro, ha quedado reflejada en un estudio online del pasado 5 de abril por la revista científica Science of the Total Environment. Este trabajo, cuyos autores son todos especialistas de varias entidades españolas, confirma por primera vez como este fármaco supone un peligro real, ya que los buitres de Europa pueden morir al ingerir carroña del ganado tratado con diclofenaco.

Las organizaciones conservacionistas españolas y europeas vienen alertando desde hace años del riesgo que supone el diclofenaco para las aves carroñeras. La alarma está más que justificada, ya que este fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINE), en su uso veterinario, fue el causante de una dramática disminución de las poblaciones asiáticas de varias especies de buitres a principios del siglo XXI. El estudio publicado en Science of the Total Environment es además el primero que detecta este tipo de intoxicación en el buitre negro, una especie amenazada catalogada en España como “vulnerable”.

El trabajo previo que ha permitido la confirmación de este caso de intoxicación por diclofenaco se remonta al 24 de septiembre de 2020, con la muerte en su propio nido de un buitre negro nacido el año pasado en Boumort y que pocos días antes había iniciado los primeros vuelos. El emisor GPS que portaba el animal permitió al equipo de GREFA, que se encargaba del seguimiento de esta colonia, interpretar esta información y localizar el cadáver del ejemplar.

Se da la circunstancia que dos días antes de su muerte, este joven buitre negro fue observado o fotografiado por dos técnicos de GREFA que estaban revisando los pollos de la especie nacidos en 2020 en Boumort. Aparentemente estaban en buen estado y muy cerca lo observaban sus padres posados en un pino silvestre.

La coordinación de GREFA con los grupos de Agentes Rurales especializados en veneno y antifurtivismo (GEVA) y en trabajos verticales (GSM), así como con el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya y el equipo técnico de la Reserva de Boumort, hicieron posible el rápido traslado del cadáver del buitre negro al Centro de Fauna de Vallcalent, en Lleida. En este centro gestionado por la Generalitat se hizo la necropsia del animal por parte de los equipos veterinarios de Vallcalent y GREFA, que pudieron extraer a tiempo las muestras para su posterior analítica.

De hecho, han sido los análisis anatomopatológicos realizados en Noah’s Path, en Elche, y los toxicológicos que han llevado a cabo el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC-CSIC, UCLM, JCCM), con sede en Ciudad Real, los que han confirmado, sin lugar a dudas, la muerte de este buitre negro por una intoxicación con diclofenaco.

Existe la posibilidad de que el animal, durante sus primeros vuelos, se alimentase con restos de ganado tratado con diclofenaco -por el emisor GPS se sabe que el día anterior a su muerte estuvo en un punto de alimentación habilitado para el buitre negro en Boumort- o bien se intoxicase por el alimento que sus padres le aportan cuando está en el nido, si bien es cierto que los adultos progenitores no resultaron afectados.

«Ahora ya sabemos que el riesgo de que mueran buitres negros o aves carroñeras de otras especies en Europa por esta causa es muy real e incluso pueden haber ocurrido casos previos que no hayan sido detectados», indica Ernesto Álvarez, presidente de GREFA y uno de los autores del artículo. «España, al albergar las mayores poblaciones de buitres europeos con diferencia, tiene una responsabilidad hacia la conservación de estas aves que ya no puede eludir de ninguna manera, a la vista de los resultados de este revelador estudio», afirma Álvarez.

Los autores del estudio consideran necesario arbitrar las medidas que se precisen para impedir que los buitres se alimenten de cadáveres y restos de ganado tratado con diclofenaco. En el caso de que estas medidas preventivas no se lleven a cabo con todas las garantías, recomiendan una moratoria en el uso veterinario del diclofenaco y buscar fármacos alternativos no tóxicos para estas aves.