Entradas

La gran mentira que usan los cazadores para saltarse el confinamiento

A pesar de las restricciones de movilidad causadas por el coronavirus, algunos gobiernos autonómicos están dando vía libre a la actividad cinegética con el argumento de que la caza es necesaria para el control de la población de animales salvajes. Se trata de una excusa, ya que, entre otros motivos, es la propia caza la que fomenta la superpoblación de especies.

El pasado 19 de noviembre la Xunta de Galicia publicó una circular con la que daba vía libre a los cazadores para que circularan por la comunidad y se juntaran en grupos de no convivientes para poder salir de cacería. Las limitaciones impuestas por el coronavirus no se les aplican a estas personas si se dirigen a cazar lobos o jabalíes. La sobrepoblación de estas especies y la posibilidad de la expansión de la peste porcina africana son el motivo por el que la Xunta ha reactivado la actividad cinegética.

Una situación muy parecida a la de Galicia se produjo en Murcia durante la semana pasada. La Consejería de Salud de la Región de Murcia interpretó como esencial las acciones de control de poblaciones por daños en la agricultura, la ganadería y la seguridad vial, por este motivo, se autorizó la movilidad de los cazadores entre municipios, así como la entrada y salida de la región.

Recordemos que en España cada Comunidad Autónoma tiene su propia ley de caza, por tanto, cada gobierno autonómico tienes unas leyes u otras, más estrictas o permisivas respecto a la caza y a los derechos de los animales. Existen partidos que defienden de forma más activa y llevan como bandera la caza y debido a esto y a sus intereses políticos están permitiendo a los cazadores salir a cazar cuando el resto de la población está confinada.

Pero… ¿realmente la caza es necesaria en España para controlar la superpoblación de animales salvajes hasta el punto de que las autoridades tienen que liberar a este colectivo de las restricciones impuestas por el coronavirus?

Animalados ha hablado con David Rubio, portavoz de la plataforma No A la Caza (NAC), quien ha dado una respuesta clara y contundente ante este interrogante: “La excusa de salir a cazar en tiempos de confinamiento para el control de la población de animales salvajes es tan solo eso, una excusa, ya que la caza es uno de los principales problemas de la sobrepoblación y de las supuestas “plagas” que atacan los cultivos y entran en las poblaciones urbanas. De hecho, en España cada año se matan más animales, tanto de caza mayor como de caza menor, y su población no para de crecer”.

La caza, una actividad que fomenta la superpoblación

Mientras las autoridades proponen solucionar el problema de la superpoblación mediante la caza, numerosos expertos apuestan por aplicar el “modelo alemán”, un sistema de control que se basa en disminuir la presión que los cazadores ejercen sobre las hembras matriarcas, que son quienes se encargan de evitar el descontrol de la manada. La caza de esta figura matriarca supone por tanto la multiplicación de los ejemplares de la especie.

El aumento de jabalíes y otras especies puede deberse a diferentes causas. Además de factores naturales como el cambio del clima o los inviernos con temperaturas más suaves y lluviosos, David Rubio describe otras causas que provocan la reproducción descontrolada de las especies:

-El aumento de las granjas cinegéticas, que crían millones de animales para repoblar los cotos de la caza y así hacer más negocio con la muerte de estos animales. Ningún cazador va a pagar un permiso de caza en un coto si este no tiene animales, con lo que los gestores de los cotos sueltan animales cinegéticos de granjas. Ningún cazador irá a una montería y pagará entre 200 y 9.000 euros que vale si no hay una gran cantidad de animales a los que disparar.

-Los gestores de los cotos alimentan continuamente a los animales salvajes, descontrolando el transcurso natural del ecosistema haciendo que los animales salvajes se reproduzcan continuamente, para así poder tener más trofeos y más animales con los que hacer negocio. Por tanto, fomentan la disponibilidad continua de alimento para disponer de más ejemplares que cazar.

-La falta de depredadores es otro causa. El acoso y exterminio de lo que los cazadores llaman “plagas”, que no son más que los depredadores naturales de sus preciados trofeos (lobos, zorros, linces, osos, águilas) hacen que el número de conejos, jabalíes, corzos, etc. Aumente sin control natural por falta de depredadores.

Por este motivo, desde la plataforma No A la Caza se cree que la caza y su negocio de cría y muerte de animales es un atentado contra la biodiversidad, contra la agricultura y contra la salud pública. La superpoblación es solo una excusa que utilizan los cazadores para poder salir a disparar a los animales por diversión y generar ingresos cuando gran la población está confinada.

España vota a favor de la restricción del uso de plomo en los humedales

La modificación del Reglamento REACH podría significar el final de la caza en muchas zonas de España

Los animales y el medio ambiente en general están de enhorabuena. El pasado jueves 3 de septiembre el Comité de la Agencia de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) aprobó, tras la votación de los Estados miembros de la Comisión Europea, la restricción del uso de plomo en humedales. Un decisión que ha contado con el apoyo de España y de su Ministerio para Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

El nuevo Reglamento REACH (Registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas) sancionará a aquellos cazadores que lleven consigo un cartucho de munición de plomo y se encuentre a menos de 100 metros de un humedal. El objetivo principal de esta medida es acabar con la muerte anual de entre 400.000 y 1.500.000 de aves acuáticas por la intoxicación causada por el plomo en los charcos, según los datos compartidos por la ECHA.

La votación ha sido aprobada tras cuatro intentos en lo que va de año y ha contado con los votos a favor de la mayoría de los países miembros de la Unión Europea. Tan solo Hungría, Eslovaquia, Finlandia Malta y la República Checa se han mostrado en contra, mientras que Estonia, Letonia, Lituania y Bulgaria se han abstenido en la votación.

La definición de humedal a tener en cuenta de cara a esta modificación del reglamento es la que recoge el Convenio Ramsar, un acuerdo internacional que promueve la conservación y el uso racional de los humedales. Así, la definición oficial dice que toda superficie cubierta temporalmente de agua superior a un metro cuadrado es un humedal. Una teoría que provocará que la caza sea inviable en muchas zonas España.

La Real Federación Española de Caza se ha mostrado en contra de esta modificación del Reglamento REACH. Una variación de la norma que el colectivo de la actividad cinegética considera que “viola los derechos fundamentales de los cazadores, como la presunción de inocencia y estima que un charco es un humedal, lo que pone en jaque a la caza en muchas zonas de España”.

El Presidente de Cataluña muestra su apoyo a los cazadores catalanes

El Presidente de la Generalitat ha mostrado su apoyo total a la actividad cinegética mediante una carta dirigida al presidente de la Federación Catalana de Caza.

Según ha informado la revista Jara y Sedal, el Presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, ha mostrado su apoyo total al sector de cinegético catalán. Torra se ha mostrado a favor de las voluntades de la Federación Catalana de Caza, quienes exigieron la derogación de la nueva normativa de sanciones establecidas en la Ley 5/2020 el pasado 15 de mayo mediante una carta.

En esta carta, el Presidente de la Federación Catalana de Caza, Sergi Sánchez, denunciaba curiosamente el furtivismo y el maltrato animal y pedía a la Generalitat la erradicación de una batería de medidas impuestas en la Ley 5/2020 que imposibilitaban la práctica de la actividad cinegética en Cataluña.

Este es el contenido íntegro de la carta que ha enviado Quim Torra en respuesta a las exigencias del presidente de la Federación Catalana de Caza Sergi Sánchez:

«Estimado señor Sánchez. He leído con detalle su escrito en el que me manifiesta una serie de preocupaciones relacionadas con tu actividad y, sobre todo, con las últimas modificaciones legislativas. En primer lugar, quiero manifestaros que mi apoyo personal y del Gobierno con relación a su actividad.

Entre las muchas tareas que realizan, hay una que a menudo es poco conocida y públicamente como es el servicio público que prestáis. Las especies cinegéticas han incrementado de forma notable sus poblaciones, por lo menos en una parte importante de ellas, generando cada vez más problemas a la sociedad, sobre todo en cuanto a la accidentalidad vial, con daños y perjuicios a la actividad agraria e, indirectamente, en la transmisión de enfermedades a las personas y los animales domésticos.

Su tarea de colaboración incondicional en el control de estos animales y Ia prevención de sus efectos merece todo nuestro reconocimiento y así lo queremos expresar con esta carta, pero también por la labor que desarrolla en el mantenimiento de una actividad tan tradicional en nuestro país corno la que profesáis.

Me he interesado por los temas que me pedís ante la consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, y del consejero de Territorio y Sostenibilidad. Las leyes que ha aprobado cada departamento de Cataluña en ningún caso han tenido voluntad de perjudicar la actividad de la caza. En el primer caso, se trata de un régimen sancionador que estaba durante 50 años sin actualizar y que, consiguientemente, había perdido cualquier efecto disuasorio, mientras que el segundo caso, se han actualizado las sanciones en materia de protección de los animales y tenencia de perros potencialmente peligrosos para reforzar también el efecto disuasorio que cualquier régimen sancionador debe disponer. Pero, repito, en ningún caso se pretende perjudicar al colectivo de cazadores que representa.

Es más, tal y como tiene conocimiento, ambos departamentos se han puesto en contacto con tu institución para dotar de mayor seguridad jurídica a este colectivo y modificar el régimen de infracciones existentes y modular, en caso de que sea necesario, aquellas que hayan podido quedar desproporcionadas con el nuevo régimen sancionador.

Son lógicamente dos ámbitos muy diferentes, pero me han podido explicar la situación actual, que sus aspiraciones se han ido concretando, y que están trabajando para que sus preocupaciones dejen de serlo de cara a las próximas semanas. Sé que están haciendo un buen trabajo y que en breve podrá comprobar los resultados del mismo.

Como conclusión, confirmaros que están realizando los trabajos que se han ido acordando con los diferentes representantes de los dos departamentos, que existe un escenario que hace posibles las soluciones y que dejan de existir las razones para su preocupación, y que siempre tendrá el apoyo y reconocimiento por parte de esta Presidencia.

Atentamente,

Quim Torra i Pla»

“La caza será inviable en el momento en el que llueva”

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) votará a favor de una medida que sancionaría a los cazadores que lleven cartuchos de plomo junto a un charco de agua. La Real Federación Española de Caza ha mostrado su malestar por esta modificación del Reglamento REACH que pretende acabar con las nefastas consecuencias del plomo sobre el medioambiente. 

“Toda superficie cubierta temporalmente de agua es un humedal, independientemente de su tamaño”. Esta fue la contundente respuesta de la Comisión Europea a la pregunta impulsada por el Parlamento Europeo ante la inminente aprobación de la modificación del Reglamento REACH sobre el uso de plomo en humedales.

Con el nuevo Reglamento REACH, los cazadores podrían ser sancionados si llevan un cartucho de plomo y se encuentran a menos de 100 metros de un charco. La Real Federación Española de Caza ha mostrado su malestar ante esta decisión: «Los cazadores estamos a favor de la limitación del plomo en humedales, pero el Gobierno no puede votar a favor de un reglamento que consideraría cualquier charco de agua un humedal. ¿Si llueve no podemos cazar? Esperamos que entren en consideración».

El Gobierno de España tiene hasta el 15 de julio de 2020 para expresar su posición ante el cambio de Reglamento REACH. La intención del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) es votar a favor de una modificación de la normativa que podría acabar con la intoxicación por plomo, responsable cada año de la muerte de miles de aves acuáticas. El colectivo de caza español cataloga esta modificación de “inviable, ilegal y que será de difícil aplicación en nuestro país al estar dotada de una gran inseguridad jurídica”.

Ignacio Valle, presidente de la RFEC, ha pedido la ayuda de los cazadores españoles para decirle al Gobierno de España que vote en contra del cambio de Reglamento REACH sobre el uso de plomo en humedades: “En el momento en el que llueva, la caza sería inviable en España. Os pedimos que nos ayudéis a decirle al MITECO, al Gobierno de España, que no puede votar a favor de esta propuesta porque la caza en España sería inviable si llueve”.

La RFEC ha emitido también un comunicado en el que dice que “esta modificación del reglamento vulnera derechos fundamentales como la presunción de inocencia. Los cazadores tendrían que demostrar su inocencia si poseen un cartucho de plomo, incluso fuera de los humedales cuando regresan a casa después de la caza. Las propuestas de la CE son técnicamente deficientes y legalmente defectuosas”.

El plomo en humedades: un impacto medioambiental devastador

El Congreso de la Unión para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) aprobó en 2016 una moción presentada por SEO/BirdLife para la eliminación gradual de la munición del plomo en la caza. En Estados Unidos y diversos países de Europa este tipo de munición está prohibida desde hace algunos años, ya que su alto contenido tóxico supone un impacto medioambiental devastador.

El plomo en humedales es un elemento altamente contaminante que según un informe de la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos, cerca de 14.000 toneladas de plomo podrían causar la muerte de entre 1 y 2 millones de aves. La ingesta de este tipo de material puede generar una intoxicación degenerativa que ocasiona la muerte lenta y dolorosa de los animales. En seres humanos, la unión de plomo y humedales puede llegar a generar problemas neurológicos por consumo de carne contaminada.

“Ojalá los políticos europeos tengan la valentía que no tienen los políticos españoles para frenar la caza”

David Rubio es el portavoz de la Plataforma NAC (No A la Caza), una asociación apartidista, aconfesional y antiespecista sin ánimo de lucro que lucha contra la caza en todas sus modalidades y que tiene como objetivo inmediato acabar con la caza con galgos y otras razas.

¿Todos los tipos de caza deben abolirse?

Por supuesto. La caza es una actividad que no tiene sentido en la sociedad actual, la caza por necesidad en España ya no existe, solo existe la caza deportiva, la caza para el divertimento de unos pocos.

¿Por qué hay quien dice que la caza es necesaria para la regulación del ecosistema?

Los cazadores tienen que buscar excusas para que su divertimento parezca tener sentido a día de hoy y que la gente acepte que se mate animales salvajes. Llevan toda la vida diciendo que los cazadores regulan el ecosistema y sin embargo, nunca lo han conseguido regular, todos los años hablan de supuestas plagas y de la sobrepoblación de animales salvajes, con lo que podemos afirmar que la caza no funciona para regular el ecosistema.

Aparte ellos mismos desnivelan los ecosistemas acabando primero con los depredadores (águilas, zorros, lobos, osos) que matan a las especies cinegéticas tan apreciadas por los cazadores, así provocan que estos animales no tengan depredadores naturales.

Hay que señalar además la existencia de granjas cinegéticas. Millones de animales prácticamente domésticos que los cazadores sueltan todos los años en España para ser matados. Estas granjas crean problemas de sobrepoblación, de desplazamientos de fauna salvaje, de especies híbridas entre animales salvajes y de granja y de expansión de enfermedades como la toxoplasmosis, la peste porcina africana o la moscarda.

¿Qué respuestas daríais a los que justifican la caza como el único medio de vida de algunas áreas rurales?

No existe ninguna zona rural que tenga como único medio de vida la caza. Una población cuyo medio de vida fuese la caza está destinada a desaparecer. Un ejemplo de ello es el de la Sierra de Hornachuelos, en Córdoba, una de las comarcas cinegéticas más emblemáticas para la caza mayor, con cotos cerrados. Allí se prohíben aprovechamientos ganaderos tradicionales para no molestar a la caza y se reduce la población (entre 1991 y 2013 se registró un descenso del 8% en Hornachuelos y un 12% en Villaviciosa de Córdoba).

La caza es una actividad excluyente. Donde hay caza no se puede pasear, no se puede hacer deporte, hacer turismo ecológico, rutas micológicas, rutas fotográficas… todos los años tenemos noticias de gente que sale al campo y acaban heridos o muertos por los disparos de cazadores. Los datos son elocuentes: desde el año 2000 hemos pasado de 5.000 heridos y de 1.500 muertes por armas de caza.

Los galgos, una raza muy castigada por la actividad cinegética

¿Por qué creéis que la caza sigue teniendo un peso específico si el número de licencias decae?

Es curioso que cuanto más avanza la empatía por lo animales y más denigrada está la caza, los estudios apuntan que genera más puestos de trabajo y más dinero. En 2006 FAES hablaba de que la caza generaba 2.700 millones y 36.000 empleos. En 2017 Circulo Fortuny subía a 3.600 millones y 54.000 empleos. Un año después, en 2018 Deloitte duplicaba los millones generados (6.000 millones) y casi cuadriplicaba los empleos (190.000). En este último estudio que hizo el sector de la caza incluso suman el dinero de las segundas viviendas y de los vehículos familiares como dinero generado por el sector cinegético. Todo vale para engrosar las cifras.

Por supuesto en puestos de trabajo que genera la caza (el 78% de ellos temporales) suman desde el que echa gasolina a los coches de los coches familiares, al camarero del bar de carretera donde paran. Intentan sumar todo lo que pueden para intentar dar a la caza un peso muy alejado del que en realidad tiene.

¿Qué opináis del grupo de medidas que la Federación de Caza ha presentado al Director General de Bienestar Animal Sergio García Torres?

Lo primero es que no creemos que los que son parte del problema y no lo asumen así, deban estar dando propuestas que para nada van a mejorar la vida de los animales.

Según las encuestas que hemos realizado entre protectoras y rescatistas, el 80% de los perros que llegan a las protectoras y que son rescatados son perros de razas de caza. Lo primero que nos llama la atención es que los cazadores piden que se permita a sus perros el causarles dolor o sufrimiento, grave o no, si está justificado o es necesario.

También piden que las competencias de estos animales sean exclusivas de la Real Federación Española de Caza. Esto dejaría totalmente desprotegidos y excluiría a los perros de caza de esta nueva ley nacional de protección animal. Se oponen al control de la cría y defienden la cría amateur con lo que todo conlleva. Ya sabemos el gran número de abandonos de perros de caza que “no valen”, los descastes de cachorros o el gran número de perros que llega a las protectoras por camadas indeseadas.

También llevan entre sus reivindicaciones el “control poblacional” de los gatos que no estén encerrados en núcleos zoológicos, esto podría suponer que se permita la matanza de miles de gatos callejeros. Y por supuesto, como no, piden más dinero para sus núcleos zoológicos. Un dinero que se sumarían a los más de 3 millones de euros que ya reciben las federaciones autonómicas de caza. En nuestra página hemos publicado una entrada específica que explica la inconsistencia de las propuestas.

¿Qué opináis de la campaña contra la caza con galgo que el sector cinegético os atribuye? Una recogida de firmas en una conocida plataforma de captación de apoyos en línea la firma una persona desde Suecia.

Nos alegra ver que el resto de Europa se preocupa por lo que estamos haciendo a nuestros animales en España. Llevamos muchos años trabajando para que la lucha contra la caza con galgos y la empatía hacia estos animales llegue a toda España y vemos que ya ha traspasado fronteras. Ojalá los políticos europeos tengan la valentía que no tienen los políticos españoles.

¿Qué tanto de la caza en España involucra Galgos?

Como no hay licencia de caza con galgos en España, tan solo podemos fijarnos en el porcentaje de licencias federadas. En España hay unos 330.000 cazadores federados y 10.000 galgueros federados. Es un 3% del porcentaje de cazadores. Pero el problema de la caza con galgos no es el número de galgueros sino él número de galgos que existen en España. Según la Federación de Galgueros en España hay más de 200.000 galgos, con una vida media útil para la competición de 3 años. Si cada 3 años se “renuevan” 200.000 galgos ¿Cuántos “sobran” cada año?

¿Qué es NAC?

La Plataforma NAC (No A la Caza) lucha contra la caza en todas sus modalidades y tiene como objetivo inmediato acabar con la caza con galgos y otras razas. Para ello, organizamos desde 2010 una manifestación cada febrero que ya ha alcanzado una escala internacional.

Actualmente salimos a manifestarnos en todas la Comunidades Autónomas de España, (este año 2020 en 39 ciudades) y cada vez se nos unen más ciudades extranjeras para pedir el fin de la caza con perros en España. Además, llevamos a cabo y colaboramos en todo tipo de eventos enfocados a la sensibilización ciudadana sobre la explotación y maltrato animal en su sentido más amplio. Somos una asociación apartidista, aconfesional y antiespecista sin ánimo de lucro.

Manifestación organizada por NAC en el Congreso de los Diputados

¿Cuántas entidades distintas se han llegado a sumar a vuestra plataforma?

En las últimas manifestaciones hemos sido más de 600 asociaciones las que nos hemos unido contra la caza.

¿Qué propone NAC?

Para alcanzar la abolición debemos proteger a los animales que son víctimas de los cazadores por ser salvajes o por ser usados por ellos en las batidas. Los perros llamados de caza deben ser protegidos por la ley desde antes de su nacimiento hasta su muerte. Debe haber una mayor dotación de medios materiales y personales a los cuerpos de seguridad que velan por el bienestar animal y por el cumplimiento de la ley y endurecimiento de las penas por maltrato además del sacrificio cero en perreras y refugios.

¿Qué tiene que hacer un particular para apoyaros?

Invitamos a tod@s a que nos sigan en las redes sociales, compartan nuestras noticias y publicaciones y por supuesto que salgan a la calle con nosotros para acabar con el sufrimiento animal.