Entradas

«Actualmente en Córdoba capital no existe ningún convenio para el control ético de las colonias de gatos»

En primer lugar el equipo de Animalados os damos el pésame por los gatos aparecidos muertos ¿Cuántos esta vez? Es la tercera ocasión…¿no?

Estamos con una profunda indignación por lo que esta ocurriendo en las Colonias felinas de Córdoba en general, pero lo que esta ocurriendo en la colonia de la Asomadillas, es una atrocidad. Esta colonia esta sufriendo envenenamiento tras envenenamiento.

Las personas que cuidan de las colonias van ahorrando mes a mes para poder esterilizar la colonia, y cuando se va a hacer efectiva la intervención, se encuentran que hay que atender a gatos atropellados, enfermos o en este caso envenenados. ¿Sabes el dolor y la desolación que invade a esta gente que ven su esfuerzo convertido en muerte?

En este tercer envenenamiento, han sido 6 encontrados muertos y otros desaparecidos. Esta colonia estaba compuesta por unos 60 gatos y tras el envenenamiento masivo del mes de Abril, que fue el más numeroso, quedaron solo 10; actualmente la colonia ha crecido a unos 30-40 ejemplares en pocos meses evidenciando que controlar las colonias felinas con exterminio no es eficiente.

¿Está probado el envenenamiento?

Se han realizado varias necropsias en distintas clínicas veterinarias y por los síntomas todas llegan a la misma conclusión (muerte compatible con envenenamiento)

 ¿Hay sospechosos?

 Toda persona que no quiere gatos a su alrededor, otras que capturan gatos por cuenta propia en las inmediaciones de la colonia, o las que llaman a empresas de control de plagas para que capturen gatos, son susceptibles de ser sospechosas.

¿Desde las instancias oportunas se ofrece el interés y las medidas correspondientes?

No, ¡que va! En el envenenamiento masivo se llamó en varias ocasiones a la policía, y al SEPRONA que se limitaron a hacer un informe, sin mas investigación ni protecciones necesarias. La FAPAC interpuso denuncia ante el SEPRONA pidiendo la colaboración activa de todos los organismos competentes, así como la investigación de una comunidad cercana a la colonia donde se estaban capturando gatos, o la existencia de algún toxico en el polígono cercano a la colonia y hasta la fecha no tenemos noticias de en que fase esta el proceso.

Córdoba ¿qué convenio tiene para la gestión de colonias?

Actualmente en Córdoba capital no existe ningún convenio para el control ético de las colonias. Las colonias están siendo controladas por asociaciones protectoras o particulares que a diario realizan un gran esfuerzo, dedicando su tiempo, cariño y dinero a los gatos que luchan a diario por sobrevivir dignamente en su casa, que es la calle; alimentando y esterilizando como se puede. Tanto protectoras como particulares sabemos que la mejor opción es el control de las colonias mediante el método CES y es lo que constantemente estamos demandando al Ayuntamiento para llegar a un consenso en la ciudad entre las personas que los amamos y las detractoras. Pero al no tener suficiente capacidad económica, no se llega al nivel suficiente de esterilizaciones que garantice la disminución de la población felina de las colonias.

Estáis pendientes de resultados sobre la salud de los gatos de las colonias, más que de su salud de hecho, de la potencial vulnerabilidad hacia unas enfermedades que se testan sin totales garantías de eficiencia ¿cierto?

Si, estamos a la espera de que el Ayuntamiento nos convoquen para que nos den los resultados del estudio sanitario; estudio que encargó a la Universidad de Córdoba. No entendemos qué sentido tiene el testar tantas enfermedades a las colonias, ni sabemos con qué fin se ha estudiado. En las colonias controladas hay menos cachorritos que son los mas vulnerables a contraer enfermedades; por ello todo el esfuerzo y potencial económico debe ir dirigido a controlar la población de las colonias felinas, porque con ello estaremos controlando las posibles enfermedades

 ¿Estais preocupadas?

¡Claro que lo estamos! Sabemos que quieren saber el estado de salud de las colonias de Córdoba, pero no sabemos con qué fin se han estudiado tantas enfermedades, ni cuáles serán las medidas que tomarán.

Estáis organizando las Primeras Jornadas Felinas Andaluzas y además todo apunta a que será un debut muy exitoso. Plataforma Gatera de Barcelona està entusiasmada con la seriedad y precisión con la que cada día avanzáis en la organización, que quiere ser inclusiva y cohesionadora.

Desde la Plataforma Gatera de Barcelona estamos recibiendo el apoyo necesario para poder organizar las I JORNADAS FELINAS ANDALUZAS, donde se hablará de la realidad andaluza, las propuestas de mejora, las herramientas científicas y legales en torno al mundo del Gato.

El lema será «EL GATO ANDALUZ; NUESTRO PRESENTE SU FUTURO», sobre el que versarán las diferentes ponencias y para las que contaremos con personas, de reconocido prestigio del mundo jurídico como es Enrique Alonso (miembro permanente del Consejo de Estado), expertas del mundo felino con reconocido prestigio internacional, como Agnés Dufau ganadora del International Cat Welfare Award 2015, del mundo veterinario contaremos con Valentina Aybar actual presidenta del grupo de Estudio de Medicina Felina de España (GEMFE), con Ana M. Martínez (investigadora de la Ley de Protección Animal de Andalucía) y Clara Busquets (experta en comportamiento felino).

Tenemos la certeza que estas Jornadas, que tienen la intención de ser referente anual en las 8 provincias de Andalucía, marcarán un antes y un después para los gatos andaluces.

Recientemente Carmen Manzano denunciaba las deficiencias de la legislación andaluza.. ¿es tan grave?

Estamos totalmente de acuerdo con Carmen Manzano, tenemos una de las peores leyes de protección animal, y respecto a las colonias felinas existe un vacío legal y una total desprotección. La modificación de la ley debe reconocer al gato feral en toda Andalucía y su derecho a vivir en la calle.

Ser perro o gato en Andalucía ¿te expone al maltrato impune? ¿Qué medidas de transformación propondrías?

Totalmente. Andalucía es una región donde mas abandono y maltrato existe y donde menos se castiga por ello.

De forma general, la Reforma del Código Penal; sin unas penas efectivas todos los esfuerzos caerán en saco roto, y concretando:

  • Modificación de la Ley de protección de Andalucía acorde con las demandas de la sociedad que evoluciona hacia un Bienestar animal pleno y no vinculado a intereses económicos
  • Ordenanzas municipales actualizadas en toda la provincia.
  • Método CES de oficio, con el reconocimiento de la persona cuidadora de las colonias
  • Reformas en el centro de control animal; tanto estructurales como de gestión donde el sacrificio 0 este garantizado
  • Convenios de colaboración con Entidades de Protección Animal
  • No al uso de animales para la caza
  • Abolición de la Becerrada en homenaje a la mujer cordobesa
  • No subvencionar los espectáculos taurinos
  • Coordinación de todos los agentes implicados en la protección animal con protocolos de actuación en casos de emergencia ante cualquier tipo de maltrato animal
  • Campañas obligatorias de castración
  • Programas educativos en todos los niveles escolares
  • Programas de concienciación transversales en nuestras instituciones…..

Son tantas las medidas, que parecen un poco ambiciosas; pero nuestro deseo más profundo es no tener que hacer ninguna propuesta de mejora, porque no sean necesarias; porque vivamos en un mundo de respeto y de pleno Bienestar Animal.

 ¿Qué dificulta vuestro trabajo?

El gran problema actual que tenemos para establecer el método CES, es la propia ley de protección animal; que no reconoce el gato feral, y la titularidad de las colonias mediante la identificación del microchip; nadie quiere tener la responsabilidad civil que pueda derivarse de las colonias felinas; pero eso tiene una solución fácil con un seguro de responsabilidad civil

No puedo quitarme de la cabeza estos gatos envenenados, ¿teméis nuevos ataques? ¿Qué medidas se pueden tomar?¿Cómo os podemos ayudar?

Témenos ataques no solo en esta colonia, también en otras. Hay que predicar las ventajas de una colonia controlada desde las instituciones y no solo desde el ámbito de la protección animal.

No entendemos como no se ha investigando de oficio la atrocidad que se esta cometiendo en esta colonia; ya no solo por las muerte que esta ocasionando a los gatos, que ya seria causa más que suficiente, sino también por el riesgo que supone para la población el tener un tóxico desconocido e ilocalizado contra el que poder tomar las medidas de protección necesarias.

En FAPAC contamos con la compañera y asesora jurídica Dulce Aguilera, que pertenece a la Comisión de Derecho Animal y Protección Medioambiental del ICA Córdoba, a INTERcids y a la Asociación Andaluza por la Defensa Animal, y vamos a denunciar ante Fiscalia y no descansaremos hasta que se investigue, qué y quiénes están envenenando. Instamos a todos los organismos competentes a que dentro de sus capacidades actúen con celeridad.

Os agracedemos vuestra ayuda de la forma que lo estáis haciendo, dándole visibilidad; lo que no se ve, por desgracia no existe.

 

Emma Infante

“El aseo y el buen manejo de las colonias felinas ayuda a la aceptación universal de los vecinos gatunos”

Llobregats es una entidad felina viejoven que está revolucionando con su propuesta de reutilización de objetos descartados el mundo del urbanismo felino. Andorra, Estados Unidos y Canadá son algunos de los países desde donde han llegado solicitudes de colaboración y felicitaciones. Los gatos son conciudadanos, a veces incomprendidos y otras veces fascinantes, tienen en las calles una oportunidad de convivencia feliz, segura y atractiva. Entrevistamos a su presidente Jose Luis Rodríguez Espinosa y a su mujer, Pepi Rodríguez, la verdadera impulsora de este amor felino.

 

¿Qué es un Catdonalds?

Es un contenedor reciclado en el que están protegidos el pienso y el agua; además tiene una bandeja de frigorífico donde poder poner la comida húmeda y no tener que usar vajilla y cacharros.

Pueden ser desde cubitos de basura caseros hasta cubos de reciclaje de dos ruedas.

 

¿Qué es un Cathotel?

Es un contenedor grande, un iglú, un congelador horizontal, etc., donde quedan protegidos agua y pienso además de contener lugares donde pueden descansar los gatines protegidos discretamente.

 

¿Cómo está dando la vuelta al mundo este modelo?

Bueno, no es nada nuevo el hecho de que los gateros reutilizamos materiales para acondicionar las colonias felinas. Lo novedoso es el poder usar contenedores, congeladores horizontales, arcones grandes, etc. Además de las cajas de porexpan procedentes de los grandes hospitales y el amplísimo abanico de materiales a los que se tiene acceso en los puntos de reciclaje. Esto ha llamado la atención de la asociación que gestiona las colonias de la capital mundial Nueva York que ha impartido un curso con audiovisual de nuestra asociación.

 

¿Cuáles son vuestros valores?

Pues ser útiles a los demás, comenzamos ayudando a personas desde muy pequeños que nos enseñaron y después dimos el salto a ayudar a nuestros pequeños vecinos felinos.

 

¿Cuál es vuestro pasado?

Comenzamos alimentando a una colonia que había cerca de casa sin saber nada de nada. Fuimos implementando nuestra colaboración como voluntarios aplicando el método CES y ampliando el número de colonias hasta llegar a controlar todo nuestro barrio de más de 10.000 personas. En los últimos dos años hemos realizado labores como Gestores-Coordinadores de todas las colonias de la ciudad (Sant Boi de Llobregat). Cuando dejamos esta labor hace unos meses cuidábamos de más de 80 colonias con la ayuda de unos 40 voluntarios. En esta etapa hemos esterilizado una media de 250 gatos al año.

 

Hasta mayo…

Ahora estamos más centrados en dar a conocer como reciclaje y cuidado de las colonias urbanas con un buen CES es el camino hacia el equilibrio y la buena convivencia porque ayudamos al medio ambiente reutilizando materiales, rebajamos costes imposibles de mantener para los voluntarios, asociaciones, protectoras o refugios y ayudamos a los gatos de nuestro entorno. También ofrecemos cursos de divulgación, talleres muy completos para formar a personas interesadas que lideran o no proyectos CES en su ciudad. Aprender sobre gatos es una necesidad de mucha gente y especialmente de gatos de calle. También formamos en aplicación del CES, adaptación e implantación de materiales para CatDonalds y CatHoteles y cuidado de colonias felinas.

 

¿Por qué hay que cuidar las colonias felinas?

Porque forman parte de nuestro entorno, son seres vivos, sienten y padecen como nosotros. Al cuidarlos, al dignificar su entorno con los CatDonalds o CatHotels visibilizándolos y manteniéndolos limpios, los vecinos contrarios dejan de quejarse por no tener ya motivos y los favorables aplauden la labor y colaboran.

 

¿Qué es el CES?

Es el método por el que se controla la gran natalidad felina. El que nazcan descontroladamente solo motiva sufrimiento y malestar tanto de los partidarios como de los detractores porque unos ven el sufrimiento que causa la gran cantidad y los otros por el descontrol. El CES consiste en Capturarlos para Esterilizarlos y una vez recuperados Soltarlos de nuevo en su entorno.

 

Habéis puesto en marcha un concurso muy atractivo y ambicioso…

Como uno de nuestros objetivos es la reutilización de materiales este año comenzamos a participar en la ‘Semana Europea de la Prevención de Residuos’ que se celebra del 18 al 26 de noviembre con un concurso online.

Como sabemos que todos los voluntarios están acostumbrados a reutilizar materiales en sus colonias, refugios, protectoras o asociaciones proponemos que compartan esos elementos reutilizados haciéndoles la/s foto/s que consideren y las suban esa semana a su Facebook, Twitter o Instagram con dos hashtags que difundiremos días antes en nuestra web, Facebook, twitter e instagram (pueden subir todas las que quieran pero mejor si suben una a una no en grupo para que así sea más fácil localizarlas). De esa manera Europa verá el tremendo esfuerzo y la gran imaginación e inventiva que tenemos los voluntarios.

Puede concursar todo voluntario, asociación, protectora o refugio que lo desee. Entre todas las fotos haremos una preselección para facilitar labor al Gran Jurado que tenemos, está compuesto por las escritoras Rosa Montero y Espido Freire, la Cat Welfare Award Agnès Dufau y la secretaria de nuestra asociación Pepi Rodríguez.

El premio también está a la altura pues el Ganador obtendrá un Smartphone de gama alta, un Iphone 7 plus libre con 128gb color plata, en garantía, con todo lo que trae de fábrica y muchos extras. Es un premio que, acorde al espíritu de la ‘Semana Europea’ tendrá ‘Una nueva vida’.

 

¿Es cierto que os han pedido catdonalds desde Montreal?

Sí, la SPCA de Montreal contactó con nosotros para pedirnos que se los fabricáramos. ¡Esto es algo que jamás hubiéramos imaginado!, ¡que nuestros humildes CatDonalds y CatHotels hayan llegado tan lejos y hayan movido a tanta gente entendida y experta!

 

¿Echáis de menos la gestión directa?

Claro, nosotros nos hemos formado con el contacto directo, el trato personal con cada integrante de la colonia incluso les poníamos su nombre. Aunque nos complace ver que hemos dejado tanta huella en ellos que incluso hay uno que ha localizado nuestro hogar y viene a pedirnos su Gourmet cada vez que le apetece.

 

¿Qué consejo daríais a los amantes de los gatos?

Que se esfuercen por aplicar el CES y mantener sus colonias aseadas porque así minimizarán el impacto que tiene su labor en los detractores y tendrán todo el apoyo y la fuerza de los defensores.

 

¿Cómo os veis de aquí a 5 años?

Esa misma pregunta nos la hicieron hace justo un año y no acertamos en nada porque nunca nos hubiéramos imaginado estar donde estamos. Así que lo único que deseamos es poder ayudar más y mejor desde nuestra humilde asociación.

 

Emma Infante

Agnès Dufau, una mujer felina

 

Presidenta de Plataforma Gatera, Premio Internacional de Bienestar Felino, Portavoz en el Congreso de los Diputados del Manifiesto Felino, Consultora del proyecto europeo CARO CAT y Presidenta del Santuario Daya. Hoy hablamos con una mujer que lleva años luchando por los gatos y sus derechos: Agnès Dufau.

 

En 2015, en sede Parlamentaria, en Madrid, hiciste de la presentación del Manifiesto Felino ¿qué es este Manifiesto?

El Manifiesto Felino surgió después de reunirnos un grupo de expertos en bienestar felino, personas que trabajan para mejorar la vida de los gatos en la UE. Nos conocimos participando en conferencias sobre protección y bienestar animal, entre las cuales el ICAWC que tuvo lugar en Barcelona en 2013, y la conferencia sobre gatos callejeros organizada por la entidad FOUR PAWS en Viena en 2014.

Nos dimos cuenta de la existencia de asuntos que son de máxima relevancia para plantear mejoras en el bienestar felino, empezando por la promoción de la tenencia responsable, la gestión ética de las colonias y la obligación de esterilizar a los gatos. Así se generó el decálogo que llamamos “Manifiesto Felino”, porque lo entendemos como una declaración en pro del bienestar felino. El MF contó con la validación del grupo GEMFE, quién aporto el enfoque veterinario.

Para formalizar su “nacimiento” me encargaron presentar el Manifiesto durante el primer Foro Parlamentario sobre Bienestar Felino, que tuvo lugar el 25 de abril de 2014 en Sede Parlamentaria en Madrid.

El Manifiesto es una hoja de ruta para orientar a ciudadanos y gestores municipales para lograr mejorar el bienestar de los gatos centrándose en 10 puntos clave.

 

¿Estás contenta con el desarrollo de esta herramienta en estos dos años?

Durante estos dos años hemos conseguido la adhesión de muchas más asociaciones de protección de los animales. La mayoría de estas entidades trabajan con gatos: gestión de colonias felinas, rescate de gatos abandonados y maltratados, adopciones responsables, y tareas de concienciación. El hecho de poder aglomerar un número tan elevado de asociaciones da una idea de la problemática subyacente. No nos deja de sorprender la incesante creación de asociaciones “gateras” que dedican todos sus esfuerzos a combatir el sufrimiento de los gatos.

Hemos conseguido que 4 ciudades decidan adherirse al MF: Málaga ha sido la primera, hace 2 años, Tarragona y Barcelona lo hicieron este año. Lloret de Mar aprobó la adhesión en el pleno el 31/07. El hecho de que los municipios se planteen la adhesión demuestra que son conscientes de la necesidad de ordenar prioridades y de diseñar estrategias concretas. No hay ni un solo municipio que no tenga que lidiar con la sobrepoblación felina en España: el MF permite hacer público el compromiso de la administración con el bienestar de los gatos.

 

Define la situación de los gatos en España, de los caseros y de los callejeros.

Es complicado sacar una foto de la situación de los gatos en España. Tanto los caseros como los callejeros pueden vivir vidas extremadamente diferentes: de los híper mimados a los abandonados, de los que malviven en las calles a los que viven dignamente sus vidas de ferales cuando hay un programa CES en marcha.

Los gatos en general son cada vez más populares. Según los últimos datos de FEDIAF se ha alcanzado el numero de 68 millones de gatos en la UE en 2016 (+8% sobre 2014).

En España viven 3.800.000, y los gatos no han logrado aún ser el primer animal de compañía (los 5.330.000 perros españoles siguen siendo los primeros), pero el porcentaje de hogar que incluye un gato no ha cesado de crecer en los últimos años, sobre todo en entornos urbanos.

El problema es que a menudo los gatos son elegidos por razones equivocadas, como el escaso “mantenimiento” que necesitan, y por personas que no tienen el mínimo conocimiento necesario sobre su comportamiento y sus necesidades básicas. Los gatos caseros padecen esta falta de entendimiento en su vida de cada día. Los que lo pagan más caro son los que acaban siendo abandonados.

Para los de la calle que han nacido en lugares donde son tratados como plaga, malviven gracias a la buena voluntad y solidaridad de las pocas personas que pueden aliviar algo su sufrimiento. Los que tuvieron la suerte de nacer en la calle en municipios donde hay un programa municipal de gestión de colonias pueden vivir largas vidas con un nivel de bienestar aceptable. Para todos ellos el sufrimiento mayor sería acabar en una perrera donde alcanzarían niveles de estrés insoportable, donde no recibirían ningún tipo de atención veterinaria, y donde ninguna de sus necesidades etológicas básicas se puede cumplir (esconderse, trepar). Me atrevo a equiparar en encierro de los ferales a una forma de maltrato animal institucional: todos hemos visto demasiados gatos aterrorizados en perreras como la de Almería por ejemplo

 

¿Cuáles son las tres amenazas más acuciantes para los gatos del país?

La primera la acabamos de comentar, la popularidad de los gatos; la tenencia irresponsable y la dejadez de las administraciones.

La “tenencia irresponsable” de gatos, que proviene de su consideración de un animal de compañía “de segunda”: muchas familias no piensan en identificar o esterilizar al gato, y tampoco consideran que las visitas rutinarias al veterinario son necesarias. En muchas leyes de protección la identificación obligatoria solo es para los perros. En comunidades autónomas donde la identificación es obligatoria también para los gatos (por ejemplo en Cataluña) las administraciones no han desarrollado ninguna campaña de concienciación para promover esos ejes centrales de la tenencia responsable.

La tercera amenaza es la dejadez de las administraciones. Esta dejadez la podemos comprobar tanto en la nula promoción de la tenencia responsable de gatos como en la escasez de programas de gestión ética de la superpoblación felina. Las Leyes de Protección animal son en su mayoría obsoletas, y no contemplan la existencia del gato feral o de las colonias felinas. Las ordenanzas municipales que no siempre llegan hasta donde podrían a la hora de actualizarse. Por ejemplo, la nueva ordenanza de Tarragona no menciona el CER como tal, y deja en manos de las entidades la gestión de las colonias, sabiendo que la Ley Catalana establece muy claramente que es responsabilidad de los municipios controlar a estos animales

Sumando las tres amenazas llegamos a la situación actual: la superpoblación felina. La superpoblación genera sufrimiento para muchos animales, y también molestias para las personas. Las entidades están combatiendo un importante incendio con cubos de agua, sin apenas ayudas de las administraciones, mientras las personas irresponsables inician nuevos focos cada vez que abandonan un gato…imposible apagar.

Creo que no hemos alcanzado aún el momento en el cual empezaremos a ver una mejora. Este verano está siendo muy duro, incluso para entidades consolidadas como la SPAM de Mataró que están “colapsados con camadas de gatitos y gatos adultos abandonados”

 

¿Qué tanto por ciento de la protección de los gatos ferales depende de la administración y qué tanto de las asociaciones y protectoras de gatos?

Por lo que es de los recursos económicos, es un dato que no está disponible. Pero lograremos conseguir una estimación afinada con una encuesta que queremos realizar en breve pidiendo datos a todas las entidades adheridas al MF.

Si quisiera dar un número basado en lo que conozco, y siendo realista, creo que el 90% del trabajo de campo, y de los recursos provienen de las entidades de protección animal, y de la ciudadanía. El otro 10% proviene de algunas ciudades (Madrid y Barcelona siendo las que más recursos aportan), y algo de las diputaciones.

La protección de los gatos ferales no es solo un asunto económico: depende del marco legislativo y normativo en el cual se puede trabajar. Y esto es un tema político que recae sobre la administración pública. En estos aspectos tenemos algunas buenas noticias, por ejemplo la definición del gato feral en algunas ordenanzas municipales. (Barcelona; Málaga). Por otra parte sabemos que se está hablando de introducir el concepto de las colonias de gatos tanto en ordenanzas municipales como en nuevas Leyes de Protección de los animales. Como siempre, estoy mencionando excepciones, dando a conocer ejemplos positivos a seguir, esperando que servirá para poner en movimiento los que todavía no lo han hecho.

 

Presides una entidad afincada en Barcelona que se llama Plataforma Gatera pero viajas por toda España y al extranjero dando conferencias sobre gestión de colonias y políticas públicas ¿Qué futuro augura a los gatos españoles y en qué lugares queda más por hacer? 

Queda mucho por hacer en lugares donde los responsables políticos no han iniciado un trabajo conjunto con las entidades de protección animal. En la actualidad seguimos dependiendo de cada interlocutor que tenemos que convencer. Nuestra temática no es ni será considerada como un tema prioritario nunca. Solo puntualmente, cuando se han alcanzado unos niveles de sufrimiento o de molestias inaceptables para las personas. Es entonces cuando la administración, normalmente sin la formación ni la información necesarias, toma las riendas utilizando métodos anticuados que ya se sabe que no funcionan (la primera opción suele ser “retirar los animales”). Todos los que estamos tratando de defender la necesidad de implantar políticas públicas de gestión ética de las poblaciones de gatos sabemos lo importante que es la labor de explicación, formación y mediación. Pienso firmemente que el camino es fomentar la colaboración entre administración y entidades y que hay una enorme necesidad de formación tanto para las entidades como para los técnicos y los políticos.

La sociedad está evolucionando, la empatía de las personas con el sufrimiento de los gatos está creciendo, y la mayoría de la ciudadanía está de acuerdo en decir alto y claro que el bienestar animal les importa y que el maltrato animal se tiene que combatir. Los políticos han entendido esta evolución, y también saben que nuestro colectivo puede llegar a ser muy potente a nivel mediático. Lamentablemente, son pocos los que han pasado a la acción, a nivel legislativo, regulatorio, poniendo en marcha programas municipales o simplemente facilitando la labor de las entidades.

Todavía tenemos quién piensa que editando un bando de prohibición de alimentar animales en la vía pública está haciendo algo. Todavía tenemos quién captura gatos en colonias controladas para llevarlos a su perrera donde saben que morirán sin que les cueste ni la inyección. Nos queda trabajo.

 

Emma Infante

La limpieza obligatoria de las micciones de los perros en la vía urbana y el control de las colonias de gatos ferales: las novedades de la nueva ordenanza municipal de Mataró

 

La nueva ordenanza de tenencia, protección y control animal de Mataró ha sido aprobada por unanimidad. El nuevo texto aboga por mejorar el bienestar de los animales de la ciudad y procurar que se respeten las normas de buena convivencia y civismo por parte de los propietarios de los animales.

Una de las novedades, y quizá la más comentada en medios y redes, es la obligatoriedad de rociar con agua las micciones de los perros en la vía pública. Esta medida intenta reducir los olores y la corrosión en mobiliario urbano que estos orines provocan. En el texto se destaca que no se puede utilizar ni azufre ni lejía en fachadas ni aceras. Los propietarios que no sigan esta nueva norma pueden ser sancionados con multas econónomicas.

La nueva medida también prohíbe que los animales permanezcan más de 20 minutos en el interior de un vehículo estacionado y el uso de los collares que provocan la asfixia del perro para controlarlo. En el mismo apartado se regula también los tamaños y extensiones de las correas.

Un punto muy importante es que tanto los centros de acogida como los establecimientos de venta de animales deben exigir la declaración responsable, documento en el que el nuevo propietario acredita no tener historial como maltratador de animales.

En cuanto a las colonias de gatos ferales se las reconoce como «parte de la fauna urbana y como tales, se les debe respetar su forma de vivir y, siempre que sea técnicamente posible, se las debe mantener en el espacio que ocupan «.

El Ayuntamiento se compromete a identificar a estas colonias para poder aplicar el conocido como método CES (Captura, Esterilización y Suelta) ya sea con personal propio o asociaciones de protección animal. También se establecerá una base de datos de las colonias de gatos controladas del municipio.

 

Silvia Esteve

Tarragona, la ciudad que verdaderamente podría ser amiga de los gatos de la calle

Tarragona se ha declarado  ‘Ciudad Amiga de los Gatos’ por primera vez en su historia, tras la aprobación de la moción presentada por la asociación GAIA Tarragona en el Pleno Municipal del mes de abril. Se trata sin duda de una buena noticia. Todos los partidos que actualmente tienen representación plenaria apoyaron la propuesta y destacaron el trabajo que se está realizando en materia de protección y gestión de las colonias. El motivo de llevar al pleno esta moción viene derivado de las inquietudes y problemáticas que hemos tenido que afrontar durante los casi cuatro años de gestión del Proyecto Gatos Urbanos de Tarragona. En 2014, pusimos en marcha la primera prueba de gestión de las colonias de gatos urbanos de la ciudad en colaboración con la Asociación Tarraco Gatos, bajo la aplicación del método internacional C-E-S (Captura- Esterilización-Suelta). Después de tan solo tres años, los datos muestran que las colonias gestionadas hasta el momento han mejorado notablemente. Se ha esterilizado hasta 2016 un total de 299 gatos y en lo que llevamos de 2017, más de cincuenta. Unas cifras que distan aún de lo que nos gustaría alcanzar.

El camino ha sido tan duro como intenso en este poco tiempo. En Tarragona no había ningún tipo de política dirigida a la gestión de los gatos ‘callejeros’. Se realizaban capturas de manera indiscriminada y los gatos acababan en las instalaciones municipales dónde desconocemos lo que sucedía con ellos pero nos lo podemos imaginar. Impulsar este proyecto y ponerlo en marcha ha supuesto un gran esfuerzo pedagógico, explicando una y otra vez por qué la gestión debía realizarse con el método CES y por qué las colonias merecían ser respetadas y gestionadas de manera ética. También ha supuesto un gran esfuerzo organizativo y económico para una asociación sostenida únicamente por el apoyo de socios y pequeñas donaciones particulares. El primer y segundo año solo contamos con una subvención pública de 2.500 euros, evidentemente insuficiente para una ciudad como Tarragona,  y el tercer año con una ayuda de 5.000 euros, todavía muy reducida para afrontar la gestión de más de 150 colonias. Para el presente año, esperamos recibir el mismo presupuesto.  La carencia económica no es la única limitación para el desarrollo del proyecto. A día de hoy, seguimos sin refugio, espacio ni instalaciones de ningún tipo. Algunos agentes clave para el desarrollo con éxito de esta nueva gestión de colonias siguen sin conocer las bases del proyecto y el papel que juegan por falta de formación directa. De ahí la importancia de la moción aprobada en el Pleno del Ayuntamiento el pasado27 de abril que, junto con la nueva ordenanza de Protección Animal de Tarragona a la que GAIA también presentó alegaciones para otorgar una mayor protección a las colonias de gatos urbanos, deben dibujar un nuevo marco de protección y amparo para los gatos sin hogar que vagan por las calles de nuestra ciudad.

Los miembros del proyecto de gestión de colonias de gatos urbanos reciben información sobre la manera adecuada de alimentar y gestionar estas colonias, en base a la experiencia y formación con la que cuentas sus responsables. Conocemos los modelos de éxito que se aplican en otros territorios y cómo debemos aplicarlos en nuestro municipio.  Nuestro objetivo es poder gestionar con la mejor de las garantías y de una manera profesional y ética las colonias de gatos urbanas. Desde GAIA Tarragona y junto la asociación Tarraco Gats consideramos que los gatos que viven en las calles tienen derecho a ser tratados igual que cualquier gato casero. Por ello solo trabajamos con profesionales veterinarios que entienden y asumen esta premisa básica para nosotros.

El día a día nos ha hecho vivir situaciones exasperantes que mostraban el desconocimiento de la Guarda Urbana o la Brigada en esta materia como por ejemplo que un urbano obligara a retirar el pienso y el agua a una de nuestras voluntarias o que la brigada tirara a la basura constantemente nuestros puntos de alimentación. No tachamos aquí estos cuerpos de falta de voluntad de colaboración sino de desconocimiento y formación al respecto. Con esta moción, buscamos una implicación mayor y real de la administración que pasa por varios aspectos.

En primer lugar, es imprescindible una formación con una base teórica sobre este modelo de gestión CES para Técnicos de Salud Pública, Guardia Urbana, Brigada y otros departamentos, la normativa relativa a la protección animal y en concreto de la ordenanza de protección animal de Tarragona así como una formación en lo referente a competencias de cada cuerpo, coordinación y problemas prácticos, del día a día, derivados de nuestra experiencia

En segundo lugar, es necesario dotar a este modelo de gestión de recursos económicos. Este nuevo modelo no puede sostenerse solo en buenas intenciones y declaraciones públicas de colaboración, las cuáles si bien se agradecen, son solo el primer paso. Hay que trasladarlo al presupuesto anual municipal como se traslada el mantenimiento de la ciudad o los recursos para otras apuestas del consistorio. Esa partida tiene que ser real y contemplar de verdad las necesidades actuales para que se pueda desarrollar el proyecto de manera profesional y no como una prueba piloto. Los resultados no serán notables si no es de esta manera. En la actualidad, el proyecto se desarrolla de manera discontinua, parando cada dos por tres por una continua falta de recursos públicos reales, entorpeciendo lamentablemente la gestión y un desarrollo eficaz.

En tercer lugar, la gestión de las colonias requiere también curar y recuperar a los individuos heridos, enfermos y sacar de la calle aquellos gatos que son fruto del abandono. Nos resistimos a creer que la gestión pueda basarse únicamente en la esterilización sin más. Los gatos de colonias gestionadas deben tener asegurado un bienestar. Es imprescindible que el ayuntamiento ponga a disposición de las asociaciones que gestionan el proyecto un espacio habilitado para poder realizar esta labor. Los voluntarios no pueden seguir utilizando sus casas particulares para ello. Son personas que trabajan de manera voluntaria y realizan un trabajo valiosísimo dedicando tiempo y esfuerzo. No se les puede pedir también que actúen como hospital de campaña.

En cuarto lugar, hay que dar apoyo a las propuestas de las asociaciones en materia de rentabilizar este esfuerzo de manera que repercuta en la imagen pública de la ciudad. Nuestra propuesta es la vinculación del proyecto al ámbito turístico como hacen ciudades como Roma o Estambul donde el gato en el patrimonio Romano o en el núcleo histórico se ha convertido en un elemento incluso de merchandising, atractivo para turistas y visitantes.

El proyecto y el método CES benefician a los gatos pero también a toda la ciudad que ve una solución al descontrol de las colonias de gatos y mejora la imagen y la convivencia intervecinal. Sin embargo, la Administración debería creérselo y apostar de manera real por esta gestión. Tienen una oportunidad única de beneficiarse de la experiencia, conocimiento y voluntad  de las asociaciones sin ánimo de lucro que están desarrollando el Proyecto en Tarragona ciudad y algunos barrios. Nuestra ciudad tiene una oportunidad única para situarse como referencia en el ámbito de la protección animal y la gestión de colonias de gatos. Todo ello solo depende de los partidos políticos municipales que han estado de acuerdo en declarar Tarragona ciudad amiga de los gatos trasladen esa voluntad a acciones concretas que doten de recursos y apoyo esta nueva manera de ver y tratar al gato de la calle.

Cristina García, GAIA Tarragona