Entradas

Consejos para viajar con animales de compañía durante las vacaciones

El 42% de la población española vive con algún animal de compañía. Los animales forman parte de nuestra familia y como miembros activos de ella, también se merecen unas buenas vacaciones.

Afortunadamente cada vez son más los alojamientos que permiten ir con nuestros amigos, los llamados Pet Friendly. Pero una vez seleccionado el lugar donde pernoctaremos, es importante también tener en cuenta el transporte que utilizaremos para desplazarnos.

El transporte más utilizado sin duda es el automóvil, ya que este nos permite organizar el viaje a nuestra manera, pudiendo hacer paradas siempre que necesitamos tanto para hacer paseos como para darles de comer. Además, suelen estar ya habituados a nuestro coche, por lo que no será tan traumático para ellos. Pero hay otras opciones como el tren o el avión que exigen algunos requisitos que debemos conocer con antelación a fin de evitarnos sorpresas.

Aparte de esto, también será importante tener en cuenta otros aspectos antes de iniciar un viaje, por ejemplo:

-El transportín, debe tener el tamaño suficiente para que el animal pueda darse la vuelta y estar cómodo. Debe contar con suficiente ventilación y debidamente sujeto en el vehículo. En caso de tener que viajar en avión nos exigirán además que esté homologado y cumpla todos los requisitos del IATA.

-Se ha de evitar que viaje terminado de comer. Se recomienda que hayan pasado entre 2 y 3 horas de la última ingesta para evitar posibles vómitos y mareos. Si el viaje se alargara en el tiempo, habrá que prever al menos una parada (de ser posible) para darle de comer, siempre de manera ligera.

-Proveerlo del agua suficiente para todo el trayecto y mantenerla fresca en verano.

-Si viajamos en coche y no queremos meter al gato o al perro en el transportín, habilitar una red en el maletero.

Con respecto a la maleta que tendremos que preparar para ellos, no puede faltar:

-En el caso de un gato, su cajón de arena y una paleta.

-Bebedero y comedero portátil.

-Correa de recambio.

-Si el animal es de tamaño pequeño, llevarnos una bolsa o una mochila para poder llevarlo en brazos para visitar algún monumento histórico o museo.

-Una manta, o algún objeto que le sea familiar, así como juguetes para tenerlo entretenido.

-Documentación del animal que incluirá la cartilla de vacunación, así como el Pasaporte de animales domésticos exigible en la UE desde 2004. Es importante también informarse bien de los requisitos del país de destino, porque pueden solicitar además, algún otro tipo de certificados como los de desparasitaciones o bien un documento del veterinario dando fe de la buena salud del animal.

-Medicación, si la precisa.

-Información de los veterinarios próximos a nuestro alojamiento así como del servicio de urgencias por si fuera necesario.

Fuente: AMIC/Eva Remolina

Consejos de nutrición para animales esta primavera

La primavera es una época del año muy esperada por las mascotas y sus dueños. Con la llegada del buen tiempo, muchos se animan a alargar sus paseos por el parque, por lo que tanto las personas como los animales pasan más tiempo en el exterior. Sin embargo, en la primavera hay que tener algunos factores en cuenta que podrían poner en riesgo la salud de nuestras mascotas. Nos referimos a insectos, plantas venenosas, más exposición a otros perros y alergias ambientales, elementos que tenemos que tener en cuenta para que nuestra mascota se encuentre en perfectas condiciones. La primavera es una época de alegría y desenfreno, sin embargo, con suplementos alimentarios que puedes encontrar en tiendas especializadas como Aristopet, tu animal de compañía se encontrará en su estado óptimo durante estos meses.

Ayuda a tu perro con el cambio de pelaje

La primavera y el otoño son las épocas donde las mascotas cambian más el pelo. Eso no solo se traduce en sofás y ropa repleta de pelos, debes ayudar a tu mascota en esta transición. Para eliminar el pelo de los tejidos es recomendable usar un cepillo especial, aunque la gente que lleva años con animales están acostumbrados a ir a todas partes recubiertos de pelo como un yeti. Para evitar el exceso de pelo en nuestros animales, además de cepillar la ropa, es recomendable cepillar a nuestros perros o gatos. Es posible que se resistan al principio, pero si logras acostumbrarlos, el cepillado se convertirá en una sesión de masaje que disfrutarán sin parar. Para ayudar a nuestros animales a recuperar el pelo fuerte y con brillo se le puede suministrar suplementos de Omega 3 y Omega 6 en su dieta.

Más defensas, más diversión

Durante esta estación todos los animales y las personas aumentan su contacto social, es decir, están más expuestos a otros perros y personas. Como es imposible saber si los demás dueños cuidan bien a sus mascotas, tenemos que tener cuidado con el sistema inmune de nuestros animales, ya que podrían enfermar con facilidad. La primavera es una época donde aumenta la temperatura, y con ello, la cantidad de insectos y patógenos potencialmente peligrosos para nuestros perros y gatos. Por esta razón, podemos ayudar a su sistema inmune añadiendo espirulina o cáscara de escaramujo en su comida. De esta forma, nuestro animal está más protegido y puede interactuar con el ambiente y otros perros con mucha más tranquilidad.

Verduras de temporada para un organismo más sano

Consumir frutas y verduras de temporada no solo es beneficioso para las personas, los animales también se pueden ver muy beneficiados. Además de realizar un consumo más sostenible, las hortalizas primaverales tienen propiedades muy buenas para nuestros perros y gatos que les ayudan a eliminar toxinas y mejoran la función del hígado, riñones y del sistema linfático. Las verduras más populares en primavera son el espárrago, la alfalfa y el berro, cada una con propiedades excelentes para nuestra mascota. Por ejemplo, el espárrago reduce la inflamación y permite la eliminación de toxinas por la orina; la alfalfa es una fuente nutritiva de fibra que mejora la asimilación de grasas y proteínas. Por último, el berro ayuda a nuestros animales a regular su corazón con el incremento de las temperaturas.

Conoce los mejores consejos para introducir un gato en casa de manera responsable

La introducción de un animal de compañía dentro de un núcleo familiar es una decisión muy responsable que no puede ser tomada a la ligera. Antes de adoptar un perro o un gato tienes que valorar si estás preparado para mantenerlo y cuidarlo con garantías para toda su vida. Si tras reflexionarlo bien, finalmente has decidido acoger un animal en tu hogar, es muy importante que tengas todo preparado para su llegada, garantizando así su máximo bienestar desde el principio.

En la publicación de hoy hablamos con Ale Lopez Irala, quien nos proporciona las claves para una correcta introducción de un gato en su nuevo hogar y nos comparte sus conocimientos para lidiar de la mejor manera posible con los imprevistos que puedan ocurrir durante las primeras semanas.

Ale Lopez Irala es Consultora Certificada en Comportamiento Felino y Directora Regional Argentina IAABC Español. Como especialista en conducta felina, su misión es fortalecer el vínculo entre gatos y humanos a través de la educación y la modificación del comportamiento, reduciendo las posibilidades de un regreso al refugio o a la calle.

En primer lugar… ¿Todos los gatos están preparados para vivir en un hogar con una familia humana?

Desde mi punto de vista y experiencia, por más que siempre anhele un hogar para todos los gatos, hay muchos de ellos que no logran adaptarse a la vida de interior. Tal vez por su edad o por su tan preciada libertad, pero por más esfuerzos que hagamos no consiguen adaptarse. He vivido casos de ver gatos grandes, que han sido sacados de sus colonias por creer que les hacemos un bien y, de repente, el gato empieza a comportarse de una manera extraña, se frustra, tiene miedos, agrede…y ahí empiezan una serie de comportamientos no deseados.

 ¿Qué gatos no estarían entonces preparados para dar este paso?

Aquellos gatos que están establecidos en colonias, adultos mayores, sin esterilizar, los gatos ferales.

Una vez tomada la decisión de adoptar un gato, ¿Qué procedimientos hay que llevar a cabo en el hogar durante los días previos a la llegada del felino?

Ante todo, hay que tener preparados los recursos básicos necesarios, que son: una bandeja sanitaria, un comedero y bebedero, rascadores, proveerle de lugares para esconderse y lugares para descansar y también proporcionarle juguetes. Este es el ambiente saludable ideal. Debemos tener todo esto listo antes de que venga a casa. Una vez que tenemos lista nuestra habitación para el gato, la idea es que le proporcione la tranquilidad y seguridad que necesita mientras se familiariza con los olores y sonidos de la casa.

¿Cómo debe producirse el primer contacto del gato con su nuevo hogar?

Al principio, recomiendo que lo vean con frecuencia durante periodos cortos de tiempo. Las visitas pueden consistir en interactuar directamente con él en forma de juegos o caricias, o en leer tranquilamente un libro o charlar por teléfono en el mismo espacio que el nuevo compañero. Hay que tener en cuenta que un gato nervioso, en un nuevo hogar, puede gruñir, sisear, mover la cola o echar las orejas hacia atrás. La mejor respuesta es hablarle suavemente y dejarle un tiempo a solas. Poco a poco tiene que familiarizarse con nuestra rutina.

¿Existen objetos prohibidos o peligrosos que debamos retirar o esconder para el bienestar del felino?

Siempre recomiendo poner la casa a prueba de gatos retirando los objetos que se puedan romper y que puedan hacer daño. Es importante guardar siempre los juguetes en un lugar seguro cuando no los utilicen. Si se dejan sin supervisión, la cuerda es un juguete por ejemplo que puede generarnos un problema.

Los tachos de basura deben estar siempre fuera del alcance, algunas plantas que pueden ser tóxicas también, así como las bolsas de basura. Hay que mantener los productos tóxicos del hogar, incluidos los medicamentos y productos de limpieza, anticongelante y pintura fuera de su alcance. Hay que guardar estos artículos de forma segura y adecuada.

Ale Lopez Irala, Consultora Certificada en Comportamiento de Felinos @rasca.y.pica

¿Qué hay que hacer si el gato se esconde durante los primeros días en su nuevo hogar?

Ante todo saber que es normal. Los gatos son criaturas territoriales por excelencia, debemos darles su tiempo para reconocer el nuevo espacio, un espacio que está lleno de nuevos olores que no reconocen. Hay que brindarle seguridad con rutinas y opciones por la casa. Lo primero y más importante es la paciencia y nunca intentar apresurar al gato para que haga cosas para las que no esté preparado. Es importante proporcionarle un lugar tranquilo con todo lo que necesite.

¿Cómo se debe actuar si sucede todo lo contrario y el gato se muestra nervioso, agresivo o atacador?

Ante todo debemos saber que hay una cierta “etiqueta gatuna” por excelencia que manejamos, donde existe ante todo la paciencia y dejamos que el gato nos guie por su lenguaje corporal. Ante ciertos comportamientos solemos hacer sesiones cortas, enseñándole que es lo correcto o que nos gustaría que haga (por ejemplo llamarlo por su nombre y que venga a nosotros) y luego recompensamos ese comportamiento.

Esto lo podemos hacer si queremos hacer un entrenamiento puntual, ahora bien, si hablamos de un gatito en la etapa de socialización ya el trabajo cambia, dado que tenemos que enseñarle a descubrir olores nuevos, texturas, sonidos, cómo jugar… Todos los animales aprenden rápidamente con nuestra ayuda.

Por tanto… ¿Se puede reconducir el comportamiento de estos felinos?

Sí. Siempre que estemos a tiempo. Muchas veces sucede que sin querer no se han dado cuenta que existía un gran problema y este se fue reforzando negativamente durante años y les era “normal” hasta que no lo toleraron más, para estas situaciones puede ser ya tarde la reconducción. Por eso insistimos en observar siempre alguna conducta fuera de lo normal y pedir ayuda a expertos.

¿Los gatos son animales completamente independientes o también necesitan la atención y el cariño de los humanos?

¡Desde ya que sí! Para eso los invitamos a vivir con nosotros, para compartir nuestros días y es parte de la tenencia responsable que asumimos con su adopción.

¿Qué requieren los gatos para una tenencia responsable?

Aparte del cuidado de su salud, debemos preocuparnos por su bienestar físico y mental, y para ello, debemos incorporar rutinas de juegos, enriquecer su ambiente, en definitiva brindarle opciones.

¿Cuánto tiempo puede aguantar un gato solo en casa? ¿Qué debe hacer una familia para garantizar el bienestar del felino si se marcha un fin de semana y no puede llevárselo?

Durante 8 o 10 horas pueden aguantar, pero también pueden aburrirse, sentirse solos o estresados, por tanto, debemos dejarles siempre opciones de juego y lugares para sentirse seguros. Recordemos que necesitan un suministro de comida y agua fresca como cualquier otro animal, cuando se quedan solos necesitan acceso a ambas cosas, así como a una bandeja sanitaria limpia.

En el caso que se quede solo un fin de semana, recomiendo que siempre dejen a cargo a alguien de confianza que el gato conozca de ser posible y que pueda pasar tiempo de calidad con él, más allá de limpiar su bandeja y darle de comer y beber.

¿Un gato puede convivir en el hogar con otro gato o con un perro?

¡Claro que sí! No hay nada más lindo que tener una familia grande. Yo tengo una familia multiespecie, gato, hurón y perro, así que ¡a animarse!

Por último, ¿Qué les dirías a las personas que tienen dudas sobre si introducir o no un gato en su hogar?

No hay nada más lindo en esta vida que un gato en casa, pero ante todo debemos estar siempre preparados, planificar bien todo. Vayan paso a paso, sean pacientes y trabajen siempre al ritmo del gato antes de pasar a la siguiente etapa. Algunos gatos necesitan más tiempo que otros. Si ya tienen un gato en casa, observen su temperamento para poder ver qué clase de compañero le va mejor. No omitir pasos. Y ante cualquier duda, siempre hay que acudir a un profesional.

Diez consejos para evitar que tu gato se pierda

Si algo caracteriza a los gatos es su peculiar y curioso carácter. Los felinos son unos animales ciertamente independientes que en muchos momentos del día buscan la soledad. Esta soledad se acentúa en los adultos, quienes muestran un mayor nivel de autonomía ya que no necesitan apoyarse en otros para sentir seguridad. Además, la curiosidad y el instinto cazador son la parte fundamental de su manera de ser, hecho que provoca que en muchas ocasiones sean difíciles de domesticar.

Es evidente que el ser humano, aunque se esfuerce inútilmente en ello, es incapaz de cambiar el carácter de estos animales, pero lo que sí que puede hacer es adoptar ciertas medidas protectoras para evitar que los gatos se escapen de casa o se pierdan. Desde Animalados te ofrecemos diez consejos para evitar que esto suceda:

1. Esterilizar: Aunque algunos dueños quieran evitar esta técnica por miedo o por incentivar la reproducción, este proceso debe realizarse sobre los felinos domésticos. El instinto de los gatos en épocas de celo es el de buscar a otros gatos para lidiar con sus necesidades, provocando situaciones complicadas en las que el animal intenta huir de casa. Así pues, recomendamos esterilizar a tu gatito antes de que alcance su madurez sexual y sea capaz de tener cachorros. Esto normalmente ocurre entre los cuatro y seis meses de edad.

2. Proteger las ventanas, balcones y  terrazas:  La curiosidad de los gatos provoca que en muchas ocasiones quieran observar todo aquello que está en el exterior. Por este motivo es importante tener una buena protección en todas las salidas. Existen distintos tipos de redes y mallas específicas para los distintos tamaños de gatos. Tener bien protegidas estas salidas puede evitar que el gato se escape. Asimismo, la confianza que genera tener esta protección permite tener una buena ventilación del hogar, hecho que resulta muy positivo para el bienestar del animal.

3. Implantar un chip: Este sistema electrónico de identificación permite almacenar información sobre el animal a través de la base de datos del Censo Canino que tiene cada Comunidad Autónoma. En él se guarda información como el nombre del dueño, su dirección y uno o dos teléfonos de contacto. El microchip se coloca una sola vez en la vida y permanece en el cuerpo del animal para siempre. El proceso de implantación lo tiene que llevar a cabo un veterinario. Gracias a esta medida, si una persona encuentra a un animal perdido debe dirigirse a un veterinario, quien procederá a la identificación del animal y la localización de su dueño.

4. Buscar un compañero de juego felino: Una manera de evitar la constante curiosidad externa del gato es proporcionándole un compañero de juego. Ahora bien, antes de tomar esta decisión debes reflexionar sobre la responsabilidad que conlleva tener a un nuevo animal de compañía en casa. Adoptar un perro o un gato nunca debe ser una decisión tomada a la ligera. La introducción de un nuevo gato en casa puede provocar que el animal que ya tenías en tu hogar cambie de humor y comportamiento. Cada uno debe tener su propio plato, bebedero, arena, juguetes… Estos animales son muy territoriales pero poco a poco irán entrando en contacto hasta que puedan acabar siendo amigos.

5. Hacer que el hogar sea más interesante y acogedor que el exterior: Los felinos tienen una necesidad de exploración constante. Su curiosidad provoca que siempre traten de conocer qué se encuentra presente en cada rincón del lugar concreto en el que se encuentran. Es muy probable que el gato se ausente de la vista de las personas a lo largo del día, hecho que favorece la posibilidad de que pueda perderse. Para intentar paliar un poco esta característica debes equipar al animal de todo tipo de objetos y juguetes. Rascadores, bolas de lana, caña de pescar con plumas, árboles para gatos, fuentes de agua… son algunos de los elementos que atraerán la atención del gato y evitarán que busquen el ocio y la curiosidad en el exterior.

6. En la medida de lo posible, educar: Los gatos son unos animales muy inteligentes capaces de asimilar las normas que le pongas. Una manera válida para educar a estos animales es reconociéndoles su buen hacer. Premiar al animal cada vez que tiene una conducta positiva ayuda a que el felino sepa asociar el regalo con la buena acción. Son animales independientes que necesitan intimidad para curiosear por lo que no pruebes de educarlo mediante gritos, sólo conseguirás confundirlo.

7. Tener especial precaución en la protección de la puerta de entrada: Los gatos tienen siempre localizada la zona de entrada y salida del lugar en el que se encuentran. De manera instintiva, siempre que la puerta del hogar o del lugar en el que están se abrá, la atravesarán para conocer qué se encuentra en el otro lado. Por este motivo es importante tener especial atención al momento de entrar y salir de casa.

8. Colocar un cascabel no es una opción: El sonido constante de estos collarines puede provocar dolores fuertes en el oído del animal, dejándole incluso sordo si el cascabel es muy grande. Además, este objeto provoca un gran estado de estrés sobre el felino por el hecho de cargar todo el día con un peso innecesario. Por este motivo, no es nada complicado encontrarse con animales que intentan quitárselo.

9. Proporcionar un compañero de juego canino: El compañero de juego también puede ser un perro. La mala relación entre los canes y los gatos es un tópico irreal. El proceso debe ser muy parecido al acompañante felino. Hay que dejar que cada uno tenga su territorio propio y que poco a poco vayan conociéndose hasta que acaben haciéndose amigos inseparables.

10. Proporcionar juguetes que finjan ser presas: Su instinto cazador les lleva muchas veces a querer salir al exterior y escapar. Si les ofrecemos juguetes parecidos a los ratones, por ejemplo, pueden fingir una caza que les resulte suficiente para tenerlos distraídos de los peligros exteriores.

Consejos para viajar con el gato en el coche

Los gatos no son muy amigos de los viajes pero si no queda otra opción deberás seguir una serie de pautas que garanticen el máximo bienestar de estos animales

Los gatos son unos animales muy reacios a los desplazamientos. Los cambios de ubicación provocan en los felinos un estado de estrés y ansiedad causado por el abandono de aquellas zonas que se encuentran impregnadas con sus feromonas. No obstante, en diferentes situaciones como pueden ser las vacaciones, los humanos nos vemos obligados a viajar con ellos en coche, toda una aventura que debe planificarse con antelación.

En general, los gatos no están acostumbrados a viajar en coche. Este tipo de desplazamientos generan un estado de estrés y nerviosismo sobre el animal que puede provocarle vómitos, diarrea y mareos. Ante esta situación, los veterinarios recomiendan dejar al animal en su residencia habitual si el viaje no supera las dos noches fuera de casa, así evitaremos un mal trago para felino.

Si la decisión ya está tomada y el gato viajará contigo en el coche, lo primero que debes hacer es visitar a tu veterinario habitual. Nadie mejor que un experto en bienestar animal sabrá informarte sobre los mejores consejos para el bienestar del felino. Eso sí, hay una serie de pautas básicas en las que coinciden los expertos con los que ha hablado Animalados y que deberás cumplir para que el desplazamiento sea lo menos desagradable posible:

-Utiliza un transportín adecuado. El gato debe sentirse lo más cómodo posible durante el desplazamiento. Para ello, el transportín tiene que estar limpio y tiene que ser lo más rígido y espacioso posible. Para evitar problemas con la entrada del animal al interior del transportín puedes colocar algún juguete, toalla o manta que esté impregnada con las feromonas del felino.

-Ubica correctamente el transportín. Para un viaje seguro y confortable el transportín podrá ubicarse en el suelo detrás de los asientos delanteros o también podrá colocarse en los asientos de atrás, siempre bien atado con el cinturón de seguridad. Lo más importante es que el transportín quede bien sujeto en cualquiera de estas dos zonas, así evitaremos movimientos bruscos y mareos.

-Evita dar comida al animal. Para evitar vómitos y diarreas durante el trayecto es importante que el gato no haya comido durante las 4 horas previas al inicio del desplazamiento. Durante el viaje es también importante que el felino no ingiera alimentos. Tan solo podrá beber agua si el propio animal lo desea.

-Utiliza feromonas antiestrés. Los veterinarios recomiendan estos espráis para reducir la ansiedad durante el trayecto. Las feromonas antiestrés reproducen olores familiares del felino y de su territorio habitual. Para su correcto uso deberás impregnarse el transportín y la parte del coche en la que se ubique el animal con este espray unos 20 minutos antes del acomodo del gato en el vehículo.

-Acomoda el coche para su bienestar. Es importante que el gato disponga de una temperatura adecuada durante el desplazamiento, especialmente cuando el viaje se produce durante los meses más calurosos del año. En estos casos lo recomendable es poner el aire acondicionado unos minutos antes de subirse al vehículo. También es importante procurar no poner la música o la radio muy alta. Esto podría aumentar el estado de nerviosismo del gato.

-Interactúa con el felino. Durante el trayecto es muy probable que el animal maúlle como muestra de su malestar y estrés. Para intentar hacer que su desplazamiento sea más ameno intenta hablar y acariciar al animal en la medida de lo posible. De esta manera, el felino percibirá normalidad en su entorno y podrá relajar su estado de nerviosismo.

-Realiza paradas cada dos horas. Igual que sucede con las personas, los animales también necesitan descansar del movimiento del coche. Para ello, intenta realizar una parada cada dos horas. Durante las pausas procura estar cerca del animal y mantén el vehículo con una temperatura adecuada para su bienestar. Es muy importante no dejar al animal solo dentro del coche durante los meses más calurosos del año. Esta situación podría provocarle un golpe de calor y sus consecuentes problemas de salud.